Posts etiquetados como ‘hablar por boca de ganso’

Hablar por boca de ganso


canadian-geese-family (7)

Desde hace un corto tiempo estamos tratando de re-encontrarnos las que fuimos compañeras del colegio secundario. Diversos motivos hicieron que durante más de 30 años no hayamos puesto el deseo de organizar una reunión. Creo que en un grupo en el que había ciertos sub-grupos iba a ser difícil el reencuentro, dado que apenas había habido encuentros.

Pero los años nos van igualando. Tal vez el estar en una etapa de sueños que ya han sido cumplidos nos nivela. Quien de nosotras no ha cumplido algún sueño? Ya sea  a través de un amor, de hijos, de profesiones o estudios, de trabajos… de vida! Los años y la experiencia de vida nos hace, seguramente, olvidarnos de competencias o rencores adolescentes y nos hemos hecho más sensibles a las experiencias ajenas. Tal vez tengamos más cosas en común ahora que antes.

Pero eso es solo una hipótesis. Todo esto viene a cuento de que he estado recordando mi adolescencia, y específicamente el colegio y la educación.

Del 74 al 78 transitamos un Normal 10 en una etapa muy particular. El golpe militar del 76 se produjo en la semana que comenzaban las clases, cuando empezábamos 3er año.  Recuerdo muy bien ese día:  ya con el guardapolvos puesto y en la calle un vecino que nos dice que no habría clases, que escuchemos la radio: una marcha militar.

Dentro del  personal docente del Normal había de todo, siempre se distinguió por tener buenos docentes. Pero había algunos que no dejaron nada. Y otros que dejaban todo.

Recuerdo haber estudiado de memoria los cientos de ríos de Europa para hoy decir: “puffff cuántos que hay!!”. O las montañas con sus alturas, o poesías de memoria, o las preposiciones, o las declinaciones del latín, o los años en que se producían las guerras de otros continentes, o las formulas matemáticas, o las de química, o… tantos datos que nuestra  memoria necesariamente tiene que archivar porque ocupan un espacio innecesario.

Sin embargo, hay gestos que en vez de ocupar lugar, lo ensanchan. Por ejemplo una profesora de Literatura que te transmite su pasión por las palabras, su admiración a la palabra escrita, la vibración de una frase… eso? No se olvida jamás.

Hay una frase, que es la que quería traer a la entrada y es: HABLAR POR BOCA DE GANSO.

Sin ofender, el ganso no es el palmípedo, el animalito de la granja. (porque además no habla). Tampoco está dicho en tono despectivo: “ganso” como tonto, torpe, ignorante, incapaz… No, nada de eso.

Dicen que en la antigüedad, los hijos de los nobles y de los ricos eran educados por unos instructores o ayos llamados “gansos” . La educación que impartían era rígida y dogmática, una enseñanza “enciclopedista”. Los niños debían repetir de memoria lo que el “ganso” decía (también viene la imagen porque el instructor iba delante caminando y los niños lo seguían en forma de fila india, como los gansos).

Así, usamos esta expresión cuando queremos decir que alguien está repitiendo algo que escuchó o dijo otro, que no es una opinión propia o derivada de la propia experiencia.

En nuestra época del secundario debíamos repetir por boca de ganso mucha información que la memoria, con el tiempo, se encargó de acomodar en un lugar donde no ocupe espacio, dado que esos datos no eran  importantes. Eramos niñas buenas, con una rebeldía domesticada. Tampoco nos quedaba otra.

Aquí, cada maestrito con su librito:



Pero podríamos aprender de los gansos otras cosas…


Concluyendo…  creo que debido a la época particular que vivíamos en el país y en nuestras familias y entorno, solo alcanzamos a escuchar al “ganso” individual y nos perdimos de desarrollar nuestra capacidad de “gansos” como grupo. El valor del grupo… eso no nos lo enseñaron. Igual hicimos lo mejor que pudimos. E igual nunca es tarde!!!!!


“La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.”

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés
Será así??