Archivo para la categoría ‘HABLADO Y ESCRITO’

De cornudos, poliamoríos y anfitriones

Todo depende, siempre… del tiempo y de las circunstancias.

Cornudo_sordo_y_ciego

Lo que hoy nos parece aceptable, en otras épocas pudo haber estado prohibido. Y lo que era frecuente en otras épocas tal vez en la nuestra no lo aceptamos. Todo es una cuestión cultural. Depende del tiempo y de la parte del mundo en la que hayamos nacido.

También podría depender de nuestra evolución. Aunque me pregunto: estamos realmente evolucionando?

Hace muchísimos años parece que en los países nórdicos los gobernadores elegían las mujeres de la comarca con las que querían “intimar”. Cuando se elegía una mujer, y para que no se los molestara además de que todos se enteraran de tan “digna elección”, se colgaba en la puerta de la casa unos cuernos de alce.

Podía ocurrir que el señor hubiese salido por ejemplo a trabajar y regresando se encontrara en la puerta de su casa con los cuernos, y muy contento el hombre hubiera dicho  “Qué afortunado soy!  el gobernador está adentro con mi esposa, tengo puestos los cuernos!“.

De ahí la frase que usamos : “es un cornudo”, “tiene cuernos”, “la mujer le puso los cuernos”, “el hombre le puso los cuernos”, etc.

Hoy en día “ser un cornudo” o “una cornuda” es casi descalificatorio, casi un insulto. No solo a quien se lo dicen sino que también afecta a la pareja de esa persona, tratándola de cualquier cosa menos de fiel.

Es que la monogamia es una cuestión natural?

Pareciera que en la escala animal no lo es tanto. Por ejemplo un estudio realizado en Inglaterra sobre pájaros demostró que las hembras, aunque tenían un “compañero” toda la vida, solían hacerse sus “escapadas sexuales” con otros machos. Para qué? Para fomentar la diversidad genética, para mejorar la descendencia.  Cuánta sabiduría no?

Y buscando sobre formas de uniones fue una sorpresa encontrar que la poligamia es aceptada en muchísimos países de nuestro planeta!  Los países marcados en verde son los que la aceptan…

Polygamy_world_map

Vamos a aclarar los términos:

POLIGAMIA: es el matrimonio en el que se le permite a una persona estar casada con varias personas.

Dentro de la poligamia distinguimos la POLIGINIA: un hombre se casa con varias mujeres; y POLIANDRIA: una mujer con distintos hombres. Como es de suponer, la poliginia es mucho más frecuente que la poliandria.

El POLIAMOR es cuando se tiene  más de una relación íntima, simultánea, amorosa, sexual (no necesariamente duraderas), con el pleno conocimiento y consentimiento de todos los amores involucrados (¡¡¡¡¡  :o !!!!!!)

También hay algo llamado MATRIMONIO GRUPAL y que es una forma de matrimonio o de relación en el cual más de un hombre y más de una mujer forman una unidad familiar, y todos los miembros del matrimonio comparten responsabilidad paternal para cualquiera de los hijos que surjan del vínculo. (Qué bueno, no? Pero qué lío… )

También debemos mencionar a la BIGAMIA, que es el segundo matrimonio, pero habiendo un casamiento previo. Este estado está generalmente prohibido por las sociedades en las que la monogamia es la única forma de unión legal. Además, si ya tenés una unión legal, para qué querrías otra? :)

Y ahora deberíamos sumar otra forma de unión legalizada: el matrimonio de personas del mismo sexo.  Actualmente los países en los cuales el matrimonio homosexual es legal en todo su territorio son: Países Bajos (desde 2001), Bélgica (desde 2003), España (desde 2005), Canadá (desde 2005), Sudáfrica (desde 2006), Noruega (dede 2009), Suecia (desde 2009), Portugal, Islandia y Argentina desde 2010. Además el matrimonio es legal en seis jurisdicciones de Estados Unidos: Massachusetts desde 2004, Connecticut desde 2008, Iowa desde 2009, Vermont desde 2009, y New Hampshire y Washington D.C desde 2010. También una jurisdicción de México D.F. desde 2010. Fuente: Wikipedia

La forma de unión depende de las sociedades, de las épocas, de la cultura, de su historia, sus leyes y por supuesto, de la religión.

Y para finalizar, quería contar el mito de Anfitrión, un cornudo importante.

Cuenta la mitología griega que Anfitrión era hijo de Alceo, nieto de Perseo y bisnieto de Zeus.

Era el prometido de Alcmena, y como no había demasiados oficios en esa época más que la lucha, la guerra y las venganzas, Anfitrión debía vengarse de los hermanos de Alcmena para que ella aceptara entregarse a él.

Cuestión que Anfitrión fue a la pelea, se vengó de los hermanos, y volviendo victorioso a ver a Alcmena, resultó que esa misma noche pero un rato antes Zeus había tomado la forma de Anfitrión y se había acostado con Alcmena.

Al rato llegó Anfitrión, el verdadero, y también, obviamente, se acostó con Alcmena porque así había sido el trato.

De la unión con Zeus nació Heracles. Y de la unión con Anfitrión nació Ificles.

Lo que no dice la historia es qué pensó Alcmena. Si supo que el primero era Zeus disfrazado o si creyó que era Anfitrión con amnesia. Lo cierto es que Heracles e Ificles fueron mellizos de distinto padre. Qué lío, no?

Todo esto para recordarles que no siempre es bueno ser “Anfitrión”, y si invitas a tu casa y te dicen que sos “buen anfitrión” antes de darle con el palo de amasar en la cabeza, preguntale cuánto sabe de mitología griega y de historia de los países nórdicos.

Hablar por boca de ganso


canadian-geese-family (7)

Desde hace un corto tiempo estamos tratando de re-encontrarnos las que fuimos compañeras del colegio secundario. Diversos motivos hicieron que durante más de 30 años no hayamos puesto el deseo de organizar una reunión. Creo que en un grupo en el que había ciertos sub-grupos iba a ser difícil el reencuentro, dado que apenas había habido encuentros.

Pero los años nos van igualando. Tal vez el estar en una etapa de sueños que ya han sido cumplidos nos nivela. Quien de nosotras no ha cumplido algún sueño? Ya sea  a través de un amor, de hijos, de profesiones o estudios, de trabajos… de vida! Los años y la experiencia de vida nos hace, seguramente, olvidarnos de competencias o rencores adolescentes y nos hemos hecho más sensibles a las experiencias ajenas. Tal vez tengamos más cosas en común ahora que antes.

Pero eso es solo una hipótesis. Todo esto viene a cuento de que he estado recordando mi adolescencia, y específicamente el colegio y la educación.

Del 74 al 78 transitamos un Normal 10 en una etapa muy particular. El golpe militar del 76 se produjo en la semana que comenzaban las clases, cuando empezábamos 3er año.  Recuerdo muy bien ese día:  ya con el guardapolvos puesto y en la calle un vecino que nos dice que no habría clases, que escuchemos la radio: una marcha militar.

Dentro del  personal docente del Normal había de todo, siempre se distinguió por tener buenos docentes. Pero había algunos que no dejaron nada. Y otros que dejaban todo.

Recuerdo haber estudiado de memoria los cientos de ríos de Europa para hoy decir: “puffff cuántos que hay!!”. O las montañas con sus alturas, o poesías de memoria, o las preposiciones, o las declinaciones del latín, o los años en que se producían las guerras de otros continentes, o las formulas matemáticas, o las de química, o… tantos datos que nuestra  memoria necesariamente tiene que archivar porque ocupan un espacio innecesario.

Sin embargo, hay gestos que en vez de ocupar lugar, lo ensanchan. Por ejemplo una profesora de Literatura que te transmite su pasión por las palabras, su admiración a la palabra escrita, la vibración de una frase… eso? No se olvida jamás.

Hay una frase, que es la que quería traer a la entrada y es: HABLAR POR BOCA DE GANSO.

Sin ofender, el ganso no es el palmípedo, el animalito de la granja. (porque además no habla). Tampoco está dicho en tono despectivo: “ganso” como tonto, torpe, ignorante, incapaz… No, nada de eso.

Dicen que en la antigüedad, los hijos de los nobles y de los ricos eran educados por unos instructores o ayos llamados “gansos” . La educación que impartían era rígida y dogmática, una enseñanza “enciclopedista”. Los niños debían repetir de memoria lo que el “ganso” decía (también viene la imagen porque el instructor iba delante caminando y los niños lo seguían en forma de fila india, como los gansos).

Así, usamos esta expresión cuando queremos decir que alguien está repitiendo algo que escuchó o dijo otro, que no es una opinión propia o derivada de la propia experiencia.

En nuestra época del secundario debíamos repetir por boca de ganso mucha información que la memoria, con el tiempo, se encargó de acomodar en un lugar donde no ocupe espacio, dado que esos datos no eran  importantes. Eramos niñas buenas, con una rebeldía domesticada. Tampoco nos quedaba otra.

Aquí, cada maestrito con su librito:



Pero podríamos aprender de los gansos otras cosas…


Concluyendo…  creo que debido a la época particular que vivíamos en el país y en nuestras familias y entorno, solo alcanzamos a escuchar al “ganso” individual y nos perdimos de desarrollar nuestra capacidad de “gansos” como grupo. El valor del grupo… eso no nos lo enseñaron. Igual hicimos lo mejor que pudimos. E igual nunca es tarde!!!!!


“La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.”

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés
Será así??

Mejor prevenir, pero ya habría que curar.

La frase que revisamos hoy es ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR.

Es cierto, siempre es mejor poder anticiparnos a los peligros para no tener que sufrir luego las consecuencias.

Lo hacemos… pero hay algunas cosas que vienen desde más atrás en el tiempo. Me refiero a las relaciones afectivas y a la educación emocional.

La escuela no nos ha enseñado. Nuestro padres tampoco nos enseñaron demasiado, la generación anterior estaba muy influenciada por una educación rígida  y cerrada. Y estaban los cuentos… bueno, aquí vemos el reflejo de esa sociedad.Ya no tenemos lobos de verdad como en aquella época, ahora estos cuentos de los más reconocidos autores (Perrault, Anderson, Gimm, etc) debemos necesariamente interpretarlos metafóricamente.

Los invito a ver esta versión del cuento de Caperucita y Los Tres Cerditos mezclados en un corto video. Presten atención a lo que sucede…

Decíamos… los cuentos del siglo pasado. Los personajes son ingenuos casi al borde de la incapacidad mental, avivados y malvados manipuladores y abusadores físicos y emocionales (de esos tenemos todavía y los hay peores que antes), y gente con carencias afectivas, igual que ahora, que cometían los mismos errores que hoy cometemos, solo que de otras maneras y en otros escenarios.

El cuento original de Caperucita Roja se le atribuye a Perrault, pero hay más de 35 versiones de este cuento. En algunas versiones hay algunos cambios, pero en ésta vemos lo siguiente:

Caperucita Roja es una niña complaciente. Su madre no es nombrada, ella con su pocos años ha tenido que hacerse cargo de una abuela enferma, tomando una responsabilidad que excede a su edad. La madre tal vez tenga alguna personalidad inmadura que no está en condiciones de hacerse cargo de su madre en forma adulta. Madres infantiles…. las hay no? En otra versión la madre le aconseja no hablar con extraños e ir derechito a la casa de la abuela, pero igual la está exponiendo… por qué no fue la madre de Caperucita a ver a su madre????

Caperucita es una niña exigida, prolija, dócil, complaciente, ingenua, creída….  no sabe que los pasteles y el vino no son alimentos sanos para una abuela enferma pero… para ella es importante cumplir la orden que le han dado, seguramente de esta manera se sentirá más amada.

Padre? No hay. Ausente… con aviso o sin aviso. Pero no hay figura masculina significativa importante en este cuento.

Hasta ahora solo hay carencias afectivas en Caperucita. Está sola.

En el camino se encuentra con los cerditos amigos… De los 3 cerditos, 2 son totalmente inmaduros y miedosos. Solo uno es mas maduro (el que construye con ladrillos, que entre paréntesis… vieron el ruido que hace al poner el cemento? Jajaja).

El cerdo mas maduro le aconseja que “mas vale prevenir que curar”, que los atajos a veces son peligrosos, que los caminos largos son mas esforzados pero mas seguros. Excelente consejo que no es escuchado!!!!

Sin embargo, los 2 cerditos inmaduros se ríen de los buenos consejos y la llevan a Caperucita por mal camino… y ella, por quedar bien, se deja llevar…. no sea cosa que se quede sin el amor de sus “queridos amigos”….

El lobo se obsesiona con Caperucita… él sabe con quien se mete. El lobo representa a esos hombres manipuladores que olfatean a las mujeres dóciles para “fagocitarlas”.

El lobo se disfraza de hada madrina… Caperucita, un poco asombrada, pero quiere creer…  Qué mujer con carencias afectivas no quiere creer que vendrá alguna varita mágica a salvarla?

Pero el lobo comete un error demasiado rápido, y ella se da cuenta que está siendo estafada emocionalmente y que su vida comienza a correr peligro.

Los amigos cerditos, tan juntos en las buenas, a las malas desaparecen, dejando a Caperucita sola en su lucha con su problema.

Cuando una mujer cree que ya pasó, que ya zafó… nada… el lobo sigue ahí. El peligro continúa porque el problema es mas serio de lo que todos creen.

Bueno, aquí por traducción al español los cerditos miedosos informan al cerdito maduro “El lobo la ha cogido!!”. Tomemos el significado español y no el argentino para no hacerlo tan drástico jajajja.

El lobo se disfrazará de abuela, es decir… intentará acercarla con todas las estrategias posibles para retenerla  (la amenaza, el miedo, la mentira, la seducción, el papel de víctima, la confusión) y hacer con ella lo que quiera (comérsela, metafóricamente). Y la abuela… esa señora por la que no dábamos $2 pero tiene experiencia de vida, la protege como puede.

Luego viene el cerdito maduro (el que reemplazaría a la imagen del padre), y termina de ahuyentar al lobo. Ese cerdito es el único “adulto” en esta historia.

Luego todos festejan… vemos claramente que algunos no hicieron nada pero igual festejan y se llevan los laureles.. siempre pasa eso jajajaj

Perrault, al final de su cuento, agrega una moraleja algo irónica pero real:

“Aquí se ve que los niños, y aún más las bonitas
niñas, tan bien hechas, bellas y agraciadas,
hacen mal al escuchar a personas no confiables,
porque siempre hay un Lobo que se las puede comer.
Digo un Lobo porque no todos los lobos
son de una especie, y los hay astutos
que, en silencio y con dulces cumplidos,
persiguen a las imprudentes
hasta sus casas. ¡Ay, precisamente éstos
son los lobos más insidiosos y funestos!”

Conclusión:

Mujeres con carencias afectivas que arriesgan su vida y exponen o regalan su cuerpo con tal de obtener un poco de afecto, de ese afecto que ya no van a obtener, pero lo siguen buscando… son las adictas al amor. Se tapan agujeros (metafórica y literalmente hablando).

El mecanismo de la adicción al amor es el mismo que cualquiera de las otras adicciones. Hay un vacío. Se intenta tapar. Nos exponemos a riesgos, emocionales o físicos.  El enganche es con hombres-lobo: manipuladores, difíciles, incapaces de compromiso verdadero por los motivos que fueran, personas que tarde o temprano nos harán daño porque son narcisistas, solo buscan la propia satisfacción y de golpe nos abandonan…

Y como no hay una madre adulta que nos haya enseñado qué hombres nos convienen, seguimos haciendo malas elecciones, y los hombres que nos pueden ofrecer compromiso, amor verdadero y una relación estable.. de esos? Escapamos o los dejamos pasar, son aburridos! (Adicción a la adrenalina?) Mejor todo light, sin compromiso, es “moderno”, es fashion, es liberal, es de avanzada…

Riamos, bebamos, fumemos, volemos sin alas, vivamos libres, tengamos sexo cuando nos da la gana y con cualquiera, comamos sin medida, apostemos lo que no tenemos, no nos comprometamos a nada, cambiemos de relación como de ropa interior… total??  Qué se pierde…?

Tal vez desde ahora, cuando nos volvamos a encontrar con este cuento o con otros nos detengamos a pensar… qué queremos transmitir a nuestros hijos? Es mejor prevenir, pero en algunos casos ya habría que curar.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Quien otorga, calla

La frase al derecho es: QUIEN CALLA, OTORGA.

Significa que si alguien hace algún comentario o tiene algún interrogante, y nos quedamos callados, en silencio, es como que estamos aceptando tácitamente lo que el otro ha dicho, le estamos dando la razón.
Creo que no es el único motivo del por qué a veces uno calla. A veces uno quisiera hablar, pero la prudencia nos aconseja no hacerlo, porque “la imprudencia es hija de la ignorancia”, dice otro dicho. Y el silencio muchas veces es el mejor maestro que hace dupla con el tiempo y todo lo acomoda.

Esta frase está bastante arraigada en nuestro accionar cotidiano.
Pero la que no está tan arraigada es la frase dada vuelta. Cómo sería?
EL QUE OTORGA, CALLA.

La frase así, dada vuelta, estaría significando todos aquellos actos de los que DAN en forma silenciosa. Puede ser una sonrisa, puede ser una palabra, puede ser un gesto, también objetos. En forma silenciosa no significa “no hablar”, sino no hacer alarde de lo que se está dando.
Una frase dice: “DAR PARA RECIBIR NO ES DAR SINO PEDIR”.

Se puede dar sin esperar reconocimiento?
Acaso el acto de dar no contiene en sí mismo y solapado el deseo de ser reconocido?

Una cosa es ser reconocido, elogiado, admirado, y otra es sentirse lleno y ancho porque lo que estamos dando produce felicidad en el otro. Ver felicidad en el otro es lo que nos produce felicidad. Si a eso lo llamamos “reconocimiento” estaría bien… porque sería tener la expectativa de que lo que estamos dando producirá felicidad en otro, y que en definitiva, ese es el verdadero objetivo del dar no?

Pero no solo debemos aprender a DAR, sino también a RECIBIR.

Dar nos colma porque uno siempre se atiborra, rebosa de aquello que ofrece o entrega.
Es una felicidad poder dar y es sabiduría saber dar en el momento justo, de la manera precisa y adecuada a quien realmente lo necesita y puede hacer un uso responsable y constructivo de aquello que se le entrega.

Solemos asociar la generosidad al hecho de dar, pero aún mayor es la que encierra el gesto de recibir: cuando permito que otro me dé, estoy permitiendo que goce con su ofrenda, que se realice en su ofrecimiento, que se llene de lo que me entrega.

Saber recibir es saber abrirse, tornarse disponible y receptivo.
Saber recibir es un movimiento especialmente hermoso en la coreografía de la humildad porque sólo los humildes saben recibir, agradeciendo.

Sabe recibir quien sabe agradecer.
Es desde este agradecimiento, que surge de sentirse regalado por la vida, que brota espontáneamente y de manera natural el deseo sincero de corresponder a tanta generosidad dando algo a cambio. (1)


(1) Extraído del libro de José María Toro “La sabiduría de vivir”)

A veces nos equivocamos. Creemos que estamos dando y en realidad solo estamos recibiendo.

También nos puede pasar que damos lo mejor a desconocidos y no le damos nada a los conocidos, o a aquellos con vínculos más cercanos.

Dar puede ser un “cómo estás hoy?” .

Dar es un acto trascendente.Es el hermano mayor de la EMPATÍA, por eso siempre es bueno que la lleve de la mano.

Al dar estamos saliendo de nosotros mismos para ver qué quiere el otro, qué necesita, qué lo haría feliz.

No hacerlo es un acto egoísta, sería (como me gusta decir) recorrer el propio ombligo y no salir de allí.

Se dice que los niños son egoístas porque siempre están buscando atención sobre sí mismos y porque siempre demandan… pero los niños saben dar. Los adultos-niños son los que no saben dar.


Encontré un poema de L. Longfellow que dice:

Disparé una flecha al aire,

y cayó, no supe donde.

Mi vista no podía

seguir su raudo vuelo.


Lancé al aire una canción,

y cayo, no supe donde.

¿Qué vista podría seguir

una canción por los aires?


Mucho después, en un roble,

encontré la flecha intacta;

y la canción, toda entera,

en el pecho de un amigo.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Qué inconsciente que soy!

No hay peor ciego que quien no quiere ver.
No hay peor sordo que quien no quiere oír.
(Sugiero un muy buen blog de una amiga que sabe de qué estoy hablando).

A veces no solo no se quiere, sino que NO SE PUEDE.

Pero.. qué vemos y qué no vemos? qué oímos y qué no oímos? tenemos una vista selectiva? tenemos un oído selectivo?
Vemos la realidad o vemos LO QUE CREEMOS que es la realidad?

Según la película Matrix, que ya está lejos de ser ciencia ficción y más cerca de la física cuántica, nos dice que lo que vemos no es la realidad, sino una proyección de nuestro cerebro. Vemos lo que estamos preparados para ver, y no otra cosa. Ya Platón hace más tiempo decía algo parecido en la Alegoría de la Caverna.

Cuando somos inducidos a ver o a oír algo, es muy probable que veamos o escuchemos eso.
Por ejemplo:

Tenemos que comenzar a desmitificar que lo sabemos todo en materia de la realidad. Creemos que lo que vemos, lo que oímos y lo que PENSAMOS es la verdad y sólo la verdad. Nos tomamos tan en serio que somos capaces de matar por defender nuestras creencias, y siempre fue así.

También creemos, con este ego crecido y sobre alimentado que tenemos, que somos BIEN CONSCIENTES de lo que hacemos, entendiendo conciencia como sinónimo de sentido común, de sabiduría, de experiencia, de conocimientos o de sabelotodos.

Y nada más lejos de la realidad tambien: ya se sabe que actuamos más desde nuestro inconsciente que desde nuestra conciencia, podemos verlo en Soberana-Mente

En la era de la razón y la conciencia del siglo pasado, nos hemos quedado con la creencia de que actuar desde el inconsciente de Freud eran solo manifestaciones aisladas que solo aparecían en sueños, en chistes y el actos fallidos.

Pero volvamos a la frase: decirle a alguien que es un inconsciente es casi como un insulto: alguien que no sabe cómo se comporta, que es un descontrolado, casi que es un “loquito”.
Y eso es hablar por boca de ganso (ya tomaré esa expresión).

Y si aceptamos que somos unos inconscientes? Tal vez si aceptamos que somos unos inconscientes dejamos algún resquicio, algún espacio para la duda, y cuando hay espacio para la duda podemos conocer algo distinto, averiguar, investigar… y de paso bajamos un poco los humos, nadie nos obliga a dar exámen de “Introducción al Ombligo Propio”.

Para terminar, un poco de música de un inconsciente, pero no por eso menos lleno de sentimientos…

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No me des lata

La expresión que hoy revisamos es : DAR LA LATA

No es fácil saber exactamente de donde viene esta expresión, aunque algunos dicen que proviene -por imitación- de los antiguos dichos “dar la tabarra” (1) o “dar la murga”, con los que se daba a entender el fastidio ocasionado por alguien que golpea instrumentos de percusión tales como zambombas, palos y cencerros, para festejar las segundas nupcias de una viuda o de un viudo.

Hay gente que da la lata todo el tiempo. Está llena de palabras para las pequeñeces, pero para las cosas importantes no hay palabras, no hay respuestas.

Continúa leyendo el contenido de este post

Fueron felices y comieron….

El tema abierto en Soberana-Mente tiene que ver con la FELICIDAD y lo que sucede en nuestro cerebro y las sensaciones de bienestar.

Siguiendo con el tema, hay una expresión muy conocida al finalizar los cuentos tradicionales y es FUERON FELICES Y COMIERON PERDICES.

Buceando en el origen de esta expresión, algunos dicen que sólo está puesta así porque rima. Pero también parece que en una época (algunos dicen Guerra Civil Española), no todos podían comer perdices, dado que la perdiz era un manjar caro, solamente habilitado para príncipes y princesas.

La expresión alude a un final feliz, en un cuento de príncipes y princesas que viven una serie de aventuras que amenazan separarlos, pero al final el amor vence y la pareja termina unida, casándose, teniendo un palacio propio y muchos hijitos, también felices.

Qué se necesita para ser feliz? Fijémonos: dinero (para las perdices), una pareja, un palacio (un lugar digno para vivir), hijos…. y no nos olvidemos del poder, porque la pareja mantiene su status social y económico. Y no se menciona, pero nada de esto podría producirse si el príncipe y la princesa no estuvieran sanos y fueran jóvenes…

Continúa leyendo el contenido de este post

Feliz cumple y gracias!!

En el mes de Noviembre del 2008 estaba abriendo este blog.

Con mucha expectativa… y temores, porque a veces una no sabe si podrá tener continuidad y si va a interesar el tema. Una no sabe si las faltas le van a ganar. Y sin embargo pasó un año… y he podido revisar muchas frases, refranes y dichos populares… y hay tantos y tantos más!!!

Quiero agradecerte a vos, que estás leyendo… que te acercaste aquí, no sé si por primera vez o lo haces de vez en cuando, o siempre. No importa. Estás aquí leyendo. Gracias!!

Porque a veces no hay comentarios, y no sabemos si habrá gustado lo que se escribió…. pero las Estadísticas del blog me marcan visitas, y muchas, entonces me digo que vale la pena. Muchos caerán por error, pero otros tal vez no, entonces por todos, VALE LA PENA. Y si algo pude aportar, si hice pensar aunque sea un poquito, si divertí un poquito, si se aprendió algo.. valió la pena.

Aunque en realidad NO HAY NINGUNA PENA, y sin embargo VALE SEGUIR.

Por vos que te tomaste el trabajo de leer. Por vos que te tomaste el trabajo de escribir un comentario. Por vos que me animaste a seguir. Por vos que tal vez me pusiste en “Favoritos” o tal vez entraste por error desde el Google y dijiste “Otra vez acá???” jajajja

Y gracias a Clarín. Por la libertad que me ha dado para escribir lo que quiera y expresarme como quiera.

Gracias a todos!! Los convido con una porción de torta y una copita de champán.

Y seguimos!!!

Continúa leyendo el contenido de este post

¡¡Quiero estar en Babia!!

Resulta que dicen que los reyes de León (provincia de España), hace siglos se iban a una zona muy “paqueta” a pasar sus veranos, donde tenían un palacio.

Algo así como los Kirschner con Calafate, los reyes de León se iban al palacio de BABIA, zona al noroeste de la provincia.

La expresión ESTAR EN BABIA proviene de esta comarca leonesa.

Cuando los reyes pasaban largas temporadas en esta zona, los súbditos debían dar explicaciones a quienes les preguntaran… “donde están los reyes?” “en Babia”.

A esta altura de lo escrito debo aclarar que CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ARGENTINA ES PURA COINCIDENCIA.
Continúa leyendo el contenido de este post

Mas vale nunca que tarde

La expresión al derecho es: MAS VALE TARDE QUE NUNCA

Esta expresión la usamos con frecuencia como un consuelo o una justificación por haber llegado tarde a algún lugar, a alguna circunstancia o haber demorado en conseguir algún logro.

Pero no siempre nos es de utilidad dicha así. Hay situaciones que hubiera sido conveniente nunca empezarlas. Como el aprender a fumar, por ejemplo.

Hace 19 meses que dejé de fumar, luego de más de 30 años. Hace 19 meses que se me descorrió un velo. Que cambié mi vida. Que me siento libre, por primera vez.

Esa libertad vino a rozar, como en efecto dominó, todas las áreas de mi vida.
Aunque no sé que fue primero: si el dejar de fumar rozó las otras áreas ejerciendo un influjo benefactor y liberador, o ya estaba casi preparada para que todo esto sucediera en mi vida y el dejar de fumar fue la consecuencia de algo que se estaba gestando.

No sé cómo hubiera sido mi vida si nunca hubiera fumado, pero creo que hubiera sido mucho mejor.

Por eso es tan importante que ayudemos a la juventud a descorrer el velo, a informarlos de esta trampa. Mas vale nunca que tarde, para la juventud. Mas vale tarde que nunca para mí.

Incluído en el 3er. Concurso de Relatos Cortos

Foto: “Candy Cigarette” de Sally Mann

FANTASMA

Yo quería ser como vos.
Perfecta. Rubia y de pelo largo. Ojos celestes. Flaquita.
Mirada desafiante. Provocativa.
A los chicos los tenías enamorados.
Fumabas, o hacías que fumabas… qué seguridad te daba ese pedacito de nada.
Te comías el mundo. Eras exitosa, inteligente, popular.
Al poco tiempo empecé a fumar para parecerme a vos, en todo.
Y no te ví más… pero seguí fumando durante 30 años, hasta hace poco.
Dejé cuando me dí cuenta de que no existías.

Gracias! a todos los amigos que hice cuando dejé de fumar.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.