Archivo para la categoría ‘General’

Al pie de la letra, pero con zapatos

letra-h-piesletra-o-piesletra-l-piesletra-a-pies

Hay una expresión que dice “al pie de la letra”. Las letras no tienen pies, pero figuradamente esta expresión significa que se transcribe fielmente un texto. Aunque en nuestra vida cotidiana no usamos el verdadero significado: la usamos para decir que estamos repitiendo literalmente un mandato o una orden. “Cumplir al pie de la letra” es la expresión que solemos decir.

Cumplir al pie de la letra…

Cuando somos chicos solemos hacer todo lo que nos dicen. Obedecemos a nuestros mayores, a nuestros maestros, y muchas veces a nuestros hermanos y a nuestros amigos. Generalmente crecemos con mandatos familiares y sociales y éstos son nuestras CREENCIAS (no en el sentido religioso, aunque lo incluye).

En determinado momento de nuestras vidas debemos darnos cuenta qué es expectativa/mandato de otros y qué es nuestro. Cuando crecemos debemos aprender a poner ciertos límites a las expectativas ajenas y desarrollar nuestro verdadero ser. Saber reconocer el límite entre lo de los demás y lo propio (no es fácil eh?), y quedarnos con aquellas creencias que nos aportan y benefician para nuestro crecimiento, dejando “inactivas” aquellas creencias que ya no nos son funcionales.

Por ejemplo: si de chica me decían que yo podía ser y hacer mejor las cosas, que si me equivocaba no parecía portadora del apellido que llevaba (de familia de inteligentes), voy a crecer con esa exigencia, trasladada luego a auto exigencia, y no me perdonaré un solo fallo, estaré acostumbrada más al éxito que a las frustraciones, y en algún momento, por no haber podido poner los límites saludables y por cumplir al pie de la letra las expectativas ajenas, “estallaré” por algún lado, con algún trastorno de ansiedad, o del ánimo, o se manifestará en el cuerpo con alguna enfermedad psicosomática.

Entonces me pregunto… esto de cumplir al pie de la letra… tiene algún beneficio?

Podría tenerlo cuando somos niños, dado que crecemos con un cierto marco de contención y esto colabora a la estructuración de la personalidad y a la formación de nuestra identidad. Pero no trae beneficios y es disfuncional cuando en la mitad de la vida nos encontramos repitendo la historia de alguien.

Cuidado cuando el esposo o la esposa nos dicen “Cada vez te parecés más a tu mamá”… ayyyyyyyyyyyyyyyyyy

O sea que… debemos poner límites, pongámonos “zapatos”. Límites sanadores, como dice Anselm Grün. Limites para diferenciarnos de los otros y límites para no enfermarnos. Pero no solo debemos poner límite con los otros, sino que debemos saber escucharnos los límites y reconocer mis limitaciones, mis capacidades y las señales de mi cuerpo. De no hacerlo, puedo enfermar. El estrés, por ejemplo, es haber sido sordos a una ansiedad que nos gritaba que estaba desbordada.

Apertura y protección. Delimitación y entrega. En el equilibrio está el secreto de la salud.

Y cómo lo hacemos? Debemos volver a nuestro centro, a nuestro eje. Para volver a reconocernos, para no seguir viviendo confundidos. Quién soy? Qué quiero? Hacia donde quiero ir? Qué siento?.

“… es muy importante escuchar a mi alma y a mi cuerpo. ¿Percibo insatisfacción, agotamiento, extenuación, dureza y amargura? Tales sentimientos son síntomas claros y señalan que creo desde una fuente turbia”. (A. Grün)

Y para terminar, vean en  solo 1 minuto lo que sucede por “cumplir al pie de la letra” !!!!!

No hay tu-tía?

corazon_roto

Cuando decimos la expresión “no hay tutía” creemos que decimos “no hay tu- tía”. Tal vez nos habremos preguntado que tiene que ver la tía de uno en todo esto, y como no hallamos respuesta coherente la dejamos pasar…

Esta expresión no habla de la tía, sino de la “atutía” o “tutía”. Con esta palabra se le llama a la costra que queda en las chimeneas de los hornos después de haber procesado ciertos minerales. Como esta costra contiene óxido de cinc se usaba en las farmacias para preparar un ungüento que favorecía la cicatrización de las heridas.

Por lo tanto, la expresión de “no hay tutía” se utiliza para decir “no hay remedio”, como algo que ya está consumado y no se puede reparar ni mejorar.

Las heridas….  hay gente que dice que podría soportar cualquier cosa menos una herida de amor… podemos morir de amor?

Lo cierto es que no todas las personas reaccionan de la misma manera ante una pérdida afectiva, hay distintas variables que tenemos que tomar en cuenta, no podemos generalizar.

Las pérdidas afectivas pueden deberse a separaciones, divorcios, o muerte de alguno de los integrantes. Ante estas situaciones, cada uno vivirá la pérdida y elaborará el duelo de acuerdo con ciertas variables tales como estructura de personalidad, socialización, edad, recursos psicológicos, educación, experiencia de vida, otros vínculos y por qué no los genes!! Hoy en día los genes intervienen en todo, aunque todavía no sepamos cómo.

Podríamos decir que en general vamos encontrando tutías, remedios, para las heridas de amor. Dicen que “el tiempo cura todas las heridas”. Puede que sea cierto, con el tiempo vemos las cicatrices pero al menos no duelen. Esto es lo que vemos en una amplia mayoría de las personas, y sería “cicatrizar” en forma normal.

Siempre que hemos vivido una pérdida afectiva hemos sentido que “moríamos”. Luego y poco a poco, el hecho se va “acomodando” internamente y al tiempo nos damos cuenta que podíamos vivir sin él (o ella!!!). (Algunos hacen fiesta de divorcio!!).

Donde se hace más difícil tener tutía es en los trastornos por dependencia (1) : apoyarnos en nuestros vínculos es normal y saludable, pero cuando el apoyo es excesivo al punto de no poder manejarnos con autonomía, resulta que estamos en presencia de un trastorno de personalidad.

Estas personas son sumisas y dependientes, incapaces de tomar decisiones sin la aprobación de otro/otros. Cuando están solos sienten gran malestar y necesitan siempre estar acompañados. Ante la pérdida de una relación importante se sienten destrozados, sienten que les falta una parte de su cuerpo, no tienen demasiados recursos psíquicos como para superar la pérdida y la mayoría de las veces hacen un duelo patológico ó se desencadena una depresión.

También pueden quedarse con la idea de recuperar la pareja,  con pensamientos de tipo obsesivo y actos compulsivos, con el propósito de volver a estar junto a su “media naranja”.

Pero en estos casos ya no estamos hablando de amor, es un amor mezclado con otros ingredientes.

Y parece complejo encontrar una tutía efectiva en casos de parejas que han estado juntas por muchísimos años, que no han aprendido a manejarse en forma autónoma. La pareja en estos casos SÍ es como una parte de sus cuerpos, porque han crecido y vivido todo de a dos.  Cuando uno muere, el otro se enferma o le sigue al poco tiempo, porque no concibe la vida sin su compañero o compañera. Si no se han desarrollado recursos antes, es muy difícil despertarlos a una edad avanzada. Y se enferma o se muere porque la persona se queda sin “defensas” en su “sistema inmunológico emocional”.

En resumen, salvo en edades avanzadas o en los trastornos por dependencia (o características de personalidad dependiente) en los que a la persona se le hace  más difícil encontrar “remedio” y podría necesitar ayuda terapéutica, HAY TUTÍA., hay remedio, no todo está perdido..

Ni siquiera en este caso, fijeséusté… que hasta habría que hacerle un monumento al viagra!!

Y vos… tenés muchas “Curitas”?

1178027819-233-2

(1) La persona con este tipo de trastorno presenta al menos cinco de las siguientes características.

  • Tiene dificultades para tomar decisiones cotidianas sin un excesivo apoyo y consejo de los demás.
  • Necesita que otras personas asuman la responsabilidad en la mayoría de las áreas de sus vidas. Por ejemplo, que decidan dónde ha de vivir, qué trabajo realizar, etc.
  • Tiene problemas para expresar desacuerdo por miedo a perder el apoyo o aprobación de los demás.
  • Tiene problemas para iniciar proyectos o hacer cosas por si mismo, debido a una falta de confianza en sus capacidades y juicios (no a una falta de motivación o energía).
  • Puede llegar a hacer cosas que le resultan desagradables para agradar a los demás y obtener su apoyo y cariño.
  • Se siente desvalido e incómodo cuando se encuentra solo y hace todo lo posible para evitar esa situación.
  • Se siente destrozado o desvalido cuando una relación íntima se acaba. Enseguida busca otra relación como fuente de cuidado y apoyo.
  • Con frecuencia se preocupa por el temor de ser abandonado.

De perillas

Alguna vez alguien se preguntó de donde viene la expresión “me viene de perillas”? Lo usamos para expresar que algo es adecuado, que ha venido a propósito para facilitarnos algo, que es oportuno.

Mónicainforte preguntó y me puse a buscar…  que son las perillas? Son botones regulables de volumen?  de iluminación…?

Nada que ver… algo que nadie va a imaginar, salvo los que hagan hipismo o sepan de caballos….

Esta es la montura, o silla de montar caballos…

silla_montar

Resulta que la “perilla” es esa elevación superior que está realmente a mano para no caerse, hablamos de un jinete novel, y que le permite ajustarse o sostenerse si el caballo hiciera algún movimiento brusco y estuviera a punto de despedirnos. :o

O sea… es como tener de donde agarrarse!!

Muchos de ustedes usan caballo como medio de locomoción???

mmmm… no es obsoleto entonces? jajajajja

Deberíamos actualizarlo, no es posible que en pleno siglo 21 estemos hablando de algo tan antiguo!!!

Y si decimos “me viene como airbag”? ó “me viene como cinturón de seguridad”?

Eso hacia afuera…

Hacia adentro, lo que controla que no se “desboque” nuestro animalito interno, es la prudencia… a veces el silencio.

Aquí una chica bien tomada de la perilla para no caerse…

Les vino de perillas? ;)

Ojalá

rezar

Hola! En la entrada anterior María Cristina e Inma habían sugerido investigar sobre la expresión “Ojalá”.

Me encanta que sugieran expresiones, en realidad son tantas que esto es inacabable. La mayoría de las expresiones de nuestra lengua provienen de nuestros ancestros y una gran mayoría vienen importadas de España.

Y es curioso como a su vez España tenía influencia de otros pueblos y culturas que habían estado en la zona, como por ejemplo los moros. Y llegamos al 2010 repitiendo palabras o expresiones de los moros Y NO ESTÁBAMOS ENTERADOS DE NADA!!! Uyyyyyyyy jajajjaja

Cuántas cosas repetimos por imitación sin estar enterados no?

Por ejemplo la palabra “Olé”, relacionada con la actuación flamenca y con el estímulo en la corrida de toros… Ole u Olé es un grito, una pasión, una admiración… Parece que proviene de la palabra árabe “wallah” que significa “por Dios”.

Otras palabras incorporadas del lenguaje de los moros en España son: adargas, alforjas, jinete, tambor, alcalde, aldea, alguacil, algodón, alfombra, arroz, aceituna, almohada y muchísimas más.

Y “OJALÁ”??? Es derivada de “insha Allah” que significa “si Dios quiere” ó “que Dios permita” :O

En una palabra, le estamos pidiendo a Alá que nos permita el logro de alguna cosa si él quiere y así lo considera… Si alguno no quiere dirigir la expresión a algún dios (para los ateos) podríamos inventar otra palabra… Ojayó? Ojanadie? Ojaláno? A inventar!!! quien nos dice que en unos años no figure en el Diccionario?

Juan Luis Guerra le pidió a Alá que le llueva café… pero si lloviera café las calles andarían un poco sucias, y el café frío no es tan rico. Además los campos andarían excitados de tanta cafeína. Ni hablar de los animales!!  :)

Ni Jota!

La expresión que revisamos hoy es: No entiendo ni jota.

También suele decirse: “No sé ni jota”, o directamente “ni jota”.  Según el diccionario, no saber una jota o no saber ni jota se aplica a toda persona que es muy ignorante en una materia determinada.

Y de donde viene está expresión?

La letra “j” proviene de las lenguas primitivas del Medio Oriente, como el hebreo, el caldeo y el siríaco, y era la más pequeña de esos alfabetos, por lo que su nombre llegó hasta nosotros como equivalente de cosa pequeña o insignificante.

En la escritura hebrea, por otra parte, la iod -que luego derivaría en la jota castellana, con un punto agregado en la Edad Media- participaba como rasgo inicial de todas las demás letras.

La iod hebrea es la letra más pequeña de todas y de trazo más fácil. Su trazo es tan simple que de ahí que el modismo no saber ni jota alude a la extrema ignorancia de alguien en una cosa determinada y así es como lo utilizamos en la actualidad.

Decir entonces que no sabe ni jota equivale a decir no conoce ni sabe la más pequeña letra, no sabe hacer el primer perfil o trazo de ninguna letra pequeña, es un ignorante.

Y me pregunto… es que debemos saberlo todo?

Hay cosas que mejor no saber, no? Lo que pasa es que si no sabemos ni jota no podremos hacer mucho. En cambio si sabemos un poco más, conocemos, nos informamos.. podemos decidir mejor qué queremos y qué no.

Frases acordes al tema…

  • Ojos que no ven / cuernos que no ves, corazón que no siente.
  • En quien nada sabe, pocas dudas caben
  • Todos los tontos son dichosos
  • Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.François de la Rochefoucauld
  • En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.
    William Shakespeare

  • Efecto Mariposa: “HOY NO ENTIENDO DE NADA”

    Hoy, debería prestar atención y hacerle caso a la situación ésta que vivimos, ciencia ficción.

    Hoy que quema el mar y ahoga el sol, que nace el odio y muere el amor, y nada compartimos.

    Yo solo se, que si tanto tienes tanto vales, no se porque, a veces es mejor fingir que da igual y asi nos va,

    mejor dejarlo pa’ otro día, que todo vuelve en la medida, de lo que hagas en la vida que es tan tuya y mia.

    Mienten los que dicen que no pasa nada, cuando la verdad en nuestra cara estalla, no tengo ganas de escuchar mas farsas, mentiras, mentiras.
    Locos de la rabia que llevamos dentro, todas las palabras se las lleva el viento, y en mi paso por la vida siento, que hoy no entiendo de nada.

    Los diarios que muestran horror, en el estrecho una vida se hundió, buscando una salida, tal vez peor.

    Nos vestimos de animales para vernos mejor, depositamos la ilusion en paisajes de hipotecas que error.

    (Te callas, te callas) Y no dices nada.
    (Te callas, te callas) Y bajas la cara.
    (te callas, te callas) A veces es mejor fingir que da igual y asi nos va, mejor dejarlo pa’ otro día, que todo vuelve en la medida, de lo que hagas en la vida que es tan tuya y mia.

    Mienten los que dicen que no pasa nada, cuando la verdad en nuestra cara estalla, no tengo ganas de escuchar mas farsas, mentiras, mentiras.
    Locos de la rabia que llevamos dentro, todas las palabras se las lleva el viento, y en mi paso por la vida siento, que hoy no entiendo de nada.

    Yo no entiendo las razones, nada hacemos por cambiar.

    (Hoy no entiendo de nada) Yo no entiendo nada. (hoy no entiendo de nada).

    Mejor prevenir, pero ya habría que curar.

    La frase que revisamos hoy es ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR.

    Es cierto, siempre es mejor poder anticiparnos a los peligros para no tener que sufrir luego las consecuencias.

    Lo hacemos… pero hay algunas cosas que vienen desde más atrás en el tiempo. Me refiero a las relaciones afectivas y a la educación emocional.

    La escuela no nos ha enseñado. Nuestro padres tampoco nos enseñaron demasiado, la generación anterior estaba muy influenciada por una educación rígida  y cerrada. Y estaban los cuentos… bueno, aquí vemos el reflejo de esa sociedad.Ya no tenemos lobos de verdad como en aquella época, ahora estos cuentos de los más reconocidos autores (Perrault, Anderson, Gimm, etc) debemos necesariamente interpretarlos metafóricamente.

    Los invito a ver esta versión del cuento de Caperucita y Los Tres Cerditos mezclados en un corto video. Presten atención a lo que sucede…

    Decíamos… los cuentos del siglo pasado. Los personajes son ingenuos casi al borde de la incapacidad mental, avivados y malvados manipuladores y abusadores físicos y emocionales (de esos tenemos todavía y los hay peores que antes), y gente con carencias afectivas, igual que ahora, que cometían los mismos errores que hoy cometemos, solo que de otras maneras y en otros escenarios.

    El cuento original de Caperucita Roja se le atribuye a Perrault, pero hay más de 35 versiones de este cuento. En algunas versiones hay algunos cambios, pero en ésta vemos lo siguiente:

    Caperucita Roja es una niña complaciente. Su madre no es nombrada, ella con su pocos años ha tenido que hacerse cargo de una abuela enferma, tomando una responsabilidad que excede a su edad. La madre tal vez tenga alguna personalidad inmadura que no está en condiciones de hacerse cargo de su madre en forma adulta. Madres infantiles…. las hay no? En otra versión la madre le aconseja no hablar con extraños e ir derechito a la casa de la abuela, pero igual la está exponiendo… por qué no fue la madre de Caperucita a ver a su madre????

    Caperucita es una niña exigida, prolija, dócil, complaciente, ingenua, creída….  no sabe que los pasteles y el vino no son alimentos sanos para una abuela enferma pero… para ella es importante cumplir la orden que le han dado, seguramente de esta manera se sentirá más amada.

    Padre? No hay. Ausente… con aviso o sin aviso. Pero no hay figura masculina significativa importante en este cuento.

    Hasta ahora solo hay carencias afectivas en Caperucita. Está sola.

    En el camino se encuentra con los cerditos amigos… De los 3 cerditos, 2 son totalmente inmaduros y miedosos. Solo uno es mas maduro (el que construye con ladrillos, que entre paréntesis… vieron el ruido que hace al poner el cemento? Jajaja).

    El cerdo mas maduro le aconseja que “mas vale prevenir que curar”, que los atajos a veces son peligrosos, que los caminos largos son mas esforzados pero mas seguros. Excelente consejo que no es escuchado!!!!

    Sin embargo, los 2 cerditos inmaduros se ríen de los buenos consejos y la llevan a Caperucita por mal camino… y ella, por quedar bien, se deja llevar…. no sea cosa que se quede sin el amor de sus “queridos amigos”….

    El lobo se obsesiona con Caperucita… él sabe con quien se mete. El lobo representa a esos hombres manipuladores que olfatean a las mujeres dóciles para “fagocitarlas”.

    El lobo se disfraza de hada madrina… Caperucita, un poco asombrada, pero quiere creer…  Qué mujer con carencias afectivas no quiere creer que vendrá alguna varita mágica a salvarla?

    Pero el lobo comete un error demasiado rápido, y ella se da cuenta que está siendo estafada emocionalmente y que su vida comienza a correr peligro.

    Los amigos cerditos, tan juntos en las buenas, a las malas desaparecen, dejando a Caperucita sola en su lucha con su problema.

    Cuando una mujer cree que ya pasó, que ya zafó… nada… el lobo sigue ahí. El peligro continúa porque el problema es mas serio de lo que todos creen.

    Bueno, aquí por traducción al español los cerditos miedosos informan al cerdito maduro “El lobo la ha cogido!!”. Tomemos el significado español y no el argentino para no hacerlo tan drástico jajajja.

    El lobo se disfrazará de abuela, es decir… intentará acercarla con todas las estrategias posibles para retenerla  (la amenaza, el miedo, la mentira, la seducción, el papel de víctima, la confusión) y hacer con ella lo que quiera (comérsela, metafóricamente). Y la abuela… esa señora por la que no dábamos $2 pero tiene experiencia de vida, la protege como puede.

    Luego viene el cerdito maduro (el que reemplazaría a la imagen del padre), y termina de ahuyentar al lobo. Ese cerdito es el único “adulto” en esta historia.

    Luego todos festejan… vemos claramente que algunos no hicieron nada pero igual festejan y se llevan los laureles.. siempre pasa eso jajajaj

    Perrault, al final de su cuento, agrega una moraleja algo irónica pero real:

    “Aquí se ve que los niños, y aún más las bonitas
    niñas, tan bien hechas, bellas y agraciadas,
    hacen mal al escuchar a personas no confiables,
    porque siempre hay un Lobo que se las puede comer.
    Digo un Lobo porque no todos los lobos
    son de una especie, y los hay astutos
    que, en silencio y con dulces cumplidos,
    persiguen a las imprudentes
    hasta sus casas. ¡Ay, precisamente éstos
    son los lobos más insidiosos y funestos!”

    Conclusión:

    Mujeres con carencias afectivas que arriesgan su vida y exponen o regalan su cuerpo con tal de obtener un poco de afecto, de ese afecto que ya no van a obtener, pero lo siguen buscando… son las adictas al amor. Se tapan agujeros (metafórica y literalmente hablando).

    El mecanismo de la adicción al amor es el mismo que cualquiera de las otras adicciones. Hay un vacío. Se intenta tapar. Nos exponemos a riesgos, emocionales o físicos.  El enganche es con hombres-lobo: manipuladores, difíciles, incapaces de compromiso verdadero por los motivos que fueran, personas que tarde o temprano nos harán daño porque son narcisistas, solo buscan la propia satisfacción y de golpe nos abandonan…

    Y como no hay una madre adulta que nos haya enseñado qué hombres nos convienen, seguimos haciendo malas elecciones, y los hombres que nos pueden ofrecer compromiso, amor verdadero y una relación estable.. de esos? Escapamos o los dejamos pasar, son aburridos! (Adicción a la adrenalina?) Mejor todo light, sin compromiso, es “moderno”, es fashion, es liberal, es de avanzada…

    Riamos, bebamos, fumemos, volemos sin alas, vivamos libres, tengamos sexo cuando nos da la gana y con cualquiera, comamos sin medida, apostemos lo que no tenemos, no nos comprometamos a nada, cambiemos de relación como de ropa interior… total??  Qué se pierde…?

    Tal vez desde ahora, cuando nos volvamos a encontrar con este cuento o con otros nos detengamos a pensar… qué queremos transmitir a nuestros hijos? Es mejor prevenir, pero en algunos casos ya habría que curar.

    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

    Visitas




    contador de visitas gratis


    • Comentarios desactivados
    • Sin votos