No hay tu-tía?

corazon_roto

Cuando decimos la expresión “no hay tutía” creemos que decimos “no hay tu- tía”. Tal vez nos habremos preguntado que tiene que ver la tía de uno en todo esto, y como no hallamos respuesta coherente la dejamos pasar…

Esta expresión no habla de la tía, sino de la “atutía” o “tutía”. Con esta palabra se le llama a la costra que queda en las chimeneas de los hornos después de haber procesado ciertos minerales. Como esta costra contiene óxido de cinc se usaba en las farmacias para preparar un ungüento que favorecía la cicatrización de las heridas.

Por lo tanto, la expresión de “no hay tutía” se utiliza para decir “no hay remedio”, como algo que ya está consumado y no se puede reparar ni mejorar.

Las heridas….  hay gente que dice que podría soportar cualquier cosa menos una herida de amor… podemos morir de amor?

Lo cierto es que no todas las personas reaccionan de la misma manera ante una pérdida afectiva, hay distintas variables que tenemos que tomar en cuenta, no podemos generalizar.

Las pérdidas afectivas pueden deberse a separaciones, divorcios, o muerte de alguno de los integrantes. Ante estas situaciones, cada uno vivirá la pérdida y elaborará el duelo de acuerdo con ciertas variables tales como estructura de personalidad, socialización, edad, recursos psicológicos, educación, experiencia de vida, otros vínculos y por qué no los genes!! Hoy en día los genes intervienen en todo, aunque todavía no sepamos cómo.

Podríamos decir que en general vamos encontrando tutías, remedios, para las heridas de amor. Dicen que “el tiempo cura todas las heridas”. Puede que sea cierto, con el tiempo vemos las cicatrices pero al menos no duelen. Esto es lo que vemos en una amplia mayoría de las personas, y sería “cicatrizar” en forma normal.

Siempre que hemos vivido una pérdida afectiva hemos sentido que “moríamos”. Luego y poco a poco, el hecho se va “acomodando” internamente y al tiempo nos damos cuenta que podíamos vivir sin él (o ella!!!). (Algunos hacen fiesta de divorcio!!).

Donde se hace más difícil tener tutía es en los trastornos por dependencia (1) : apoyarnos en nuestros vínculos es normal y saludable, pero cuando el apoyo es excesivo al punto de no poder manejarnos con autonomía, resulta que estamos en presencia de un trastorno de personalidad.

Estas personas son sumisas y dependientes, incapaces de tomar decisiones sin la aprobación de otro/otros. Cuando están solos sienten gran malestar y necesitan siempre estar acompañados. Ante la pérdida de una relación importante se sienten destrozados, sienten que les falta una parte de su cuerpo, no tienen demasiados recursos psíquicos como para superar la pérdida y la mayoría de las veces hacen un duelo patológico ó se desencadena una depresión.

También pueden quedarse con la idea de recuperar la pareja,  con pensamientos de tipo obsesivo y actos compulsivos, con el propósito de volver a estar junto a su “media naranja”.

Pero en estos casos ya no estamos hablando de amor, es un amor mezclado con otros ingredientes.

Y parece complejo encontrar una tutía efectiva en casos de parejas que han estado juntas por muchísimos años, que no han aprendido a manejarse en forma autónoma. La pareja en estos casos SÍ es como una parte de sus cuerpos, porque han crecido y vivido todo de a dos.  Cuando uno muere, el otro se enferma o le sigue al poco tiempo, porque no concibe la vida sin su compañero o compañera. Si no se han desarrollado recursos antes, es muy difícil despertarlos a una edad avanzada. Y se enferma o se muere porque la persona se queda sin “defensas” en su “sistema inmunológico emocional”.

En resumen, salvo en edades avanzadas o en los trastornos por dependencia (o características de personalidad dependiente) en los que a la persona se le hace  más difícil encontrar “remedio” y podría necesitar ayuda terapéutica, HAY TUTÍA., hay remedio, no todo está perdido..

Ni siquiera en este caso, fijeséusté… que hasta habría que hacerle un monumento al viagra!!

Y vos… tenés muchas “Curitas”?

1178027819-233-2

(1) La persona con este tipo de trastorno presenta al menos cinco de las siguientes características.

  • Tiene dificultades para tomar decisiones cotidianas sin un excesivo apoyo y consejo de los demás.
  • Necesita que otras personas asuman la responsabilidad en la mayoría de las áreas de sus vidas. Por ejemplo, que decidan dónde ha de vivir, qué trabajo realizar, etc.
  • Tiene problemas para expresar desacuerdo por miedo a perder el apoyo o aprobación de los demás.
  • Tiene problemas para iniciar proyectos o hacer cosas por si mismo, debido a una falta de confianza en sus capacidades y juicios (no a una falta de motivación o energía).
  • Puede llegar a hacer cosas que le resultan desagradables para agradar a los demás y obtener su apoyo y cariño.
  • Se siente desvalido e incómodo cuando se encuentra solo y hace todo lo posible para evitar esa situación.
  • Se siente destrozado o desvalido cuando una relación íntima se acaba. Enseguida busca otra relación como fuente de cuidado y apoyo.
  • Con frecuencia se preocupa por el temor de ser abandonado.

Escribí tu comentario

, , maria-cristina- dijo

Qué cosa Magui!
Yo tengo dentro de mi vocabulario o discurso el decir: no hay tutía, sabiendo lo que significa en primera instancia: no hay remedio, o no hay vuelta atrás, digamos que lo decía pero no sabía el real significado, de dónde proviene la expresión.
Lo que me llama mucho la atención y a partir de tu post lo voy a emplear, es que se puede decir: hay tutía. Hay remedio.
Y me gusta. Sí, hay tutía. Será difícil de escuchar porque en general nos expresamos por la negativa, pero…será también divertido ver las reacciones de los demás y tal vez, el incorporarlo en los otros, o no.

Siempre lo tuyo es sorprendente y para aprender.
Muchas gracias.

, , magui-bru dijo

Gracias María Cristina, me alegro de poder aportar algo más, y sobre todo como decís, de decirlo al revés, porque hay expresiones derrotistas que no shace mejor cambiarlas por otras más optmistas. Un beso grande! :)

, , anadry dijo

…hola, Herme !!!

…al igual que María Cristina, lo dije siempre sabiendo lo que quería decir…, pero ni enterada del significado del término.

Ya sabés…me vi reflejada en varios ejemplos …antes, después, durante…y hoy puedo decir que HAY TUTÍA!!!
SI SEÑORA!!!! me sumo a los que lo diremos en positivo!!!!

Un placer pasar por acá Magui…(se te extraña) ;)

, , Lola dijo

Tia (jejejejej) que bueno, nunca me lo hubiera imaginado, mira que decimos cosas sin saber lo que son.
El otro tema puffff¡¡¡¡¡, yo soy de las lentas y de las que encima no olvidadn ciertas cosas nunca, aunque el dolor ya no sea tanto. También creo que depende de lo dentro que haya entrado el clavo.
Muy buena planteando este tema Magui, muy buena…Me gustaría poderlo hablar, porque sería interesante el contarte y la transmisión de comentarios.
Un abrazo

, , magui-bru dijo

Lola querida, me imagino un día hablar y hablar frente a frente de tantas cosas… no pierdo la ilusión… mientras tanto sabes que nuestra puerta está abierta para hablar de lo que quieras por los medios que tengamos disponibles, tenlo como posibilidad, ya sabes.. :) Muchas de nosotras hemos pasado por algún período de “dependencia”, tal, vez porque nos han educado así, tal vez las nuevas generaciones ya vean ridículos ciertos planteamientos. Pero para las mujeres de nuestra generación se ha hecho más difícil, puesto que hemos recibido una educación más estructurada y vemos que nuestros hijos están a años luz de nuestro padres…

Gracias Lola, te envío un abrazote y me encanta que estés cerquita :)

, , Mar dijo

Esta espresión me recuerda a mi madre, muchas veces la empleaba para regañarnos cuando no había forma de que le hiciéramos caso. Nunca supe que pintaba “mi tía” en todo eso, ahora gracias a ti ya sé de qué va la historia. Muy interesante.
Yo también me he visto reflejada en algunos de tus ejemplos pero con los años aprendí que sí hay tutía, sólo es necesario convencerse de ello.

Gracias, me ha encantado. Un beso.

, , magui-bru dijo

Hola Mar! Yo tampoco sabía qué pintaba mi tía en algunos momentos, me enteré hace muy poquito ;) Y me alegra que hayas encontrado remedios, porque como vos decís… el remedio está adentro de una. Un beso y gracias por pasar :)

, , monicaiforte dijo

jaja qué ídola…ni se me hubiera pasado por la cabeza eso del óxido de zinc. Siempre usé lo de “no hay tutía” con el sentido correcto o casi…como que no cabía otra posibilidad más que bancarse el problema en cuestión. Incluso Les Luthiers, a través de un monólogo desopilante de Rabinovich, ha difundido la frasesita en cuestión…jaja lo recomiendo de igual modo que siempre recomiendo tu blog. Un abrazo.

, , Olinda dijo

Mirá de lo que me vengo a enterar!!! Y yo diciendo no hay tutia por todos lados sin tener la más minima idea que quería decir. Gracias Magui más una vez! Muy interesante.

Y lo otro, por todo lo que leí no soy una de esas personas dependientes….menos mal! Claro que sufro por perdidas afectivas y ya sufrí mucho pero puedo estar sola y puedo tomar decisiones :) ))))

Besos enormes Magui, tkm

, , magui-bru dijo

Perdón por la demora en responder, ayyyyy!!!! Mónica, gracias! sabés que no sé cual es el tema de Les Luthiers que dice la frase? Si te acordás el nombre del tema decimelo, me encanta Les Luthiers. Y gracias por tus palabras! Besotes :)

Oli, gracias por pasar, vamos aprendiendo a relacionarnos y a tener vínculos más sanos a medida que vamos creciendo y viviendo experiencias. Y el aprendizaje nunca termina, como ningun aprendizaje…. afortunadamente!!
Gracias por dejar un calorcito cuando pasás. Besos!! :)