“El Despertar”

angeles3

Abrí mis ojos… desperté en un lugar oscuro… silencioso… uno de esos lugares donde nadie puede escapar… porque ese lugar, nos espera todo el tiempo que haga falta… Desperté confundida… con frío y sin comprender qué pasaba… todo parecía extraño… era como el despertar de un sueño muy profundo… me sentía débil… vacía… con el alma congelada… intentaba levantarme de la tierra… pero una fuerza incontrolable me lo impedía… intentaba levantarme una y otra vez… pero la debilidad de mi cuerpo me impedían mantener el equilibrio y me hacía caer… Miraba a mi alrededor… no encontraba nada con qué sostenerme… sólo había tierra y piedras por todos lados… con mis manos completamente desgarradas casi sin piel, con uñas totalmente podridas y con la poca fuerza que me quedaba comencé a llenar mis bolsillos con piedras… puse una.. otra y otra hasta que ya no quedó mas espacio en ninguno de los dos… lenta y cuidadosamente me levanté de la tierra… tratando de mantener el equilibrio… no tenía fuerza y me sentía mareada poco a poco experimenté lo que era caminar… sentía que hacía mucho tiempo que mis pies no pisaban suelo firme… dando pasos cortos y lentos, comencé a desplazarme por aquel oscuro lugar… Caminaba… caminaba y caminaba… sin poder encontrar a nadie que me ayude… y sin encontrar un lugar a donde ir… agobiada… angustiada y cansada, me acosté sobre un tronco y me dormí… fue inexplicable la cantidad de imágenes que aparecieron a penas cerré los ojos… vi lugares… personas… colores… me vi en una vida anterior… rodeada de gente buena, de gente mala y de alguien que hacía mucho que no veía… De repente todo terminó… desperté con lágrimas en los ojos y con una fuerte presión en el pecho… sentía que debía ir a un lugar… pero una fuerte puntada en mi cabeza me impedía pensar… Traté de dormir otra vez… pero esas imágenes no me dejaban en paz… Me levanté y comencé a caminar sin rumbo fijo… pero con una extraña sensación… caminaba… caminaba… y caminaba, recordando calles… recordando atajos… sintiendo que esta locura estaba llegando demasiado lejos… pero para que todo esto terminara, debía seguir el rumbo que me marcaban esas imágenes… Me dejé llevar por mi mente… y ella misma me llevó a la puerta de una gran casa… una casa que sentí haberla visto antes… pero no la recordaba… Intenté abrir la puerta, pero estaba cerrada… comencé a caminar alrededor de la casa buscando alguna ventana por donde poder entrar… La desesperación me estaba consumiendo… solo veía ventanas cerradas y muchos árboles… me acosté sobre el pasto… miré hacia el cielo… y ahí la vi… una gran ventana abierta en el segundo piso de aquella casa… me acerqué a el árbol más próximo… me subí para poder acercarme a esa ventana… subí… subí y subí hasta que llegué… entré… y caminé por toda la casa, tratando de comprender porque llegué a ese lugar… Era una casa grande… llena de cuadros… llena de fotos… recorrí cada pasillo… todo estaba silencioso… hasta que un llanto rompió la calma… Ese llanto cada vez era más intenso… trataba de seguirlo… pero no podía saber de dónde venía… no lo encontraba… Lo busqué por todos lados, hasta que lo encontré… venía de uno de los cuartos… me acerqué… la puerta estaba entreabierta… y ahí lo vi… era un chico que lloraba desconsolado con la foto de una mujer entre sus manos… ese chico no dejaba de acariciar esa foto, no dejaba de llorarle… Entre sus lágrimas de dolor podía escuchar sus súplicas… no dejaba de hablarle a esa foto pidiéndole que vuelva… algo raro me ocurría… sentía un fuerte dolor en el estómago… me sentía muy mal… me acerqué al espejo… no podía creer lo que veía… el color morado de mi rostro comenzaba a desaparecer… todo mi cuerpo se reconstituía… mis uñas podridas comenzaban a sanar… mi piel desgarrada se regeneraba… dejaba de ser una muerta… para volver a la vida… Cerré mis ojos y recordé todo… esa casa era la de un viejo amor… Con los ojos cerrados y con una emoción inexplicable dentro de mi pecho… sentí una caricia conocida… abrí los ojos y ahí estaba… mi viejo amor… sequé sus lágrimas con mis manos y calme su llanto con un beso… un beso tan profundo como el mar… Pero algo no estaba bien… mi piel se volvía morada… mis uñas se volvían a pudrir… mi sombra desaparecía… estaba muriendo… otra vez Una extraña luz me buscaba… tenía que irme… tenía que volver a mi lugar… a la oscuridad… a la tierra… al silencio… Pero algo impedía mi viaje eterno… porque… aunque estaba muerta… vivía en el corazón de aquel viejo amor que no me olvidaba, que no me dejaba ir… Convertida en una zombi… con lágrimas de dolor… te pedí que me olvides… que me borres de tu corazón… que me dejes de pensar… que rompas los recuerdos… me miraste dolido… pero entendiste que me tenías que dejar ir… me estaba transformando en un monstruo… que nada se parecía a aquella chica que alguna vez quisiste… Con dolor e impotencia rompiste cada foto mía que guardabas… cada objeto que me regalaste… cada carta que me escribiste… borraste todos los recuerdos que nos unían Aquella luz que me buscaba… tomaba la forma de un ángel… un ángel que me guiaría durante mi viaje pero no me iría sin darte las gracias… y sin darte mi despedida… De mi pequeño cuerpo salieron alas… ya podía volar… ya podía irme… sabiendo que ningún recuerdo nos une… solo quedan los momentos compartidos… Mi tiempo terminó… mi ángel me espera… poco a poco voy alejándome… una gran luz me hace desaparecer… una luz potente que cega y te hace dormir… Cuando despiertes… todo habrá sido un sueño… y para cuando despiertes yo estaré descansando, mirándote desde un lugar muy lejano donde alguna vez nos volveremos a encontrar.

“Ella”

untitled

Ella sigue sentada bajo la lluvia, esperando lo que nunca vio llegar… Él sigue con aquella amarillenta hoja vacía, pensando qué escribir… Ella camina… pasea y recuerda esos olores, esos colores que alguna vez le arrancaron una sonrisa Él revisa si su teléfono aún tiene tono, mientras Ella se cambia de ropa frente al espejo… Los dos miran la hora, pero saben que nada ocurrirá… Ellos no se ven, pero saben que el otro existe… Ellos no se hablan, pero saben lo que piensa el otro… Ellos no se miran, pero ven por los ojos del otro… Ella ríe, llora… juega con sus manos… Él abre una vieja caja llena de cartas que nunca entregó… Ella escribe sobre el vidrio empañado… Él escucha viejas canciones tirado en su sillón favorito… Ella vuelve a mirar la hora… apaga la luz… y se va a dormir… Él comienza a escribir su carta… coloca un nombre de mujer y su carta empieza diciendo : ” Cierra tus ojos… voy a contarte… algo que nunca… te dije antes… “

“Manteniéndome Real”

20071028200311-muelle

Oscuridad… siniestra oscuridad que me alteraba…
Todo parecía muerto… y ahí estaba yo… manteniéndome real… entre tanto horror…
El día era gris… podía verlo desde mi ventana… el viento que corría era helado… podía sentirlo atravesar mis frazadas… y el silencio era infinito…
Acostada en mi cama… me refugiaba bajo las sábanas, tratando de robarles un poco de calor para entibiar mi cuerpo…
Con mis ojos cerrados… trataba de recordarte, pero no podía recrear tu imagen… mi corazón latía aceleradamente, sintiendo el miedo de que algo malo había pasado…
El frío era tan intenso… que me impedía pensar… sentía miedo… dolor… angustia… tristeza… mi cuerpo experimentaba toda clase de sensaciones y no entendía por qué…
Fuertes sonidos retumbaban en mi cabeza… una canilla que gotea… ruidos de pasos acelerados… agujas de relojes… cada uno de esos ruidos penetraba en mi cabeza como un puñal, haciendo doler todo mi interior…
Dolor… punzante dolor que oprime mi pecho… punzante dolor que no deja pensar en otra cosa que no sea en venganza…
Punzante dolor tramposo y manipulador…
Mi cuerpo está inmóvil… petrificado… como si quisiera imitar a una estatua de yeso… mis ojos llorosos, inundados de ira, titilan como luces intermitentes… laten como si fueran a explotar… mis manos temblorosas cobran vida y me invitan a destrozar todo lo que tocan…
Mi cabeza… perturbada y cansada… no deja de proyectar pensamientos oscuros teñidos de odio y rencor, causados por tu repugnante persona… aquella persona que nunca debió haber vuelto implorando compasión… palabra que nunca perteneció a tu diccionario.
Mi vista comienza a nublarse… ya no puedo ver las cosas con claridad… mi temperatura corporal está disminuyendo… mi corazón cada vez late menos… mi estado es crítico… me estoy muriendo… pero no me iré sin saldar mi deuda…
¡¡¡ Baaaaannggggg !!!
¡¡¡ Ahhhhhhhhhhhh!!!
…………………………………………………………………….
Oscuridad… siniestra oscuridad que me alteraba… todo parecía muerto… y ahí estaba yo… manteniéndome real entre tanto horror…

“Maravillosa esta noche”

noche

Los primeros rayos del sol empezaban a asomarse por la ventana… ella… permanecía acostada… con los ojos cerrados… sin querer ver la luz del día… intentando reconstruir el sueño que le había hecho aumentar su temperatura corporal… daba vueltas en su cama… tratando de soñar con él… pero los rayos del sol se introducían en su habitación… quitándole la concentración matutina…
Decide salir de su cama… se prepara un ligero desayuno… busca su disco favorito… y lo escucha…
El sol poco a poco desaparece… un melancólico conjunto de nubes grises cubre por completo el cielo… la lluvia amenaza con aparecer… y el viento congelante no quiere cesar…
Ella… sentada en su sillón… mira por la ventana… disfruta el ruido de la lluvia cuando golpea contra el vidrio… se siente aburrida… y los días grises logran deprimirla un poco…
La lluvia seguía cayendo… los vidrios empañados no dejaban ver con claridad la calle… ella… con sus dedos dibuja siluetas sobre el vidrio empañado…
Los minutos pasaban y el aburrimiento no se alejaba de ella… la música seguía sonando… el ruido de la lluvia acompañaba la melodía… ahora el aburrimiento se convertía en sueño… los ojos cada vez se volvían más pesados… mirando por la ventana… ella se había quedado dormida…
Largas horas de sueño… la separaron de la realidad… acostada sobre el sillón… dejaba que su cuerpo se traslada hacia otra dimensión en donde su mente se separa de su ser… dejándola libre para alcanzar pensamientos abstractos… y pasiones ocultas…
Dormida… su cuerpo comienza a estremecerse… se mueve de manera lenta… como si alguien estuviera acariciando sus puntos débiles… suaves sonidos salen de su boca… producto de la intensidad del sueño
El clima placentero y relajante se ve interrumpido por un sonido… (¡ring!) que quiebra por completo aquel excitante sueño…
Ella abre los ojos… su rostro se ilumina… era el llamado que esperaba… se arregla el cabello… se acomoda la ropa… y atiende el teléfono… su rostro pierde color… la alegría que aparecía marcada en sus facciones… había desaparecido… la conversación finaliza… ella… totalmente pálida… toma entre sus manos el vestido de fiesta que había planchado… y lo tira al piso… desanimado… y con una gran angustia… se acuesta nuevamente sobre el sillón…
La música se repetía una y otra vez… acompañándola en su llanto… la lluvia no dejaba de caer y el viento seguía soplando…
La fiesta había comenzado… ella seguía acostada sobre el sillón… con sus ojos llenos de lágrimas… y su vestido de fiesta arrugado sobre el piso… el teléfono comienza a sonar insistentemente… ella no quería atender… el teléfono seguía sonando… hasta que de un momento a otro… no sonó más…
La fiesta estaría en lo mejor… y ella estaba pasando por su peor momento…
( timbre)… al escuchar el timbre… ella mira con cara de sorpresa hacia la puerta… pero no quiere abrir… (timbre)… (timbre)… la insistencia la hizo cambiar de opinión… sin secarse las lágrimas… se levanta del sillón… se dirige hacia la puerta… y la abre… no era quien esperaba… pero era alguien que la hace sentir bien… su mejor amigo…
él la mira… su cara muestra enojo… le duele verla así… ella baja la mirada… da media vuelta… se deja caer sobre el sillón… él abre el placard… busca su ropa de fiesta… encuentra algo bonito… y se lo da para que se vista… ella dice “no” con la cabeza… él la va a buscar… la hace sentarse… y comienza a sacarle la ropa… ella con su cara totalmente desarmada… ve caer su ropa por encima de su cuerpo… él no puede seguir… le tiemblan las manos… no cree estar haciendo lo correcto… ella nota algo extraño en él… lo detiene… toma la ropa que él le eligió y se va al baño…
Los minutos pasan… él está nervioso… “ ¿ Me veo bien? ”… le dice ella… él lentamente se da vuelta… gotas de sudor recorren su mente… se mueve lentamente… la ve… sus ojos se llenan de lágrimas… ella le sonríe tiernamente… “ Estas maravillosa” le dice él…
Una vez vestida… él la maquilla… peina su largo pelo… se queda mirándola… “ ¿ Te sientes bien? ” le pregunta ella… “ Estoy de maravilla”…
Termina de arreglarla… ella lo abraza… él la mira fascinado… “¿Vamos?” le dice ella… él prepara las llaves del auto… y juntos van a la fiesta…

“El juego del amor”

juego-amor-722269

Un año mas ha pasado por mi vida,
Y todo parece indicarme que nunca voy a poder olvidarte.
Me despierto por las noches con lágrimas en los ojos sin saber qué me sucede.
Me encierro en mi pecera vacía y no pareces existir… pero al salir de mi encierro, todo vuelve… tú vuelves… transformando en imágenes mentales… que se repiten una y otra vez en mi cabeza.
Ya no soporto más esto… pero tampoco voy a hacer algo… porque aunque mi corazón te extrañe y te desee, mi cabeza no te perdona… nunca va perdonarte lo que hiciste… quizás no en esta vida…
No me mires con esa cara, sabes de lo que te hablo… no te hagas el desentendido, ahora las reglas del juego las pongo yo.
No mas compasión, no mas paciencia, no mas dulzura… ya no habrá nada mas de eso para ti…
Mi cabeza se cansó de todo y de todos… pero mi corazón… te sigue esperando… y te llama a gritos… pero esta partida… no la vas a ganar vos… la va a ganar mi cabeza…
¡ DATE POR PERDIDO!
Aunque me cueste una vida olvidarte lo voy a lograr.
Mis pensamientos ya no te pertenecen.
Aunque te extrañe mi corazón guardará silencio.
¡ SHHHHHHHH! Esto es solo un juego… un juego de amor.

“El pasado, el presente y el futuro”

past-present-future

Nadie sabía dónde encontrarla…
Su silencio se había prolongado más de lo debido…
El pasado se había arrepentido de haberla dejado…
El presente se arrepentía de no cuidarla cuando pudo…
Culpa, rencor, dolor…
Ella no aparecía…
El pasado y el presente la buscaron
No dejaron lugar sin revisar…
Ella seguía sin aparecer…
El pasado y el presente buscaron respuestas en los recuerdos…
Pero ella se encargó de no dejar ninguno…
El pasado y el presente buscaron al futuro…
Pero el futuro era tan incierto que tampoco pudieron encontrarlo…
El pasado buscó dentro de sí mismo
Y comprendió sus errores…
El presente también buscó en su interior
Y comprendió el porqué de los hechos
Pero ambos, pasado y presente, sabían que era tarde para pedir perdón…
El pasado y el presente comprendieron que
Ella quiso escaparse de ambos…
Para escapar del pasado y del presente
Aceleró el tiempo… llegó al futuro
Tomó el camino más rápido…
El de ahogar al pasado y al presente
que en ella alguna vez vivieron
su cuerpo sin vida
fue encontrado en el fondo del mar…
el pasado y el presentese retiraron… no pudieron llegar a tiempo…

“El show habia terminado”

Old fashioned, elegant red theater stage drapes

El show había terminado… de un minuto a otro, y sin poder hacer nada al respecto, volvía a sumergirme en el anonimato cotidiano…
Aquella noche… salí como lo hacía cada noche… hacía más frío que de costumbre… y las calles estaban más vacías de lo habitual…
Aunque era otra noche más… yo no era la de siempre… había algo en mi interior que me pedía a gritos que tuviera cuidado… pero… como siempre no quise escucharme…
Caminaba con precaución… mi cuerpo se movía lentamente… presintiendo una especie de energía nunca antes sentida… las calles estaban vacías… silenciosas… ni un alma caminaba sobre ellas…
Trataba de mostrarme tranquila… pero en mi interior… los nervios no me dejaban en paz…
Cruzo las vacías calles… el tránsito era nulo… no se veía ningún auto en toda la cuadra… y eso me sorprendió… el frío cada vez era más intenso… sentía mi cuerpo congelado… mi ropa ya no me daba calor… no entendía qué estaba ocurriendo… saco de mi bolso una moneda… me quedo en aquella esquina esperando el colectivo… los minutos pasaban y el colectivo no llegaba… algo extraño estaba pasando… pero no sabía qué era… seguía mirando a mi alrededor… todo estaba vacío… mi única compañía eran las luces de la calle… que permanecían encendidas… iluminando la tranquilidad reinante… y el colectivo no llegaba…
Cerré los ojos por un momento… tratando de pensar en algo que pudiera calmar mis nervios… pero en esa situación no había nada que pudiera relajarme…
Escuché un ruido que cortó mi meditación… miré a mi izquierda… no había nadie… traté de agudizar mi mirada… pero un gran apagón me lo impidió… de un momento a otro las luces desaparecieron… dejando un manto de oscuridad… que cubría por completo las calles…
Mi respiración comenzó a agitarse… los latidos de mi corazón se volvían incontrolables… mi cuerpo se paralizó… me quedé quieta… y ese ruido que había escuchado… lo sentía cada vez más cerca… más cerca… más cerca… … … el miedo que sentía me hizo cerrar los ojos con fuerza… … el ruido había cesado… la calma estaba otra vez ahí… abro mis ojos lentamente… la luz había vuelto… abro un poco mas mis ojos… y veo… veo un gato negro… un pequeño gato negro de grandes ojos verdes… el gato está ahí… delante de mi mirándome… me acaricia la rodilla con su pata… y cuando voy a tocarlo… el gato deja salir una lágrima y se va… intento seguirlo… pero desapareció al doblar la calle… vuelvo a la esquina y una luz a lo lejos me indica que el colectivo está por llegar… ya llegó… frena… abre sus puertas y subo… saco mi boleto pero… la maquina expendedora no funciona… el chofer sin, sin mirarme, extiende su mano y me da un papel en blanco… me siento casi al final del colectivo… había solo cuatro personas viajando… ninguna hablaba… todo estaba silencioso… abro mi bolso… saco mi radio de bolsillo… me pongo los auriculares… y la enciendo… recorro todas las emisoras… no se podía escuchar ninguna… una interferencia bloqueaba todas las estaciones de radio… la apago… miro por la ventanilla… las calles seguían vacías… mi cuerpo estaba congelado… poco a poco se volvía de color morado…
Cerré mis ojos… el frío me impidió dormir… abro mis ojos… miro alrededor… solo había cuatro personas viajando… o podía entender qué estaba pasando… nadie mas subía al colectivo…
De repente… y sin motivo alguno… la velocidad del colectivo comenzó a aumentar… todo parecía una película en cámara rápida… una película donde todo ocurría en forma acelerada y poco previsible
Las ventanillas del colectivo empezaron a cerrarse… el viento casi congelante encontraba la manera de ingresar al vehículo… aún con todas sus ventanillas cerradas… no entendía nada… estaba viviendo una pesadilla real… ya no podía pensar en otra cosa…
Me levanté del asiento… me dirigí hacia la puerta de salida… toqué el timbre… pero no funcionaba… intenté abrir la puerta a la fuerza… le di patadas, golpes… pero no hubo caso… la puerta no se abrió… volví a mi asiento… mi cuerpo tiritaba de frío y mis ojos poco a poco se llenaron de lágrimas…
Miraba por la ventanilla del colectivo… pensando en dónde iba a terminar… pensando en mis afectos… creyendo que nunca los iba a volver a ver… las lágrimas de mis ojos se deslizaban por mis mejillas… no podía frenarlas… se escapaban de mis ojos…
La iluminación del colectivo perdía su fuerza… las luces amagaban a apagarse… hasta que de repente dejaron de jugar… y condenaron al vehículo a permanecer en oscuridad absoluta… la situación era terrorífica no había salida… le gritaba a los tres pasajeros que viajaban conmigo pero ninguno me prestaba atención…
Ellos mantenían la mirada fija hacia el frente… parecían como hipnotizados… me acerco a uno de ellos… pongo mi mano en su hombro… pero no voltea la cabeza… lo sacudo un poco para hacerlo reaccionar… y su cabeza sale rodando hacia los pies del conductor… retrocedí rápidamente… volví a mi asiento… no tenía escapatoria… nada podía hacer… solo quedaba esperar…
Miro por la ventanilla… veo gente que no conozco… gente llorando… gente diciéndome “adiós” con sus manos… el colectivo sigue su recorrido incierto… miro por la ventanilla… la gente sigue llorando… todo era una pesadilla… … … … … …
Entre la gente comienzo a reconocer rostros… mi familia… mis amigos… mis amores… mis enemigos… personas que ya no están… me miran tristes… me despiden con lágrimas… y gritos de desesperación…
Me levanto de mi asiento me dirijo rápidamente hacia el conductor… intento ver su rostro… es alguien conocido… puedo verlo… detrás de esos lentes oscuros… y debajo de esa capucha negra lo veo… es él… mi peor pesadilla… mi recuerdo más oculto… me mira de forma insinuante… me invita a viajar con él… intento negarme… pero algo en mi quiere que lo siga… y es lo que voy a hacer… vuelvo a mi asiento… lo miro a través de los espejos… y mi mirada vuelve a ver por la ventanilla del colectivo… la gente me sigue despidiendo… las lágrimas se me escapan…
Miro hacia delante… el vehículo se dirige a un precipicio… del que parece imposible salir…
Antes de que caiga… aparece alguien a quien no logro reconocer… me espera en la ultima parada… antes del precipicio… una melodía la acompaña que me hipnotiza… y me bloquea… la mirada insinuante quedó atrás… el colectivo se quiebra… se abre en dos… me acerco a la abertura… veo la calle… tengo que saltar… pero no tengo valor… la música me sigue hipnotizando… cierro los ojos y salto… … … … … … … … …
Cuando despierto reconozco el lugar… es mi pieza… estoy en mi cama… rodeada de mis afectos… y de ese extraño chico tocando su melodía hipnotizadora… …

“Eterno Dolor”

buffy18

No te puedo olvidar… todo lo intenté, pero no consigo sacarte de mi mente… he tratado de no pensar en vos… he intentado besar otros labios… pero todos me recuerdan a vos… he tratado de escapar… pero hasta el viento insiste en que te recuerde… mi cuerpo te extraña… mi boca te necesita… y mi corazón… llora por tu ausencia.
No puedo estar sin vos… no quiero estar sin vos… no soporto estar inmersa en este eterno dolor… que cada vez se hace más profundo…
Pienso en vos todo el día… te veo en todos lados… sueño con tu cuerpo junto al mío todas las noches… ¿ Estaré enloqueciendo?… no lo sé… el dolor es muy intenso como para poder pensar…
Te llevo clavado en mi corazón… nunca podré sacarte de mí… tengo una cicatriz con tu nombre… jamás se borrará…
Quiero que vuelvas… te necesito… mi vida sin vos es injusta… mi tristeza es tu castigo… tu crueldad me está devastando… ¿Es esto justo?… querer a alguien que te hace sufrir… ¿Es justo?… no lo sé… mi corazón no piensa… siente… mi corazón no obedece… insiste en quererte… mi corazón gobierna mi mente… hay una guerra en mi cuerpo… los dos insisten en que los escuche… ¿A quién debo escuchar?… ¿Al corazón o a la mente?… no lo sé… lo único que sé es que… si escuchara a mi mente… este poema no existiría… y ya no sentiría… este eterno dolor…

“Extraña silueta”

untitled

Luna llena… silencio… oscuridad… calma… acostada en mi cama… miro las paredes… oscuridad… sombras siniestras…
Un escalofrío recorre mi cuerpo… miro a mí alrededor… nada… mi ropa apilada tiene la forma de un Señor Oscuro… no quiero ver… intento dormir… un zumbido en mi oído me molesta… la montaña de ropa sigue ahí… parece que me mira… estudia mis movimientos… no quiero ver… aquella silueta… me asusta… miro hacia otro lado… cierro mis ojos… intento dormir… todo está en silencio… no hay ruido en la calle… mi cuerpo se relaja… algo cae sobre mis piernas… no quiero mirar qué es… le temo a esa silueta… no giro mi mirada… cierro los ojos… intento dormir… despierto a la mañana siguiente… siento algo extraño en mi cuerpo… miro mis piernas… ya no están…
Un círculo de sangre rodea mi cama… giro la cabeza… miro la pila de ropa… ya no era solo ropa tenía forma humana… tenía piernas… ¡eran las mías!… intento acercarme… lentamente… levanto su negra capucha… quiero ver su rostro… lo veo… él tiene mi rostro…
Me toco la cara con las manos… las miro… están empapadas de sangre…
Aquella extraña silueta… se alejaba con mi rostro y mis piernas… daba pasos lentos… por toda la casa… que aún hoy puedo escuchar…

“Otra vez”

iju

Otra vez…
Otra vez esa sensación invade mi cuerpo.
Es tan fuerte e intenso el miedo de que todo se desvanezca que no me deja ser libre… no me deja ser yo…
No tengo a quien recurrir para calmar este ardor… estoy a la deriva… nadie escucha mis gritos…
Nadie conoce mi dolor… nadie puede ayudarme…
¿Por qué? ¿Por qué ocurre todo esto?
Tengo ganas de llorar… tengo ganas de golpearme fuerte para saber si estoy todavía durmiendo.
Los hermosos momentos vividos se ven opacados por este miedo que me hace dudar si estoy dando los pasos correctos.
¿Por qué siento que me duele el alma?
¿Por qué siento culpa por buscar la felicidad?
¿Por qué nadie puede darme la mano y decirme que todo saldrá bien?
No puedo sola curar mi dolor…
Las señales se aparecen frente a mi, pero no se si es a mi a quien buscan…
Tal vez merezco todo esto, tal vez sea un castigo, una penitencia, un precio que debo pagar por lastimar las alas de mi ángel…
Me equivoqué, lo se… acaso no hay perdón?
Tengo ganas de llorar…
Tengo ganas de golpearme fuerte para saber si estoy todavía durmiendo…