Amistad

En tiempos que no me resulta fácil
                       lidiar con la tristeza,
me intuyes sin que medien palabras
y con tu mano acariciando la mía
                               recoges mi dolor.

Al rato compartimos la risa.
Luego, cuando crees que no te veo,
alzas tus manos al cielo
y liberas una mariposa la cual lleva todo el pesar
                                     que habías cargado por mí.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Los comentarios están cerrados.