Posts etiquetados como ‘felicidad’

Lecciones sobre la vida para el exito

Por Albert Einstein

1. “Alguien que nunca ha cometido errores nunca trató de hacer algo nuevo.” – En otras palabras, la mayoría de los empresarios nunca prueba cosas nuevas por temer a fracasar. El fracaso no es algo a que temer. Por lo general los perdedores aprenden mas de ganar que los mismos ganadores. Nuestros errores nos dan oportunidad de aprender y crecer.

2. “La educación es lo que sobra después que a uno se le olvida lo que aprendió en la escuela.” Es decir, la educación para un empresario y un emprendedor es lo que uno aprende sobre la marcha de la vida, y no los simples detalles que uno memoriza en un momento determinado.

3. “Soy lo suficiente artista como para dibujar de mi imaginación. La imaginación es mas importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación envuelve al mundo.” La imaginación hace al emprendedor y es esencial para el empresario exitoso y que busca la felicidad.

4. “El secreto de la creatividad es saber esconder tus fuentes.” – En el contexto en donde Einstein dijo esto quiso decir que aunque somos influenciados por otras grandes personas, en el momento de subir a un escenario debemos dejar atrás a esas personas y convertirnos en un empresario único y original, que aprende diferentes valores de otros empresarios, o de otras personas, etc.

5. “El valor de un hombre debe medirse por lo que da y no por lo que recibe. No trates de convertirte en un hombre de éxito sino en un hombre de valores.” – Lo que quiere decir es que uno debe ser fiel a uno mismo. Actualmente vivimos en una sociedad culposa, el empresario que es fiel a sus convicciones y su naturaleza no puede reprocharse nada.

6. “Existen dos maneras de vivir: Puedes vivir como si nada es un milagro, o puedes vivir como si todo es un milagro.” – Con esto quiso decir que cuando nada es un milagro que el empresario obtiene ese poder de hacer lo que sea sin límites. Y cuando todo es un milagro, te detienes a apreciar hasta la mas pequeña de todas las cosas bellas del mundo. El pensar de ambas maneras te dará un vida productiva y feliz.

7. “Cuando me examino a mí mismo y mis métodos de pensar, llego a la conclusión que el don de la fantasía ha significado mas para mí que cualquier otro talento para pensar positivo y abstractamente.” – Es decir, el empresario soñador puede lograr que su vida sea una vida llena de positivismo. Deja que tu imaginación te lleve por todo tipo de senderos y crea al mundo en el que desearías vivir.

8. “Para ser un miembro inmaculado de un rebaño de ovejas, uno debe, sobre todas las cosas, primero ser una oveja.” – Con esto quiso decir que si deseas ser un empresario exitoso, debes empezar tu propio negocio inmediatamente. El solo desear serlo, mientras le tienes miedo a las consecuencias no va a ayudar. Lo mismo aplica para todo: Para ganar un partido uno debe primero y ante todo que jugar el partido.

9. “Debes aprender las reglas del juego. Y después debes jugar mejor que todo el mundo.” – En otras palabras, haz el mejor trabajo posible que puedas, como si tu vida dependiera de ello, y después que no tengas contra quien competir, solo te tendrás a ti mismo contra quien competir. En ese momento, mejora lo mejor que hayas logrado.

10. “Lo importante de todo es nunca dejar de hacerte preguntas. La curiosidad tiene su propia razón de existir.” – Con esto Einstein quiso decir que los empresarios inteligentes preguntan. No dejes de hacer preguntas a ti mismo y a otros para encontrar soluciones, pues esto te ayudará obtener conocimientos y analizar tu crecimiento en todos los caminos de la vida.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

LA FELICIDAD ES AMAR LO QUE UNO HACE

Es lamentable ver cómo la crisis económica, la desconfianza en el sistema y la falta de empleo llevan a las personas a conformarse con tener un trabajo cualquiera, abandonando pasivamente sus sueños, sus metas y, lo que es peor, su lealtad a sí mismos.

Muchas empresas retienen a su personal porque estos no tienen adónde ir, creen innecesario motivarlos, desarrollarlos, respetarlos o siquiera comprometerlos. Se olvidan de apasionar a su gente. 

Estas son empresas menos desarrolladas culturalmente que poco se preocupan por tener empleados satisfechos, creyéndolo un lujo innecesario, y limitando no solo el crecimiento de su gente, sino su propio desarrollo y el cumplimiento de sus metas de negocio. 

Estas organizaciones creen que la satisfacción y la pasión son componentes poco importantes del esfuerzo laboral, sin comprender que, justamente, la pasión por lo que uno hace es lo que genera los grandes aportes, las ideas innovadoras, y consigue esfuerzos y resultados extraordinarios.

Muy lejos de las anteriores, las empresas exitosas reconocen que la única manera de lograr sus metas es a través de la satisfacción de sus clientes, y que esta satisfacción solo se da si sus empleados están satisfechos (”si el empleado sonríe, sonríe el cliente”).

El exito de las empresas depende que estas asuman políticas coherentes con sus valores, actuen de manera consistente con lo que predican y que sean verdaderamente respetuosas de su gente. 

El personal debe trabajar a gusto. Buscar la satisfacción de los empleados no es una cuestión exclusivamente de dinero, sino que forma parte de una cultura empresarial que reconoce que el respeto es la base del éxito.

El reto es no abandonar jamás la búsqueda de la satisfacción en el trabajo, de la pasión por lo que hacemos. 

No conformarnos jamás por nada menos que hacer lo que nos mueve, lo que nos gusta realmente. 

Esa es la verdadera lealtad con uno mismo, la que nos hace sentir realizados, completos profesionalmente y con ganas de ir a la oficina cada día (bueno, casi cada día).

 Algunos tienen el privilegio de descubrir temprano su vocación, otros no debemos cejar hasta encontrarla.

 Aceptar menos es traicionar nuestra esencia, y solo nos conducirá a resultados mediocres y a vivir en un permanente estado de insatisfacción que ningún dinero en el mundo paga.

 La necesidad, las presiones externas o los paradigmas de éxito ajenos que muchos se imponen no son excusa suficiente para traicionar nuestro espíritu.

La felicidad profesional es amar lo que uno hace.

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog