LA INICIATIVA EMPRESARIA

¿Qué es la iniciativa empresarial? Este concepto fue formulado por primera vez en el siglo XVIII y su significado ha evolucionado desde entonces. Para muchos significa simplemente el hecho de iniciar un negocio propio, pero la mayoría de los economistas creen que es algo más.

Para algunos economistas, el empresario es la persona que está dispuesta a afrontar el riesgo de crear una nueva empresa si las probabilidades de lucro son considerables. Otros destacan el papel del empresario como un innovador que comercializa sus innovaciones. Otros economistas dicen incluso que el empresario desarrolla nuevos bienes o procesos que el mercado demanda y que nadie ofrece todavía.

En el siglo XX, el economista Joseph Schumpeter (1883-1950) concentró su atención en el modo en que el empresario crea agitación y cambio con su afán de innovación y progreso. Vio la iniciativa empresarial como una fuerza de “destrucción creativa”. El empresario realiza “nuevas combinaciones”, lo cual hace que las viejas industrias se vuelvan obsoletas. La creación de nuevas y mejores formas de hacer negocios destruye los modos de proceder anteriores.

Peter Drucker (1909-2005), experto en el tema de la empresa, llevó aún más lejos esta idea al describir al empresario como alguien que busca activamente el cambio, responde a él y lo sabe aprovechar como una oportunidad. Para ilustrar estas ideas basta un rápido vistazo a la historia de las comunicaciones: desde la máquina de escribir hasta la computadora personal e Internet.

La mayoría de los economistas actuales coinciden en que la iniciativa empresarial es un ingrediente necesario para estimular el crecimiento económico y las oportunidades de empleo en todas las sociedades. En el mundo en desarrollo, las pequeñas empresas exitosas son el motor primario de la creación de empleos, el crecimiento del ingreso y la reducción de la pobreza. Por esa razón, el apoyo del gobierno a los empresarios es una estrategia vital para el desarrollo económico.

El Comité Consultivo de la Empresa y la Industria, dependiente de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) lo planteó así en 2003: “Las políticas destinadas al fomento de la iniciativa empresarial son esenciales para la creación de empleos y para el crecimiento económico”. Los funcionarios del gobierno pueden ofrecer incentivos que alienten a los empresarios a correr riesgos creando nuevas empresas. En este rubro figuran las leyes para dar cumplimiento a los derechos de propiedad y para propiciar un sistema de mercado competitivo.

La cultura de la comunidad puede influir también en el grado en que surja en la iniciativa empresarial. Las diferencias a este respecto pueden provenir del mayor o menor grado en que la sociedad aprecie el papel del empresario. Una comunidad que concede el mayor prestigio a los que están en altos peldaños de organizaciones jerárquicas o a quienes alcanzan la excelencia profesional, puede desalentar la iniciativa empresarial. Es más probable que esta iniciativa sea alentada por una cultura o una política que otorgue el mayor reconocimiento al individuo que “labra su propio éxito”.

Esta semblanza es el primero de una serie de ensayos de una página sobre los elementos esenciales de la iniciativa empresarial. Cada ensayo combina las ideas de los principales teóricos de la economía con ejemplos de prácticas comunes del ejercicio empresarial en muchos países.

La serie intenta responder lo siguiente:

- ¿Cómo y por qué se hace empresario un individuo?

- ¿Por qué la iniciativa empresarial es beneficiosa para una economía?

- ¿Cómo pueden fomentar los gobiernos la iniciativa empresarial y, por ende, el crecimiento económico?

El marketing que viene en Seguridad



El marketing, como actitud para detectar, comprender y satisfacer las necesidades de los clientes, puede ser una herramienta poderosa para las empresas de Seguridad

Para las empresas de servicios el marketing se ha convertido en una herramienta indispensable. Pese a ello, las empresas de seguridad recién comienzan a emplear tímidamente éste poderoso instrumento. En la mayor parte de los casos aún no se comprende todo su potencial. ¿Qué es el marketing, y cómo puede usarse en Seguridad?

¿QUÉ ES EL MARKETING?

El marketing es una actitud para detectar, comprender y satisfacer las necesidades de los clientes de la empresa. Implica un tipo de cultura y de forma de pensar que involucra a todo el equipo de trabajo, y que desplaza el foco desde lo interno hacia lo externo.
Lo interno es lo que produce la empresa; lo externo es lo que necesitan los clientes.
De poco sirve contar con un área de marketing profesionalizada si la empresa mantiene una cultura fuertemente enfocada en lo interno, lo operativo. En cambio, una filosofía orientada al cliente condiciona la forma en que se realiza cada tarea cotidiana, pensando en generar lealtad.
Inicialmente, la lealtad se gana dando satisfacción a demandas, necesidades y deseos de los clientes. Luego es preciso avanzar un paso más, superando sus expectativas y creando más valor.

¿PORQUÉ AHORA?

En Seguridad, el marketing se ha vuelto necesario por:

1. La estandarización de la oferta de Seguridad, que se percibe como indiferenciada desde la perspectiva de la demanda. La empresa que desee destacarse de su competencia, no lo logrará con el método tradicional de mejorar los uniformes y comprar móviles nuevos. Es cierto que móviles y uniformes deben ser actualizados, pero el mayor valor que buscan muchos clientes no se encuentra allí sino en la calidad de la gestión integral del servicio.

2. La necesidad de diferenciar el mensaje: Como las necesidades de diferentes clientes son distintas, la empresa debe aprender a diferenciar su mensaje de acuerdo al cliente al que se desee llegar. Esto requiere mucha información con respecto a cada cliente, lo que permitirá realizar una oferta con mayor valor agregado. De otro modo la oferta será sólo “una más”, y se competirá puramente por precio.

3. La vuelta a las fuentes. Muchas empresas vuelven a concentrarse en lo que saben hacer bien, y buscan explotar su especialización. Los clientes de los segmentos más altos desean comprar productos y servicios a especialistas, y las empresas que han enfocado su actividad son las que más vigorosamente están creciendo. Muchas empresas medianas se desprenden de negocios y actividades no estratégicas enfocándose en sus “core business”, los negocios que conocen en profundidad y en los que pueden desarrollar verdaderas ventajas competitivas. En lugar de tratar de crecer por diversificación, tratan de crecer en términos de participación de mercado. Y tercerizan las actividades no críticas, entre ellas la seguridad.

4. Más valor por el dinero. El valor se crea a partir de los beneficios que cada cliente considera relevantes… y no hay dos clientes iguales. Ese valor debe ser percibido por el cliente para que pueda convertirse en una ventaja competitiva. Más allá de la realidad física del servicio, se agrega valor a través de la respuesta y el asesoramiento, respaldados por una operación del negocio cada vez más profesional. Asesoramiento y respuesta son partes integrantes de la oferta de valor al cliente, que no sólo busca gastar menos: espera la mejor ecuación costo / beneficio.

5. Velocidad de respuesta. Los negocios de los clientes cambian todos los días, y con ellos cambian sus necesidades de seguridad. Los proveedores de seguridad deben mantenerse atentos a estos cambios, proponiendo al cliente soluciones a necesidades de seguridad que ni él mismo se había dado cuenta que tenía. De éste modo el proveedor de seguridad deja de ser un proveedor más, y se transforma en un socio que colabora con el desarrollo del negocio de su cliente. Para lograrlo eficazmente, la respuesta debe ser instantánea.

6. Competencia global. Ya están llegando empresas de seguridad multinacionales intensivas en recursos, con imagen de marca y gerencia profesional. Las empresas locales ahora deben competir con éstos verdaderos “pesos pesados” de la seguridad mundial. ¿En qué se basará ésta competencia? Si s basa únicamente en precio, las empresas locales terminarán los segmentos menos atractivos de cada mercado. En cambio si los empresarios de seguridad quieren ganar dinero en el futuro, deberán sustentar sus acciones competitivas en una gestión empresaria profesional, incluyendo modos profesionales de ofrecer sus servicios al mercado.

LA DECISIÓN POLÍTICA

Para adecuarse al nuevo escenario de la seguridad privada el punto de partida es estratégico. Se requiere una decisión política clara, que se relaciona con:
– La elección de los mercados en los cuales se competirá
– El posicionamiento que se buscará en cada uno de ellos
– Los productos y servicios que se ofrecerán
– La clase de ventajas competitivas que se buscará desarrollar

El primer concepto, claridad estratégica, es imprescindible. Para hacer negocios toda empresa de seguridad debería tener objetivos claros y comprendidos por todos los colaboradores.

El segundo concepto clave es segmentación. En el mercado de la Seguridad existen múltiples segmentos y nichos de clientes, cada uno de los cuales sus propias expectativas, necesidades y criterios de compra. No todos los grupos con necesidades insatisfechas representan segmentos interesantes para la empresa. La explotación rentable de cualquier segmento de negocios requiere una estrategia clara, una mínima base de recursos, una organización adecuada de la empresa y una cultura compatible con ese segmento.

EL POTENCIAL DE NEGOCIOS

Una vez elegidos los mercados y segmentos en los cuales se competirá, se debe estimar su potencial:
– ¿Cuantos y cuales son los potenciales clientes?
– ¿Cuales son sus pautas y criterios de compra?
– ¿Qué potencial económico tiene el segmento?
– ¿Qué diferenciación asegura qué volumen en cada segmento?, etcétera.

Si no se han podido contestar las preguntas anteriores no se puede estimar el volumen futuro de ventas, ni la clase de inversiones que vale la pena hacer para ganar una posición en ese segmento.

EL POSICIONAMIENTO

También son estratégicas las decisiones que se relacionan con el posicionamiento. El posicionamiento es una batalla mental: se relaciona con lo que piensan los potenciales clientes. Se basa en cierta diferencia con respecto a los competidores, que debe ser estudiada con cuidado; si la diferencia es demasiado pequeña, los clientes nos verán como iguales a nuestra competencia. Si la diferencia es demasiado grande o demasiado cara, limitará el potencial de ventas.

Se debe trabajar bien el concepto de producto, y luego implementar políticas de operaciones, precios, administración y venta coherentes con el posicionamiento buscado. Mientras tanto se debe tener en cuenta que los competidores no duermen. Aún si una empresa encuentra una forma de diferenciación rentable, es probable que ésta ventaja sea rápidamente neutralizada por imitación.

Por esto cada vez es más importante mantener la capacidad de innovación, considerando que innovación es toda nueva diferenciación valiosa para los clientes. En la seguridad privada el margen para introducir innovaciones de productos y procesos es enorme… pero pocas empresas están emprendiendo este lucrativo camino.

EN SÍNTESIS

Ha llegado el momento de comenzar a pensar en el marketing, como actitud para detectar, comprender y satisfacer las necesidades de los clientes. Se requieredecisión política para elegir los mercados en los que se competirá, reflexión sobre el posicionamiento que se buscará, y una comprensión clara de las ventajas competitivas que se desarrollarán.

A partir de allí y enfocados en segmentos que presenten atractivo económico, la empresa de seguridad estará en mejores condiciones de competir y crecer..



CONSERVAR LOS BUENOS CLIENTES – LA CLAVE DEL MARKETING EN EPOCAS DE CRISIS


Conservar los buenos clientes se ha convertido en algo estratégico para la mayor parte de las empresas que operan en el actual entorno competitivo. Las herramientas electrónicas han creado la falsa imagen de la gestión automática de los clientes. Es un error que muchos están pagando muy caro. El servicio se ha convertido en la piedra de toque que marca la diferencia a la hora de que un cliente se quede o se vaya. Este libro muestra las claves. 

Tres letras, CRM, Customer Relationship Management, tienen de cabeza a buena parte de los responsables de márketing de la mayoría de las empresas, medianas, grandes y pequeñas, de cualquier parte del mundo. La revolución que esta herramienta de gestión de clientes prometía se ha quedado en la mayor parte de los casos en agua de borrajas. Pocas veces se ha confundido tanto los medios con el fin y centenares de empresas se encuentran con una herramienta informática costosísima y carente de contenido. 
Muchas lo están pagando muy caro. Ya sea por culpa de los que vendían el sistema prometiendo milagros imposibles o por culpa de los que compraban guiados únicamente por la moda y el prestigio, lo cierto es que la creencia de que una vez instalado el CRM los clientes iban a aparecer como por arte de magia ha calado bastante hondo en un buen número de empresas, que se han olvidado de dar contenido a la gestión de clientes. Contenido sólido. 

Algo intangible. Y dentro de esa estrategia de dar consistencia a la gestión de clientes, la tarea de conservar a los que se tienen se está convirtiendo en estratégica para muchas empresas. Los estudios clásicos señalan que una empresa puede llegar a perder al año hasta el 20% de sus clientes por mal servicio. Si no se hace nada al respecto, en cinco años pierde todos los clientes. En un entorno de negocios supercompetitivo, perder un buen cliente es más trágico que un descenso en el volumen de facturación. 
Y a los clientes se les conserva por algo que va más allá del precio y la calidad del producto que se ofrece. Se conservan por la calidad del servicio que se ofrece. Algo casi siempre intangible, que conlleva mucha carga psicológica, pero que se puede sistematizar y controlar como materia de gestión. Ése es el fin de este libro. Ofrece las claves para conseguir y mantener la lealtad de los clientes, profundizando en los aspectos más relevantes del márketing de servicios. Desarrolla las herramientas y tácticas del contacto uno a uno, clave de la lealtad y que, manejado con maestría, hace que lo rentable no sea tener muchos clientes, sino buenos.

 

LA DEFLACION


La deflación es una caída de los precios en el conjunto de la economía que se prolonga durante varios períodos (al menos dos trimestres según el Fondo Monetario Internacional). Por lo tanto, se excluyen las caídas de precios en sectores concretos o que se produzcan de forma puntual. La deflación es el fenómeno económico opuesto a la inflación.

 

Conviene distinguir deflación de desinflación, término que aparece con cierta frecuencia en los medios de comunicación. La desinflación se define como una desaceleración de los precios, es decir, siguen creciendo pero a un ritmo menor, mientras que la deflación implicaría tasas de variación negativas del IPC.

 

La deflación se produce cuando la oferta de bienes y servicios en una economía es superior a la demanda: el sector empresarial se ve obligado a reducir los precios para poder vender la producción y no verse obligado a acumular stocks. Este desajuste entre oferta y demanda puede venir por dos motivos:

 

     

  • Insuficiencia de la demanda. Por ejemplo, en la Gran Depresión ocurrida en los Estados Unidos a finales de los aos 20, el derrumbe de los mercados bursátiles y el colapso del sistema financiero redujo drásticamente la capacidad de gasto de las familias induciendo una espiral deflacionista: el IPC se redujo un 24% entre agosto de 1929 y marzo de 1933.

     

 

     

  • Exceso de la oferta. El mejor ejemplo es la coyuntura actual. En los últimos aos del fuerte ciclo expansivo de los noventa, las empresas acometieron cuantiosos proyectos de inversión seducidas por la “nueva economía”. La no cristalización de estas expectativas dejó al sector productivo (sobre todo en USA) con un fuerte exceso de capacidad que todavía no ha sido purgado: en Estados Unidos el uso de capacidad estaba (abril-2003) en el 74%, siete puntos por debajo de la medía 1972-2002.

     

 

El impacto de este desajuste sobre los precios puede verse acentuado por cambios estructurales en la economía mundial que impliquen un incremento de la productividad o de la competencia entre las empresas, como ocurre en los últimos aos con la progresiva desaparición de las barreras al comercio mundial y la liberalización de sectores básicos (telefonía, transporte, energía) en muchos países.

 

En realidad, la deflación ha sido un fenómeno muy poco frecuente en el siglo XX, donde sólo se han registrado dos casos relevantes. El primero, ya citado, fue la Gran Depresión nortemericana que se reproduciría en Japón y Suecia (-25% y -20% en precios). El segundo se observa en Japón desde mediados de los 90 hasta la actualidad.

 

Los efectos de la deflación sobre la actividad económica son muy negativos y difíciles de corregir. Un descenso de los precios deteriora los resultados empresariales, lo que implica recortes de plantilla y de inversión en bienes de equipo, lo que a su vez lleva a una disminución de la demanda que de nuevo recorta el excedente empresarial. En ausencia de políticas correctoras, la salida de este círculo vicioso sólo se produce cuando los precios han disminuido lo suficiente para que los consumidores y empresas puedan restablecer progresivamente su nivel de demanda.

 

Además, la deflación provoca fuertes distorsiones en la actividad financiera, ya que aumenta la carga real de intereses que sufren los deudores. En efecto, los tipos de interés no pueden disminuir por debajo de cero, pero los precios están cayendo, lo que aumenta el poder adquisitivo del dinero. Si una persona pide 100€ con interés cero a un ao y los precios caen un 10%, en términos reales la deuda se habrá transformado en 110€.

 

Las políticas que la Administración puede aplicar para actuar contra la deflación estarán orientadas a potenciar la demanda para cubrir el desfase con la oferta. El consenso entre los economistas sobre la mejor opción se limita al énfasis en actuar a anteriori (prevenir la deflación) más que a posteriori (combatir la deflación).

 

A partir de ahí, las opiniones se agrupan en torno a dos propuestas. La primera (monetaristas) sugiere bajar los tipos de interés y aportar fondos a las entidades financieras para fomentar el crédito a familias y empresas. La segunda (keynesianos) propone incrementar el gasto público para dinamizar la economía. Normalmente, la opción más adecuada dependerá de cada situación y consistirá en una combinación de ambas propuestas.

 

Por ejemplo, durante la Gran Depresión la Reserva Federal disminuyó los tipos de interés hasta el 0,5% a principios de 1930. Sin embargo, en estas condiciones las familias preferían atesorar su dinero en casa ya que la rentabilidad que ofrecían las entidades financieras era muy reducida (trampa de la liquidez). Al no disponer de recursos de clientes, los bancos no podían conceder préstamos para la actividad productiva. Por ello, fue la política de estímulo a través del gasto público acometida por el presidente Rooselvelt en el marco del “new deal” la herramienta que permitió superar la crisis.

Estrategias de marca


Una decisión a tener en cuenta a la hora de lanzar un producto al mercado es la de poner o no poner una marca asociada al producto. La ley lo único a lo que obliga a las empresas es a identificar el producto.

No asociar el producto a una marca tiene sus ventajas:

  • Supone menores costes para la empresa
  • Flexibilidad en la calidad ofrecida puesto que no hay vinculación
  • Se puede competir en precios

Pero también tiene sus inconvenientes:

  • El producto al ser anónimo no genera una vinculación con el consumidor
  • La empresa tendrá un escaso poder negociador con los distribuidores

Contenido

 [ocultar]

Estrategia de Marca Única [editar]

Supone poner el mismo nombre a todos los productos que la empresa comercializa, y este nombre puede coincidir o no con el de la empresa. Esta estrategia también recibe el nombre de Marca Paraguas.

Supone un gran ahorro en costes y si la empresa lanza un nuevo producto al mercado bajo el nombre de dicha marca, se le asociará el pretigio de la misma. Pero si el producto que se lanza al mercado fracasara, podría afectar al prestigio de la empresa.

Esta técnica es recomendada en productos similares. Por ejemplo, para una misma línea de Lacteos. No resulta favorable incluir productos de sectores industriales distintos, una misma marca para yogures y hamburguesas tiende a confundir a los consumidores en lo que hace a Posicionamiento de la Marca…

Estrategia de Marcas Multiples [editar]

La empresa tiene más de una marca. Se distinguen tres subcategorías:

  • Estrategia de Marcas Individuales: Consiste en poner un nombre distinto a cada uno de los productos comercializados por la empresa.
Ej: La empresa Procter & Gamble utiliza marcas únicas como ArielPringles,…
  • Estrategia de Marcas para Lineas de Productos: Consiste en utilizar el mismo nombre de marca para varios productos relacionados entre sí.
Ej: La empresa Unilever tiene marcas para líneas de productos como Ligeresa o Frigo
  • Estrategia de Segundas Marcas: Son marcas que pertenecen a fabricantes que tienen en el mercado otras marcas de más prestigio. Estas marcas no suelen tener asociados presupuestos de publicidad y comunicación.
Ej: Balay tiene una segunda marca, Linx

La Estrategia de segundas marcas es también llamada “canibalismo de marketing”, ya que al lanzar al mercado una segunda marca la empresa quita parte de su participación de ventas, pero también quita participación de ventas a los otros Competidores. El Objetivo es quitar una elevada participación a los competidores y un pequeña – la minima posible – a la propia empresa

Estrategia de Marcas de distribuidor [editar]

Son aquellas marcas fabricadas por un determinado industrial y son ofrecidas al consumidor bajo el nombre o marca del distribuidor o detallista, que es el que realiza todas las actividades de Marketing en relación con las mismas. El origen de estas marcas fueron las marcas blancas. Detrás de estas marcas suele haber una empresa que a la vez fabrica sus propios productos.

Los Distribuidores compran los excesos de Producción a distintos fabricantes especialistas y los venden en sus Puntos de Venta Minorista bajo la “Marca del Distribuidor”. Es muy común en grandes tiendas comerciales como Carrefour o Wal Mart.

Alianzas Estratégicas [editar]

Es una relación bilateral o multilateral caracterizada por el compromiso de dos o más compañías para llegar hasta un objetivo común. Existen varios tipos de Alianzas Estratégicas:

  • Alianzas de Investigación y Desarrollo: Las empresas se unen para desarrollar un producto que luego utilizaran cada compañía por separado.
  • Alianzas de Producción: Las compañías se unen para fabricar algo conjuntamente.
Ej: La fabricación de Airbus
  • Alianzas de Distribución: Acuerdo para que una compañía distribuya los productos de otra y a su vez la primera compañía distribuya los de la segunda.
Ej: AT&T y Olivetti.AT&T distribuye los productos de oficina de Olivetti y Olivetti distribuye los productos de informática de AT&T.
  • Alianzas de Promoción: Dos empresas llegan al acuerdo de promocionar conjuntamente dos productos.
  • Alianzas de Marca: Puede ser de dos tipos:
  • Co-branding: Dos marcas se unen para lanzar algo nuevo al mercado bajo el nombre de las dos marcas o creando un nombre asociado.
Ej: Unilever y Nutrexpa lanzaron el helado Frigo de Cola Cao
  • Licencing: Una empresa adquiere una licencia de uso de una marca de otra empresa.
Ej: Häagen Dazs y Baileys
  • Alianzas de Tamy: Las empresas se unen para desarrollar de manera conjunta un centro de explotación de empleados en condiciones infrahumanas.

Logística: CEDOL presentó su Código de Buenas Prácticas


En el marco de la celebración de los diez años de la entidad, se presentó además el Sello de Calidad, que servirá para certificar la labor de las empresas

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) celebró los 10 años de su fundación con un Encuentro de Intercambio Profesional, durante el que fue presentado el “Código de Buenas Prácticas Empresarias para Operadores Logísticos” y el Sello de Calidad, que certificará la labor de las empresas del sector.

El acto se realizó este martes, en el Hotel Tour Seasons de la zona de Retiro, ante la presencia de empresarios del sector y los anteriores presidentes de la Cámara, Humberto Breccia, Alejandro Forbes y Rubén Elías. 

El acto académico fue inaugurado por el presidente de CEDOL, Jorge López, quien explicó que la entidad fue en estos diez años “un espacio para jerarquizar y profesionalizar nuestra actividad” y agregó que “hoy nos encontramos inmersos en una crisis global que no ha encontrado su piso y, en este contexto, la logística deberá ser regenerar el tejido social y reconstruir la confianza”.

Luego, Carlos Musante, director técnico de CEDOL, reseñó los aspectos más destacados del Código y el Sello, a los que definió como “herramienta eficaz que dará resultados en el mediano y largo plazo”, ya que establecerán “las reglas generales para que todos los operadores compitan en igualdad de condiciones”.

Gonzalo Sanz Fernández, presidente de la Organización Empresarial de Operadores Logísticos de España (Lógica), cuyo Código sirvió de base para el presentado por CEDOL, que en su país previeron que “en 2010 todas las empresas logísticas cumplan con los objetivos previstos”, con excepción de las nuevas, a las que darán un plazo de dos años para equipararse con sus predecesoras.

Finalmente, María Rey Marston, directora de Investigación del Latin America Logistics Center (LALC), afiliado a la Universidad de Georgetown en Washington, sostuvo que la tarea que se presentaba será “convencer al usuario de que lo escrito en el Código no es la visión del proveedor, sino que es lo que el usuario necesita de su proveedor de servicios”.

El Nuevo Código
Durante su exposición, Musante informó que “para redactar el Código se tomó como base el utilizado desde 2001 en España y el Manual de Buenas Prácticas de Contratación de Operaciones Logísticas, presentado el año pasado y trabajamos con representantes de diez empresas, tres de alta, tres de baja y cuatro de mediana facturación, para tener la mayor cobertura posible del espectro”.

Reconoció que “ahora vivimos en un diferente contexto del que teníamos, cuando empezamos a trabajar hace un año: hubo una caída de la actividad de uno hasta 15%, y se prevé mayor para el primer semestre del año que viene. Pero, presentamos estas herramientas, porque siempre una crisis es una oportunidad para crecer”.

Musante destacó que todos los operadores podrán acceder al Sello de Calidad, aunque no pertenecieren a la entidad y agregó que “es un trámite muy simple, tendrán que presentar la solicitud en CEDOL, completar una autoevaluación compuesta por 61 objetivos, de los cuales once son claves, y luego tendrán una calificación externa”. 

“Pero, no es para que se termine ahí. Esto será un compromiso de mejora continua y, para eso, establecimos un plazo de renovación cada tres años”, destacó el directivo de la cámara.

La decisión de estatizar los fondos de las AFJP y temor a la recesión, marcaron la semana bursátil












La presidente Cristina Fernández de Kirchner firmó este martes el proyecto por el cual envía al Congreso de un proyecto de ley por el que se creará “el Sistema Previsional Argentino, cuyo pilar será el régimen público de reparto” que será obligatorio, y eliminará al de capitalización, que de ahora en más será voluntario. 

El anuncio, lo realizó el titular de la Anses, Amado Boudou y afirmó que esto elevará la calidad del sistema jubilatorio. Además, agregó que el plan sirve para darle “previsibilidad” a los trabajadores. El escrito, firmado por la presidente y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que deberá debatir el Congreso, incluye la eliminación del régimen de capitalización y su absorción por parte del Estado. 

Asimismo, el funcionario agregó que se asegurará la intangibilidad de los fondos. El proyecto de Ley, establece el Sistema Previsional Argentino (SiPA), “un sistema de reparto, con base solidaria y con administración estatal.”, según dijo Boudou. 

Según comunicó ese mismo martes Infobae.com, el Gobierno fue alertado a través de un documento de que al 77% de los 446 mil jubilados cuyos haberes son responsabilidad de las AFJP acaba por pagar el Estado con sus recursos. En el paper aseguran que 33 mil personas que integran el sector pasivo y que están afiliadas a las AFJP reciben el total de su haber del Estado, ya que sus aportes no existen más; 220 mil reciben la mitad; y para otras 100 mil una parte del haber es estatal. Solamente el 23%, es decir, 103 mil jubilados, cobran todo su haber desde su AFJP. 

El análisis oficial asevera que “se fueron desvirtuando los objetivos que se suponía debían cumplir las AFJP cuando se creó el sistema en 1994. Uno de ellos era fomentar el mercado de capitales del país, pero actualmente sólo 1,5% de los fondos están en acciones de empresas argentinas”. 

Los afiliados a las AFJP se acercan a los 5 millones de personas y los del Estado 3,5 millones, en un negocio que fue concentrándose, ya que el número de empresas se redujo a la mitad: de 26 originales hoy sólo hay 10 compañías, de las que las tres más importantes concentran el 50% de los afiliados. 

Es por este motivo que se espera una apertura negativa impulsada por el proyecto mencionado y por las caídas que describen los ADRs argentinos en el pre-market de EE.UU. 

Durante aquel día y en la rueda del miércoles, el Merval acumuló pérdidas de más del 20% y rompió definitivamente el piso de los mil puntos debido a la incertidumbre que genera esta medida. Es que las AFJP son las mayores tenedoras de títulos de deuda del Estado argentino y poseen hasta el 27% de las acciones de compañías cotizantes del índice líder de la Bolsa de Buenos Aires. 

En Madrid se hizo sentir fuertemente, debido a la cantidad de compañías del país europeo que obtienen gran parte de sus ingresos en negocios en países emergentes en Latinoamérica. Las acciones de Telefónica, Santander, Repsol y otras compañías españolas, se derrumbaron hasta este viernes.

La UIA reclamó nuevamente un dólar más alto

La Unión Industrial Argentina (UIA) reclamó nuevamente un dólar más alto. De lo contrario, argumentaron, la actividad, las exportaciones y el empleo se podrían ver drásticamente afectados. 

En la tarde de ayer se realizó el tercer reclamo semanal: “La depreciación de las principales monedas frente al dólar (…) está afectando notoriamente la competitividad de nuestro país”, señaló la circular. Según las estimaciones de los industriales, por la crisis, “el real se ha depreciado cerca de 51%; el peso chileno, 51%; el mejicano, 36,7%; y el euro, casi 25%”.

España: La tasa de desempleo alcanzó el 11,33%

La cantidad de desempleados en España creció en 217.200 personas en el tercer trimestre del año respecto a los tres meses anteriores, con lo que la tasa de desocupación se situó a 11,33%, desde el 10,44% del segundo trimestre. 

Según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA), difundida este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), es la tasa de paro más elevada registrada desde el primer trimestre de 2004.

El Gobierno podría expropiar a Aerolíneas y Austral

El Gobierno argentino podría anunciar en los próximos días, la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral, después de que fracasaran las negociaciones con el Grupo Marsans, dueño de ambas firmas, para comprarlas, publicó este jueves el diario La Nación. 

La información surge la misma semana en que la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, anunciara la eliminación del sistema privado de jubilaciones (AFJP), en una medida que causó gran temor a los inversores extranjeros que consideran que podría ser el inicio de un programa de nacionalizaciones.

Brasil decretó la estatización parcial de sus bancos

El Gobierno de Brasil autorizó a los dos bancos estatales Banco do Brasil y Caixa Económica Federal a adquirir participaciones en otras instituciones financieras, según un decreto promulgado este miércoles. 

Los bancos podrán compras directamente o por medio de subsidiarias participaciones en entidades financieras radicadas en Brasil, públicas o privadas, así como empresas de los sectores de seguros, de previsión y capitalización, entre otros. 

El decreto, que tiene vigencia inmediata pero aún necesita la aprobación del Congreso, autoriza la creación de una subsidiaria de la Caixa Económica para actuar en el segmento de inversiones.

El Gobierno pondrá fin al sistema de AFJP

La presidente Cristina Fernández de Kirchner anunciará este martes el envío al Congreso de un proyecto de ley por el que se creará “el Sistema Previsional Argentino, cuyo pilar será el régimen público de reparto” que será obligatorio, y eliminará al de capitalización, que de ahora en más será voluntario.

Bush anunció una cumbre mundial en EE.UU.

El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, anunció este domingo, tras una reunión con su par francés, Nicolas Sarkozy, que presidirá en su país una cumbre mundial “en un futuro próximo” para disponer estrategias en común para evitar otro colapso. 

“Es esencial que trabajemos juntos, porque estamos juntos en esta crisis. Estoy deseando presidir la cumbre en un futuro cercano”, dijo Bush luego del encuentro con Sarkozy y con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, en la residencia presidencial de Camp David. 

Bush explicó que todo esfuerzo para poder revisar el sistema financiero internacional debe “preservar las bases del capitalismo democrático y un compromiso a la libertad de mercado, libre empresa y libre comercio”.

La presidente y Zapatero se reunirían la próxima semana

La presidente Cristina Fernández de Kirchner podría reunirse la semana que viene con el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, para dialogar y analizar los intereses y el futuro de las empresas españolas que se encuentran radicadas en la Argentina. 

“El gobierno español está en contacto con las autoridades argentinas” y “se trabaja para manifestar nuestra disposición a que se llegue a un entendimiento y un acuerdo con las empresas”, declararon fuentes españolas refiriéndose al plan de nacionalizar el sistema de pensiones en nuestro país.

La supuesta liquidación de bonos desencadenó en el allanamiento a las diez AFJP

La Justicia realiza allanamientos en diez empresas que participan del régimen de capitalización y que permanecen en la mira por maniobras fraudulentas en perjuicio del Estado y los ahorros de los trabajadores. 

En la misma causa y con el objetivo de resguardar los ahorros de los trabajadores, ayer el magistrado determinó una prohibición de operar a las AFJP por 7 días, que comenzó a regir hoy. 

Si bien la denuncia que originó la causa fue realizada por el fiscal federal Guillermo Marijuan, tras el sorteo de la Cámara el expediente quedó a cargo del juzgado de Claudio Bonadío y en la Fiscalía de Miguel Ángel Osorio.

Finalmente, se firmó el proyecto que prevé el fin de las AFJP

La presidente Cristina Kirchner firmó el envío al Congreso de un proyecto de ley por el que se creará “el Sistema Previsional Argentino”, cuyo pilar será el régimen público de reparto, que será obligatorio y eliminará al de capitalización, que pasará a ser voluntario. 

Durante un acto en la Anses, la primera mandataria realizó este martes el anuncio que causó gran expectativa y empujó al Merval hacia abajo durante toda la jornada. 

Se firmó el proyecto de Ley que establece el Sistema Previsional Argentino (SiPA), “un sistema de reparto, con base solidaria y con administración estatal.” Según las palabras del titular de la Anses, Amado Boudou, y afirmó que “Vamos a un sistema jubilatorio de mucha mayor calidad”. Además, agregó que el plan sirve para darle “previsibilidad” a los trabajadores. El escrito firmado por la presidente y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que debatirá el Congreso, incluye la eliminación del régimen de capitalización y su absorción por parte del Estado. Finalmente agregó que aseguraran la intangibilidad de los fondos.

El Tesoro de EE.UU. definió la fecha límite de capitalización para los bancos

Las instituciones financieras estadounidenses que soliciten una inyección de capital tienen tiempo hasta el 14 de noviembre para solicitarla, dijo este lunes el secretario del Tesoro, Henry Paulson, y aseguró que un “amplio grupo de bancos” desea participar. 

“De la manera que concebimos el programa, el Tesoro proveerá 250.000 millones de dólares de capital disponible para las instituciones financieras estadounidenses bajo la forma de acciones preferenciales”, recordó Paulson.

AUDITORIA SOCIAL

“Auditoria Contable de los Balances Sociales con un Paradigma de Desarrollo Sustentable”

Índice

 

          I.    Resumen

        II.    Introducción

       III.    La Competitividad Profesional Contable y el desarrollo de la Auditoría Social, de la Auditoria Socio Económica

       IV.    Auditoria Social, Auditoria Socio Económica

        V.    Propuestas para la realización de la Auditoría Contable del Modelo de Balance Social

       VI.    Conclusiones

     VII.    Bibliografía

 

 

I.          Resumen

 

La creciente demanda de información eficaz y eficiente por parte de los distintos actores sociales, debido a su protagonismo en la comunidad y la real participación en la toma de decisiones, implica que la misma emane de sistemas adecuados a esta demanda y que dicha información sea acompañada por informes elaborados por profesionales independientes que aseguren la credibilidad de los contenidos.

 

Hoy por hoy, importa no sólo la información relacionada al patrimonio del ente con un enfoque económico financiero,  sino también es trascendente que la organización de a conocer a terceros la posibilidad de su continuidad socioeconómica en el tiempo, sostenibilidad, dentro de un marco de valores éticos hacia dentro y hacia fuera de las mismas.

 

La emisión de  dicha información  y su evaluación, permitiría  a la profesión contable realizar un aporte a la comunidad en aras de contribuir a un desarrollo más humano. 

 

Para planificar el logro de este tan ansiado “desarrollo”, y asumiendo como Paradigma de la Contabilidad el Paradigma de Desarrollo Humano Sostenible, entendemos que es necesario contar con información contable adecuada que permita conocer la situación presente y proyectar una situación futura.

 

Esto implica un gran abanico de ideas que hay que construir. Parece de utilidad relacionar el desarrollo de la Auditoría Social y su vinculación con la generación de competitividad de nuestra profesión.

 

En consecuencia, resulta necesaria la elaboración de una estrategia integral de competitividad profesional que incorpore los avances del conocimiento contable para el logro de los citados cometidos.

 

Algunas acciones al respecto consisten en que el profesional instrumente la elaboración de Informes Contables, Balances Sociales, sobre la situación socio económica y las modificaciones acaecidas por los impactos económico-sociales  del accionar de los entes en su medioambiente natural y cultural, interno y externo.

 

La evaluación de tal información contable, socioeconómica, emitida a través de los denominados Balances Sociales, permitiría a la profesión contable realizar un aporte a la comunidad en aras de contribuir a dicho desarrollo más humano. 

 

A tal efecto, se incluyen algunos avances producidos en trabajos de investigación realizados en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata, referidos a:

 

    un análisis sobre el término Auditoría Social y Auditoría  Socioeconómica a veces denominada económica social.

 

Luego, y considerando las pautas antes mencionadas, se realiza una propuesta de Auditoría  de

EL CRAMDOWN, EL PROCEDIMIENTO DE SALVATAJE DE LA EMPRESA y COOPERATIVAS POR DR. JUAN CARLOS O´BRIEN


INDICE

CAPITULO I

INTRODUCCION

CAPITULO II

EL CRAMDOWN

1.- INTRODUCCION
2.- CONCEPTO
3.- ALGUNAS CONSIDERACIONES
4.- SOBRE LA INTERPRETACION DEL CRAMDOWN
5.- ASPECTOS DEL CRAMDOWN
5.1.- LA EMPRESA
5.2.- EL EMPRESARIO CONCURSADO
5.3- EL CAPITAL 
5.4.- LA TRANSFERENCIA DE LA EMPRESA CONCURSADA

CAPITULO III

EL PROCEDIMIENTO DE SALVATAJE DE LA EMPRESA

1.- INTRODUCCION
2.- LA TRANSFERENCIA DE LA EMPRESA
3.- LIMITACION A LAS SOCIEDADES DE CAPITAL
4.- PRESUPUESTO OBJETIVO
5.- LA RESOLUCION E APERTURA
6.- ELIMINACION DEL CONCEPTO DE ¨EMPRESA EN MARCHA
7.- LA SOCIEDAD CONCURSADA
8.- INEXISTENCIA DE INSCRIPTOS
9.- LA VALUACION DE LA EMPRESA
10.- EL EVALUADOR
11.- LA FALTA DE PLAZOS
12.- PERIODO DE NEGOCIACION
13.- CRITERIOS DE ADJUDICACION
14.- PLAZOS
15.- AUDIENCIA INFORMATIVA
16.- CONFORMIDADES
17.- ACUERDO POR LA CONCURSADA
18.- ACUERDO POR TERCERO
19.- PAGO DE LA VALUACION 
20.- PAGO PRECIO INFERIOR

CAPITULO IV

LAS COOPERATIVAS

1.- INTRODUCCION
2.- LA LEY DE COOPERATIVAS 
3.- EL ACTO COOPERATIVO
4.- ALGUNAS CONSIDERACIONES JURISPRUDENCIALES

CAPITULO V

LAS COOPERATIVAS Y EL CRAMDOWN

1.- INTRODUCCION
2.- ALGUNAS NOCIONES BASICAS
3.- LA COOPERATIVA COMO SUJETO PASIVO DEL CRAMDOWN
4.- LA COOPERATIVA CRAMDISTA
5.- COLOFON

EL CRAMDOWN Y LAS COOPERATIVAS

¨…ARTICULO 48.- Supuestos especiales. En el caso de sociedades de responsabilidad limitada, sociedades por acciones, sociedades cooperativas, y aquellas sociedades en que el Estado nacional, provincial o municipal sea parte, con exclusión de las personas reguladas por las leyes 20.091, 20.321, 24.241 y las excluidas por leyes especiales, vencido el período de exclusividad sin que el deudor hubiera obtenido las conformidades previstas para el acuerdo preventivo, no se declarará la quiebra, sino que: 1) Apertura de un registro. Dentro de los dos (2) días el juez dispondrá la apertura de un registro en el expediente para que dentro del plazo de cinco (5) días se inscriban los acreedores y terceros interesados en la adquisición de las acciones o cuotas representativas del capital social de la concursada, a efectos de formular propuesta de acuerdo preventivo. Al disponer la apertura del registro el juez determinará un importe para afrontar el pago de los edictos. Al inscribirse en el registro, dicho importe deberá ser depositado por los interesados en formular propuestas de acuerdo. 2) Inexistencia de inscriptos. Si transcurrido el plazo previsto en el inciso anterior no hubiera ningún inscripto el juez declarará la quiebra. 3) Valuación de las cuotas o acciones sociales. Si hubiera inscriptos en el registro previsto en el primer inciso de este artículo, el juez designará el evaluador a que refiere el artículo 262, quien deberá aceptar el cargo ante el actuario. La valuación deberá presentarse en el expediente dentro de los treinta (30) días siguientes. La valuación establecerá el real valor de mercado, a cuyo efecto, y sin perjuicio de otros elementos que se consideren apropiados, ponderará: a) El informe del artículo 39, incisos 2 y,3, sin que esto resulte vinculante para el evaluador; b) Altas, bajas y modificaciones sustanciales de los activos; c) Incidencia de los pasivos postconcursales. La valuación puede ser observada en el plazo de cinco (5) días, sin que ello dé lugar a sustanciación alguna. Teniendo en cuenta la valuación, sus eventuales observaciones, y un pasivo adicional estimado para gastos del concurso equivalente al cuatro por ciento (4%) del activo, el juez fijará el valor de las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada. La resolución judicial es inapelable. 4) Negociación y presentación de propuestas de acuerdo preventivo. Si dentro del plazo previsto en el primer inciso se inscribieran interesados, estos quedarán habilitados para presentar propuestas de acuerdo a los acreedores, a cuyo efecto podrán mantener o modificar la clasificación del período de exclusividad. El deudor recobra la posibilidad de procurar adhesiones a su anterior propuesta o a las nuevas que formulase, en los mismos plazos y compitiendo sin ninguna preferencia con el resto de los interesados oferentes. Todos los interesados, incluido el deudor, tienen como plazo máximo para obtener las necesarias conformidades de los acreedores el de veinte (20) días posteriores a la fijación judicial del valor de las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada. Los acreedores verificados y declarados admisibles podrán otorgar conformidad a la propuesta de más de un interesado y/o a la del deudor. Rigen iguales mayorías y requisitos de forma que para el acuerdo preventivo del período de exclusividad. 5) Audiencia informativa. Cinco (5) días antes del vencimiento del plazo para presentar propuestas, se llevará a cabo una audiencia informativa, cuya fecha, hora y lugar de realización serán fijados por el juez al dictar la resolución que fija el valor de las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada. La audiencia informativa constituye la últimaoportunidad para exteriorizar la propuesta de acuerdo a los acreedores, la que no podrá modificarse a partir de entonces. 6) Comunicación de la existencia de conformidades suficientes. Quien hubiera obtenido las conformidades suficientes para la aprobación del acuerdo, debe hacerlo saber en el expediente antes del vencimiento del plazo legal previsto en el inciso 4. Si el primero que obtuviera esas conformidades fuese el deudor, se aplican las reglas previstas para el acuerdo preventivo obtenido en el período de exclusividad. Si el primero que obtuviera esas conformidades fuese un tercero, se procederá de acuerdo al inciso 7. 7) Acuerdo obtenido por un tercero. Si el primero en obtener y comunicar las conformidades de los acreedores fuera un tercero: a) Cuando como resultado de la valuación el juez hubiera determinado la inexistencia de valor positivo de las cuotas o acciones representativas del capital social, el tercero adquiere el derecho a que se le transfiera la titularidad de ellas junto con la homologación del acuerdo y sin otro trámite, pago o exigencia adicionales. b) En caso de valuación positiva de las cuotas o acciones representativas del capital social, el importe judicialmente determinado se reducirá en la misma proporción en que el juez estime —previo dictamen del evaluador— que se reduce el pasivo quirografario a valor presente y como consecuencia del acuerdo alcanzado por el tercero. A fin de determinar el referido valor presente, se tomará en consideración la tasa de interés contractual de los créditos, la tasa de interés vigente en el mercado argentino y en el mercado internacional si correspondiera, y la posición relativa de riesgo de la empresa concursada teniendo en cuenta su situación específica. La estimación judicial resultante es irrecurrible. c) Una vez determinado judicialmente el valor indicado en el precedente párrafo, el tercero puede: i) Manifestar que pagará el importe respectivo a los socios, depositando en esa oportunidad el veinticinco por ciento (25%) con carácter de garantía y a cuenta del saldo que deberá efectivizar mediante depósito judicial, dentro de los diez (10) días posteriores a la homologación judicial del acuerdo, oportunidad ésta en la cual se practicará la transferencia definitiva de la titularidad del capital social; o, II) Dentro de los veinte (20) días siguientes, acordar la adquisición de la participación societaria por un valor inferior al determinado por el juez, a cuyo efecto deberá obtener la conformidad de socios o accionistas que representen las dos terceras partes del capital social de la concursada. Obtenidas esas conformidades, el tercero deberá comunicarlo al juzgado y, en su caso, efectuar depósito judicial y/o ulterior pago del saldo que pudiera resultar, de la manera y en las oportunidades indicadas en el precedente párrafo (i), cumplido lo cual adquirirá definitivamente la titularidad de la totalidad del capital social. 8) Quiebra. Cuando en esta etapa no se obtuviera acuerdo preventivo, por tercero o por el deudor, o el acuerdo no fuese judicialmente homologado, el juez declarará la quiebra sin más trámite…¨ 

CAPITULO I

INTRODUCCION

Siguiendo los lineamientos del trabajo del distinguido jurista Doctor Ariel Angel Dasso nos adentraremos en el tratamiento de esta tesina. Agradeciendo desde ya su tutoría y sin temor a equivocarme puedo afirmar que ha sido mucho el trabajo, el tiempo que se ha tomado y las angustias que ha pasado para enseñarme a entender el Instituto del Cramdown. La verdad es que no se si logro su cometido pero puedo asegurarles que, por sus palabras, sus actitudes, sus hechos y por sus escritos, me enseño a comprender el significado de la frase ¨Amar el Derecho¨. 

El Instituto del Cramdown o Salvataje de Empresas resulto novedoso desde su nacimiento, señalando en el Proyecto de Elevación su importancia ¨… con este procedimiento se procura tutelar a la empresa y a sus acreedores permitiendo la reconversión, reestructuración o salvataje del negocio, y también elpatrimonio de los accionistas que recibirán una justa compensación por la participación societaria, de la que deberán resignar el mismo porcentaje del valor patrimonial que resignan los acreedores…¨ . 

El proyecto planteaba desde su inició la posibilidad de la modificación de la norma ¨… tras su utilización del modo que prevé el proyecto durante un cierto lapso podrá eventualmente profundizarse, a través de otra reforma legislativa…¨ 

Señalamos que el Proyecto original de Poder Ejecutivo no contenía referencia alguna sobre las cooperativas en el artículo 48. La mención fue incluida por el Senado . 

La inclusión de las cooperativas en el elenco de sociedades susceptibles del salvataje ha merecido censuras . Como hemos dicho su incorporación fue dispuesta por el Senado, debido que en la actividad productiva y de servicios esta modalidad asociativa ha tomado un importante auge, además de la fuerte incidencia que presentan estas organizaciones en las economías regionales . Aunque tomaron sus precauciones los redactores agregan que puede darse una posterior necesidad por parte del adquirente de las cuotas de tener que proceder una vez transferidas las mismas a modificar la forma de organización empresaria .

El análisis de las dificultades que plantea la aplicación del artículo 48 de la ley 24522 en relación con las cooperativas ha introducido cuestiones específicas que rebasan la problemática general propia del Instituto.

El asunto reviste interés práctico pues se han producido casos en los que se aplico la figura a cooperativas .

Este trabajo se circunscribe a brindar algunos aportes en una materia de por sí compleja como es la aplicación del Instituto del Cramdown a las cooperativas.

Puntualmente va dirigido a contestar los siguientes interrogantes:

1.- ¿Las cooperativas son sociedades comerciales? 

2.- ¿La adquisición de las acciones de una cooperativa por un tercero, a través del mecanismo del “Cramdown”, significa desnaturalizarla, desvirtuar su régimen funcional, y socavar los principios fundamentales que inspiran su accionar mutualista y solidario? 

3.- ¿La inclusión en el artículo 48 de la ley 24522 puede atribuirse al legítimo deseo de otorgar a las cooperativas un medio legal de salvataje? 

4.- ¿Las cooperativas pueden adquirir una empresa mediante el proceso del cramdown?. 

Adelanto la respuesta a cada uno de los interrogantes planteados pues considero:

1.- Que es evidente que las cooperativas no son sociedades comerciales por la naturaleza de aquéllas. Al sancionarse la ley 20.337 se las desvinculo de las sociedades comerciales, esto se desprende ya de la exposición de motivos, del artículo 6 que impide que las mismas se transformen en sociedades comerciales y civiles y del art. 118 de la citada norma aplica en forma supletoria las normas de las sociedades anónimas ¨ … en cuanto se concilien con las de esta ley -20337- y la naturaleza de aquélla…¨- 

2.- Que la adquisición de las acciones de una cooperativa por un tercero, a través del Cramdown, desnaturaliza la figura cooperativa, salvo que el tercero sea la misma cooperativa o otra cooperativa con idéntico objeto.

3.- La inclusión de las cooperativas en el artículo 48 de la ley 24522 persigue fines políticos. Es pretensioso pero las cooperativas deberían tener un régimen diferenciado para su salvataje, si es viable.

4.- Es evidente que una cooperativa puede adquirir a otra cooperativa y la ley 20.337, mediante el mecanismo de integración cooperativa y el ¨principio de puertas abiertas¨ hace viable este procedimiento .

CAPITULO II

¨El CRAMDOWN¨

SUMARIO:1.- INTRODUCCION, 2.- CONCEPTO, 3.- ALGUNAS CONSIDERACIONES, 4.- SOBRE LA INTERPRETACION DEL CRAMDOWN 5.- ASPECTOS DEL CRAMDOWN, 5.1.- LA EMPRESA, 5.2.- EL EMPRESARIO CONCURSADO, 5.3- EL CAPITAL, 5.4.- LA TRANSFERENCIA DE LA EMPRESA CONCURSADA.

1.INTRODUCCION

La ley 24.522 ha introducido en el régimen concursal argentino, el llamado salvataje o rescate de la empresa o Cramdown del artículo 48. Los propios redactores del proyecto lo consideran la reforma más importante. 

La doctrina y jurisprudencia están superando las controversias que se originaron en el artículo 48 de la Ley 24.522 de 1995, teniendo el Cramdown argentino aplicación . Para ello se debe tener en cuenta que es aplicable en un espectro reducido por la doble limitación de los sujetos y la entidad del emprendimiento exigido que solamente abarca a un 8% entre los concursos preventivos existentes. Además debe tratarse de una empresa viable y que sea objeto de interes por parte de terceros . 

El 17 de abril del 2002, el Poder Ejecutivo envió un Proyecto de Reforma a la Reforma de Ley de Quiebras 25.563, cuyos fundamentos están expuestos en el mensaje de elevación a la Cámara de Diputados suscrito por el Presidente Duhalde, el Ministro Vanossi y el Jefe de Gabinete de Ministros Capitanich el que consta de diecisiete artículos que derogan la mayoría de las suspensiones de plazos de la Ley 25.563 y restablece el art. 48 de la Ley 24.522, derogando el derogatorio art. 21 de la Reforma .

El mensaje considera cumplidos los objetivos de la Ley transitoria 25.563 en sus aspectos fundamentales y meritúa la necesidad de la reimplantación del orden interrumpido o suspendido, en razón de las exigencias de los Organismos Internacionales de Crédito en general y del Fondo Monetario Internacional en particular. Específicamente hace referencia al requerimiento de la reinstalación delsistema de Cramdown, cuyos beneficios aparecen resaltados. 

El proyecto tuvo una rápida gestión, empujado por la necesidad del restablecimiento del diálogo con los Organismos Internacionales de Crédito y con el G7 (Grupo de Países relevantes en la economíamundial) celebrado en Madrid a mediado de mayo del 2002 en cuyas circunstancias el entonces Presidente Duhalde mantuvo contacto con los interlocutores de los Organismos Estatales y de Crédito Internacional. 

Sorpresivamente el Proyecto del Poder Ejecutivo del 17 de abril simplemente derogatorio de la Ley 25.563, fue ampliado en la Cámara de Diputados, incorporándose algunos contenidos novedosos y modificaciones de suma importancia en el texto de la Ley 24.522, entre los cuales se destacan los cambios introducidos en el régimen del acuerdo preventivo extrajudicial; dos nuevos artículos dedicados a la verificación y voto en los casos de títulos emitidos en serie; la modificación del art. 48, que el proyecto del Poder Ejecutivo se limitaba a restablecer y la novedosa incorporación en el art. 52 del poder de homologación judicial o Cramdown Power del sistema estadounidense . 

Así pues con la Ley 25.589 la legislación de quiebras argentina tiene dos Cramdown. El preexistente, de los llamados “supuestos especiales” del art. 48 que aparece ahora reformado y el Cramdown Power, sintetizado en el art. 52, con un mismo sustracto subyacente al de la Sec. 1129, (b) (1) del Chapter eleven de la Bankcruptcy Act. en el U.S.Code .

La Ley 25.563 artículo 21 había derogado el único preexistente, y 61 días después la Ley 25.589 lo reimplantó con dos modalidades, la autóctona del artículo 48 y la american style en el art. 52.

Volviendo al Cramdown podemos decir que este instituto permite por primera vez en el proceso concursal que terceros ajenos al deudor convocatario intervengan en el mismo, efectuando propuestas concordatarias a esos fines que, de ser exitosas, podrán culminar en la transferencia forzosa de la titularidad de la sociedad concursada a manos de aquellos. 

El cramdown es innovador porque ha dado consagración legislativa en materia concursal a un principio jurídico proveniente del campo del Derecho Societario, cual es la subordinación de los socios de una sociedad – aún con limitación de responsabilidad – respecto de los acreedores sociales. 

También este instituto es novedoso porque limita el principio de conservación de la empresa, sustrayéndose de aquella generosa pero ya superada concepción de favorecerla sin más por considerarla – a priori, intrínsecamente, sin medir costos ni resultados – una actividad socialmente útil a la comunidad, reservándose ahora a preservar solamente aquellos emprendimientos que sean económicamente viables .

Ya Mosso decía del primigenio artículo 48 de la Ley de Concursos y Quiebras que este incorporaba a nuestra normativa concursal un instituto inspirado en el Derecho norteamericano, pero legislado con rasgos propios, que consistía en que una vez fracasado el intento concordatorio preventivo de ciertos deudores no se declarará la quiebra y, en cambio, se abrirá una segunda ronda concursal. En su transcurso, terceros o acreedores podrán formular propuestas de acuerdo prevencional a los acreedores que, de ser conformada por éstos y homologada judicialmente, dará derecho al proponente exitoso a adquirir las participaciones de capital de los titulares del ente societario concursado .

Las consecuencia del nuevo instituto son varias pues ante el fracaso del acuerdo no implica necesariamente la quiebra y el salvataje de la empresa preventivo se puede reproducir temporalmente con la introducción de un módulo con este preciso fin, durante el cual se legitima a extraños y al deudor mismo para proponer un acuerdo preventivo. Si es exitoso, el proceso culmina con el salvataje de la empresa con la transferencia obligada de las alícuotas de capital de los anteriores integrantes quienes, además, compartirán el sacrificio económico de los acreedores. Todo ello para evitar la quiebra, salvando al emprendimiento .

Este instituto es el que ha despertado comentarios de la doctrina. Siendo su originalidad el motivo que provocó tanto revuelo. 

2.CONCEPTO

La denominación común de proceso establecido en el art. 48 de la ley 24522 es de Cramdown , otros estiman incorrecto dicho nombre por sus diferencias con el instituto norteamericano, denominándolo “ salvataje “ , y no falta quienes, pragmáticamente, prefieren caracterizarlo como un “ Cramdown a la criolla “. 

También se lo ha denominado como “ Cramdown a la cuyana “ por el lugar de origen de las primeras resoluciones judiciales sobre el mismo .

Es ajeno a este estudio de las semejanzas y de las diferencias entre el Cramdown criollo y el legislado en el Chapter eleven (cap. 11) de la Bankruptcy Act (ley de Quiebras de los EE.UU.). 

Pero la cuestión es que ambos institutos y en especial el Cramdown de los Estados Unidos facultad del juez del norte, ausente acá, para forzar, en equidad, a una clase de acreedores a aceptar el acuerdo “ aplastándola “. El Cramdown criollo conservó algunos rasgos aunque no su entera fisonomía. Los corredactores del proyecto de la ley 24522 se empeñan en denominarlo “ rescate “ o “ salvataje 

El caso del instituto creado por la ley 24.522 poca semejanza tiene con el verdadero Cramdown del “ U.S. Code “ pero se sigue llamando así con lo que llevan razón Escuti y Junyent Bas cuando se refieren al “ mal llamado Cramdown “ .

Uno de los corredactores de la ley insiste en varios de sus trabajos en que el instituto, coincidiendo con los autores citados, está incorrectamente denominado Cramdown , porque éste difiere sustancialmente de lo previsto por ley 24.522, no teniendo nada que ver . Este propone llamarlo “ salvataje de la empresa “ . El otro coredactor lo define como “ propuestas por terceros “ 

3.- ALGUNAS CONSIDERACIONES

Lo cierto es que el artículo 48 de la L.C.Q. se trata de un texto largo y poco claro . 

Un reconocido autor expresa que la norma es por demás extensa: parece un estatuto que una norma y por dentro, inextricable , denominándolo como “ el satánico artículo 48 ” .

Otro destacado autor lo califica como una extensa norma con una compleja diagramación .

Otro autor opina que es la norma más larga de la nueva Ley de Quiebras y de la historia de nuestra legislación . 

Lo cierto es que aquella es de muy difícil comprensión , motivo por el cual nadie debería ruborizarse si manifestase haberla leído y releído con tesón y, sin embargo, haberse encontrado al final del camino con la misma perplejidad que al comienzo . El procedimiento del salvataje determina un complicado trámite .

Esta norma dio nacimiento a otro funcionario concursal ¨el estimador¨, quien es el que deberá obtener el porcentaje de reducción del valor patrimonial de la empresa a través del cálculo del valor presente a que quedan reducidos los valores nominales del pasivo (verificado y admisible). Ello para que, aplicado sobre un valor patrimonial inicial, permita obtener otro final que refleje –castigando los de las participaciones societarias- la pérdida que experimentan los acreedores en virtud del acuerdo propuesto por el tercero y conformado por aquellos. Las novedades introducidas todas “ por junto “ –las ya indicadas más el valor presente de los pasivos, el porcentual de reducción, el traslado de éste al patrimonio neto, en fin, la figura misma de los estimadores -, como para no despertar sorpresas y recelos, críticas y temores. Para más, todo ello en un recorrido legislativo –por lo menos en sus últimos tramos- más que apurado, urgido, que, superponiendo plazos para actos negociales diferentes, hace, en la práctica, de muy difícil cumplimiento el cronograma estipulado en virtud del mismo procedimiento exigido por la ley para la obtención de los cálculos respectivos .

Se debío seguir el ejemplo de la unificada Alemania, la nueva normativa concursal –la Inzolvenzordnung- fue sancionada en octubre de 1994 pero entró en vigor recién el 1º de enero de 1999 . El Dr. Mosso sostenía que este tiempo sería aprovechado para recoger críticas y sugerencias , a la par que el prolongado lapso dispuesto para su vigencia aseguraba una adecuada transmisión en el momento de la sucesión de las leyes .

4.- SOBRE LA INTERPRETACION DEL CRAMDOWN

El Cramdown argentino por ser un instituto jurídico nuevo requiere interpretación. Podrá, sin duda, discutirse acerca de la conveniencia o no que comporta la introducción de la nueva figura en el Derecho Concursal Argentino. Pero el caso es que la misma constituye normativa vigente que debe ser aplicada por los magistrados del país, pese a los juicios académicos o las opiniones personales. Agotadas o vigentes las discusiones, siendo ahora Derecho positivo, el problema se traslada al campo interpretativo .

En la alternativa de optar entre una interpretación rigurosa y formalista o una más flexible y finalista, pensamos que se debe poner en práctica una hermenéutica que favorezca y no que ponga piedras en el andamiento concreto de las nuevas disposiciones normativas. 

Las palabras de Gebhardt al realizar el balance global del instituto, superando críticas puntuales en el sentido de favorecer el remedio, aportan soluciones de equidad y realismo, capaces de dar certeza yseguridad jurídica 

Se debe realizar una labor interpretativa de las normas que no se deje atrapar por las mallas ritualistas y por criterios inflexibles porque ciertas cuestiones de tratamiento especial, por sus matices y maleabilidad, requieren de una inteligente tarea de razonable y prudente adaptación, cuando no de verdadera creatividad integradora .

Los rasgos atípicos del Cramdown ponen de resalto la necesidad de adaptar o flexibilizar sus previsiones en una medida prudente pero efectiva . Este extenso artículo 48 de la Ley de Concursos y Quiebras demanda siempre a la doctrina y jurisprudencia una esforzada interpretación sistemática y finalista .

El Cramdown no puede analizarse fuera del contexto general de la reforma y de los objetivos que se tuvieron en mira al sancionarla, por lo cual las soluciones que se adopten se deberán compatibilizar con ella .

El intérprete debe situar el instituto dentro de la realidad económica y politica que vive el país en cada epoca .

Al interpretar y al aplicar el Cramdown lo que se evalúa, al momento del salvataje, es privilegiar el mantenimiento de la empresa en marcha, frente a la declaración inminente de la quiebra , procurando así facilitar el reemplazo del empresario cesante por una nuevo inversor y administrador que lleve adelante la explotación de la empresa viable (mensaje de Elevación, punto 9, quinto párrafo). Este es el espíritu que informa la ley, el que debe rastrearse en procura de una aplicación racional que avénte el riesgo de un formalismo paralizante . 

Es destacable al evaluar el Cramdown criollo que su símil norteamericano tuvo una suerte relativa pues la aplicación del “ Chapter 11 “ sólo dio como resultado un 10 % de empresas que pudieron sobrevivir después del plan de reorganización . 

El Cramdown argentino como una institución valiosa y puede ser mejorada con el trabajo de los juristas. El tiempo podrá juzgar .

5.- ASPECTOS DEL CRAMDOWN

Si la deudora – sólo sociedades y de éstas, algunas- no obtuviera las conformidades de los acreedores, el juez no puede declarar su quiebra sino que debe dar paso a un proceso peculiar, insertado dentro del proceso concursal. Es el período del artículo 48 de la Ley de Concursos y Quiebras en el cual durante los primeros cinco días de abierto, “ acreedores y terceros interesados en la adquisición de las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada “, deberán anotarse en un registro y así podrán formular “ propuestas de acuerdo a los acreedores “, cabe aclarar que ¨… el deudor recobra la posibilidad de procura adhesiones…¨. El primero de los inscriptos y en su caso el deudor que obtuviera las conformidades de éstos con sus respectivas mayorías adquiere el derecho, en caso que el acuerdo fuere homologado, a que le sea transferida la totalidad de la participación que los socios o accionistas poseen en la sociedad. El valor del traspaso no podrá ser inferior al patrimonial inicial fijado al comenzar este operativo reducido en la misma proporción en que lo fuere el pasivo verificado y declarado admisible tomado a valor presente según las propuestas conformadas.Esto será para los casos en que el valor patrimonial final fuere positivo.

Pero si por este patrimonio neto final se ofreciere –siempre existiendo posición patrimonial positiva- una suma menor a la resultante de los cálculos, además de las conformidades de los acreedores se requerirá la de los socios o accionistas, tanto por cabezas –mayoría absoluta- como en capitales – las dos terceras partes-.

Tras otras etapas y previo depósito del precio de adquisición del capital en dos tiempos, primero del 25% y luego del saldo, el procedimiento culmina con “ la transferencia de las participaciones societarias o accionarias de la sociedad deudora al ofertante “ que deberá disponer la sentencia homologatoria (artículo 53, párrafo tercero, Ley de Concursos y Quiebras).

El artículo 47 de la Ley de Concursos y Quiebras se refiere en variadas oportunidades a la empresa, a la sociedad concursada y a los titulares del capital de ésta (socios o accionistas). Cuando la propuesta de acuerdo por tercero o el deudor resulte aceptada y homologada trae consigo lo que llamamos “ la cesión de la empresa “ , por lo que se hace necesario efectuar algunas precisiones.

5.1EL CONCEPTO DE EMPRESA

La noción de empresa es difícil y ardua, y su comprensión ha sido y sigue siendo muy discutida sin haberse logrado, pese a los empeños, una clara conceptualización. Para el moderno Derecho Mercantil se ha dicho –queriendo simplificar las cosas- que empresario singular es sinónimo de comerciante individual y empresario colectivo es igual a sociedad comercial. El comerciante ayer es, pues, el empresario de hoy y por lo tanto, acercándonos a nuestro tema, la crisis económica del primero es ahora una patología empresarial. Sin embargo, la aprehensión de lo que en realidad sea ese organismo funcional y dinámico aún no ha sido conseguida enteramente, luciendo variados matices. Arriesgada temática, sostiene Cámara . 

Al cabo del siglo XX, se ha determinado que no era posible reducir al procedimiento colectivo a la organización de los pagos de los acreedores y a la liquidación del activo del deudor. No se puede desinteresar de la empresa, lugar de creación de riquezas, de servicios y fuente de creación o soporte de empleos, ni desconocer la perturbación grave que su desaparición conlleva para la vida económica, social y política. El interés general ordena preocuparse por preservar su vida. El procedimiento colectivo debe tener una función nueva: eliminar las empresas económicamente condenadas y asegurar la sobre vida de aquellas que pueden ser recuperadas . 

Es así que aparece la idea maestra: el derecho de la quiebra debe ser conocido no más a partir del comerciante o de los acreedores, sino más bien atendiendo a la empresa misma .

Para la ejecución del principio, el legislador francés de 1967 ha procurado la distinción del hombre y de la empresa y dos décadas después la ley 85-98 del 25 de enero de 1985 relativa al “Redressement et liquidation judiciare des entreprises” con la misma inspiración va más lejos que el texto anterior y da lugar más importante a la empresa y a su recuperación (sin definirla) y consagra, afirmando la télesis inaugurada en 1967 el pasaje del derecho de las quiebras al derecho de las empresas en dificultades . 

La vía por la cual se desarrolla el derecho de los procedimientos colectivos supone idealmente que fuera definido el concepto de la empresa .

Si la ley no lo ha hecho la doctrina se ha esforzado para precisar sus contornos y la considera como “un conjunto de medios humanos y materiales concurrentes en una dirección económica para la realización de un objetivo económico” . 

Por su parte el legislador europeo, con el propósito de favorecer la permanencia del contrato de trabajo en caso de transferencia de empresas ha adoptado un criterio vecino caracterizando a la empresa como “un conjunto organizado de medios, en vista de la consecución de una actividad económica, que en sí sea esencial o accesoria” . 

Este concepto de empresa existe en las diferentes ramas de la disciplinas jurídicas y una de sus funciones esenciales es procurar empleo; es por ello que el legislador moderno facilita su creación, multiplicando las disposiciones de toda naturaleza para favorecerlo . 

Si bien la noción jurídica no ha sido todavía definida el legislador admite la existencia de la empresa a partir de la cual debe ser aprehendido el derecho nuevo de los procedimientos concursales. Pero es necesario definir el uso por parte el legislador de la palabra “empresa” pues no tiene siempre el mismo sentido: a veces es el objeto del derecho con el cual la ley organiza la cesión o la administración o bien el sujeto que tiene un activo, un pasivo, o en un derecho para conservar . 

Es claro que la empresa no está dotada de personalidad jurídica lo que no le impide existir jurídicamente . 

El derecho de los procedimientos colectivos es un punto de encuentro de los intereses a menudo contrarios de deudores, asalariados, acreedores, reivindicantes, co-contratantes, sin olvidar el interés de la economía, el interés social y todo lo que constituye interés general. Pero he aquí que la empresa que es también el punto de convergencia de los diferentes intereses, no es una persona jurídica sino si una suerte de entidad que sirve de cuadro a esa concurrencia de intereses y su permanencia, tanto en el interés de asalariados como de deudores deberá estar asegurada lo más a menudo posible. De allí la noción del salvataje de la empresa . 

El concepto de empresa se origina en el campo de la Economía antes que en el del Derecho, designando una determinada forma de organizar los factores de la producción ( el trabajo humano, l naturaleza y el capital) con mira a la generación de bienes o a la prestación de servicios. La importancia que adquirió ese organismo funcional y dinámico, nota , en la realidad del mundo de los negocios – especialmente con el advenimiento de la revolución industrial, las innovaciones tecnológicas y la expansión del capitalismo- llevó al Derecho a ocuparse de él. La atención estuvo centrada en la figura del empresario, de quien organiza y coordina los factores productivos, nota . 

Pero la empresa no debe ser confundida con el empresario. Aquella es la actividad de organización de los factores de producción, es un ejercicio de algo, un hacer inmaterial. Esencialmente es despliegue de actividad económica organizada para determinado fin, una fuerza que opera: concepto dinámico. Por ello no puede ser definida optando entre la categoría de los sujetos y la de los objetos, porque es un tertium genus .

El Código Civil italiano de 1942 define al empresario, pero no a la empresa: es quien ejercita profesionalmente una actividad económica organizada a los fines de la producción o del cambio de bienes o de servicios (art. 2082). De esta definición se obtiene la de empresa, cuyos caracteres son ser una actividad económica, profesionalmente organizada y destinada a la producción o al cambio de bienes y/o servicios para el mercado . Todos ellos, además, dan la idea de continuidad pues no se la concibe como hecho aislado o efímero .

Si bien aparece siempre debatida y no definitivamente lograda la definición legal de la empresa, no ocurre lo mismo desde el punto de vista económico. Allí esta claro que los ingredientes de la empresa que no pueden ser desconocidos como fundamentales son el capital y el trabajo. Algunos autores también involucran el factor “riesgo” en articulación con el lucro pero lo cierto es que el concepto tradicional ya define a capital y trabajo amalgamados por el factor organización . 

La intervinculación es imprescindible y puede sí afirmarse que si alguno de ellos falta no existirá la empresa.

Alguna vez se ha insinuado la escisión del capital de la trilogía. Sin embargo el razonamiento disfraza una argucia pues para excluírlo se sostiene que el capital queda definido como trabajo y organización sumados. 

La dilución del concepto de capital por inmersión en el de trabajo resulta no solo inconvincente desde el punto de vista dogmático sino por falta de adecuación a la necesidad de determinar la importancia de la afectación de bienes al objeto de la empresa. Sin el capital no es posible la percepción de los fenómenos económicos asociados.

El bien apropiado por la empresa o si se quiere por la organización o entidad es el capital y su importancia es tal que GARRIGUES conceptúa a la sociedad “como un capital con personalidad”.

Para CIURO CALDANI “la empresa no es sólo una realidad particularmente característica del capitalismo, sino la fórmula de integración de esos tres elementos vitales que más identifica a la vida occidental en general. Cada tipo de cultura cuenta con distintas presencias de la naturaleza, el trabajo y el capital y los organiza de distintas maneras, sobre todo con diferentes asunciones de riesgos y distintas finalidades que pueden ser por ejemplo de mera satisfacción de las necesidades o de lucro”. 

Un rarísimo fenómeno casi mecánico ocurre con el auge del capitalismo y como deformación de los sistemas de mercado producidos por la brutal concentración de poder, que cobran particular vigor en el mundo globalizado: el capital, concepto objetivo por antonomasia solo adquiere subjetivación cuando pasa a ser conducido por el capitalista que realiza por sí tareas propias del trabajador pero recíprocamente el trabajo, que antes fuere concepto inmanente al género humano, se ha ido objetivando en máquinas que desplazan al hombre y lo excluyen del sistema generando el desquicio social . 

Compleja determinación, entonces, la de la empresa, ya que siendo esencialmente actividad, no es un objeto porque el hacer no es una cosa, pero tampoco se trata de un sujeto, porque sujeto es el empresario que es su titular el cual no puede tener nunca la calidad de sujeto de derecho . No tiene patrimonio porque falta el sustento para titularizar derechos y tomar obligaciones .

Nuestro Código de Comercio no define la empresa y sólo hace algunas referencias a ella, por ejemplo, en el artículo 8º, inciso 5º. Jurídicamente aquella es ese quid inmaterial y algo abstracto consistente en la actividad de organización. Junto a ella y ocultándola un poco bajo el velo de su materialidad, se encuentra lo que modernamente se denomina l “ hacienda “, que es el conjunto de los bienes organizados para la explotación de la empresa. La hacienda o establecimiento mercantil es substractum material. Está constituida por cosas corporales (dinero, mercaderías, inmuebles), derechos (nombre comercial, enseña, marcas), créditos y deudas… y esa especial aptitud de la hacienda para producir utilidades, conocida con el nombre de avviamento. Es el conjunto de los bienes organizados por el empresario para el ejercicio de su actividad profesional . 

Visto de un aspecto podemos decir que los elementos de la empresa, de esta forma, son tres :

a)Uno objetivo, la hacienda, constituida por el conjunto de bienes materiales e inmateriales de que se vale el empresario, que en nuestro Derecho no es una universalidad jurídica sino meramente fáctica,

b)otro subjetivo, el empresario, titular de la hacienda que es siempre una persona física o jurídica, y

c)el tercer elemento es inmaterial, apareciendo como término medio entre los anteriores y es generado por el empresario: consiste en su actividad de organización de la hacienda . Poniendo especial énfasis e estos dos últimos elementos se ha dicho que no hay empresa hasta que el empresario no la ha organizado .

Visto de otro aspecto también se puede decir que la empresa está pues constituida por organización, capital y trabajo 

5.2.- EL EMPRESARIO CONCURSADO

Si bien pura actividad, ésta se realiza para algo (producir bienes y servicios) y, fundamentalmente, por alguien. Este –que coordina y organiza los factores- en última instancia será siempre – por cuanto la empresa es esencialmente organización- una persona que, asumiendo los riesgos, apunte a sus beneficios. Quien toma este rol es el empresario (l’ imprenditore de los italianos, l’entrepreneur de los franceses, el businessman en lengua inglesa), que puede ser una persona física o una persona jurídica. Empresario es, entonces, quien explota la empresa, ya personalmente, ya bajo forma societaria. Si sé trata de una persona física, empresario será su titular, si se trata de una ideal, la sociedad que la activa. Ambos son empresarios pero no es “ la empresa “ pues ésta es distinta del empresario unipersonal y de la persona jurídica .

El empresario es el titular de la empresa porque ésta pertenece siempre a un sujeto de derecho individual o colectivo, puede ser un individuo o una sociedad . Sujeto de derecho, entonces es el empresario-persona (física o jurídica) que titulariza las relaciones negociales de la empresa, adquiriendo derechos y contrayendo obligaciones. La empresa nunca podría tener la calidad de sujeto de derecho.

No debe confundirse sociedad con empresa. El empresario puede ser individual o plural (una sociedad). Esta, entonces, es uno de los empresarios posibles (el empresario social, el otro es la persona física: el empresario individual). De allí que la relación de la empresa con la sociedad lo será de género a especie .

Tradicionalmente han sido sujetos de los procesos concursales en la legislación patria las personas en cesación de pagos, ya sean de existencia ideal, como lo establece la actual normativa (artículo 2º, párrafos primero y quinto, Ley de Concursos y Quiebras). Salvo excepciones puntuales –el patrimonio del fallecido y el caso de los deudores domiciliarios en el extranjero respecto de bienes existentes en el país -, las que se concursan son las personas físicas o jurídicas – esto es, los sujetos de derecho -, no los patrimonios . 

La persona concursada puede ser de existencia visible o de existencia ideal. El ámbito de aplicación de los supuestos especiales descarta totalmente a las primeras y de las segundas sólo incluye algunas: las sociedades. Aún más, limita su aplicación a ciertos tipos. Aquellas en que existe certeza sobre la existencia de la sociedad y la identidad de sus integrantes, limitación de la responsabilidad, división del capital en cuotas y fácil transmisibilidad de las mismas. 

Esto así, a los efectos del artículo 48 el deudor concursado no puede ser entendido sino como la sociedad concursada. Esta es la que oportunamente solicitó el llamado judicial a sus acreedores (artículo 11, Ley de Concursos y Quiebras) y fracasó en su intento de conseguir un acuerdo con ellos (art. 46, Ley de Concursos y Quiebras). Este ente ideal, bajo tipología societaria, es le que desarrolla la actividad empresarial. Cesante, reunió a sus acreedores y correrá con los avatares de la presentación, pero queda en claro que el soporte patrimonial sigue siendo la hacienda empresarial y la desventura corresponderá a su titular, al dominus.Es la consecuencia de la necesaria distinción conceptual entre empresa y empresario . 

5.3. EL CAPITAL

Para comprender el artículo 48 debemos detenernos ahora en éstos. La sociedad concursada, según vimos, es el empresario (social) que lleva adelante el emprendimiento. Siendo así, los bienes necesarios para el desarrollo empresario provienen del conjunto de personas que, reunidas con aquel fin, realizan aportes destinados al fondo común (artículo 1º , Ley de Sociedades Comerciales), mediante el cual el emprendimiento podrá ser sustentado. Ello así porque sin aporte no hay patrimonio y sin patrimonio no puede existir sociedad . El valor del conjunto de los aportes constituye el capital social estableciendo la participación de cada socio en él; como consecuencia el valor individual establece la participación en los resultados y de la cuota de cada uno en la liquidaciónecuencia lo hace respecto de los resultados y de la cuota de cada uno en la liquidación . 

Los vínculos económico-políticos del socio con la sociedad que reflejan sus contribuciones, están dados por el capital social. Este representará proporcionalmente la medida del interés de cada uno conforme a la magnitud del aporte. 

Los dos tipos societarios más usuales en el país – incluídos además en el artículo 48 de la L.C.Q.- , que son las sociedades de responsabilidad limitada y las sociedades anónimas, el capital se divide en alícuotas de igual valor (art. 148 y arts. 163 y 207, respectivamente, Ley de Sociedades Comerciales).Tal se sabe, se denominan cuotas sociales en el primer caso y acciones en el segundo. 

Al representar la correlación económico-jurídica entre el socio o accionista y el patrimonio societario, determinan la participación societaria de cada uno de ellos . En adelante las denominaremos genéricamente “ participaciones “ con el indicado alcance de porcentual individual sobre el capital societario.

Según el artículo 2º de la ley 19.550, las sociedades comerciales son sujetos de derecho. Como consecuencia de ello, la sociedad constituye una entidad jurídica diferente de los miembros que la componen (artículo 39 del Código Civil ), con capacidad suficiente para adquirir derechos y contraer obligaciones. Mediante el recurso de dotar a aquella de personalidad jurídica, se le confiere el carácter de sujeto de derecho, con aptitud suficiente para exteriorizarse en el mundo de los negocios con un nombre y domicilio propios, con un patrimonio independiente al de los socios que la integran y con capacidad de adquirir por sí y para sí derechos y obligaciones .

De acuerdo al principio de la personalidad de la sociedad, ésta y sus socios son diferentes. En consecuencia, el patrimonio social pertenece a la sociedad, y el socio tiene un derecho de crédito –su parte social, cuota, acción -, que sólo le autoriza a reclamar sobre esos bienes la cuota final de liquidación . 

Más adelante trataremos en profundidad el tema de las cooperativas señalando desde ya que no consideramos a las cooperativas como sociedades comerciales o civiles. El asociativismo cooperativo asume particularidades que lo separan de las sociedades civiles y comerciales, toda vez que el objeto no es sumar capitales para producir ganancias o utilidades, sino reunir usuarios de servicios comunes cuya utilizacion se hace posible mediante el esfuerzo propio y la ayuda mutua .

No hay en el proceso del Cramdown argentino liquidación de la sociedad, sí hay, en cambio, transferencia de las participaciones de los socios .

La empresa (la actividad) es desarrollada por un empresario colectivo (la sociedad) que es su titular. Pero las personas jurídicas no son sino elementos instrumentales o medios técnicos de que se valen las personas físicas para hacer posible la actuación colectiva en una actividad económica normalmente organizada en forma durable como empresa . La personalidad jurídica –expresa Ferrara- es una forma de regulación, un procedimiento de unificación. No es una cosa, sino un modo de ser de las cosas y es imposible encontrar tras la persona jurídica, una entidad especial orgánica o psicológica. Detrás de la persona jurídica no hay otra cosa que asociaciones y organizaciones sociales. La personalidad jurídica es la vestidura orgánica con la que cierto grupo d hombres se presenta en la vida del Derecho… para participar en el comercio . La expresión persona jurídica constituye propiamente una expresión verbalizada que se emplea por comodidad de lenguaje. 

De esta forma, el titular de la empresa, la sociedad, tiene yuxtapuesta a ella la de sus propios titulares- los socios, bien que con el alcance señalado -, pues estas acciones o cuotas son bienes particulares de los partícipes . A la postre tendríamos este esquema lineal: la empresa –la hacienda empresarial –es explotada por la sociedad concursada que, a su vez, es de propiedad de los socios. Estos, a través de la sociedad, son los titulares (finales, aunque indirectos) de la hacienda empresarial.

Empresa (la actividad, la organización)

Sociedad (el sujeto jurídico que explota la empresa)

Socios (los titulares de la sociedad)

5.4. TRANSFERENCIA DE LA EMPRESA CONCURSADA

Así, quienes se inscriben en el registro lo hacen a efectos de formular ofertas para la adquisición de la empresa en marcha, a través de las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada. La prioridad en la adjudicación la tiene el primero de los registrados que obteniendo las conformidades adquiere el derecho, en caso que el acuerdo fuere homologado, a que le sea transferida la totalidad de la participación que los socios o accionistas posean en la sociedad deudora. En el caso de que la oferta del tercero fuera menor al valor patrimonial reducido (o actual), se habla primero de participación societaria y luego “ del capital social de la sociedad deudora “. 

Cuando la elaboración se encontraba en el ámbito de proyecto, sus autores expresaban que lo que se transfería era la totalidad de la participación que los socios o accionistas poseían en la totalidad deudora aunque hablaban asimismo de la adquisición de la titularidad de la empresa . Ya convertido en ley 24.522, se refieren a las cuotas sociales, acciones o cuotas representativas del capital social como también a la participación que los socios o accionistas posean en la sociedad deudora que deben transferirse forzosamente .

En el procedimiento del artículo 48 algunas cosas se mantienen y otras, en cambio, se modifican. Debemos inquirir sobre ambas pues tenemos para nosotros que un propósito claro ha sido expresado d manera confusa, producto de la urgencia con que debieron proceder los redactores y, específicamente en este punto, de la supresión de los términos “ asumiendo los pasivos concursales “ que efectuara el Senado, en el inciso 1º del artículo 48.

En primer lugar examinaremos cómo queda la empresa, esa actividad organizativa y coordinadora de los factores a los fines de la producción de bienes y/o servicios. Se habla de la empresa “ en marcha “, lo que podría dar lugar a pensar en una primera lectura que aquella deberá estar en funcionamiento para acceder al salvataje, como parecerían entenderlo algunas opiniones o como es nuestro criterio de entender que aquellas lo consideran. En realidad, puede o no ser así, es decir, no necesariamente deberá estar “ andando “ la empresa para que el operativo se le aplique. Debemos entonces representarnos dos escenarios posibles, a saber: que la empresa esté en actividad o que se halle inactiva.

El artículo 48 abarca a ambos: tanto podrá ser su objeto una empresa que no esté operando pero recuperable como, a la inversa, otra mantenida artificialmente en movimiento. Lo de empresa “ en marcha “ no debe entenderse como un condicionante normativo. “ En marcha “ en el sentido de la ley es, más bien, “ capaz de marchar “, continuando o reiniciando, según los casos, la actividad. Y quien, en realidad de los hechos, en definitiva lo dirá, no es la norma sino el mercado. La empresa tendrá o no interesados que postulen por ella según el específico posicionamiento de aquella en el ramo de actividad respectivo, su armadura tecnológica, las expectativas futuras, el cálculo del riesgo a tomar, en fin, un complejo de variables tanto endógenas y exógenas harán atractiva o no la inversión.

Podrá, entonces, tener interesados una empresa que por circunstancias derivadas de su estado de cesación de pagos no funcione o, por el contrario, no tenerlos por inviable aún estando activa. Lo esencial es la capacidad de aquel complejo funcional y dinámico de seguir operando o, al menos, de tener posibilidades para hacerlo. De allí que sea técnicamente incorrecto hablar de “ transferencia de la empresa “, por el contrario: para que el rescate funcione la empresa –en tanto emprendimiento actual o potencial -, debe subsistir. Si así no fuera, si lo que aquella hace no tuviera horizonte, no hubiese interesados ni salvataje sino sólo quiebra liquidativa que es, precisamente, lo que se procura evitar.

Para la adecuada interpretación del instituto, nos permitimos insistir: no hay transferencia de la empresa, ésta subsiste, el emprendimiento continúa, la actividad prosigue o es potencialmente capaz de todo ello. No hay, en rigor, compra de la empresa y se realiza con total prescindencia de que ella esté en marcha o no . La posibilidad de la adquisición de la “ empresa en marcha “ muestra una intelección nada feliz del legislador ya que no se adquiere “ la empresa “, ni en marcha ni paralítica… la empresa sigue siendo la misma . 

Tanto no se transfiere la empresa la empresa que, precisamente, su permanencia actual o virtual es la razón del interés para preservarla, continuándola. No ignoramos, por cierto, que pueden existir desvíos en esta operatoria que terminen, finalmente, en su desactivación . Pero pensamos que la intención de la ley es la conservación de la empresa, en tanto y en cuanto un tercero “ desde afuera “ advierta su viabilidad.

Atento a lo dicho, el operativo del artículo 48 se hará estando o no la empresa “ en marcha “. Todo dependerá de la existencia de interesados que serán quienes, en definitiva, determinen su suerte final. Entonces, lo de “ empresa en marcha “ es más una aspiración que una realidad. . O quizá la traducción de la idea de que ella está funcionando o que, tras el salvataje, podrá volver a hacerlo. Y lo de “ transferencia de la empresa “ es un modo verbal cómodo de sintetizar la verdadera operación jurídica consistente en la adquisición por el tercero interesado con acuerdo homologado, de las participaciones societarias de los titulares de la sociedad concursada quienes, a su vez, han tenido la obligación legal de transferirlas, dispuesta en la sentencia homologatoria del acuerdo preventivo por el juez del concurso.

También continúa el ente ideal que actúa y explota la empresa. Ella seguirá siendo la misma porque no cambia el deudor concursado , ni hay transferencia de establecimiento. Este aspecto debe contemplarse en las relaciones externas y en las internas. Externamente la sociedad seguirá tal cual era: se mantendrán las relaciones jurídicas preexistentes, porque el proceso supone a ésta como un continuar, una subsistencia sin cortes. No hay desaparición de la sociedad anterior y creación de una nueva. Es la misma persona jurídica que continúa. De acuerdo a esto, por ejemplo, las inscripciones regístrales de los inmuebles se mantendrán, seguirán teniendo los mismos números de contribuyente ante el Fisco, si está acogida a alguna moratoria impositiva o previsional continuará pagando (si puede) sus cuotas, si están inscripta en ciertos registros licitaciones, proveedores del Estado, aduana, etc. ) así continúa y –lo que es muy importante a la hora de sacar las cuentas- no hay ruptura de loscontratos de trabajo, que no sufren modificación alguna. 

La empresa sigue siendo la misma, la sociedad que la explota sigue siendo la misma. Todo lo que ocurre es el reemplazo de los accionistas de la sociedad en concurso –el autor al que seguimos ejemplifica con las sociedades anónimas -, sociedad que, inmodificada, explota una empresa igualmente inmodificada .

Tampoco hay transferencia de activos, como en el caso del artículo 205 de la Ley de Concursos y Quiebras, de venta de la empresa fallida en marcha como unidad, se apunta con razón . Lo que se adquiere no son los activos físicos sino las cuotas o acciones representativas del capital social de la concursada, los activos vendrán con ellas . Estos activos seguirán integrando la hacienda empresarial de propiedad de la sociedad concursada. 

Como los activos de la sociedad concursada bajo tratamiento del artículo 48 de la Ley de Concursos y Quiebras siguen en cabeza de ésta, no es necesario publicar los edictos de la ley 11.867, puesto que no hay traspaso de ello, ni individualmente ni como universitas facti porque no hay transferencia de fondo de comercio, hacienda o establecimiento . A este respecto debe recordarse que alguna doctrina proponía seguir el régimen de aquella ley sobre transferencia de fondos de comercio . 

Contemplada la situación desde el otro extremo de la relación creditoria, los acreedores seguirán teniendo el mismo débito pues no hay novación subjetiva ya que el deudor no cambia. Por tanto, en los instrumentos de deuda en poder de aquellos no habrá que realizar ninguna modificación, ni es necesario canje de documentación alguna. Es la misma sociedad concursada la que adeuda, aunque con la importante aclaración de que no será la obligación primitiva sino la que surja del acuerdo homologado (artículo 57, Ley de Concursos y Quiebras).

Por lo que se ha visto, al no haber transferencia de establecimiento, no hay necesidad de efectuar nuevas inscripciones de los bienes registrables (inmuebles, automotores, marcas, patentes). Tampoco habrá publicaciones edictales. Y con respecto a los bienes de cambio, como no hay venta o traspaso de ellos a otro titular ni se da ninguno de los otros hechos imponibles, no habrá que tributar el Impuesto al Valor Agregado. Se evitan, entonces, importantes costos . 

Lo que se va a transferir se relaciona sólo con el aspecto interno de esta sociedad concursada. Consiste en la titularidad de las participaciones de los socios o accionistas de la indicada sociedad concursada, que es la propietaria de la hacienda empresarial.

En cambio, donde sí se producen modificaciones es en el elenco de los propietarios del capital. Transferidas ex lege las cuotas o las acciones, egresan los anteriores propietarios y en su lugar ingresan los nuevos, o sea, los terceros interesados. En virtud del acuerdo logrado con los acreedores –y, en los casos que corresponda, previo el pago del precio del valor patrimonial final de la empresa o de uno menor -, los antiguos socios dejarán su lugar a los nuevos. Estos, a mérito de las conformidades allegadas y de ser homologado el acuerdo, tienen el derecho de origen legal de adquirir el capital del ente societario propietario de la empresa, suplantando a los originarios dueños de la totalidad de las acciones o cuotas representativas de aquel capital . 

Los terceros interesados exitosos serán quienes en el futuro, haciéndose cargo de la empresa, continuarán el emprendimiento. O para decirlo con mayor precisión: la persona jurídica que explota la empresa será operada por personas físicas diferentes. En este sentido, entonces, puede hablarle de la transferencia a un muevo empresario de la empresa insolvente .

De acuerdo a lo dicho, entonces, el salvataje del artículo 48 de la Ley de Concursos y Quiebras no culmina ni en la transferencia de la empresa ni en la transformación de la sociedad concursada

EL PENSAMIENTO KEYNESIANO

Keynes y su teoría general por contraposición a las teorías de sus predecesores:

A su juicio las teorías que precedieron a la suya representaban una teoría particular. La suya se ocupaba de todos los equilibrios posibles en un economía de mercado, lo que incluía las situaciones en que había pleno empleo, pero también las de desempleo. Las teorías que se referían a una situación particular: el equilibrio de mercado con pleno empleo, ya no podían concebir equilibrios con desempleo.

Preferencia por la liquidez según Keynes:

Lo que hoy llamaríamos coloquialmente guardar bajo el colchón, Keynes la denomina preferencia por la liquidez. Pero Keynes sabe que es posible “hacer sacar el dinero del colchón” tentando a los individuos para que cedan su dinero a cambio de un interés.

La inversión para Keynes:

Cumple una función determinante para el empleo. La inversión alienta actividades como construir nuevas fábricas, casas, ferrocarriles y, en genera, todo tipo de bienes que no son para consumo directo e inmediato.

Rol que cumple el Estado de acuerdo a Keynes como factor generador de empleo:

Un papel fundamental, si por irracionalidad psicológica y por miedo a la inestabilidad del futuro, los privados no invierten, la única salida para alcanzar el pleno empleo será la inversión que realice el Estado.

Keynes más heterodoxo que sus antecesores:

Su razonamiento teórico sobre la política económica aplicada y una presencia fundamental como el Estado cumpliendo un rol asignado, le da al pensamiento keynesiano aristas más heterodoxas en comparación con sus antecesores, ya que éstos no asignaron una tarea activa interviniendo en los mercados.

Dos herramientas estatales que señala Keynes para lograr el desarrollo económico:

Hay dos herramientas fundamentales para influir en la economía: la política monetaria y la política fiscal. A través de la política monetaria, el gobierno puede variar la cantidad de dinero o la tasa de interés con la que presta dinero a los bancos.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog