Colmos

Colmo de una adivina moderna… Tener su esfera de pantalla plana.


Colmo de una termita… que no se sepa las tablas de multiplicar.

Colmo de un astronauta… que una estrella no le firme un autógrafo.

Colmo de un matemático… trazar una línea con la regla de una mujer.


Colmo de un dinamitero… que lo exploten en su trabajo.
Colmo de un ave… tener plumas y no poder escribir.

Colmo de los colmos… tirarse a un pajar y enterrarse la aguja.

Colmo de un mesero… pasar todo el día sirviendo comida y él no comer nada.

Colmo de un velador… darle la vuelta a la manzana y no poderle dar una mordida.

Colmo de un clitoris… ir a la carnicería a pedir un kilo de lengua.

Colmo de un coleccionista… cortarse un testículo para no tenerlo repitido.

Colmo de un pelón… que le vaya de pelos.

Colmos de un carnicero… tener un perro salchicha; tener un hijo chorizo, y tener una hija cerda.

Colmo de la rebeldía… vivir solo y huir de casa.


Colmo de un músico… que la esposa se llame tecla y que el vecino la toque.
Colmo de un matemático… que plante un árbol y le salga la raíz cuadrada.

Colmo de la gordura… una mujer tan gorda, tan gorda pero tan gorda que se levante por los dos lados de la cama.

¿Cuál es el colmo de la paciencia?
Sacarse un moco con un guante de box.


¿Cuál es el colmo de un leproso?
Tirarse un pedo y que se le caiga el culo.

Colmo de la lujuria… tirarse al mar.

Colmo de un abogado… haber perdido la muela del juicio.


Colmo de un actor… tomar sopa de letras para no olvidarse el libreto.

Colmo de los pobres… ver el arcoiris en blanco y negro.

Colmo de un plomero… que su novia lo mande por un tubo.

Colmo de un verdulero… que su novia le dé calabazas.

Colmo de una oveja… tener un hambre de lobo.

Colmo de un médico microbiólogo… tener un parásito en su familia.

Colmo de un refresco (soda)… que las burbujas le produzcan gases.

Colmo de un luchador de sumo… no saber sumar.

Colmo de un tonto… verse al espejo y decir Yo te conozco.

Colmo de un carpintero… tener una pata de palo.

Colmo de un forzudo… apretar una moneda hasta que la cara saque la lengua.

Colmo de un tipo limpio… hacer cigarros con papel higiénico.

Colmo de un caballo… tenerla tan grande y no podérsela tocar.

Colmo de la ternura… tener los huevos de peluche.

Colmo de un electricista… electrocutarse con una pila de mierda.

Colmo de un farmacéutico… cerrar su farmacia, porque no le quedó más remedio.

Colmo de un fotógrafo… no poder revelar sus secretos.

Colmo de un tintorero… jugar a la mancha y perder.

Colmo de un leñador… dormirse como un tronco.