Posts etiquetados como ‘vida’

Tómbola

Una mujer con piel de playa,
acicala mi sueño de caucho.

¿Por dónde se arrastran sus hilos de azúcar?

Soy un tuerto insomnio
que se ahoga con maíz de hierro,
lo vomito en nubarrones compactados,
y visto una piel de asidero neumático.

¿Cuándo lloraste una glándula dorada?

Crisis en las olas de septiembre,
deforma el alambre de su voz.

¿Cómo pude amasar vida en toda su muerte?

Soy una mantis religiosa
que nada en un capullo de sangre,
la encajono en un aplauso,
la inflo con zumbido hirviente.

Nada gira.

 

Safe Creative #1006226650486

frontpage hit counter

asp hit counter

Afrenta

Regaré de sal y alcohol
sobre la tierra de tus heridas,
cavando una oscura cueva
en tu caprichoso y dócil corazón.

Serás mi piel ajena,
la amarga sangre
que se estancará
en mi paladar.

Trasvestiré a tu ángel,
lo compraré con opacas piedras
para meterlo en un laberinto
de espinas y dulces venenos.

Tu estrella mas brillante
conduce un río
de residuos cloacales
que se clavan en mi alma.

Seré el abusador
de tus frágiles sueños,
que mutilará tu inocencia
con palabras de deseo.

Beberé de tus saladas lágrimas,
le pondré una correa a tus miedos,
obligándolos a rascarme las rodillas
con sus propias pestañas.

Seré la fiebre de tus primaveras,
el pétrio silencio
en que eyacularán todos
tus cristalinos zumbidos.

Extraviaré mi oxidada daga
debajo de tu cama deshecha.

Me odiarás por siempre,
aún así…

Seré lo mejor de tu vida.

Ilusión vagabunda

Tedio de sosiego
la vida no tiene la culpa
de la porquería que es,
remedio caduco de parásitos
que glomeran en charcos de pus.

Aspiré la cristalina ilusión
con mi fosa nasal
para contemplar tu común perfil,
tu rareza inexplicable,
tus barriletes atascados.

Tantos sueños en tu piel
en mis manos transpiradas,
guardadas en hechizos,
salpicadas de nebulosas
tizas rojas y verdes.

Acéfala ilusión que vagabundéa
en la fría tiniebla descascarada,
en las sombras de tus sueños de cristal
como el resorte desdoblado,
manchas blancas de aureolas aceitosas.

Sos la magnética levitación
o solo la sed de mi capricho.

Pupilas colgantes

El zorro quiere de su zorra:
todas las noches,
una fiebre litúrgica,
un enjambre de abejas furiosas,
un hospital incendiado,
un fantasma payaso,
una cama de vidrio,
una silueta escamosa,
un calor oscuro,
una luna desgarrada,
unos huesos en polvo,
un transplante de vida,
mil noches de noches,
labios púrpuras,
pensamientos muertos,
el ardor y el salpullido,
el aleteo de un canto,
o el alarido animal,
joyas de azúcar,
saladas con obsesiones,
un príncipe sin corona,
una daga filosa,
una órbita de estrellas,
un rezo del infierno,
pupilas colgantes,
en puentes colgantes,
en cuadros colgantes,
en amantes colgantes.

Haikus 1°selección

1)
Duro invierno,
solo menos salidas
y mas soledad

2)
¿Qué es este silencio
que ataca mis ruidos?

3)
Plaza derruida,
los monoblocks la vigilan.

4)
El calor del sol,
degusto una bebida
sabor plástico.

5)
La niebla se adueñó del parque,
solo quiere jugar.

6)
Un patrullero ruidoso y luminoso,
a toda velocidad
La pizza que se enfría.

7)
Sus labios se mueven,
me hablan de muerte y política.
Yo solo pienso en besarla.

8)
Demoras en el tren.
¿Alguien decidió
renunciar a su vida?

9)
La lluvia cae,
reflejo de la nostalgia
que le escondo al mundo.

10)
Noche en la jungla de cemento.
Las estrellas
parecen que no existen.

11)
Tras de las sombras,
un hombre trata de verderse
como una mujer.

12)
El espejo refleja
a alguien que no me agrada.
¿Será él o yo?

Atmósfera nocturna

La noche tiene ojos de pupilas dilatadas y largas garras que acarician. Se percibe un bramido de resquemor, un estrépito interior confabulado por aureolas fogosas. Estrellas de color sazón, ineludibles de movimientos infalibles insertándose en las sombras que vadean por la atención de los buitres galanteados, agazapados, armados filosamente preparados para los descuidos y las caídas.
Crecen los cementerios a raíz de los desencantos. Los halagos son la moneda corriente que gira con una eternidad brillante. Pero las mentiras están hechas de mentiras y nada mas.
Evolucionan las horas dentro de la música de fondo que puede perturbar, angustias que bailan con hondos espasmos.
La noche impregnada en el cuero, siempre con una actitud amenazante que parece tambalear en el abismo.
Son las féminas, los seres mas bellos que creó este mundo, reinas sin coronas que no se cansan de transgredir con ese sepulcroso silencio falseado de necesidad.
Somos los perpetuos obnubilados que yacen en la tormenta de luces artificiales, la dicha de una muerte salvaje y digna. Cuerpos magnetizados por la furia y el descontrol, que la vida se encarga de reprimirnos, desinhibidos por las tinieblas, es la sed ardiente en la que los corazones desgarrados ahogan como rebeliones de mil gritos de dolores acumulados.

Clamor nocturno

Vomito lo que desearía ser, el espejo me hace un guiño, me dejo engañar (once again!).
Siempre pensé que los ignorantes son los mas felices, tiene sentido, principalmente ignoran la realidad de esta vida. Un poco de ese brebaje no me caería mal, hemos probado tantos venenos.
¿Quién puede prevenir los incendios en nuestro interior? ¿Alguien se atreverá a apaciguarlos?
Perras en celo comiendo cataplasmas (thanks Arthur!), y soy el extasiado que las desea hacer pasar por el filo de la risa.
En los espasmos de la noche, junto a mi soledad y un poco de alcohol en mis venas, quiero saber que traman, y si estaré en sus planes maliciosos. A mi lado se desborda la carne, pero en sus ojos veo ráfagas de luz en tanta oscuridad (and they catch me).
En cascadas, tragamos las mentiras que nos ofrece el aire, así nos desgarramos (¿Is it pain or pleasure?).
Tantas mugres en nuestras mentes nos conducen a caminos tan desconocidos como dulces. Las almas gimotean, llevamos oídos sordos en estos planos (¿What is more powerfull, the inside or outside?).
Ya saboreé tus besos bélicos y tus miedos desnudos, apreté tu mano y así escupiste una tormenta que retenías en tus pupilas.
La noche resalta las heridas de nuestros corazones. Aunque este cubierto de tantos fantasmas, tengo el ojo intacto para percibir tu epicúrea belleza. Y la oscuridad está recitando su mejor poesía, en estos tiempos, no pierde su fidelidad (all is about the true).
Clamor endemoniado en el odio del amor y el dolor.

La edad de la tristeza

Leo en tu palidez
una clara imagen de redención.
Necesitas del silencio
para ahogar un poco tus fantasmas.

Miro y me haces pensar,
fragmentando mis detalladas palabras.
Interpretas tu soledad
como una tortura irremediable.

No malgastes tus fuerzas,
¿Qué sería de nosotros
sin la existencia del progreso?
¿Qué sería de esta caprichosa vida?

Rompecabezas informal

Tu humor es una sábana ensangrentada,
mundo que no funciona.
Tu visión es la fugacidad de las aves,
rompecabezas informal.

Tu aposento es una vela congelada,
revueltos prismáticos.
Tu vida es un planeta distante,
cobre resbaladizo de otro tiempo.

Tu deseo es un eclipse vertiginoso,
espejo entramado sin bordes.
Tu intuición es una lanza eléctrica,
fango enarbolado con premeditación.

Tu existencia es un cadáver flotando en un río,
mirada cerrada, partícula desconocida.
Tu miedo es un muro de porcelana,
deshojando novedades vacías.

Un aliento enfermo detrás tuyo

Sueños de madera y alambre,
un cuerpo se incendia por dentro,
lograste contruir un santuario
en tu cabeza afeitada.

Te encadenaste tontamente
para retener tu sangre rebelde,
para ser aplastado por la mentira,
para materializar tus fábulas.

Y como una polilla
que experimenta entrar al foco brillante
con una tonta furia a la vida
de verle la cara a la muerte.