Posts etiquetados como ‘todos’

Oportunidad

Me soltó su suave mano
para soltar su oportunidad…

De que las sombras tropiecen con su ser,
de que sus ventanas se empañen de otro aliento,
de que sus barrotes cambien de color,
de que sus palabras azucaradas consigan otra presa,
de que sus negros humos afinen toda su confusión,
de que los árboles pueden ser talados con los dientes,
de que el tiempo y el espacio no significan nada,
de que aún hay manos que anhelan posarse en su cuerpo,
de que hay ojos devorando su vasta inocencia,
de que hay distintas tonalidades de temblores,
de que hay derechos, precios y errores muy caros,
de saber que no se vive de ilusiones y amor,  
de saber que los fantasmas te comen la cabeza,
de saber que su necesidad es una víctima,
de saborear que la lujuria está en cualquier esquina,
de cambiar los matices de los ojos que la contemplan,
de montarse en un remolino que no lleva a ningún lugar,
de degustar lenguas con sabor a vacío, 
de creer que los poetas son decepcionantes,
de confirmar que el amor es un juego manipulador,
de que su confianza es una serpiente danzante,
de que la toga en el alma solo tapa las heridas y no las cura,
de que el ego puede pasar por encima de todos,
de que el dolor no entiende de cuerpos y es ineludible,
de que un abandono no tiene gusto a crimen,
de que todo puede ser nada y nada puede ser todo…

De seguir a las nubes que huyen
en vez de su herido corazón.

Safe Creative #1008287168214

free counters

Pienso y pensaré

La ternura es espacial, su órbita acapara rincones del corazón sumergido, en mares desiguales y desínteresados de herdor. Su oxígeno es perfume, su lazo interminable, su gravedad tan intermitente e indescifrable en momentos que no cabe de entendimientos.
Luces tenues que no dañan ojos curiosos y ajenos, se promuelga un poco de libertad juvenil, eran bellos aquellos tiempos, cuando la nostalgia pega, y pega. Sol que sale para todos y cada uno, dejé escurrir una canción que desconocía, y como ya sabés la curiosidad mata al ser. El precio pesará en cuanto el tiempo corra y haga su propio jugo del destino.
La cercanía mata, me quema la idea de estar tan cerca y lejos a la vez de tus brillos. Inmensa bendición de lo que sos.
Pienso y pensaré, es tu legado el que dejaste en el aire. La idea me desidratará, no es tu culpa, siempre es al mía, pero buscaré rincones de palabras que adornen lo que pasó y deseo que pase.
Pienso y pensaré, en tu olvidado nombre y en lo que en el fondo significarás para otros. No te excuses que soy de desconfiar en ajenos.
Y aunque no dije nada, te dije todo, es mi forma de ver las cosas, se necesita digerir con suavidad. No te pude oír, y no me lo perdonaré jamas, porque las palabras son oro y su entonación ese brillo tan endulzante. Pienso y pensaré, en lo que se rescató, no hay salidas, es mi obligación, a favor de la visión e interés. Pienso y pensaré, hasta mi último suspiro.

Territorio

Febo se esconde,
hora de aprisionarse,
en este lugar
no está permitido saludar.

Decapita tus miradas
u otro lo hará por vos,
todos se desconocen
como la suciedad en las uñas.

El ambiente hediondo
de basura quemada
y el hartazgo
de tanta grasitud sonando.

Por tu propio bien,
por la luz ausente,
deja las cortesías
y olvídate de rezar.

Bajo mi razón de cartón,
arrugando mis ilusiones
Espero que algún día
nunca pases por acá

Porque mis ventanas transpiran
gotas frías de temor,
donde los escarabajos se avecinan
y las lagartijas adornan mi oasis

Porque tengo un monstruo inmenso
que es imposible detener su crecimiento,
que descreo en su apariencia vegetal
que alimenta este misterio.

Ser vecino del infierno,
ser una flor sin color,
solo un poco de clemencia
a estos inentendibles dioses

Esa es la naturaleza del ego

Buscando ese rayo de luz, gotas de océano.
¿Quién llegará a lo divino?
¿Llegará ese sabor? ¿Llegará ese destello?
Existencia que me tienes a mal traer, emprende algunas almas valientes deseando esos primeros vislumbres.
Sacude mis cimientos con una danza interna, espero por tu vibración.
Deshazte de todo y de todos tus cconocimientos, ahora no te serán necesarios.
Encuentra tu propio ritual, la angustia y el significado me persigue con robusta fluidez.
Acusado por el solo como el mejor capriho, intento comprender.
Todo el mundo trata de dominar. Esa es la naturaleza del ego, no puedes cambiar a los demás pero cada uno puede cambiar por si mismo.

Oculto

Sos un talento oculto,
por todos los pasos quebrados,
por cada sueño convertido
en pesadillas de antaño
por cada juego perdido.

Mira la zona arder en si,
conmuevan las ansias… (sin ganancias)

Por todos y por nadie
saltan inocentes por culpables
en lugares tan brillantes,
los hacen acegables.

El reino de la oscuridad, situada en los confines del saber

El reino de la oscuridad, situada en los confines del saber. Objetos inmediatos meticulosos. Pasantes con miradas de menosprecios. Frenéticas nubes, espíritus de la noche, danzan al compás de los llantos de puro desamor. Despreciando lo inmediato, habitando lo iluminado por la naturaleza. Aprecia la sangre en tus venas cortadas por la furia y el impulso sin control del dolor. Que el veneno del menosprecio nos llega a todos, en algún momento, debilitando todo ese confiar que nos sostiene.

Pedazo roto

Y en pedazo roto, de espejo solo
ver a través de sus ojos
me siento un tirano descreído,
sin sentido, y con mucho humor.

Descubre en mí
lo que ni puedo hacer.

Y crea su propia lluvia
con solo escurrirse,
puede abrirse a más… todo lo demás
no es nada si no lo quiere.

Un golpe de revés
será auto-destrucción
si no lo llegas a ver… no comprender
nada ni nadie sabrá parar su furia irreversible.

Todos podemos contemplarlas
hasta un límite doloroso.
Sabré llenar tu ánimo,
si tienes mi paciencia.