Posts etiquetados como ‘somos’

Atmósfera nocturna

La noche tiene ojos de pupilas dilatadas y largas garras que acarician. Se percibe un bramido de resquemor, un estrépito interior confabulado por aureolas fogosas. Estrellas de color sazón, ineludibles de movimientos infalibles insertándose en las sombras que vadean por la atención de los buitres galanteados, agazapados, armados filosamente preparados para los descuidos y las caídas.
Crecen los cementerios a raíz de los desencantos. Los halagos son la moneda corriente que gira con una eternidad brillante. Pero las mentiras están hechas de mentiras y nada mas.
Evolucionan las horas dentro de la música de fondo que puede perturbar, angustias que bailan con hondos espasmos.
La noche impregnada en el cuero, siempre con una actitud amenazante que parece tambalear en el abismo.
Son las féminas, los seres mas bellos que creó este mundo, reinas sin coronas que no se cansan de transgredir con ese sepulcroso silencio falseado de necesidad.
Somos los perpetuos obnubilados que yacen en la tormenta de luces artificiales, la dicha de una muerte salvaje y digna. Cuerpos magnetizados por la furia y el descontrol, que la vida se encarga de reprimirnos, desinhibidos por las tinieblas, es la sed ardiente en la que los corazones desgarrados ahogan como rebeliones de mil gritos de dolores acumulados.

¿Por qué amamos?

Este fue uno de los ejercicios que tuve en una de las últimas clases del taller de escritura que me gustaría compartir un poco con ustedes. La pregunta es tan simple y compleja a la vez ¿por qué amamos?, me gustaría que compartan algunas líneas como justificando un poco la pregunta clave. Aquí algunas de las mías.

Porque somos suaves.
Porque somos frágiles como el cristal.
Porque sentimos los colores.
Porque creemos en lo desconocido.
Porque necesitamos dar y recibir.
Porque es gratificante y doloroso.
Porque no podemos escaparle de ello.
Porque existe la luz y la oscuridad.
Porque el frío y el calor.
Porque somos ingenuos.
Porque no podemos con nosotros mismos.
Porque el corazón es complicado.
Porque queremos siempre mas.
Porque estamos hechos de carne y tira.
Porque es nuestra habilidad natural.
Porque somos generosos y egoístas.
Porque estamos vivos.