Posts etiquetados como ‘soledad’

En la palidez

Nervios que cortan acero
escupo peces de fuego
arrastrándose por los aires
dibujando esperpentos.

La soledad…
se caerá de madura
es como un fruto agrio
deshaciéndose en mi boca.

Horizonte en sombras,
lacrimoso sueño de avenencia,
empuñando el ego discrepante,
turgente lluvia goteando en mis manos.

Las cenizas…
desentierra la lumbre de mi entraña,
arde y sangra la luna,
deforestando mi corazón.

En la palidez del aliento
y los espíritus sin motores.

Raíz de diecinueve nudos,
culebra que recita un aurora,
con la nariz en la fina vertiente
y un soplido húmedo que roza mi oreja

Lamiendo el barro entre mis dedos,
asmática embeleza atravesante,
nocturno bosque fluorescente,
un relámpago quebró mi cráneo.

No chinescas

Sombra a muerte,
sombra a noche,
luz a mantel,
locura a soledad,
sombra a estiercol,
sombra a pulmón,
plomo de sombra,
sonido de corriente.

Sombra de calor,
frío de sombra,
sombra de lagrima,
llanto de sombra,
sombra tras sombra,
no hay luz instigadora,

Sombra decapitada,
sombra desplomada.
ladrillo de sombra,
sombra de veneno,
convalecencia y sueño.

Rincón de sombra,
sombra de neurona,
cerebro hermético,
tirado,
perseguido,
desestabilizado
por
la anarquía de la sombra.

Sombra de gigante,
tiburón de sombra,
sombra de delfín,
morisqueta de payaso.

Sombra de madera,
agua y sed,
coleccionando sombras,
castidad y rebelión,
maquillando algarabía.

Viento de lluvia,
sombra de nube,
granizo de plomo,
encerado en albergues,
panes de pobres,
sombra de travestis.

Almas de sal

Ojos que miran ausencias,
soledad descuartizada,
martillo pegajoso
que golpea en las ansias.

Esculcando estrellas colgadas
que parecen inertes,
construyendo charcos verdes
que parecen hogares de sapos.

Sombras de cristal rajado
que degluten materia gris.
Las voces en sueños malsonantes
se entierran en los deseos.

Telarañas de luces dicroicas
acomodan el delirio en las paredes
manchadas de despecho y jugueteos
donde arraigó cenizas y aserrín.

Haikus 1°selección

1)
Duro invierno,
solo menos salidas
y mas soledad

2)
¿Qué es este silencio
que ataca mis ruidos?

3)
Plaza derruida,
los monoblocks la vigilan.

4)
El calor del sol,
degusto una bebida
sabor plástico.

5)
La niebla se adueñó del parque,
solo quiere jugar.

6)
Un patrullero ruidoso y luminoso,
a toda velocidad
La pizza que se enfría.

7)
Sus labios se mueven,
me hablan de muerte y política.
Yo solo pienso en besarla.

8)
Demoras en el tren.
¿Alguien decidió
renunciar a su vida?

9)
La lluvia cae,
reflejo de la nostalgia
que le escondo al mundo.

10)
Noche en la jungla de cemento.
Las estrellas
parecen que no existen.

11)
Tras de las sombras,
un hombre trata de verderse
como una mujer.

12)
El espejo refleja
a alguien que no me agrada.
¿Será él o yo?

Fuimos victimarios y víctimas

Sus labios invisibles
dibujaban susurros,
disfrazando lo desbordante
y arrastrándose a la corriente.

Abriendo fuegos nos indagamos
yo en su piel desgastada,
ella en mi débil ser,
fusionándonos con el ambiente.

Apoderada vibración,
respiración acelerada,
la aprisioné en mis brazos,
degustando sus besos sabor a ansia.

Su lengua recorrió mi torso
hasta estremecerme,
lamiéndome, deleitándose,
aplacando mis heridas.

Me aprehendí de su cuerpo
y empecé a acariciar su sexo,
fue una imagen tan dulce como malévola,
su vientre me sugirió entrar.

En los embates de la piel,
ella me apretaba,
pidiéndome mas vértigo,
estallamos de placer.

Todo era rojo ardiente,
los meneos y los gemidos,
todo un torrente impetuoso,
morimos con la noche.

Dejamos secuelas
de temblor y escalofríos,
así nos olvidamos
de nuestra quejosa soledad.

Inefable

Mundo fulminante y perturbador,
espejo oscuro de mi alma,
reflejo de visiones atropelladas,
la atmósfera convulsiona,
se inflama y estalla en asperezas.

Coherencia irracional,
consciente del trastorno,
esto es inefable,
esto no me alcanza.

La herida luminosa,
tenebrosa esperanza,
vaciar el silencio
para encontrar algo.

Necesito de los fragmentos,
disolverme con los verbos,
las imágenes adjetivadas
y toda la cascada que sube.

Ruidos derrumbándose,
adheridos a la lengua,
fatal condena invertebrada,
de la soledad y la aislación.

Sintomatizando
lo que no sé descubrir.
Descendiendo
sobre el sendero derruido.

Mundo…
fulminante…
y…
perturbador.

Momentos

Solo dame momentos,
sin horas, ni días.

En la angustia
de toda soledad,
en el desamparo
de un mundo hostil.

Las espinas de la tormenta,
el resplandor de la falsedades,
la ególatra comprensión,
el pájaro arrastrado por el viento.

Puedes encontrarme,
en ojos desiertos, perdidos.

En la penumbra
de poca pluralidad,
en el séquito
de las obsesiones.

Las flores decapitadas,
el eclipse cerebral,
la pasión agitaga,
el pez sin respiración.

Solo dame momentos,
asimétricos a este mundo.

Una reacción de vida

Dominio voraz,
cruza el nombre de la ciudad
junto al silencio
que resucita el sueño.

Depresiva belleza,
cosecha de soledad intolerable,
insondable abismo ruín
de pasos transparentes.

Ella revolucionaba sus pliegues
con humo y cenizas,
inmovilidad vibrante
de desgracias prerrogativas.

Oxidado destino empeñado
a punto de asediar su modelo
incansable declinación
que vigoriza trastornos.

Clamor nocturno

Vomito lo que desearía ser, el espejo me hace un guiño, me dejo engañar (once again!).
Siempre pensé que los ignorantes son los mas felices, tiene sentido, principalmente ignoran la realidad de esta vida. Un poco de ese brebaje no me caería mal, hemos probado tantos venenos.
¿Quién puede prevenir los incendios en nuestro interior? ¿Alguien se atreverá a apaciguarlos?
Perras en celo comiendo cataplasmas (thanks Arthur!), y soy el extasiado que las desea hacer pasar por el filo de la risa.
En los espasmos de la noche, junto a mi soledad y un poco de alcohol en mis venas, quiero saber que traman, y si estaré en sus planes maliciosos. A mi lado se desborda la carne, pero en sus ojos veo ráfagas de luz en tanta oscuridad (and they catch me).
En cascadas, tragamos las mentiras que nos ofrece el aire, así nos desgarramos (¿Is it pain or pleasure?).
Tantas mugres en nuestras mentes nos conducen a caminos tan desconocidos como dulces. Las almas gimotean, llevamos oídos sordos en estos planos (¿What is more powerfull, the inside or outside?).
Ya saboreé tus besos bélicos y tus miedos desnudos, apreté tu mano y así escupiste una tormenta que retenías en tus pupilas.
La noche resalta las heridas de nuestros corazones. Aunque este cubierto de tantos fantasmas, tengo el ojo intacto para percibir tu epicúrea belleza. Y la oscuridad está recitando su mejor poesía, en estos tiempos, no pierde su fidelidad (all is about the true).
Clamor endemoniado en el odio del amor y el dolor.