Posts etiquetados como ‘serpiente’

Oportunidad

Me soltó su suave mano
para soltar su oportunidad…

De que las sombras tropiecen con su ser,
de que sus ventanas se empañen de otro aliento,
de que sus barrotes cambien de color,
de que sus palabras azucaradas consigan otra presa,
de que sus negros humos afinen toda su confusión,
de que los árboles pueden ser talados con los dientes,
de que el tiempo y el espacio no significan nada,
de que aún hay manos que anhelan posarse en su cuerpo,
de que hay ojos devorando su vasta inocencia,
de que hay distintas tonalidades de temblores,
de que hay derechos, precios y errores muy caros,
de saber que no se vive de ilusiones y amor,  
de saber que los fantasmas te comen la cabeza,
de saber que su necesidad es una víctima,
de saborear que la lujuria está en cualquier esquina,
de cambiar los matices de los ojos que la contemplan,
de montarse en un remolino que no lleva a ningún lugar,
de degustar lenguas con sabor a vacío, 
de creer que los poetas son decepcionantes,
de confirmar que el amor es un juego manipulador,
de que su confianza es una serpiente danzante,
de que la toga en el alma solo tapa las heridas y no las cura,
de que el ego puede pasar por encima de todos,
de que el dolor no entiende de cuerpos y es ineludible,
de que un abandono no tiene gusto a crimen,
de que todo puede ser nada y nada puede ser todo…

De seguir a las nubes que huyen
en vez de su herido corazón.

Safe Creative #1008287168214

free counters

Cambiado

Una columna de murciélagos
anida en mi abandono,
tácita consecuencia,
campanadas de hiel.

La sigilosa serpiente
se arrastró por la cueva,
tácito augurio,
colgada de cabeza.

Las lágrimas se deforman,
fui su monumento de barro.

En las sombras esperó mi tropiezo
y choqué conmigo mismo.

Emparchó su corazón
de mis espinas
y salió al ruedo.

Vomito sus palabras
atoradas en mi sien
que confundí con pureza.

Safe Creative #1008247138097

free counters

A Lilith

Forjada por inmundicia y sedimento,
huíste del paraíso
para no renunciar a la igualdad,
amante de lengua de fuego.

Voluptuosa prostituta,
virgen inviolable e insumisa,
la justicia en tu sangre
y en la dulce leche de tus mamas.

En el lado oscuro de la luna,
agitaré mi cuerpo desnudo
siendo una hoja amarilla
zamarreada por el aullido del viento.

Mujer escarlata,
princesa de los súcubos
te entrego mis sueños húmedos,
mi polución nocturna.

En tus rojizos cabellos
se encuentran enredados
los jóvenes corazones
que sucumbieron a tu hechizo.

Madre…

Tu amor es murciélago rabioso,
tu confianza; una gárgola de granito,
tus palabras son la furia del volcán,
tu nombre; el himno de los desechados.

A la serpiente tentadora,
al inconsciente mas profundo,
a la oscura belleza,
a la luna negra.

Quiero

Tus rodillas raspadas de arrastres,
tu dolor en mis manos.
Jarrón de porcelana fría.

Tus dulces lágrimas de súplicas,
tu clemencia en mis oídos.
Esferas de cristal refractante.

La sangre de tus muñecas tajeadas,
tus heridas en mi lengua.
Ostra que abre su portal.

Tus carnosas palabras derramadas,
tu luna en mi miel.
Sombra que vibra en la alcantarilla.

Tus espásmicos movimientos,
tu boca en mi cuerpo.
Serpiente de cascabel hipnótica.

Tu áspera sed lujuriosa,
tu sexo en mi sexo.
Cadenas asfixiando la piel.

Cadáveres exquisitos virtuales

¿La luna rasgará acaso la ventana trillada?

La puta manchada trocó anoche el llanto acribillado sobre el agua incrédula.

La serpiente parida desterrará exactamente las tumbas lúcidas, comiendo de cualquier cama.

El farsante malogrado esclaviza tal vez un secreto mudo que extirpa con excrementos.

Una cruz encandilante quemó un jamás en una tarde rapaz que ahoga menos que el alma.

El conjuro embarrado se tatuó bajo un invertebrado crepuscular abortando alrededor su tridente.

Un grito aplastado sacudió un terremoto aislado atormentando la sien.

El pisapapeles ignorado, malgastaba tal vez la forradura de sus secretos mantenidos bajo llave, una cometa desinhibida que planea sobre un caos imantado de ojos hecho cenizas.

La insana desvirgada giraba sobre la transmutación legendaria equilibrando tal vez un rayo de terciopelo incendiado por un gato camuflado que afila sus garras.

Un banquete de diván, convidaba supuestos sobre una plataforma de hielo seco y el duelo esquizofrénico retardaba tal vez una baba plateada de dromedario.

Realizado junto a Sangre Azul
http://blogsdelagente.com/sangreazul/posts

Parte del caudal

Por monedas prostituyo mi mente
a la potencial que me acunará al fracaso,
que sembró la flor de la agonía,
que levantó mármoles perplejos.

Por aire dono mi reino de perjuicios
a la carencia apretada sin dientes,
que nadie hizo de mi ruido una confesión,
que fregó ilusiones rosalindas a marchitas.

Una serpiente anida en mi abandono.