Posts etiquetados como ‘ruidos’

Dulces sueños

Ella…

Duerme.

Cuando los fuegos del cielo
estrepitan y cosechan cráteres
en los vastos jardines de cemento,
invadidas por los anisópteros de verano.

Ella…

Sueña.

Cuando el fantasma plateado
juega con su cuerpo sedicioso
en las luces de los vértices
convergidas en tactos concretos.

Ella…

Goza.

Cuando en sus ruidos mutan
en un tenue y sinuoso respirar,
partiendo su confusión en gajos,
pisoteando su pueril intuición.

Ella…

Despierta.

(para luego volver a gozar)

  • Comentarios
  • 3 votos

Pregunta residual

Y los árboles danzaban como torturados
pOr el atroz viento contaminado.

Siempre esos gusanos besando mis pies
cOmo buscadores de pepitas de oro,
haY mas de lo que no saben ver, no entienden.

Nunca llegan, ni los espero en realidad,
mAr adentro, mar afuera, las olas rugen,
maDre de los ruidos, dioses de la parafernalia
mitIgan los aromas, los trazan a gusto y dehonra,
infiErno de este suelo del que no pretenden enterarse.

(¿Y usted?)

  • Comentarios
  • 6 votos

Creciente

El tiempo se hace ráfagas de luces,
en los ruidos de tus antojos,
de las desposesiones y los sismos interiores,
ojos de luna reflejan tus flores.

Nos sorprenden los cantos
de pájaros matutinos.

Sustancias que bailan como pelusas revoloteantes,
espíritus empapados en sangre,
así guías mis dientes a tu mullida carne,
desmembremos tanto la inocencia como la soberbia.

Las palabras que resquebrajan mi cabeza,
arden en azules llamas abultadas,
infierno de terciopelo,
labios eternamente sedientos.

En el pecado reencarnamos,
es el precio del placer.

Ahora mi demacrado corazón
está en el hueco de la palma de tu mano,
tengo que perder el control
para atesorar tus lascivos besos.

Te vistes de éxtasis
para llenarme de tu piel.

En tu noche, brota la penumbra,
donde a mi sombra le gusta desplegarse,
con solo brío y conciencia,
el agrado y el aprendizaje con tu ser.

En el impacto de tus ojos veo que…
serás mi subyugada.

  • Comentarios
  • 4 votos

Descolocado oscilante

Furia maquinaria,
fantasma del sosiego,
descascara el pétalo
de cartón corrugado.

Los labios llenos de ruidos
secos de mariposas aterradas,
rasgando los latidos
de estupor y sucumbir.

Perfume de sudor obrero,
sombras febriles,
bailan en mi tumba,
bailan en mi tumba.

Huesos vibrantes,
bolsillos escuálidos.

Cometa genocida,
cola de papel glasé,
ojos ardientes,
párpados tumultuosos.

Coraza de cemento corroído,
capullo de cristal rajado,
ladrón del silencio,
descolocado oscilante.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Haikus 1°selección

1)
Duro invierno,
solo menos salidas
y mas soledad

2)
¿Qué es este silencio
que ataca mis ruidos?

3)
Plaza derruida,
los monoblocks la vigilan.

4)
El calor del sol,
degusto una bebida
sabor plástico.

5)
La niebla se adueñó del parque,
solo quiere jugar.

6)
Un patrullero ruidoso y luminoso,
a toda velocidad
La pizza que se enfría.

7)
Sus labios se mueven,
me hablan de muerte y política.
Yo solo pienso en besarla.

8)
Demoras en el tren.
¿Alguien decidió
renunciar a su vida?

9)
La lluvia cae,
reflejo de la nostalgia
que le escondo al mundo.

10)
Noche en la jungla de cemento.
Las estrellas
parecen que no existen.

11)
Tras de las sombras,
un hombre trata de verderse
como una mujer.

12)
El espejo refleja
a alguien que no me agrada.
¿Será él o yo?

  • Comentarios
  • 3 votos

Inefable

Mundo fulminante y perturbador,
espejo oscuro de mi alma,
reflejo de visiones atropelladas,
la atmósfera convulsiona,
se inflama y estalla en asperezas.

Coherencia irracional,
consciente del trastorno,
esto es inefable,
esto no me alcanza.

La herida luminosa,
tenebrosa esperanza,
vaciar el silencio
para encontrar algo.

Necesito de los fragmentos,
disolverme con los verbos,
las imágenes adjetivadas
y toda la cascada que sube.

Ruidos derrumbándose,
adheridos a la lengua,
fatal condena invertebrada,
de la soledad y la aislación.

Sintomatizando
lo que no sé descubrir.
Descendiendo
sobre el sendero derruido.

Mundo…
fulminante…
y…
perturbador.

  • Comentarios
  • Sin votos