Posts etiquetados como ‘roce’

Arrebol

La mujer de oscura lluvia,
orea su ardiente vientre,
marcados signos de trepido
y enjuagados frescores.

Su fino hechizo de deleite,
gotea sangre dulce,
destella aureolas de carne
de las sin parsimonias.

Una encrudecida mano
junta el polvo blanco
y la lleva a su boca
como un puñado de cenizas.

(Un delicado cadáver
acicala mis talones,
con un helado roce…)

Débil como un lactante,
aprieto una trémula sonrisa
que vivirá oculta debajo
de una ola de sombra.

 

Safe Creative #1007126805167

hit counter

free web counter

Vestigio

Se impresiona…

Es el crujido de la tormenta,
es cataplasma para el desamparo,
es la negrura de la inconsciencia,
es el cuerpo armonioso y desprolijo,
es la sabrocidad de la imperfección,
es la danza del sedimento,
es el trastorno de la carne,
es la turbación del por qué,
es la mariposa de cristal,
es el surco de los vientos,
es la palidez de la costumbre,
es el desgarro de la automatización
es la niebla de la inseguridad,
es la determinación del delirio,
es el impacto de la deliberación,
es la hinchazón del aprender,
es el roce de la profundidad,
es la afloración de las sombras,
es el gramo de la prerrogativa,
es el juicio de la confusión,
es la refracción del padecimiento,
es el dilema mal infundado,
es la anomalía de la naturaleza,
es la impostación de los calambres,
es el huérfano que nos atañe,
es el polvo retroactivo,
es el residuo del nirvana,
es la presencia de la corrosión,
es la independencia de la esencia,
es la insurrección de la energía,
es el fuego del desvariado,
es la intimación de los químicos,
es el intersticio de la cascada,
es la necesidad de acuñar,
es el galanteo de los humildes,
es el pájaro de papel en el charco,
es la especie en extinción…

es arte deslazado.

Esas horas

Manos decoradas por la imprecisión,
manteniendo tu tiránica imposición,
llenando estas horas,
matando al deseo.

Cada roce es una tortura,
cada juego es un roce.

Tengo el tinte,
conozco el lugar,
soy la pérdida,
donde no hay cruces.

Nortes disparados, arribando,
acercando la certidumbre senil,
llenando estas horas,
matando al deseo.

Cada roce es una tormenta,
cada sueño es un roce.

Pero en estas horas
perdí mi lugar,
soy desconocido,
donde no hay luces

Puntos buscándose, proponiendo,
distorsionando las banderas,
llenando estos deseos,
matando las horas.