Posts etiquetados como ‘ola’

Arrebol

La mujer de oscura lluvia,
orea su ardiente vientre,
marcados signos de trepido
y enjuagados frescores.

Su fino hechizo de deleite,
gotea sangre dulce,
destella aureolas de carne
de las sin parsimonias.

Una encrudecida mano
junta el polvo blanco
y la lleva a su boca
como un puñado de cenizas.

(Un delicado cadáver
acicala mis talones,
con un helado roce…)

Débil como un lactante,
aprieto una trémula sonrisa
que vivirá oculta debajo
de una ola de sombra.

 

Safe Creative #1007126805167

hit counter

free web counter

Remoto

Mordiendo zócalos amarronados,
latosidad que me acogota.

Ser aciago
fragmento
sin destino.

Golpeando globos plateados,
fría ola que me asola.

Ser pulpa
que pringue
sin cala.

Acariciando estrellas negras,
insana loa que me consterna.

Ser vacío
inapreciable
sin compasión.

Ser pulso
parpadeante
sin brío.

Safe Creative #1005176312888

La frase que impulsa mi sangre

La frase que impulsa mi sangre
está cargada de negatividad,
es una oruga mordiendo mi hombro,
es una ola golpeando el cerebro.

La sangre de insulsa negatividad
está cargada de impulso,
es el espiral que arde en fuego azul,
es el bombeo de un corazón taquicárdico.

La negatividad que sangra el impulso
está cargada de frases,
son termitas devorando la cruz,
son ladrillos luminosos en la cloaca.

La insulsa frase de negatividad
está ahora cargada de sangre,
es una ampolla en el suspiro novelesco,
es un árbol de espejos marquesados.

La frase sangra en mi negatividad,
me están cargando.

Mi yo y tu vos

Mi ghetto de estrellas desamparadas.
Tu asedio de espina infestadas.
Mi ilusión de rayos tapizados.
Tu inundación de mariposas apuñaladas.
Mi extravío de nubes agónicas.
Tu sabor de pesadillas rebeldes.
Mi aire de ruedas neuróticas.
Tu atropello de teñido de caprichos
Mi derrumbe de cascada irreversible.
Tu dulzura de días suicidas.
Mi fantasma de delirios sucios.
Tu mirada de árbol degollado.
Mi indagación de luces crudas.
Tu pared de concretas ignorancias.
Mi pesadez de seda maldirigido.
Tu vestido de alambre de púas.
Mi deformidad de espejo simple.
Tu ola de herrumbre eslabonada.
Mi máscara de silencio enarbolada.
Tu párpado hundido de lobreguez.
Mi desvelo de caricias ausentes.
Tu tempestad de gritos redimidos.
Mi cruz de desierto excomulgado.
Tu genio de polvo de zozobra.
Mi deseo de que me entiendas.
Tu deseo de que te entienda…

Sucumbimos en los egos.

Último nacimiento (Primera ofrenda)

Ángel terrible,
desdeñado al destruir,
sofocando con seducción
en oscuros respiros.

¿Quién puede salvarse?

Cuando la noche
cubierta de un viento
muerda tu rostro
alterándote aún mas.

¿Quién oculta su destino?

La decepción de la anhelada,
suavidad y refuerzo,
retiene su corazón herido,
comprimido en el espacio.

¿Quién piensa en ella?

Los brazos del vacío,
arrojada entre gemidos,
ensanchando, aún mas
su vuelo más íntimo.

¿Quién te necesita?

Percibe tus estrellas
en tus exigentes primaveras,
levantando una ola
con la ventana abierta.

¿Quién pudo con eso?

Distraído por las expectativas
buscando un nuevo anuncio
con cuadros grandes
y pensamientos extraños.

¿Quién supo contener?

El abrumo de la nostalgia
en el canto de los mares,
celebrando un sentimiento
bastante inmortal.

¿Quién puede pensar?

Recomenzando la alabanza,
eterna e inalcanzable,
desidratando un héroe
hasta su mismo ocaso.

¿Quién puede vivir?

Último nacimiento,
naturaleza agotada
ante viejos dolores
ante nuevas presunciones.

¿Quién puede liberarse?

Concentrado en el salto,
la ventaja de no pertenecer,
de tanto resistir
con mucho estremecimiento.

¿Quién sabe escuchar?