Posts etiquetados como ‘musica’

Atmósfera nocturna

La noche tiene ojos de pupilas dilatadas y largas garras que acarician. Se percibe un bramido de resquemor, un estrépito interior confabulado por aureolas fogosas. Estrellas de color sazón, ineludibles de movimientos infalibles insertándose en las sombras que vadean por la atención de los buitres galanteados, agazapados, armados filosamente preparados para los descuidos y las caídas.
Crecen los cementerios a raíz de los desencantos. Los halagos son la moneda corriente que gira con una eternidad brillante. Pero las mentiras están hechas de mentiras y nada mas.
Evolucionan las horas dentro de la música de fondo que puede perturbar, angustias que bailan con hondos espasmos.
La noche impregnada en el cuero, siempre con una actitud amenazante que parece tambalear en el abismo.
Son las féminas, los seres mas bellos que creó este mundo, reinas sin coronas que no se cansan de transgredir con ese sepulcroso silencio falseado de necesidad.
Somos los perpetuos obnubilados que yacen en la tormenta de luces artificiales, la dicha de una muerte salvaje y digna. Cuerpos magnetizados por la furia y el descontrol, que la vida se encarga de reprimirnos, desinhibidos por las tinieblas, es la sed ardiente en la que los corazones desgarrados ahogan como rebeliones de mil gritos de dolores acumulados.

  • Comentarios
  • 2 votos

Richard Wright: pequeño homenaje a un grande

El martes pasado (16 de Septiembre), abandonó físicamente este mundo Richard Wright, tecladista y miembro fundador de Pink Floyd, una de las mejores bandas que han existido en la historia de la música, tenía 65 años, a causa del cáncer. Quizás debido a su siempre bajo perfil, la familia del músico no dio a conocer que tipo de cáncer sufrió.
Wright pasará a la historia de la música por haber creado “Pink Floyd” junto a Roger Waters (cantante, bajista y compositor) y Nick Mason (batería).
Los tres artistas, que se conocieron en la Escuela Politécnica de Arquitectura de Regent Street (centro de Londres), fundaron en 1965 “The Pink Floyd Sounds”, nombre original del mítico conjunto.
Aunque como compositor no fue tan prolífico como Waters, con quien mantuvo una agria rivalidad, sí escribió algunas canciones de álbumes tan conocidos como “Meddle” (1971), “The dark side of the moon” (1973) y “Wish you were here” (1975).
Durante la grabación de “The Wall” (1979) Wright se vio obligado a abandonar la banda por sus diferencias irreconciliables con Waters, quien amenazó con destruir las cintas grabadas si el teclista no dejaba el grupo.
Sin embargo, Wright, siguió tocando con ellos pero como músico sesionista (cobraba por show), de hecho fué el único que gano algo de plata porque durante los conciertos de presentación de “The Wall”, tenían una puesta en escena tan monstruosa e increíble como costosa, lo que recaudaban lo tenían que reinvertir para el siguiente show. Todo esto en 1980 y 1981.
Durante el último disco de Pink Floyd (con Waters) The Final Cut (1983) Wright no participó en ninguno de los temas, pero en 1987, con un Pink Floyd ya sin Roger Waters, volvió para colaborar en A Momentary Lapse of Reason en 1987 (aparece como músico invitado por problemas legales).
En The Division Bell (1994) ya estuvo 100% reintegrado a la banda, fue co-autor de 5 temas y participó en la gira mundial.
Fuera de Pink Floyd tuvo varios proyectos solitas, el primero en 1978 llamado “Wet Dreams”. En 1984 hizo una banda llamada Zee que tuvo un solo disco: “Identity”. Y solista otra vez, “Broken China” (1996). En recientes años participó con David Gilmour en una canción y la gira de su último disco, On an Island.
En 2005, el grupo (David Gilmour, Nick Mason, Roger Waters y Richard Wright) volvió a reunirse al completo, por primera vez desde 1981, para participar en el concierto “Live 8″ de Londres contra la pobreza en el mundo.

Creo que la mejor manera de decirle gracias a un gran músico es escuchar lo mas maravilloso que nos a dejado en este mundo, que es su música, un eterno agradecimiento que seguramente no alacanzaría por tanto que nos ha dejado. Hace un tiempo leía una nota de un músico, no recuerdo quien era, que decía que cuando los artistas a partir del momento en que dejan este mundo, todas sus obras le dejan de pertenecer y pasan a pertenecer al mundo o sea a la gente.
Como decía un poco este collage de notas mezcladas con algunos aportes míos, Richard Wright no era el mas destacado como compositor, debido a que adelante tenían a verdaderos moustruos; primero (”el gran”) Syd Barret, luego a Roger Waters y David Gilmour. Pero no cabe duda de su gran aporte en los pianos, dándole a la banda por momentos esos toques (él era debenido) del jazz, ejemplo: uno de los cambios de acordes en “Breath” en Dark side of the moon, recuerdan a Miles Davies en “Kind of Blue”. O aires blusero: ejemplo en “Seamus” del disco Meedle. Aún así nos ha dejado canciones muy hermosas con él adelante en las voces, como “Remember a day”y “See saw” ambos del disco A sauceful of secrets de 1968.
Y en la última epoca de Pink Floyd sin Waters, se vió obligado a aportar mas en las composiciones, quizas una de sus últimas perlas se encuentra en el disco The Division bell de 1994, con la canción “Wearing inside out”, se le estremece la piel a uno cuando lo escucha cantar en este caso.
Esto es un poco a modo de homenaje y a la vez de agradecimiento a un gran músico de una de mis bandas predilectas.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos