Posts etiquetados como ‘humo’

Aí_no_ga

Un espectro de escarcha,
se mueve como bailando un vals,
tiene la sonrisa de la muerte
colgando de un ritmo parpadeante.

Sopla cenizas en cada auspiciosa noche
su plateado susurro se me impregna,
gotea en las ruinas de mi esperanza,
pétalos de sal, espinas de azúcar.

Duermo en la mugre de sus garras
para fundirme en el jardín de la mudez,
encadenando instintos precoces,
arrollando columnas de luces y humo.

Vengo de donde vendieron mi viento
y opacaron mis túneles de luz,
donde cegaron mis eléctricos alaridos
y enterraron mis cristales corrosivos.

Su navaja es un vientre sin luna
que me acaricia fríamente en la nuca,
resucita esas pegajosas moscas
que se arrancan las alas con ansias.

Converjo en un estallido telúrico,
bolsa de precios anudados
a los desgastados cráneos
que profano en colerizados aires.

Se cierra un muro de penumbras,
clavándose un silencio de sepulcro,
roen espasmos de obcecación
para descarnar esas certezas.

 

Safe Creative #1006096555737

myspace web counter

web counter code

Pedido

Quema tus monumentos de sangre,
te infectaré los labios
para así levantar los cimientos
de una hemorragia de deseos.

Necesito la fertilidad del fulgor,
necesito el arroyo del tiempo.

Destierra el humo de tu ansiedad,
te dará alas de espuma
para así desgarrar las burbujas
y las escaleras de Escher.

Necesito el divorcio a los fantasmas,
necesito el ángel de la sombra.

Condensa los umbrales de pudor,
te izaré en un mangrullo
para teñir las aureolas luminosas
y los parches de barro.

Necesito el ornamento del fuego,
necesito el reflejo de las palabras.

Y a veces…

El polvo de la luna
para deglutir tus demencias.

Safe Creative #1006076532437

myspace hit counter

counter

Polidipsia

Laberinto de lumbre y nube,
lluvia de luz y estiaje.

Fría estrella de mi consciencia,
rama quemada en mi garganta.

Tendón de pena y entrelazado,
acuoso sonido elástico.

Oscura ventolina sin linde,
escamado pez atorado en mi laguna.

Laguna de aguas negras,
turbado sentido de elixir,
sueño blindado de mazapán,
muerdo tu miasma a noche.

Ojos de humo sin dientes,
roja tacitud sin cobija,
pájaro de papel sin alas,
sombra abierta sin resplandores.

 

Safe Creative #1005216352010

Fruición

Acaricio su húmeda desgarradura,
solloza una amarilla sed celestial,
retumba mi sombra fulgurante
que pide arrasar con su ser.

Una cabeza cercada de manzanas podridas,
sus labios macerados de hambruna,
rajado panal que sangra mieles dulces,
para luego empalagarme de dolor.

Siembro un árbol de espeso humo negro,
agitando un aceitado pozo de aguas vivas,
entrego mi pescuezo a la navaja,
así, esparzo una aureola en sus miedos.

Una cabeza atorada en el pavimento,
mojado de rocío de fría madrugada,
sus designios quiebran la incauta luna,
sus graves suspiros luxan mi rumiar.

A la ave

Ave que quiere doblegar sus barrotes,
deja que la luz nocturna la inflame,
parásito de tela, propulsión y desconfianza,
apala con sus alas sedimentos de plantas grises.

Cristales de estrellas pulverizadas,
sucio hocico que devora paciencia,
un remo diminuto entre los dedos
es el malabarismo de estos ventosos días.

Ave que se pasea, que ama al gusano,
amena dulzura en granitos de arena,
pegada en los abdómenes dorados
que murmuran desgraciadas frecuencias.

Angosta actitud de desenfreno,
difuminados dibujos con plumas,
trazan modestos animales de humo,
se estampan en las frentes grasientas.

Copa de cristal

Las chispas de tus flores verdes giratorias,
sacudida por soles de magra campana,
enarbola contusión de palabras,
hemorragia de la inconsciencia,
rojos ríos sin rumbos claros,
azules líquidos mal licuados,
humos grises se confunden,
despide tu magnética boca,
indómita y húmeda
espesa y suave
ilusa y real
única
única
única
única
con tus esquirlas de cristal.

Tan real

Tres manos,
invisible humildad
copla del corazón del huracán gomoso
insomnio de obrero.

Pupila invadida,
mercurio bebido
como agua y alcohol
o speed de sister anger.

Testeando escamas,
guangas llamas verdosas,
vaca de bronce,
lujuria monarca.

Como el frío sudor
de un cocainómano,
se dilata el alma
hasta socavar en el temblor.

Despiste en el desagüe
en los brazos extensos,
en los gentíos movimientos
que sangran en la atmósfera.

Recelo de sortija doblada,
como un avestruz sin piernas,
como un humo grasiento,
como un diciembre sin Navidad.

Ohne deine hilfe verliere
ih mich in diesem ort.

Y así nada mas…
Busco saber de donde caíste.

Fragilidad cristalina

Fragilidad cristalina,
rodeado por el humo
crematorio, absorbido
por el suelo de las fiebres.

La cornisa de las desgracias,
merodeo del sonámbulo,
mutila escarchas plateadas,
retienen; corona de piedra.

El espeso vacío
entre los dedos rojos,
diluido en la piel,
músculos atrofiados
en anhelos y roces.

En las frías horas de
abundante silencio,
ella escapa perdida
en la luz de su sombra.

Rosas negras

Goteo de sangre en sus pétalos,
un aroma deleitable a muerte,
levantados los monumentos de papel
para aquellos afortunados
para justificar sus ignorancias.

Que inunde la penumbra,
habrá sonidos de pasos rotos,
un humo agrio perforará las sienes,
y así, todo será mas claro.

Mi fetiche

Ponételo,
y no digas nada,
ese, mi preferido,
satisface mi pensamiento abstracto.

Ponételo,
quedate ante mis ojos,
y no preguntes por qué,
reluce mi costado mas perverso.

¿Puedes creer que algo
tan simple, tan banal
pueda encender mi deseo?
Decime que creés.

Te vistes para ser tomada con dureza,
para ser destrozada por el placer,
así explotas mi debilidad,
llevándome hasta el límite.

Este juego morboso,
que nos gusta,
es una obsesión
peligrosamente adictiva.

Encaramada en tus tacos,
enaltecida por la imponencia,
brillando en las luces negras,
confundiéndote en el humo.

Déjatelos,
puedo sentir tanto,
no necesito tocarte
para envolverme de pasión.

No te lo saques,
aquí ante mis ojos,
complace mi inspiración,
crée en eso tan insignificante.

Esta parafilia,
que nos gusta,
es una obsesión
peligrosamente adictiva.

Y aún tras tu ausencia,
podré saborear la esencia
que viciaste
en el aire y en mis cosas.