Posts etiquetados como ‘fantasmas’

Oportunidad

Me soltó su suave mano
para soltar su oportunidad…

De que las sombras tropiecen con su ser,
de que sus ventanas se empañen de otro aliento,
de que sus barrotes cambien de color,
de que sus palabras azucaradas consigan otra presa,
de que sus negros humos afinen toda su confusión,
de que los árboles pueden ser talados con los dientes,
de que el tiempo y el espacio no significan nada,
de que aún hay manos que anhelan posarse en su cuerpo,
de que hay ojos devorando su vasta inocencia,
de que hay distintas tonalidades de temblores,
de que hay derechos, precios y errores muy caros,
de saber que no se vive de ilusiones y amor,  
de saber que los fantasmas te comen la cabeza,
de saber que su necesidad es una víctima,
de saborear que la lujuria está en cualquier esquina,
de cambiar los matices de los ojos que la contemplan,
de montarse en un remolino que no lleva a ningún lugar,
de degustar lenguas con sabor a vacío, 
de creer que los poetas son decepcionantes,
de confirmar que el amor es un juego manipulador,
de que su confianza es una serpiente danzante,
de que la toga en el alma solo tapa las heridas y no las cura,
de que el ego puede pasar por encima de todos,
de que el dolor no entiende de cuerpos y es ineludible,
de que un abandono no tiene gusto a crimen,
de que todo puede ser nada y nada puede ser todo…

De seguir a las nubes que huyen
en vez de su herido corazón.

Safe Creative #1008287168214

free counters

Pedido

Quema tus monumentos de sangre,
te infectaré los labios
para así levantar los cimientos
de una hemorragia de deseos.

Necesito la fertilidad del fulgor,
necesito el arroyo del tiempo.

Destierra el humo de tu ansiedad,
te dará alas de espuma
para así desgarrar las burbujas
y las escaleras de Escher.

Necesito el divorcio a los fantasmas,
necesito el ángel de la sombra.

Condensa los umbrales de pudor,
te izaré en un mangrullo
para teñir las aureolas luminosas
y los parches de barro.

Necesito el ornamento del fuego,
necesito el reflejo de las palabras.

Y a veces…

El polvo de la luna
para deglutir tus demencias.

Safe Creative #1006076532437

myspace hit counter

counter

Vividores del país que nunca fue

Beso la miseria,
escapo para lo que soy,
desconozco el límite,
el arma es la armadura.

Fantasma desnudo,
hijo de la simpleza,
vómito onírico,
libertad imaginaria.

Pluma de rabia,
la gente es la lluvia,
las miradas son frías,
aunque nos creíamos diferentes.

Entre la puja,
que no pertenecemos,
son pocos los que ganan,
multitudes las que pierden.

Tristeza inscrita,
tatuada en los calambres,
las penas saben nadar,
ahogándonos en ellas.

Olas de sometimiento,
lagrimas resignadas,
nuca helada,
serenidad arremolinada.

Fiebres surtidas
de contradicciones
con fuegos coronados
y agónicos deseos.

Dolores que ríen,
vivos picados sugestivos,
condenables suplicios,
la muerte del vértigo.

Párpados extenuados,
de tanta injusticia,
de tanta impotencia,
de tanta sangre inocente derramada.

Miserias inmortales,
de tanta corrupción,
de tantos negociados,
de tanta avaricia descontrolada.

Lacras humanas,
gobernantes de un país,
que nunca pudo ser,
sostenido por mitos, fantasmas y mentiras.

Los sindicatos,
llenos de mafia,
alzando la bandera de los muertos,
bailando en sus ataúdes.

Los trabajadores,
excluidos, vomitados.
Arrastrados por una dignidad
tan ingenua, tan luminosa.

Golpeados por el sistema
con la furia de una tormenta,
mucha hambre,
mucha telestupideces.

Parado en ningún lugar,
siendo una sombra, una lápida,
ángel caído sin destino,
demonio pólipo convertido.

Insensible para sentir

Con el abrigo de la oscuridad,
transita los sueños carnales,
fantasmas de tu desnudez tundida…

La obsesión te denuncia.

Con la noche en las venas,
fuerza la sonrisa ávida,
concilias el tedio…

La vehemencia aflora.

Con el hambre de cuerpos,
potencia la morisqueta intensa,
monstruo de mórbida figura…

La tristeza te motiva.

Con el artificio afilado,
engendra la tormenta de espinas,
paraíso de llamas plateadas…

La envidia te hunde.

Con el destilo de las nubes
atesora la podredumbre local,
indigencia de tus labios de sangre…

La miseria te evidencia.

Con el alud de palabrerías,
serpentea hasta la delicia,
licenciosa ilimitada…

La divergencia te estalla.

Clamor nocturno

Vomito lo que desearía ser, el espejo me hace un guiño, me dejo engañar (once again!).
Siempre pensé que los ignorantes son los mas felices, tiene sentido, principalmente ignoran la realidad de esta vida. Un poco de ese brebaje no me caería mal, hemos probado tantos venenos.
¿Quién puede prevenir los incendios en nuestro interior? ¿Alguien se atreverá a apaciguarlos?
Perras en celo comiendo cataplasmas (thanks Arthur!), y soy el extasiado que las desea hacer pasar por el filo de la risa.
En los espasmos de la noche, junto a mi soledad y un poco de alcohol en mis venas, quiero saber que traman, y si estaré en sus planes maliciosos. A mi lado se desborda la carne, pero en sus ojos veo ráfagas de luz en tanta oscuridad (and they catch me).
En cascadas, tragamos las mentiras que nos ofrece el aire, así nos desgarramos (¿Is it pain or pleasure?).
Tantas mugres en nuestras mentes nos conducen a caminos tan desconocidos como dulces. Las almas gimotean, llevamos oídos sordos en estos planos (¿What is more powerfull, the inside or outside?).
Ya saboreé tus besos bélicos y tus miedos desnudos, apreté tu mano y así escupiste una tormenta que retenías en tus pupilas.
La noche resalta las heridas de nuestros corazones. Aunque este cubierto de tantos fantasmas, tengo el ojo intacto para percibir tu epicúrea belleza. Y la oscuridad está recitando su mejor poesía, en estos tiempos, no pierde su fidelidad (all is about the true).
Clamor endemoniado en el odio del amor y el dolor.

La edad de la tristeza

Leo en tu palidez
una clara imagen de redención.
Necesitas del silencio
para ahogar un poco tus fantasmas.

Miro y me haces pensar,
fragmentando mis detalladas palabras.
Interpretas tu soledad
como una tortura irremediable.

No malgastes tus fuerzas,
¿Qué sería de nosotros
sin la existencia del progreso?
¿Qué sería de esta caprichosa vida?

Escapemos para escapar

Espero que caiga la noche
para buscar dentro mío
alguna señal tuya
olvidada en alguna rincón.

Y así partir la luna
para complacer tu vil capricho,
la algarabía y la altanería
que intoxica mi aire.

Escapemos de los miedos
y de todos los fantasmas,
cavando hondo en el valor
y del nada que perder.

Paisaje

En mis bolsillos
conservo tus inviernos frívolos
y los sabores que me arrancaste.

Solo miraré tus ojos incendiados
detrás de las mareas
y los colores de tus artificios.

En tus lluvias
rememoro tu alma púgil
y los desgastes que produjistes

Solo rondaré en tus tonos,
acallando al sol
y las partículas fantasmas.

Fue sin fin

I

Intenté venderle la historia de mi corazón,
ese tan esquivo, que nunca conoció el amor.
Armonicé sus oídos y le ofrecí mi reflexión
eso que estaba ido, deshidratado de humor

Ahora se fue

Cuidé así mis líneas, de los miedos y el error,
contra esos fantasmas, abrigo días sin sol.
Velé por sus mentiras, sin verdadera razón
eso que estaba ciego, contrariado y sin color.

Ahora me fui

Hice de sus palabras, doblegadas de intención,
esas que enciendo cuando todo es confusión.
Enumeré mis motivos, los convertí en fusión
eso que estaba roto y ausente de solución.

Ahora me fue.

II

No fue lo mejor que me paso en la vida,
aún así conservo sus escarabajos,
en mi mente, en mi retina.
Quizás algo desconocido
se apoderó de ella,
arrancando mis deseos
y conservando mis impurezas.

Es triste no saber.