Posts etiquetados como ‘espiritu’

De las que no faltan

Construye la armadura de hormigón,
me arrastraré para que tu sombra
escupa pétalos rosas.

Fantasma

mío                                                                                                                                 tuyo

que

nunca                                                                                                                        siempre

está

Bolsillos mas llenos que los míos,
vacío de dudas, sin exención,
amarga mi espíritu de papel.

Haz

esto                                                                                                                            aquello

haz

aquello                                                                                                                            esto

solo cuando yo

pueda                                                                                                                         quiera

Soy y seré,
nimiedad,
puro límite.

Solo
callaré para no tirar mas…
(no more words)

 

Safe Creative #1007086767017

asp hit counter

hidden hit counter

Tren invisible

Mantel floreado repleto de hormigas rojas,
tesoros en trozos de panes pellizcados.

Vías estáticas tensionadas de silencios,
deambulantes ratas de pulpas en papel,
mansalva a semillas con alas de polillas,
cuando en sus flores medran diluvios.

Ventana transpirada de amarillo rocío,
chispa de mesetas recortadas con ácido.

Días segmentados en pólipos azurados,
somnolientas hienas de babas en cobre,
enrabian conductos con aleros de paciencias,
donde en sus pistas se cubren de aserrín.

Puerta craquelada de repetidos rincones,
racimos de cáscaras cristalizadas con desvenidas.

Mirilla empañada de malentendidos,
vaciamientos pegajosos de besos en almíbar,
catapultan zigzags con luces de abismo,
como un micelio debajo de mi espíritu.

Borde

Besos de alud color bronce,
helados médanos encrespados
espejeando un tumultuoso espíritu
que se resquebraja al tiempo.

Sueños empedrados que tiemblan,
el surco tatuado en la tierra.

Un hueco en la inconsciencia,
un mazo de mariposas tiesas,
un rayo de tormenta bajo mi cama,
una lágrima colgada al borde de la ventana.

El filo de un fuego gris,
un extraño extrañar…
Desangrante

Verdugo de promesas rodantes,
el cortejo de una bruma incandescente,
túnica plateada que todo lo llena,
menos una hambruna de carne nerviótica.

Sobre un manto de estrellas oscuras,
cazando pelusas con formas de lagartijas,
pliego mis dedos de ceniza caucásica
y traigo una nevada montaña de ruido.

Cabalga sobre un globo de cristal,
sodomiza su escuálida cordura,
aprieta el polvo de su piel
y lo arrulla como a un bastardo sin techo.

Afuera…
se descascaran los corazones
en el frío interior.

Suspiros desgajados,
son caños acariciados por el viento,
son recuerdos que se amotinan en el cerebro,
son días grises que se hacen chicle.

Piel onírica

Mi sueño es un viento arremolinado
azotando las carcomidas paredes
de mi cerebro desgastado.

Me lleva…
¿Quién sabe dónde?

Mi sueño es la agujero de la humanidad,
es una rosa desangrándose a cuentagotas
hasta quedar solo espeso polvo.

Me dice…
¿Quién sabe que mensaje?

Mi sentir es un opáco espíritu
clavado en tierra infértil.

Romance necrófilo

La paciencia me arranca la piel
con la espátula oxidada del tiempo
son esas sanguijuelas grisáceas
que me explotan en la cara.

Poso mi pie frío en su caliente vientre,
un enjambre de polillas color ocre,
alimentándose de sus húmedos ojos
que vociferan por lo trémulo y la coalición.

Su sombra se hace cascadas
inundan los parásitos de mi cuerpo
que violan mis memorias polvorientas,
profanando mis cenizas ácidas.

Estallante y nauseabundo olor,
atascado espíritu que no riega,
mas que el amarillento bilis hepático
que lo junta con su lengua.

Una oscura nube parió gotas de sal,
desmembrando mi helado corazón.

Análogos

Sus dulces palabras
le otorgaba alas a mi espíritu
de sentidos exaltados,
permanente escéptico a los agasajos.

Una sombra arrastrada
en la jugosa oscuridad,
me ahogué en su trance
y escupí una lámina prosaica

Me encontré perdido
con el rastro atolondrado.
¿Pude irme o nunca estuve?
Tengo una grieta en mi razón.

Paciente para el camino,
emulador de guirnaldas,
de tanto ojo aprecio a los ciegos
que inhalan felicidad religiosa.

Puedo llorar por ellos,
no me ganan las ganas,
solo de reír…
de mucha pena.

A quién ni siquiera me atrevo a tener

Sus cabellos elásticos y electricos,
antena del día, calculando la pesadez.
Brillante torpeza que me arrastra
y me remite identificación.

Nacimos en tiempos equivocados.

Su propia forma de azucarar las palabras pacientes,
lleva en sus manos la dorada experiencia,
un odio renegado de donde pertenece,
espíritu aireado y rebelde al paso del tiempo.

Nacimos en tiempos equivocados.

Su piel golpéa y me trae confusiones,
solo guardo mis palabras ausentes
que celosamente mantengo así.
Transgeneracionales como alienados.

We’re born in wrong times

(I know that)

Revivir (No es una imagen tan lejana)

La sed que grita tu nombre
en tu voz mas sombría
la tenebrocidad en las ansias

Rastro de lues ahogadas
en tus ojos peligrosos,
retroactivos, impulsivos

Vino vertiginoso de una mera altanería
que supimos beber sin disimulos,
que porfiamos y ongruimos en la tez,
que perseguimos a fin de quemarnos.

(No tan lejos)
Enajamos el espíritu,
apaleamos los destinos,
blanqueamos las horas,
concluímos sin espacios.

Revivimos las ruinas…
con gracia y suplicio.

Restos

Espíritu arrojado de tempestad,
el aroma de la templanza,
las ciénagas en la cabeza,
el dolor furtivo en la sangre.

Sombra contrariada de inciensos,
el sabor de la dureza,
la tuberosidad en las ideas,
el grado camaleónico en las lagrimas.

En los retazos del día,
en la basura de la ignorancia,
en la resignación de los sueños,
en las caras desdibujadas.