Posts etiquetados como ‘esperanza’

Mordiendo la sórdida sed

(La noche
me balbucéa
que tus labios
son racimos
de gatas siamesas
que sangran
gemidos trepidantes…)

 

Florecen negras olas machacadas
en el corazón de mi torax,
ásperas y gigantes, salpican,
como una llamarada chupando mis pies.

Tengo una pálida fiebre,
una tormenta de abismos
quemándome con radiaciones
hasta descascarar mis nudillos.

Tu sol tiene silueta de víbora,
mi esperanza es un mar de piojos,
cruje tu paciencia como un ombú
atacado por las sombras de los cuervos.

Hielo era tu cuerpo degradado
como los cisnes de mi tren,
blanco sobre blanco y alcanzamos,
para revertir el canto de los órganos.

Enjambre de palabras descompuestas,
sueños de estambre que cubren
con arañas de azúcar negra,
torbellino de ciénagas apremiadas.

Degollado emplumado invisible,
mastica el ruido de la ansiedad
que pinta con estrellas apuñaladas
las grietas de tu hoguera mental.

Quiebra tus manos de agua,
mete la lengua en mi exhalar
la empuñada muerte que sortéa
a esas hienas con aletas en la cabeza.

 

Safe Creative #1006256673974

myspace  web counter

web counter code

Aí_no_ga

Un espectro de escarcha,
se mueve como bailando un vals,
tiene la sonrisa de la muerte
colgando de un ritmo parpadeante.

Sopla cenizas en cada auspiciosa noche
su plateado susurro se me impregna,
gotea en las ruinas de mi esperanza,
pétalos de sal, espinas de azúcar.

Duermo en la mugre de sus garras
para fundirme en el jardín de la mudez,
encadenando instintos precoces,
arrollando columnas de luces y humo.

Vengo de donde vendieron mi viento
y opacaron mis túneles de luz,
donde cegaron mis eléctricos alaridos
y enterraron mis cristales corrosivos.

Su navaja es un vientre sin luna
que me acaricia fríamente en la nuca,
resucita esas pegajosas moscas
que se arrancan las alas con ansias.

Converjo en un estallido telúrico,
bolsa de precios anudados
a los desgastados cráneos
que profano en colerizados aires.

Se cierra un muro de penumbras,
clavándose un silencio de sepulcro,
roen espasmos de obcecación
para descarnar esas certezas.

 

Safe Creative #1006096555737

myspace web counter

web counter code

Inefable

Mundo fulminante y perturbador,
espejo oscuro de mi alma,
reflejo de visiones atropelladas,
la atmósfera convulsiona,
se inflama y estalla en asperezas.

Coherencia irracional,
consciente del trastorno,
esto es inefable,
esto no me alcanza.

La herida luminosa,
tenebrosa esperanza,
vaciar el silencio
para encontrar algo.

Necesito de los fragmentos,
disolverme con los verbos,
las imágenes adjetivadas
y toda la cascada que sube.

Ruidos derrumbándose,
adheridos a la lengua,
fatal condena invertebrada,
de la soledad y la aislación.

Sintomatizando
lo que no sé descubrir.
Descendiendo
sobre el sendero derruido.

Mundo…
fulminante…
y…
perturbador.

Delicado cadáver

Este tiempo respira lagrimas,
corazón extraviado del que sueña,
insertado en el filoso crepúsculo,
la melancolía contaminada de ciudad.

El frescor gatea sigilosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este mundo escupe agobio,
ojos gastados de suma aflicción,
expulsados de la quebrante aurora,
la esperanza espectral de ilusos.

El calor revienta estrepitosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este cuerpo arrastra escepticismo,
mente contrariada de recia convicción,
aquietada en la fulgente noche,
la sorpresa adyacente de esencias.

El temple equilibra las aguas,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Brindis post morten

Por los demonios en tu cabeza,
por la mugre de tus ideas,
por la levadura de tus carnes,
por la calamidad de tus besos,
por la solemnidad de tu grieta,
por la ineficacia de tus juegos,
por la lentitud de tus tiempos,
por la amargura de tu sangre,
por la dama invisible de tus cuentos,
por el genocidio de tus halagos,
por el torrente de tus persecuciones,
por la extinción de tu fuego,
por las palabrerías de tu ocaso,
por la indecisión de tu luna,
por la tiranía de tus versos,
por la esperanza de tu esclavitud,
por lo diminuto de tu ingenio,
por los colores de tu barbarie,
por la eternidad de tus reflejos,
por el aire de tu condena,
por la opacidad de tu tacto,
por la defenestración de tu dulzura,
por la paranoia de tu delicia,
por el aplastamiento de tus sueños,
por el derrumbe de tu pasividad,
por la rebeldía de tu miseria,
por el humo de tu ingratitud,
por el tumulto de tus desgracias,
por la histeria de tu decadencia,
por las tinieblas de tu necesidad,
por la irreverencia de tus lagrimas,
por la inclemencia de tu rostro,
por el augurio de tu obnubilación,
por las lacras de tu tesoro,
por el aroma de tu vergüenza,
por el yacimiento de tus injurias,
por la vigilia de tu agonía,
por la violencia de tu sufrir,
por la proliferación de tus pesadillas,
por la neurosis de tu sombra,
por la expansión de tu malicia,
por el polvo de tus nubes,
por la urgencia de tu pasión,
por el sepulcro de tus caricias,
por la repulsión de tus caprichos,
por el rebrote de tu aflicción,
por la actitud de tu gracia,
por el goce de tu crueldad,
por el extravio de tu dicha,
por la ternura de tu falsedad,
por el desequilibrio de tus impulsos,
por el deslumbre de tus desgarros,
por la bendición de tu perversidad,
por las espinas de tu jactancia,
por la inhibición de tus secuestros,
por el filo de tu tacitud,
por las moléculas de tu cólera
por la lujuria de tu infidelidad,
por el desmedro de tu vulgaridad,
por la pulcritud de tus parásitos,
por el embargo de tu atención
por los arrebatos de tu intensidad,
por el imperio de tus bacterias,
por la ilusión de tu vacío,
por la cabeza de tu demonio mayor,
POR TODO ESTO Y MUCHO MÁS,
¡SALUD!

Y si el humo…

Y si el humo está en mi foco
¿Cómo sabré dónde encontrarte?
Lo que debería empezar
hoy se nos hace imposible

La ausencia del viento
La ausencia de toda esperanza
Nos vemos asfixiados en nuestros enredos
sin poder ver mas allá.

Todo esto es la evidencia
del infierno en que estamos

Mi pobreza

Prisionero que vuela con el tiempo en pensamientos.
Intento dejar por los caminos angustias y lamentos.
Ensueño de primavera que nunca llega,
tomo los días y no vuelve mi actitud por dónde se fue.

La esencia en la ventana,
la magia en las palabras,
costumbres perdidas.
Olvidado en una triste canción

Vagando por mí desolada nostalgia,
buscando un refugio en una esperanza,
moriré en recuerdos
y en mis tristes versos.

La intriga

Entras y crepitas
en mi ser,
desbordando mi alma,
enjuiciándola

Un desdichado
como embrujado,
por lo que es
y la fatalidad

¿Qué estabas haciendo
antes de mi veneno?
Cuándo empecemos
estaremos secos.

Tormentosa y pura
es la verdad,
no puedo alcanzar,
si no depende de mí.

Abraza al desconocido y solitario
que se enfría y conmueve
a velocidad… de la luz.

(Sombría es la llama de la esperanza)

Ansias salvajes
como inútiles,
coronan mes miedos,
dejan a merced

La nada irresoluta (escucha las risas)
¿Quién pone atención? (alguien mira)
en lo intrascendente (eso es ciego)
La nada tiene tus ojos.