Posts etiquetados como ‘cuerpos’

Oportunidad

Me soltó su suave mano
para soltar su oportunidad…

De que las sombras tropiecen con su ser,
de que sus ventanas se empañen de otro aliento,
de que sus barrotes cambien de color,
de que sus palabras azucaradas consigan otra presa,
de que sus negros humos afinen toda su confusión,
de que los árboles pueden ser talados con los dientes,
de que el tiempo y el espacio no significan nada,
de que aún hay manos que anhelan posarse en su cuerpo,
de que hay ojos devorando su vasta inocencia,
de que hay distintas tonalidades de temblores,
de que hay derechos, precios y errores muy caros,
de saber que no se vive de ilusiones y amor,  
de saber que los fantasmas te comen la cabeza,
de saber que su necesidad es una víctima,
de saborear que la lujuria está en cualquier esquina,
de cambiar los matices de los ojos que la contemplan,
de montarse en un remolino que no lleva a ningún lugar,
de degustar lenguas con sabor a vacío, 
de creer que los poetas son decepcionantes,
de confirmar que el amor es un juego manipulador,
de que su confianza es una serpiente danzante,
de que la toga en el alma solo tapa las heridas y no las cura,
de que el ego puede pasar por encima de todos,
de que el dolor no entiende de cuerpos y es ineludible,
de que un abandono no tiene gusto a crimen,
de que todo puede ser nada y nada puede ser todo…

De seguir a las nubes que huyen
en vez de su herido corazón.

Safe Creative #1008287168214

free counters

  • Comentarios
  • 9 votos

El fino arte

Enjambre de su voz castaña
se esparce sobre mis pupilas,
saliente textura costal,
acunada por la sombra de mis palabras.

Sobre el campo del deseo,
segamos y cosechamos los raptos y las tiranías
del instinto y el placer (animal, no-animal)
tejidos remojados en amoníaco.

Una vigilia clavada de a moretones,
gotera de un cántaro de vino,
cuerpo signado de caídas,
vigor colmado de desespero.

Ahorca su diminuta sensatez,
suspendida en la inquietud de mi mirada.

Cuerpos tallados en el abismo,
abandonados coágulos de ternuras voraces,
intenso perfume de su carne,
caricias con sabor a muerte.

  • Comentarios
  • 3 votos

Danza de líquidos

Frágiles como un bebé,
sumidos al placer, al dolor,
gestos desvestidos,
ojos implícitos.

Lengua sobre lengua,
libido inflamada,
gotas de sangre
en las sábanas blancas.

Arte de apretar,
danza de cuerpos mojados,
fluyendo, resbalando,
forman corazones embarrados.

Vientre de cisne,
pezones sabor miel,
dilátate, lubrícate, trasciende
del murmullo al gemido.

Seré una escarificación
de un espíritu luminoso.

  • Comentarios
  • 3 votos

Atmósfera nocturna

La noche tiene ojos de pupilas dilatadas y largas garras que acarician. Se percibe un bramido de resquemor, un estrépito interior confabulado por aureolas fogosas. Estrellas de color sazón, ineludibles de movimientos infalibles insertándose en las sombras que vadean por la atención de los buitres galanteados, agazapados, armados filosamente preparados para los descuidos y las caídas.
Crecen los cementerios a raíz de los desencantos. Los halagos son la moneda corriente que gira con una eternidad brillante. Pero las mentiras están hechas de mentiras y nada mas.
Evolucionan las horas dentro de la música de fondo que puede perturbar, angustias que bailan con hondos espasmos.
La noche impregnada en el cuero, siempre con una actitud amenazante que parece tambalear en el abismo.
Son las féminas, los seres mas bellos que creó este mundo, reinas sin coronas que no se cansan de transgredir con ese sepulcroso silencio falseado de necesidad.
Somos los perpetuos obnubilados que yacen en la tormenta de luces artificiales, la dicha de una muerte salvaje y digna. Cuerpos magnetizados por la furia y el descontrol, que la vida se encarga de reprimirnos, desinhibidos por las tinieblas, es la sed ardiente en la que los corazones desgarrados ahogan como rebeliones de mil gritos de dolores acumulados.

  • Comentarios
  • 2 votos

Insensible para sentir

Con el abrigo de la oscuridad,
transita los sueños carnales,
fantasmas de tu desnudez tundida…

La obsesión te denuncia.

Con la noche en las venas,
fuerza la sonrisa ávida,
concilias el tedio…

La vehemencia aflora.

Con el hambre de cuerpos,
potencia la morisqueta intensa,
monstruo de mórbida figura…

La tristeza te motiva.

Con el artificio afilado,
engendra la tormenta de espinas,
paraíso de llamas plateadas…

La envidia te hunde.

Con el destilo de las nubes
atesora la podredumbre local,
indigencia de tus labios de sangre…

La miseria te evidencia.

Con el alud de palabrerías,
serpentea hasta la delicia,
licenciosa ilimitada…

La divergencia te estalla.

  • 1 Comentario
  • Sin votos

En tanto tacto

Encadenado en su pelo,
el fulgor de esa fiera enjaulada.

Sus besos mordaces corroen mis labios
revelando al salvaje dentro mío,

Tanta voluptuosidad ante mi
imposible no rendirse.

El roce de nuestros cuerpos,
mezclando una corriente de sudor
efecto de tanta hoguera.

Vertido en su piel interminable,
escondiéndonos en los suspiros,
en tanto deleite, en tanto regocijo.

Extasiado en tus ojos,
distrayendo nuestra soledad a cuestas.

  • Comentarios
  • Sin votos

Poseer para no poseer

En la muerte
tengo mis sentidos
extraviados
desencantados

En la noche,
en una mirada
maligna
incesante

Oscuridad
dueña de alguien
deshumanizando
solo cayendo

La voz de la noche
los cuerpos del día
insensibles
asfixiados

En el cielo
el marco
del abandono
y las impertenencias

Que el eco
sea sombra
cambia tu opinión
por capricho individual

Muero de deseo,
no me posees,
no quiero poseerte,
caminar por el aire.

  • 1 Comentario
  • Sin votos