Posts etiquetados como ‘cristal’

Rompecabezas

Cada pedazo de cristal
que cae como plomo
o
me hizo caer.

Cada palabra de verdad
que brotó de su boca
o
me hizo creer.

Cada magnética ilusión
que tejió con hierro
y
me instaló.

Cada una de mis plateadas lágrimas
que no supieron caber
o
hizo que no cabieran.

Cada pieza que forzó a encajar
y
así
despreciar
todo
lo
que
le
di.

Safe Creative #1008257146112

free counters

Eclipse

Carnosos labios de oscura tristeza
se encumbran sobre corazones de cristal,
en el peso del latido de su desidia,
tengo los suelos ásperos de transigencias.

Mi cuerpo me viste de noche
y sangra memorias de sales,
deja un montículo gris debajo de la almohada
y una fosa ardiente en mi cabeza.

Trepidadas manos dibujan aguijones,
se embisten y suenan terrones blancos
que atrofian los líquidos árboles,
que se arremolinan en la apretada nube.

Mis garras acumulan el polvo de su sombra,
abrigo la palabra en charcos de yodo,
flotando como una esponja desgajada,
fluctuando en aires cuajados de níquel.

Safe Creative #1008137041643

free counters

Copa de cristal

Las chispas de tus flores verdes giratorias,
sacudida por soles de magra campana,
enarbola contusión de palabras,
hemorragia de la inconsciencia,
rojos ríos sin rumbos claros,
azules líquidos mal licuados,
humos grises se confunden,
despide tu magnética boca,
indómita y húmeda
espesa y suave
ilusa y real
única
única
única
única
con tus esquirlas de cristal.

Hasta la luna

Lo que muerdo,
lo mancho con sangre,
será posible que esos barcos de papel
no encuentren sus charcos.

Disfrazado de insomnio,
agitador de deseos,
será que esas mariposas de cristal
no supieron hacer reventar esas mentiras.

Murmullo secreto,
señales de voces silvestres,
serán esos ecos goteantes de ácidos
no templan la sed de piel.

Migajas de luces,
traigo el golpe del silencio,
serán que esas sombras diluidas
no giran en torno a la soberana.

Llegar e irse
por nada
por siempre
y
solo
para ella,
por el.

Haikus lunares

I
Brillos y sombras
de tantas soledades
ella recela.

II
Noche volcada
de fuego plateado,
savia de mi sed.

III
Risas heridas,
lagrimas de diciembre,
gotas de cristal.

IV
Labios de polvo,
crujido de órganos
se manifiestan.

V
Su poseído
amontona las cenizas,
calor que rasga.

VI
Cabalga rayo
el rito de sus brazos,
hoja de cristal.

VII
Lúgubre pasión
sobre las nubes blancas,
miel que gotea.

VIII
Pinta el queso
sangre en las paredes
letras azules.

Quiero

Tus rodillas raspadas de arrastres,
tu dolor en mis manos.
Jarrón de porcelana fría.

Tus dulces lágrimas de súplicas,
tu clemencia en mis oídos.
Esferas de cristal refractante.

La sangre de tus muñecas tajeadas,
tus heridas en mi lengua.
Ostra que abre su portal.

Tus carnosas palabras derramadas,
tu luna en mi miel.
Sombra que vibra en la alcantarilla.

Tus espásmicos movimientos,
tu boca en mi cuerpo.
Serpiente de cascabel hipnótica.

Tu áspera sed lujuriosa,
tu sexo en mi sexo.
Cadenas asfixiando la piel.

Puente

Lengua, carne tuyo,
brota el sabor del deseo,
huelo el calor de tu piel,
suspendo esos ojos penetrantes.

Me muerdo los labios
hasta que destilen sangre,
las lagrimas ruedan en el cuarto,
vibran en el plástico tullido.

Blanca magia en polvo
se embarran en la garganta
que descienda en los poros
y se enajene el espíritu.

Con mis manos construiría un puente
entre tus tímidos senos.

Besos asfixiantes,
nubarrones oscuros forman
un tornado en tu ombligo,
se derrama un mar dulce entre tus piernas.

Madama de un corazón apretado,
de cristal, sucio y dañado.

Pétalos desangrados,
tibio furor de roja noche.
Noche entre mis brazos,
sombras soldadas de espejos ocultos.

Me dejas entrar.

Tensa mariposa retraída
con vuelos retardados.
Retorciendo los recuerdos
en el reptante silencio.

(Lengua, carne, tuyo)

Descolocado oscilante

Furia maquinaria,
fantasma del sosiego,
descascara el pétalo
de cartón corrugado.

Los labios llenos de ruidos
secos de mariposas aterradas,
rasgando los latidos
de estupor y sucumbir.

Perfume de sudor obrero,
sombras febriles,
bailan en mi tumba,
bailan en mi tumba.

Huesos vibrantes,
bolsillos escuálidos.

Cometa genocida,
cola de papel glasé,
ojos ardientes,
párpados tumultuosos.

Coraza de cemento corroído,
capullo de cristal rajado,
ladrón del silencio,
descolocado oscilante.

Nada y todo

Lobo, cazador
cerca, lejos,
lejos, muy lejos
¿Qué mirás?
sarbalap nos

Mucho gusto de desconocerlo

Cazador, lobo
tibio, frío, muy frío, helado,
otro estadio,
otro juego,
distorsionado.

¿Lo encontraste?
sarbalap nos
y nada mas
¿Te entra?
A mi me sale,
me brota,
mi lagrima de cristal.

Abogo,
deseo
¿Podés ver la nada?
Yo te lo digo,
es nada,
era nada,
soy nada
¿Qué sos vos?

Me cansa ser explícito
mi querido visitante
sarbalap nos,
en cualquier orgía,
en las burbujas de champagne
o en las de tu copa de jabón.

Cazador
¿Cazaste la onda
o la onda te cazó a vos?
Te regalaría mi consciencia
pero tengo que limpiar el piso.

Abogo al lobo
¡achiiiissss!
solec sol a ocigrela
y a todos los paridos
bienvenidos y maldecidos,
epm y modular,
alud de silencio
de sin párroco
a esta enfermedad.

Schedule,
wide,
tired,
out of mind.

No como de esta basura,
solo me revuelco,
te saludo y te despido,
te aprieto la mano,
te toco la cara.

El lobito parece un perro
pero no puede dejar de ser
lo que es.