Posts etiquetados como ‘crepusculo’

Renuncias

Una daga con aroma a rosas,
rosas rojas bañadas por un frío crepúsculo…

De esos días
en que solo el viento
sabe a donde va.

Una púrpura lengua que borra el suelo,
suelo emparchado con tergopol en migas…

De esas tardes
en donde el vacío
reinará en una vasta alma.

Relámpagos de voz,
dinamismo de árbol.

Noches sin noches.

 

Safe Creative #1007216886120

asp hit counter

hidden hit counter

  • Comentarios
  • 5 votos

Mordaz

Encerrado en su boca.

Fui el prisionero de azahar
o de algún fruto maldito,
fui el bebé suspendido en la palidez
o parte de algún polvo encarnado.

Su verruga era magnética.

Fui la infección adulcorada
o la coalición minimal de las espinas,
fui el monarca de la parva
o un regocijo manchado de groserías.

Su risa derramaba artificios.

Fui la herida salpicada de sudor
o la espesura de la estampida,
fui el crepúsculo afilado de la navaja
o la levadura de la saña irreverenda.

Devorado el cuerpo iluminado.

Fui la inyección de alcalina
o el despojo de la depuración,
fui el tránsito impalpable del alma
o la combustión del delirio y del afán.

Hasta morder mas que el polvo.

  • Comentarios
  • 1 voto

Delicado cadáver

Este tiempo respira lagrimas,
corazón extraviado del que sueña,
insertado en el filoso crepúsculo,
la melancolía contaminada de ciudad.

El frescor gatea sigilosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este mundo escupe agobio,
ojos gastados de suma aflicción,
expulsados de la quebrante aurora,
la esperanza espectral de ilusos.

El calor revienta estrepitosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este cuerpo arrastra escepticismo,
mente contrariada de recia convicción,
aquietada en la fulgente noche,
la sorpresa adyacente de esencias.

El temple equilibra las aguas,
es el delicado cadáver de mi sombra.

  • Comentarios
  • Sin votos

¡Oh vanidad!

¡Oh vanidad! que nos haces creer milagrosos, incomparables. Nosotros, únicos en este frívolo mundo. Solemnizando los funerales del último mortal, un crepúsculo general.
Astrónomo libertino y febril, reacio a los prejuicios.
Certidumbres alrededor del supremo horizonte.
Contrabando de pena eterna, antiguedades remotas, predicando imaginaciones, nos convencemos de lo opuesto.
Pretendido es aquél iluminado que con sus vastos actos, irradia facilidades y simplesas, imperfectos destinos anémicos.
Cuestiones de dogmas, ideas y suposiciones, la realidad es la niebla falaz, pantanosa en sus diversos caminos.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos