Posts etiquetados como ‘calor’

Amargo suicidio

Desgasté todo el calor que emanaba de su corazón,
calor que eran abrazadoras llamas doradas,
llamas que perforaban mi sien atascando mi lengua,
lengua que no supo aflorar sus alas.

Tengo mi alma atravesada por un arpón,
que sangra y se arrastra a mas no poder,
alma que lleva cadenas de desdicha,
vagabundéa y tiembla en el denso lecho,

Mientras tanto
las nubes huyen…

Safe Creative #1008217104060

free counters

Alma de holograma

El mercado del destino,
espíritu alborotado,
la necesidad insaciable
pegada en las paredes del cráneo.

La mentira que soy,
la verdad que soy,
veo doble…
Alma de holograma.

Turbia luz
de cuerpo desnudo,
el calor de la sombra
abrazando los pies.

Reliquia alucinada,
silencio petrificado,
pájaro desamparado
de canto ignorado.

Puente

Lengua, carne tuyo,
brota el sabor del deseo,
huelo el calor de tu piel,
suspendo esos ojos penetrantes.

Me muerdo los labios
hasta que destilen sangre,
las lagrimas ruedan en el cuarto,
vibran en el plástico tullido.

Blanca magia en polvo
se embarran en la garganta
que descienda en los poros
y se enajene el espíritu.

Con mis manos construiría un puente
entre tus tímidos senos.

Besos asfixiantes,
nubarrones oscuros forman
un tornado en tu ombligo,
se derrama un mar dulce entre tus piernas.

Madama de un corazón apretado,
de cristal, sucio y dañado.

Pétalos desangrados,
tibio furor de roja noche.
Noche entre mis brazos,
sombras soldadas de espejos ocultos.

Me dejas entrar.

Tensa mariposa retraída
con vuelos retardados.
Retorciendo los recuerdos
en el reptante silencio.

(Lengua, carne, tuyo)

No chinescas

Sombra a muerte,
sombra a noche,
luz a mantel,
locura a soledad,
sombra a estiercol,
sombra a pulmón,
plomo de sombra,
sonido de corriente.

Sombra de calor,
frío de sombra,
sombra de lagrima,
llanto de sombra,
sombra tras sombra,
no hay luz instigadora,

Sombra decapitada,
sombra desplomada.
ladrillo de sombra,
sombra de veneno,
convalecencia y sueño.

Rincón de sombra,
sombra de neurona,
cerebro hermético,
tirado,
perseguido,
desestabilizado
por
la anarquía de la sombra.

Sombra de gigante,
tiburón de sombra,
sombra de delfín,
morisqueta de payaso.

Sombra de madera,
agua y sed,
coleccionando sombras,
castidad y rebelión,
maquillando algarabía.

Viento de lluvia,
sombra de nube,
granizo de plomo,
encerado en albergues,
panes de pobres,
sombra de travestis.

Pupilas colgantes

El zorro quiere de su zorra:
todas las noches,
una fiebre litúrgica,
un enjambre de abejas furiosas,
un hospital incendiado,
un fantasma payaso,
una cama de vidrio,
una silueta escamosa,
un calor oscuro,
una luna desgarrada,
unos huesos en polvo,
un transplante de vida,
mil noches de noches,
labios púrpuras,
pensamientos muertos,
el ardor y el salpullido,
el aleteo de un canto,
o el alarido animal,
joyas de azúcar,
saladas con obsesiones,
un príncipe sin corona,
una daga filosa,
una órbita de estrellas,
un rezo del infierno,
pupilas colgantes,
en puentes colgantes,
en cuadros colgantes,
en amantes colgantes.

Haikus 1°selección

1)
Duro invierno,
solo menos salidas
y mas soledad

2)
¿Qué es este silencio
que ataca mis ruidos?

3)
Plaza derruida,
los monoblocks la vigilan.

4)
El calor del sol,
degusto una bebida
sabor plástico.

5)
La niebla se adueñó del parque,
solo quiere jugar.

6)
Un patrullero ruidoso y luminoso,
a toda velocidad
La pizza que se enfría.

7)
Sus labios se mueven,
me hablan de muerte y política.
Yo solo pienso en besarla.

8)
Demoras en el tren.
¿Alguien decidió
renunciar a su vida?

9)
La lluvia cae,
reflejo de la nostalgia
que le escondo al mundo.

10)
Noche en la jungla de cemento.
Las estrellas
parecen que no existen.

11)
Tras de las sombras,
un hombre trata de verderse
como una mujer.

12)
El espejo refleja
a alguien que no me agrada.
¿Será él o yo?

Delicado cadáver

Este tiempo respira lagrimas,
corazón extraviado del que sueña,
insertado en el filoso crepúsculo,
la melancolía contaminada de ciudad.

El frescor gatea sigilosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este mundo escupe agobio,
ojos gastados de suma aflicción,
expulsados de la quebrante aurora,
la esperanza espectral de ilusos.

El calor revienta estrepitosamente,
es el delicado cadáver de mi sombra.

Este cuerpo arrastra escepticismo,
mente contrariada de recia convicción,
aquietada en la fulgente noche,
la sorpresa adyacente de esencias.

El temple equilibra las aguas,
es el delicado cadáver de mi sombra.

En un sueño

Me invadiste sorpresivamente, en una noche de sumo calor, adornando mis oscuridades, haciéndolas mas brillantes, con la femineidad que te caracteriza y me atrae. Liado en algunas nubes superfluas, te renombro de maneras familiares, cómodas a mi memoria (fuera de este mundo, recuerdo muy bien tu nombre).
En esos momentos, volcabas tu atención en mí, es mas descubrirías todo aquello que creé a partir de tu esencia. Las canciones que indirectamente te invocan, las melodías elocuentes que hubiese querido que escuches. Los poemas, las mil palabras movedizas que se disfrazan de lado a lado dibujando tu tímido rostro en el papel. Atravesado por tu dulce voz extasiadora y narcotizante. Me otorgarías la oportunidad que en realidad nunca tuvimos y que seguramente lo echaría a perder. Esto tatuado en mi inconsciencia.