Posts etiquetados como ‘arbol’

Eufemismo grueso opaco

Entre los bosques violáceos,
sucumbí con los lobos desmembrados
lamiendo el sudor de los pájaros
en las grises rocas secas.

Un árbol negro partió mi esqueleto
cuando esa noche tiritaba de frío.

Todo el alimento que podía recibir
eran manos cargadas de mentiras.

Safe Creative #1008036971409

hit counter

free web counter

Renuncias

Una daga con aroma a rosas,
rosas rojas bañadas por un frío crepúsculo…

De esos días
en que solo el viento
sabe a donde va.

Una púrpura lengua que borra el suelo,
suelo emparchado con tergopol en migas…

De esas tardes
en donde el vacío
reinará en una vasta alma.

Relámpagos de voz,
dinamismo de árbol.

Noches sin noches.

 

Safe Creative #1007216886120

asp hit counter

hidden hit counter

El fondo del silencio

Ser apretado cadáver
que expresa aflicción,
chueco árbol de semilla de trueno,
suspira con un atardecer en sus manos.

Múltiples charcos rojizos
que humean vapores en sangre,
tundida anaranjada estrella de celofán
sobre el arroyo, surcan sus pupilas.

Mudas lágrimas congeladas.

Aúlla el tiránico viento
que se hace herida animal,
escudriñada luna de pálida luz,
se engarza en las derramadas sienes.

De mis…

Congeladas lágrimas mudas.

Fruición

Acaricio su húmeda desgarradura,
solloza una amarilla sed celestial,
retumba mi sombra fulgurante
que pide arrasar con su ser.

Una cabeza cercada de manzanas podridas,
sus labios macerados de hambruna,
rajado panal que sangra mieles dulces,
para luego empalagarme de dolor.

Siembro un árbol de espeso humo negro,
agitando un aceitado pozo de aguas vivas,
entrego mi pescuezo a la navaja,
así, esparzo una aureola en sus miedos.

Una cabeza atorada en el pavimento,
mojado de rocío de fría madrugada,
sus designios quiebran la incauta luna,
sus graves suspiros luxan mi rumiar.

Muda luna

Eclipse devorador,
ser una rueda de fuego en un árbol descascarado.

Tu sommier es el efecto de una balsa
naufragando en medio de algún océano.

Sombra que se esconde en mis muecas,
terminar como una letra escrita en cenizas.

Tu ausencia es una mancha en mi sien
que se agiganta en duras horas.

Mi yo y tu vos

Mi ghetto de estrellas desamparadas.
Tu asedio de espina infestadas.
Mi ilusión de rayos tapizados.
Tu inundación de mariposas apuñaladas.
Mi extravío de nubes agónicas.
Tu sabor de pesadillas rebeldes.
Mi aire de ruedas neuróticas.
Tu atropello de teñido de caprichos
Mi derrumbe de cascada irreversible.
Tu dulzura de días suicidas.
Mi fantasma de delirios sucios.
Tu mirada de árbol degollado.
Mi indagación de luces crudas.
Tu pared de concretas ignorancias.
Mi pesadez de seda maldirigido.
Tu vestido de alambre de púas.
Mi deformidad de espejo simple.
Tu ola de herrumbre eslabonada.
Mi máscara de silencio enarbolada.
Tu párpado hundido de lobreguez.
Mi desvelo de caricias ausentes.
Tu tempestad de gritos redimidos.
Mi cruz de desierto excomulgado.
Tu genio de polvo de zozobra.
Mi deseo de que me entiendas.
Tu deseo de que te entienda…

Sucumbimos en los egos.

Árbol de mi soledad

Árbol de mi soledad,
tus hojas son mi tormento,
tus raíces; mi falta de atrevimiento
tu firmeza; mi sufrimiento

Solo quiero el fuego que hay en vos,
enciende este bosque.

Me muevo con el viento
con espasmos sin consentimiento,
arcadas de deshonra
con ingenuo desistir.

Mi corteza se hizo terca
como un capricho perverso
aún conservo buena madera
para talar estos lamentos