Posts etiquetados como ‘amor’

Oportunidad

Me soltó su suave mano
para soltar su oportunidad…

De que las sombras tropiecen con su ser,
de que sus ventanas se empañen de otro aliento,
de que sus barrotes cambien de color,
de que sus palabras azucaradas consigan otra presa,
de que sus negros humos afinen toda su confusión,
de que los árboles pueden ser talados con los dientes,
de que el tiempo y el espacio no significan nada,
de que aún hay manos que anhelan posarse en su cuerpo,
de que hay ojos devorando su vasta inocencia,
de que hay distintas tonalidades de temblores,
de que hay derechos, precios y errores muy caros,
de saber que no se vive de ilusiones y amor,  
de saber que los fantasmas te comen la cabeza,
de saber que su necesidad es una víctima,
de saborear que la lujuria está en cualquier esquina,
de cambiar los matices de los ojos que la contemplan,
de montarse en un remolino que no lleva a ningún lugar,
de degustar lenguas con sabor a vacío, 
de creer que los poetas son decepcionantes,
de confirmar que el amor es un juego manipulador,
de que su confianza es una serpiente danzante,
de que la toga en el alma solo tapa las heridas y no las cura,
de que el ego puede pasar por encima de todos,
de que el dolor no entiende de cuerpos y es ineludible,
de que un abandono no tiene gusto a crimen,
de que todo puede ser nada y nada puede ser todo…

De seguir a las nubes que huyen
en vez de su herido corazón.

Safe Creative #1008287168214

free counters

Nigromancia

Malverso el volcán de los inviernos,
edematoso corazón de pulpa podrida,
se arrastra por los adagios púrpuras,
haciendo bruñir los desparpajos.

Acodillo los negros humos de tu cerebelo,
hincando un cardumen de presagios sensatos
que atrofian mi preeminente quimera
como un murciélago herido por la luz solar.

Ensamblado a una tribulación espiritual,
méntula que hesita los ribetes de algodón,
paronimia de caprichos enjaulados
que desmembran la blanquecina honestidad.

Fatal alud de rocas foráneas,
infectan las luces de mi faro
y me adosan a tu analogía
de que veré la luna sin sentir amor.

Safe Creative #1005256397705

Barrio irreverencia, calles afligidas y miserables actos

Anuncios de recrudecimiento, desempedrando en un cielo de tempestades de estropicio. El carnívoro se volvió triste y manso de tanto mirar caer la lluvia y pensar. Sumiso a sus propios designios de baja índole. Su temeridad fue diligencia, su codicia; abnegación y su tozudez; perseverancia. Y como un sol bobo, bermejo y áspero: se fue consumiendo como pantanos petrificados, en su polvo abrasante.
Nació un sentimiento de solidaridad que había despertado la miseria. En un tiempo que antes malgastaban en malgastarse, el rencor se disipó. Los embates de la nostalgia se hicieron duros de pasar por alto, en comedias tristes de desilusión ordinaria.
El imperio se redujo en gastados géneros exóticos, de perfumes falsos y pedrería barata. La maleza crece, como siempre, y exiliado de la luz de diamante en aire inmemorial de primavera abstracta. La profundidad de su desventura lo condujo al desencanto y la locura intransigente. Su hermética actitud; tejió una nube de misterio que el tiempo iba haciendo mas espesa.
Con su arrasado esplendor trato de reconstruir su poca imaginación. Barrio irreverencia, calles afligidas y miserables actos. Su risa y sus canciones de gratitud agonizan de amor.
Lo mas tangible era irreal, pura invención en paroxismo de rabiosa pasión. A la deriva de la resaca de un mundo acabado, del cual solo quedaban meros recuerdos dolorosos con aroma a aljibe.