El paseador de perros que los deja atados y se va

Este es el caso de un paseador de perros del barrio porteño de Villa Urquiza, que suele dejar atados y solos a los animales (desde las nueve de la mañana hasta el mediodía). Luego vuelve, quién sabe de donde, y se los lleva a los dueños quienes piensan que sus “mejores amigos” han pasado una mañana fenomenal, paseando y corriendo por el barrio. Es justamente lo contrario.
Les pido, que si alguno de ustedes conoce a este tipo, o sabe de alguien que le de su perro a él para pasearlo, por favor le avise porque no sólo le está robando… está poniendo en riesgo la vida de sus perros además de abandonarlos.