Aunque aparentemente resulte contradictorio, es posible emplear el calor del Sol para producir frío

Los avances técnicos para buscar fuentes energéticas limpias han permitido desarrollar métodos para aplicar el denominado frío solar: un sistema de refrigeración que aprovecha las propiedades termodinámicas de algunos materiales para lograr bajas temperaturas mediante el suministro de energía procedente de nuestra estrella.

¿Cómo puede aprovecharse el calor del Sol para lograr frío? Para entender el proceso se necesita una pequeña explicación física.

Una propiedad termodinámica básica establece que para refrigerar cualquier material es necesario extraer calor de él y trasladarlo a su entorno. Los refrigeradores que utilizamos en nuestra vida diaria funcionan de ese modo y llevar a cabo ese proceso requiere del aporte extra de energía, que normalmente se suministra en forma de electricidad.

El funcionamiento general de cualquier refrigerador se basa en los principios básicos de la termodinámica y en los procesos de intercambio de calor que se producen cuando ciertos materiales sufren cambios de presión o de estado.

Así, conviene recordar que cuando un fluido se evapora absorbe calor, mientras que lo cede cuando se condensa. Además, la temperatura a la que cambia de estado un líquido depende de la presión: a menor presión, el líquido se evaporará a menor temperatura.

Con estos dos principios esenciales se construyeron las primeras máquinas frigoríficas. En ellas, un fluido refrigerante es sometido a distintos cambios de presión, temperatura y estado (líquido y gaseoso) para, así, lograr absorber calor de unas zonas y pasarlo a otras. De este modo, la nevera doméstica logra enfriar su interior a costa de calentar el resto de la estancia. ¿Cómo lo hace?

El refrigerante circula por un circuito cerrado que discurre por el espacio que se quiere enfriar y también por su exterior, que acabará calentado. Un compresor recibe ese refrigerante en estado gaseoso y aumenta la presión sobre él, aportando así energía al proceso.

A elevada presión, el refrigerante pasa a un condensador. En él, el gas refrigerante se condensa, se hace líquido, con lo cual cede calor. Ese compresor se encuentra en el exterior del espacio que desea enfriarse, de modo que ese calor eleva la temperatura. Posteriormente, el refrigerante pasa a una cámara de expansión.

Allí se reduce la presión lo que hace que la temperatura del fluido baje de forma drástica. El refrigerante, entonces, a baja temperatura, pasa por el denominado evaporador, donde absorbe calor del espacio que desea refrigerarse.

En ese proceso, el fluido refrigerante cambia a estado gaseoso antes de llegar nuevamente al compresor, donde se reanuda el proceso. En definitiva, se trata de un ciclo termodinámico que requiere del aporte extra de energía (suministrada al compresor) y permite extraer calor de una estancia para pasarlo a otra.

Siguiendo el mismo esquema, existe otra forma de llevar a cabo el ciclo. En él se aprovecha la capacidad de absorber calor que presenta cierta combinación de sustancias, como es el caso del agua y el bromuro de litio: es la denominada refrigeración por absorción. La patente de este sistema data de 1859 y fue el ingeniero francés Ferdinand Carré el primero en llevarlo a la práctica.

Si en un contenedor con muy baja presión introducimos agua, ésta se evaporará restando calor al entorno. El vapor de agua, posteriormente, circula hasta otra cámara, denominada absorbedor, en la que existe un material capaz de absorber el vapor de agua.

El sistema necesita ahora calor para volver a separar el agua del material absorbente. Ese calor puede proceder de distintas fuentes. Precisamente, una de ellas puede ser la energía solar. El calor de sol se utiliza para calentar esta mezcla de agua y absorbente y, así, separarlos de nuevo. Entonces, el agua se condensa en una nueva cámara denominada condensador y la otra sustancia regresa al absorbedor.

El agua condensada vuelve a incorporarse al contenedor de baja presión evaporándose de nuevo y absorbiendo más calor de la estancia que queremos refrigerar. Este aparente ciclo sin fin es posible gracias a la aportación de energía. En el caso de las neveras domésticas, proviene de un compresor. En el del frío solar es el calor del Sol el que permite separar el agua de la sustancia absorbente y hacer que el ciclo vuelva a iniciarse.

El Parque Nacional Río Pilcomayo fue creado para proteger pastizales, esteros, cañadas, lagunas y selvas en galería.

El Parque Nacional Río Pilcomayo se encuentra al noreste de la provincia de Formosa y cubre 47.754 hectáreas que bordean el río que le da nombre y limitan con la República del Paraguay.

El potente curso de agua del río Pilcomayo nace en las estribaciones de los Andes bolivianos y corre por abruptas pendientes arrastrando sedimentos.

Al llegar a la llanura chaqueña, el limo se deposita colmando su cauce y ocasionando un fenómeno de retroceso que se rompe cada vez más cerca del oeste provincial, llegando en la actualidad hasta la localidad de Santa Teresa.

Desde este punto, el derrame origina el bañado de la Estrella y, antes de llegar al final de su recorrido, alimenta los principales riachos de la cuenca hídrica del norte formoseño.

Esteros, cañadas, lagunas y selvas en galería distinguen a la región del Chaco húmedo u oriental, protegidos por el Parque desde el año 1951.

Por su relevancia bio-ambiental, esta reserva fue incluida en la lista de los humedales de importancia internacional (Convención Ramsar). La geografía y los desniveles del terreno facilitan la diferenciación de los sectores inundables, originando la diversidad ecológica de la zona.

Se puede decir que, en alguna medida, el Parque Nacional Río Pilcomayo nació con su ambiente seriamente alterado.

La ley de creación le asignó 285.000 hectáreas. La protección del lugar comenzó a ponerse en práctica trece años después, cuando Formosa ya era provincia.

Durante ese período, el área siguió modificándose profundamente por la actividad agropecuaria. Luego, la provincia influyó para que se redujera su superficie a las actuales 52.000 ha, ofreciendo a cambio 10.000 ha en el oeste de la provincia (lo que dio origen a la Reserva Natural Formosa).

El problema de la hacienda de los pobladores que estaban dentro del Parque tardó muchos años en solucionarse y, mientras esto no ocurría, el ganado producía grandes alteraciones en el ambiente, e incluso se convirtió en hacienda chúcara en la soledad del monte.

Shell provoca el peor derrame de petróleo de la década en la cuenca del Niger.

El país africano se encuentra en estado de alerta después de que la compañía de hidrocarburos anglo-holandesa Shell anunciara el derrame de unos 40.000 barriles de petróleo sobre sus costas.

El derrame se produjo el día 20 mientras el petróleo era transportado desde una plataforma flotante en el yacimiento de Bonga a un buque cisterna a unos 120 kilómetros mar adentro desde el delta del Níger.

Bonga, que produce unos 200.000 barriles diarios, ha sido cerrado temporalmente. El “chapapote” tiene una extensión de 185 kilómetros.

Según la propia compañía, alrededor de la mitad del petróleo derramado se ha disipado debido a “la evaporación y a la dispersión natural”. Shell reconoce que el área afectada es muy grande pero señala que la capa de petróleo es muy fina.

El derrame de petróleo de la cuenca del Niger no es un tema nuevo. Solo entre 1970 y 2000 hubo más de 7.000 vertidos de petróleo y aún quedan miles de sitios por limpiar, según cifras del Gobierno nigeriano. Y de estos derrames, más de 1.000 se atribuyen a Shell.

La propia compañía admitió en agosto su responsabilidad por dos enormes vertidos ocurridos en 2008 en los pantanos de la zona de Bodo.

Entonces, más de 300.000 barriles de petróleo contaminaron los terrenos y afectaron a 69.000 personas, según las autoridades locales.

La primera gran catástrofe de la historia de las mareas negras fue de tal envergadura que generó una honda preocupación en todo el mundo, a pesar de que la conciencia social sobre nuestro medio ambiente empezaba a despuntar, y que los movimientos ecologistas aún no se encontraban en todo su apogeo, ni gozaban del crédito que se le dan en la actualidad.

El superpetrolero “Torrey Canyon”, de 120.000 t.p.m., viajaba el 18 de marzo de 1967 a 17 nudos de velocidad cuando golpeó contra los arrecifes de Seven Stones, en el archipiélago de las Scilly, al Suroeste de Cornwall (Inglaterra), el violento impacto rasgó y abrió seis de sus tanques, además de dejar otros muy maltrechos.

120.000 toneladas de crudo rápidamente fueron derramadas de sus tanques (unos 860.000 barriles) ayudadas por los golpes de mar, generaron en unos pocos días una inmensa marea negra, que alcanzó las costas y playas de Cornwall, isla de Guernsey y litoral francés de la Bretaña, principalmente en la comarca de Treguier.

Las bahías y ensenadas de Cornwall quedaron sumergidas en una negra, espesa, y letal sustancia que destruyó todo a su paso. Mas de 200.000 aves murieron y la industria de la pesca quedó completamente arruinada. Nunca antes se había enfrentado la humanidad a un accidente de este nivel y características.

Desembarca en Esquel un megaproyecto multinacional que transformará la bioregión de lagos y bosques andinopatagónicos en un distrito minero.

Como por arte de magia se ha puesto en marcha la actividad minera en Esquel, provincia del Chubut. Pero en realidad se trata del desembarco de un megaproyecto de manos de multinacionales, que transformará la bioregión de lagos y bosques andinopatagónicos en un distrito minero de relevancia internacional.

Todo es una gran mentira

Como por arte de magia se ha puesto en marcha la actividad minera en Esquel, provincia del Chubut. Se trata de un yacimiento de oro diseminado, por lo cual sólo cabe su explotación a cielo abierto.

El proyecto inicial cubre un área de 2.5 km de longitud por 500 metros de ancho situada en el extremo sur del Cordón Esquel y a 5 kilómetros de la ciudad. Pero en realidad se trata del desembarco de un megaproyecto de manos de multinacionales, que transformará la bioregión de lagos y bosques andinopatagónicos en un distrito minero de relevancia internacional.

Ya se han concesionado más de 180.000 hectáreas para exploraciones, y se continúan otorgando permisos de exploración en áreas que van a afectar tanto la cuenca del Futaleufú (vertiente al Pacífico), incluyendo el Parque Nacional Los Alerces, como las nacientes del río Chubut (vertiente al Atlántico). El proyecto ha avanzado y logrado un primer consenso en la población mediante las promesas de trabajo y de prosperidad, pero con el sistemático ocultamiento de las reales consecuencias ambientales, sin hablar de las sociales y económicas.

En Andalgalá provincia de Catamarca está pasando algo similar. Un vecino de esa localidad nos dice: ‘En nuestra jurisdicción está enclavada la Mina Bajo de la Alumbrera, explotada a cielo abierto desde el año 1997, por Minera Alumbrera Ltda., que es una UTE de empresas con capitales canadienses – australianos – norteamericanos – ingleses – chilenos y argentinos. Como ha pasado a lo largo de la historia en todas partes del mundo, este emprendimiento sólo trajo problemas y peleas – entre otros conflictos limítrofes – con otro Departamento vecino (Belén), ya que el gobierno provincial se queda con la plata de las regalías (un 3 % del valor boca mina descontados los gastos de producción y transporte, esto es unos 80 millones de pesos desde que empezó la explotación), sin entregarle nada al Departamento propietario del yacimiento, entre otras cosas, y lo que es peor, el grave daño ambiental al que estamos siendo sometidos, el que personalmente considero sin precedentes en la historia de nuestro país, y que se hace con la conveniencia de los Entes de control, en este caso la UGAP, que es la Unidad de Gestión Ambiental de la Provincia, la Secretaría de Minería Provincial y la Secretaría del Ambiente.’

Bajo de la Alumbrera, se encuentra ubicado a 60 km al noroeste de Andalgalá, muy próximo al límite Departamental entre Andalgalá y Belén, dentro del Departamento Andalgalá. Desde ese ‘bajo’ y como consecuencia de varias caídas de agua desde los cerros, nace la cuenca del río Vis Vis que da nombre a una muy pequeña población, y unos 20 km aguas abajo se convierte en Río Amanao, donde hay una pequeña comunidad que constituye el Distrito Amanao. Estudios realizados hace muchos años hablan de una profunda fisura o falla geológica existente en estas cuencas, y que se traslada hasta el Bolsón del Pipanaco ubicado al sur de Andalgalá y en el limite Departamental con Poman. Es allí donde se encuentra la reserva de aguas subterráneas más grande de Catamarca.
Según se ha podido saber, se produce contaminación porque ‘la empresa construyó un dique al inicio de esta falla geológica dentro del río Vis Vis, y debieron hacerlo estático, o sea sin movimiento de líquidos hacia afuera. Allí tiran ellos las colas y el estéril de la mina. En todas partes del mundo además, las empresas están obligadas a cubrir estos diques de residuos peligrosos con una membrana geotextil, que es como un plástico que lo hace impermeable, pero en esta bendita Catamarca los entes contralores le permitieron construirlo sin la membrana para que estos capitalistas se ahorren varios millones de dólares, seguramente con las coimas que son de práctica.

Luego de empezar a usar el dique, se dieron cuenta de que es una verdadera regadera de filtraciones y luego de realizados los estudios del agua, vieron que los niveles de sulfatos (de cobre, de hierro, de aluminio entre otros) habían aumentado de manera alarmante. Paso seguido, hicieron un sistema de retrobombeo con varios pozos de unos 200 metros de profundidad, para regresar los líquidos al dique, pero tampoco está dándoles resultado. Por supuesto la Minera dice que no están contaminando y que tienen el problema controlado. Mentira absoluta.’

La gravedad de la situación descripta es confirmada en varias publicaciones periodísticas. El diario El Ancasti del 1 de julio del año 2001, dice en su titular: ‘Es muy serio el riesgo de contaminación en Andalgalá – Alarmantes revelaciones de un informe confidencial de la Secretaría de Ambiente’, y explica luego lo siguiente: ‘Un informe confidencial de la Secretaría de Ambiente, al que tuvo acceso exclusivo El Ancasti, revela que la explotación del Yacimiento Minero Bajo la Alumbrera, ya ocasionó un daño irreversible en el ecosistema. La contaminación de la cuenca de Amanao, como efecto directo de la explotación del Yacimiento Bajo de la Alumbrera, se abordó públicamente en múltiples ocasiones, sin que se lograra hilvanar un discurso homogéneo y creíble.

Entre gestos minimizadores, admisiones parciales y negativas rotundas, el Gobierno se esforzó por llevar tranquilidad a la población, pero jamás pudo desterrar la preocupación general. No pudo hacerlo, por que de ningún modo se dieron a conocer públicamente los resultados de los análisis realizados en las zonas de monitoreo y sobre todo porque el rumbo de las declaraciones se modificó según el Organismo que fuera consultado. De esa manera, las peleas internas entre la Secretaría de Minería y la Secretaría de Ambiente, prevalecieron sobre cualquier informe, y cada vez que apareció un nuevo vocero, lo hizo para aportar más confusión.

El último capítulo de la historia lo ofrecieron los legisladores del oficialismo, que ya no se ocuparon de negar los altos niveles de sulfato en el agua, sino de explicar que se trataba e un fenómeno natural, ajeno al emprendimiento minero.’

El Ancasti, accedió en forma exclusiva a un informe confidencial de la Secretaría de Minería que muestra un panorama muy diferente de la cuestión.

El documento señala que ‘a partir de estudios realizados con muestras de agua tomadas en la zona de Vis Vis hasta Amanao, Departamento Andalgalá, se detectaron variaciones de sulfatos que un estudio de cuatro años indica como preocupantes. Se considera que el estado del agua ya es peligroso para consumo, pero las proyecciones son alarmantes: Como el nivel de sulfato nunca bajó, y la curva siempre es ascendente, se prevé con escaso margen de error una grave contaminación, virtualmente irreversible para los próximos años. Existen claros indicios de que se produjo el fenómeno conocido como AMD (en Ingles “acid mine raynig”), que no es otra cosa que el drenaje de ácidos desde la mina hacia fuera.

Ello ocurre, se explica, por que existe una conexión hidráulica entre el dique y la cuenca de Amanao. Los tóxicos que pasan desde el yacimiento al río, ya se detectan en los monitoreos fuera del área de pertenencia de la empresa y reparar naturalmente el daño causado hasta hoy en el medio ambiente, exigiría para la zona un periodo de 400 a 500 años. Se estima que si el proyecto continúa y se completara manteniendo el ritmo de contaminación actual, la normalización de la zona demandaría 18 siglos. La empresa genera aguas ácidas con desplazamiento de metales pesados, entre otros manganeso, hierro, plomo y cobre. Cuando estos elementos se trasladan al río Amanao, como resultado inmediato de la contaminación, se derivaría en una cuenca muerta, no se podrá beber agua, ni podrá haber vida (flora o fauna) en el agua.

Los vecinos de Vis Vis, antes bebían agua de la cuenca. Allí el agua muestra ahora niveles de mas de 700 miligramos de sulfatos por litro, cuando la Organización Mundial de la Salud indica como máximo tolerable hasta 400 miligramos. Hoy la misma empresa les provee agua en bidones y últimamente les hicieron llegar una manguera con agua de otra cuenca diferente, la que aparentemente también ya está contaminada. El dique de colas es una fuente de residuos peligrosos y los técnicos sostienen que las condiciones que presenta obligaría al cierre de la Mina, ya que a esta altura no hay modo de arreglar la obra, ni de revertir el daño. Las consecuencias serán pagadas por las próximas generaciones de Catamarqueños.’

Según el vecino en Andalgalá ‘las luchas por la defensa del medio ambiente siguen siendo muy solitarias, pues la gente no toma conciencia de la gravedad a la que estamos sometiendo al planeta todo, mucho más cuando las empresas, conjuntamente con el Gobierno utilizan todas las palabras del diccionario: mentir, engatusar, engañar etc. etc. y lo que es peor en este caso, regalar para comprar conciencias y voluntades; por ejemplo van a una escuelita y les regalan una computadora, hacen posar a todos los maestros y alumnados para la foto y después publican que son muy generosos; a la asociación de desocupados les dan 5 palas 5 rastrillos y unos kilos de semillas para que cultiven y luego dicen que están promoviendo grandes proyectos productivos; para el día del niño caen con 10 mil facturas, y te dicen que aman a los niños; al Municipio le regalan de vez en cuando algo, por ejemplo caños y chapas para hacer la señalización de las calles, pero no hay que olvidarse que en un letrerito más arriba debe decir ‘Minera Alumbrera Ltda.’; y también compran por dos pesos a todos los medios de prensa para que los defiendan y se diga que son los más bonitos. Estamos recreando la histórica escena de la conquista de 1492.’

‘Nos creímos el cuento de que Andalgalá sería el Gran Departamento Minero, que construirían barrios, hospitales , rutas, hosterías para que vivan los mineros, que el efecto multiplicador económico sería tal que acá no habría desocupados, y que desde el punto de vista turístico emergeríamos al país y al mundo como el Nuevo Mar del Plata o Punta del Este. A cinco años de la explotación estamos encabezando las estadísticas de desocupación y pobreza del país, y encima estamos contaminados hasta los riñones. Al ir dándonos cuenta de toda esta mentira y este fraude, hicimos denuncias, apagones y paros; peticionamos al gobierno en múltiples oportunidades; fuimos por las escuelas de todos los niveles, tratando de concientizar para que luchemos juntos, y por lo menos estamos poniendo el tema en el tapete en nuestra comunidad de 16 mil habitantes, aún cuando sabemos que estas multinacionales son intocables una vez que te empezaron a sacar el oro y el cobre, ya que la Legislación Nacional las protege por sobre todas las cosas, y las Leyes Provinciales, por lo general siempre llegan tarde.’

Sólo cinco años hicieron falta para que se produjeran impactos ambientales irreversibles en Andalgalá – Catamarca, contaminación derivada de las promesas de las multinacionales y funcionarios y políticos argentinos. Muchos otros pueblos en diversos lugares del planeta dan cuenta de esto, y en Esquel – Chubut a modo de un gran reality show en vivo, La Gran Mentira que sólo favorece a los capitales e inversiones extranjeras, ya ha sido puesta en marcha.-

Bernardita Bielsa

fuentes: EcoPortal
Galería Fotográfica de Argentina
Imágenes de Argentina

El Cabildo de Buenos Aires: de cárcel a recinto de las autoridades virreinales.

http://www.megasur.com/fotos/Argentina..Ciudad.de.Buenos.Aires.Cabildo.de.Buenos.Aires.-.Plaza.de.Mayo.10035.jpg

El Cabildo de Buenos Aires es un edificio público que se utilizaba como recinto de las autoridades virreinales. Fue la unidad de administración política, judicial y económica de España hasta 1822. Desde 1608 hasta 1940 ha sufrido diversas modificaciones estructurales. Se encuentra emplazado frente a la Plaza de Mayo.

Primera construcción

El 3 de marzo de 1608 y ante la ausencia de un edificio propio, el alcalde Manuel de Frías propuso la necesidad de construir un cabildo. Este se financiaría por medio de nuevos impuestos a las naves que entraban y salían del puerto de Buenos Aires. Su construcción finalizó hacia 1610, aunque al poco tiempo comenzaron varias remodelaciones a su forma original que terminarían después de 200 años. En 1612 concluyeron las obras de las Casas del Cabildo, que incluían un solar y locales que luego se alquilarían. Después de dos años, y debido a la cantidad de presos alojados, el Cabildo resulto chico, con lo cual las reuniones de autoridades se realizaron en la casa del gobernador y posteriormente en el fuerte. Debido a que durante varios años no se hizo un mantenimiento del edificio, pronto se lo vio en ruinas.


Segunda construcción

En mayo de 1682, las autoridades propusieron la construcción de un edificio de dos plantas, que contendría:

Planta alta: Sala Capitular y Archivo.

Planta baja: cárcel para personas privilegiadas, calabozos comunes para hombres y otro para mujeres, cuarto para vigilancia, habitaciones para jueces y escribanos.

El 23 de julio de 1725 comienza la construcción del nuevo edificio que se vio suspendida en 1728. En agosto de 1731 se reiniciaron las obras que nuevamente se suspendieron en 1732 por falta de presupuesto. En 1764, se da por terminada la torre del Cabildo, aunque en el momento de producirse la Revolución de Mayo, en 1810, el edificio aún no se hallaba integramente terminado.

Cárcel.

Luego de su construcción, el Cabildo fue utilizado como recinto para las autoridades y como cárcel, ya que no existía otro lugar donde alojar a los presos, y se mantuvo así hasta la construcción de una nueva unidad donde alojar a los penados.

Torre del Cabildo.

En 1880, el arquitecto Pedro Benoit elevó la torre diez metros y colocó una cúpula azulejada. En esta reforma el techo perdió sus tradicionales tejas. Esta torre elevada fue demolida en 1889.

Demolición parcial del Cabildo

El segundo edificio contaba con once arcos en cada planta. Pero en 1894, debido a la apertura de la Avenida de Mayo, se tuvo que demoler un costado del Cabildo, con lo cual desaparecieron los tres arcos del lado norte. La armonía edilicia había desaparecido hasta que en 1931 se demolieron los tres arcos del lado sur para abrir la diagonal Julio A. Roca.

Edificio actual.

De los once arcos originales, solamente quedaron cinco. Según el historiador Enrique de Gandía, el Cabildo no fue demolido gracias a los esfuerzos del diputado nacional Tomás Santa Coloma y de su hijo Federico Santa Coloma Brandsen, segundo Director del Museo Histórico Nacional.[1] En 1940, el arquitecto Mario Buschiazzo reconstruyó el aspecto del Cabildo colonial, basándose en diversos documentos históricos. Fueron reparados la torre, los tejados, las herrerías y la carpintería.

Museo Nacional del Cabildo.

En el interior del Cabildo se encuentra el Museo Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo, donde se exhiben cuadros, retratos, piezas y joyas del siglo XVIII, el arca fiscal de Caudales, la imprenta que fuese instalada por el virrey Juan José de VértizInvasiones inglesas), y en el patio puede observarse un aljibe de 1835, que pertenecía a la casa natal de Manuel Belgrano, político, militar y creador de la bandera argentina. en la Casa de los Niños Expósitos, la lámina de Oruro obsequiada al Cabildo en ocasión de la victoria de 1807 frente a los ingleses.

Enlaces externos

Sitio web del Museo del Cabildo


Matemáticos españoles resuelven el misterio de cómo se produce la ruptura de una ola.

Predecir cuándo se formará un tornado, cuándo romperá una ola o simplemente hacia dónde se moverá una gota sobre un plano son problemas tan difíciles como útiles.

Si se resolvieran habría modelos de clima mucho más precisos y coches o aviones que consumirían mucho menos combustible, por ejemplo.

El reto común a todos ellos es averiguar cómo se mueve un fluido –el aire, el agua y la gasolina son fluidos-, una pregunta a la que los matemáticos llevan enfrentándose desde el siglo XVII y que forma parte de los problemas llamados del milenio, cuya resolución se premia con un millón de dólares.

Un equipo integrado por cuatro matemáticos españoles y un estadounidense -que obtuvo en 1978 la medalla Fields- ha resuelto ahora un aspecto del problema. Su solución describe matemáticamente cómo se produce la ruptura de una ola.

“Nuestro resultado no resuelve el Problema del Milenio, pero las nuevas ideas que hemos desarrollado sí abren vías para acercarse a él”, señala Diego Córdoba, investigador del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT-CSIC) que recientemente ha obtenido el Premio Miguel Catalán para científicos menores de 40 años y uno de los autores.

Curiosamente, el problema resuelto parece en principio más difícil que el seleccionado por el Instituto Clay estadounidense a principios de este siglo para ser uno de los siete Problemas del Milenio. Pero las apariencias engañan.

Lo que el trabajo ahora publicado demuestra es que en las ecuaciones que hoy en día se usan para describir el movimiento de los fluidos puede formarse lo que los matemáticos llaman una singularidad. Las singularidades son lo que ocurre cuando rompe una ola, cuando se forma un tornado o cuando un fluido se vuelve turbulento. Sobre el papel, el fenómeno se traduce en que una de las variables que describen ese ?uido, como su velocidad, su presión o su densidad –entre otras-, cambia de forma explosiva y alcanza un valor infinito.

Ecuaciones de dos siglos y medio.

¿Por qué es necesario demostrar que las singularidades existen en las ecuaciones? Existen en el mundo real, y por tanto las ecuaciones que lo describen deben contemplarlas. Y esta es la primera vez que se logra demostrar que efectivamente lo hacen, a pesar de que son ecuaciones ya muy antiguas. De ahí la relevancia del resultado obtenido por este grupo.

En 1755 Leonhard Euler –apodado príncipe de las matemáticas- escribió por primera vez las ecuaciones diferenciales que rigen el movimiento de un ?uido llamado ideal, sin fricción en sus moléculas; casi un siglo más tarde Claude-Louis Navier y Gabriel Stokes introdujeron la fricción, la viscosidad, y llegaron a las ecuaciones de Navier-Stokes. Hoy estas ecuaciones son esenciales en los modelos de simulación de clima y en los que describen cómo fluye el aire en torno a las alas de un avión –entre otros muchos ejemplos-. Pero que las ecuaciones se usen no significa que se comprendan bien matemáticamente.

Los modelos se alimentan de soluciones siempre aproximadas, obtenidas gracias a la gran capacidad de cálculo de las computadoras. En realidad, las ecuaciones de Navier Stokes aún no se saben resolver de forma que informen con total certeza de cómo se comportará un fluido de ciertas características, y en determinadas condiciones, en un tiempo dado.

Con ese objetivo en el horizonte los matemáticos investigan las ecuaciones preguntándose, por ejemplo, si admiten o no singularidades. “Son ecuaciones tan complejas que hasta el día de hoy era desconocida la existencia de singularidades. Es más, todavía no se han desarrollado las herramientas matemáticas necesarias para capturar una visión global del fenómeno”, explica Córdoba.


Sin viscosidad y con frontera: diferencias con ‘el del milenio’.

El problema planteado por el Instituto Clay pregunta si las soluciones para un fluido que en determinadas condiciones empieza a moverse de forma suave y laminar siempre implicarán, a medida que avance el tiempo, un flujo suave y laminar. Es decir, si el movimiento seguirá siendo regular, sin cambios bruscos –sin singularidades-.

La respuesta que da el trabajo ahora publicado es que no seguirá siendo regular, es decir, sí hay singularidades. Pero no vale para ganar el millón de dólares, porque el problema del milenio pone ciertas condiciones. Una es que debe considerarse la viscosidad, algo que no hace el grupo de Córdoba.

Y la otra diferencia son las condiciones de contorno: el fluido del problema del milenio carece de frontera, no está en contacto con ninguna otra sustancia -una condición que no se da en la realidad cotidiana-. El fluido con el que han trabajado los autores del trabajo que ahora se publica, en cambio, sí tiene un contorno, una frontera con otra sustancia –el agua con el aire de la atmósfera, por ejemplo-. En ese sentido, el problema ahora resuelto podría considerarse en principio más difícil que el planteado por el Instituto Clay.

“Sí, en principio nuestro problema es más difícil”, dice Córdoba, “pero nos dimos cuenta de cómo podría ser la singularidad en la frontera; la singularidad que encontramos está precisamente en la interfase entre el fluido y el vacío”.

Singularidad tipo ‘splash’La singularidad que han encontrado es una singularidad de tipo splash: una singularidad en que la interfase se toca a sí misma en un punto en tiempo finito, o dicho de otra forma, “el fenómeno que uno observa en la playa al ver las olas romper, en el cual la ola gira sobre sí misma y se toca”, explica Córdoba.

Así, el grupo no gana el millón de dólares pero logra un avance importante en la comprensión de las ecuaciones de Navier-Stokes y de Euler, un problema en el que la comunidad matemática lleva siglos trabajando y con múltiples aplicaciones en la vida cotidiana.

El trabajo Splash singularity for water waves se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y también se encuentra disponible en arXiv. Sus autores son Angel Castro (ENS París), Diego Córdoba (ICMAT – CSIC), el medalla Fields Charles Fefferman (Princeton University), Francisco Gancedo (Universidad de Sevilla) y Javier Gómez-Serrano (ICMAT – CSIC).

i-Math.

Ingenio MATHEMATICA (i-MATH) es un proyecto CONSOLIDER de investigación con el objetivo básico de promover y ejecutar actuaciones que incrementen cualitativa y cuantitativamente el peso de las matemáticas en el panorama internacional y en el sistema español de ciencia, tecnología, empresa y sociedad

“Todo esto mañana será tuyo”, proyecto fotográfico de Nicolas Henry

Nicolas Henri es un fotógrafo suizo (nacido en Zúrich en 1977, vive en Basel actualmente) que aporta a sus proyectos fotográficos un estilo visual único y reconocible.

Actualmente vive en París, Marsella y el resto del mundo.

Apasionado por la música (tocaba la flauta en una banda de rock) y animales (“En Canadá me dormí durante días con una colonia de elefantes marinos), en 2009 supervisó la dirección artística de 5.000 entrevistas llevadas a cabo por seis directores de todo el mundo de los sueños, temores y esperanzas de la gente común.


Desde 2005 se ha dedicado a Les Cabanes de nos grands-padres, su proyecto más importante, que también apareció en la revista Marie Claire (diciembre 2010), que le costó la detención en China por tres veces.

En él recoge 300 imágenes que muestran abuelos de distintas partes del mundo en dos perspectivas distintas: en un mundo real y en un mundo imaginario y en una frase dedicada a sus nietos: “Todo esto mañana será tuyo”.

Se trata de un retorno a la infancia. Es importante destacar que no se trata de fotomontajes, sino de creaciones fotográficas verdaderas y propias en las cuales las personas han aceptado de montar un set que representa un mundo imaginario.



Los parques nacionales en Umbria ofrecen al visitante una extraordinaria variedad de paisajes naturales, absolutamente vírgenes.

El Parque del Monte Cucco comprende una parte de territorio situado en el límite nord-oriental de la Umbría con la Marche.

Esa zona, comprendida por los términos de Costacciaro, Sigillo, Fossato di Vico y Scheggia Pascelupo, se extiende por casi 10.50 Ha. y está totalmente incluída en la región umbra y en la provincia de Perugia. Al norte limita con la provincia de Pesaro, al oeste con la provincia de Ancona y al sur con la de Macerata. Monte Cucco y su territorio impactan por su naturaleza, que se manifiesta con excepcional carácter y con un grado de conservación que no se encuentra en otras zonas de los Apeninos.
Gracias a su particular formación geomorfológica, donde resalta la elevación de la gran pirámide calcárea del Cucco, baricentro de todo el Parque, ofrece al visitante una extraordinaria variedad de paisajes naturales, absolutamente vírgenes. Aquí hay una concentración tal de espectaculares formaciones naturales, tanto geológicas como de fauna y flora, que convierte a la zona en única en su especie.

La red de senderos es actualizada continuamente y se esparce sutilmente; la moderada elevación del relieve de la zona, el clima suave, la protección de las laderas, las pistas que llevan hasta puntos de acceso en altas cotas, los albergues de apoyo y descanso en la montaña son elementos que contribuyen a convertir en tranquila, segura, agradable e instructiva cada excursión.

La extensión del Area Natural Protegida del Monte Cucco y su típica situación determinan un paisaje morfológicamente diverso, que presenta una continua alternancia de paredes rocosas con laderas marcadas por numerosas incisiones fluviales con bosque y praderas, hasta las típicas zonas de fondo del valle. Es muy frecuente encontrar paisajes con zonas extensamente cultivadas y humanizadas en los valles junto a un paisaje salvaje típico de los Apeninos, que precisamente en esta zona, después de los montes Sibillini, alcanza su máxima elevación con el Monte Catria de 1707 m. y el Monte Cucco de 1566 m.

La elevación hasta las cotas más altas de las estratificaciones calcáreas más profundas y su fracturación, que afecta a este sector del Apenino hasta profundidades insondables, no es más que la consecuencia directa del choque entre las placas continentales (africana y eurasiática) que en esta zona ha herido la corteza terrestre especialmente. parques_naturales.

El territorio del Parque del Monte Cucco es interesante por una serie de imponentes fallas, generalmente en dirección N-S y NNW-SSE, interrumpidas localmente por otros sistemas secundarios en dirección E-W, y muy frecuentes en la vertiente oriental del Macizo del Monte Cucco, que presenta una zona con una perturbación tectónica muy intensa. En esta zona el salto de las fallas, casi siempre de varios centenares de metros, da lugar a un paisaje áspero y difícil, casi alpino, con la puesta al desnudo de imponentes estratificaciones calcáreas de origen sedimentario marino que presentan, en correspondencia con los relieves apenínicos, la típica sucesión de la Serie Umbro-Marchigiana.

El sedimento más antiguo que aflora en correspondencia con los relieves apenínicos es el Macizo Calcáreo datado en el Liásico Inferior. Su particular composición mineralógica (calcárea extremadamente pura), su estado de fracturación y su elevada porosidad han favorecido la penetración de las aguas de lluvia y su consecuente articulación en un sistema de drenaje subterráneo. Tras el Macizo sedimentó la Corniola (Liásico Medio). También está bastante fracturada y presenta fenómenos cársticos, aunque de modo más limitado que el Macizo Calcáreo.

Estratigráficamente sobrepuestos encontramos a continuación, en un notable espesor, los sedimentos completamente impermeables del Rosso Ammonitico y Diasprigno. Un poco más en la superficie se encuentra la formación de la Mayólica, constituida por caliza de elevado grado de pureza y bien fracturada, intercalada con estratos de sílice durísima y resistente a la erosión. En la vertiente occidental del Monte Cucco en el lugar del Rosso Ammonitico, del Diasprigno y de la Corniola, existe un pequeño estrato arcilloso y dolomitizado llamado Grigio Ammonitico. Sobre la Mayólica se han sedimentado las Margas Fucoidi, caracterizadas por su elevada impermeabilidad. Sobre éstas aparece la sedimentación de la Scaglia Blanca, Rosada y Roja constituidas por materiales calizos bien estratificados, con muchas impurezas y estratigráficamente cubiertas por la formación de la Scaglia Cinerea.

Maravillas patagónicas: El Parque Nacional “Nahuel Huapi” se caracteriza por la gran variedad de sus paisajes.

Desde hace 10.000 años, el área del lago Nahuel Huapi es testigo del paso, convergencia y residencia de los habitantes de la zona.

Las posibilidades que ofrecen los ambientes de esta región permitieron a los grupos humanos poner en práctica diferentes estrategias para desarrollar su propia identidad.

Los primeros pobladores de la región habrían sido los tehuelches, que eran cazadores y recolectores. Los puelche del Nahuel Huapi se especializaron en una forma de vida lacustre y posteriormente, los grupos araucanizados se dedicaron a actividades agrícolas.

Hacia el 1600, a través de la cordillera, llegó el hombre blanco proveniente del actual territorio chileno, formando parte de expediciones esclavistas, misiones jesuíticas o viajeros.
En 1876, el Perito Francisco P. Moreno arribó a esta zona procedente de Buenos Aires, para explorar el norte de la Patagonia.

La Campaña del Desierto (1879-1883) produjo el exterminio casi total de los indígenas que poblaban estas tierras. Posteriormente, colonos procedentes de ambos lados de la cordillera se establecieron en la región.

En 1902 nació la Colonia San Carlos. La actividad agrícola-ganadera de principios de siglo dejó de ser el eje económico y surgió la actividad turística a partir de la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi en 1934.

El Parque Nacional Nahuel Huapi, con sus 710.000 ha, se caracteriza por la gran variedad de sus paisajes. En ésta área es posible reconstruir la historia de ocupación y uso del lugar.

En ella hay zonas de dominio público ocupadas por descendientes de colonos o indígenas que realizan actividades rurales, así como sectores con importante infraestructura para los visitantes y propiedades privadas preexistente a la creación del Parque.

En algunos casos se ha pasado del estado de las tierras de dominio público ha n sistema de propiedad comunitaria de las mismas. Simultáneamente, existen zonas de conservación estricta donde la actividad humana se limita sólo a la investigación científica.

El Parque Nacional “Nahuel Huapi” depende de la Administración de Parques Nacionales y resguarda la flora y la fauna de ambientes bien diferenciados: el altoandino, el bosque húmedo y la estepa patagónica.
En ellos se observa una gran variedad de árboles, principalmente coníferas y fagáceas (pehuén, arrayán, raulí, lahuán o alerce patagónico, lipaín o ciprés patagónico, maitén, lenga, coihue y ñire), arbustos como la nalca, el notro y plantas florales como el amancay y la rosa mosqueta.

Asimismo, existen animales propios de la zona, como el huemul, el pudú, el puma, el culpeo, colo colo, huillín, el tucotuco patagónico y aves como el cóndor, la gaviota, el loro llamado “choroy”, y el cauquén. En cuanto al animal que da nombre a este parque, el yaguar -llamado nawel en mapudungun- ha sido exterminado antes de los años 1930.

Se han aclimatado excelentemente, desde inicios del siglo XX, ejemplares de la fauna mayor de la región holártica, tales como el jabalí, el ciervo colorado, el ciervo axis, el ciervo dama etc., introducidos con fines cinegéticos.

En el parque hay lagos de extraordinaria belleza; el Nahuel Huapi, del cual toma el nombre, el Traful, el Falkner, el Gutiérrez, el Mascardi y el Guillelmo.

Otros atractivos destacados son el Cerro Tronador, de 3.491 m, cuyo nombre se debe al ruido producido por el desprendimiento de hielo, el bosque de arrayanes de la isla Victoria y el Valle Encantado.

Clima y Relieve.

El Parque y Reserva Nacional Nahuel Huapi se extiende por 712.160 ha entre las provincias del Neuquén y Río Negro, en Argentina.

En 1903 Francisco Pascasio Moreno donó tres leguas² (225.000 ha) para su creación, la cual se concretó en 1934, siendo uno de los primeros parques nacionales.

La principal característica climática del clima de este parque nacional es la disminución de las precipitaciones de oeste a este, pasando de 3000mm en el límite con Chile hasta 600mm en la estepa patagónica.

Éstas estan concentradas en invierno, cuando son frecuentes las nevadas. Las temperaturas varian con la altura, con 2200m.s.n.m. como límite de las nieves perpetuas. A 800m.s.n.m. el promedio de las temperaturas es de 8ºC, con una media de 15ºC en enero y 2ºC en julio, con extremos de 33ºC y -15ºC.

El parque se encuentra atravesado de norte a sur por la Cordillera de los Andes, por lo que el relieve es montañoso. La montaña mas alta del parque es el Cerro Tronador de 3491m.s.n.m.. Son numerosos los valles en este sector de la cordillera y se observa una disminución de la altura con respecto a regiones más al norte.

Las especies de vertebrados de Conservación prioritarias para el Parque Nacional Nahuel Huapi son aquellas llamadas “especies de valor especial”, esta categoría le permite a cada parque nacional orientar y priorizar los esfuerzos de observación, registro, investigación y monitoreo hacia las especies mencionadas en ese listado (esta iniciativa fue aprobada por la APN en el año 1994 a través de la Resolución N°180).
El Parque Nacional Nahuel Huapi posee 24 Especies de Vertebrados de Valor Especial, los criterios por los cuales esas especies fueron encasilladas en esta categoría se detallan a continuación y luego se ubican para cada especie:
a) Esté amenazada de extinción o sea vulnerable a nivel general ó en Argentina.
b) Sea endémica estricta del Parque Nacional.
c) Sea endémica del Parque Nacional y zonas cercanas (endémica regional).
d) Sea el único Parque Nacional en que se ha encontrado la especie hasta el momento.
e) Cumpla un rol ecológico clave para el funcionamiento y características de todo el ecosistema (especies clave, eslabones móviles, predadores-tope, mutualistas).
f) Sea de distribución restringida dentro del Parque Nacional, en general asociada a tipos de hábitats muy especiales y éste además escasamente representada en el resto del país.
g) El Parque albergue una población de importancia numérica significativa para la especie en Argentina.
h) La especie tenga un alto grado de singularidad taxonómica (por ej.: Familia ó género monotípico).
i) Su escasa presencia en áreas protegidas justifique una atención especial.
j) Este bien representada en otras regiones del país, pero las poblaciones del Parque Nacional tengan características ecológicas muy peculiares ó únicas.
k) Sea particularmente valorada por la sociedad (de valor cultural u otro).
Flora y Fauna.
Las zonas bajas de las montañas y los valles están cubiertas de bosques en los que crecen lengas, ñires y coihues. Las flores – rojas del notro, anaranjadas de la mutisia y amarillas del amancay- son protagonistas del verano y los hongos y líquenes lo son del otoño. Hacia el este, el bosque se hace mas abierto, con predominio de cipreses de la cordillera y ñires, hasta confundirse con la estepa, donde se pueden encontrar especies como el neneo y el coirón.
Las abundantes precipitaciones del área de Pto. Blest, recostada sobre el límite con Chile, permiten el desarrollo de un interesante y particular ambiente: la Selva Valdiviana, dominado por las altas copas del ciprés de las guaitecas, el fuinque, el maniú hembra y el macho, a cuyos pies se extiende un denso sotobosque. En esta formación se destaca la presencia de gigantescos y milenarios ejemplares de alerce.
La riqueza biológica del Parque resulta sorprendente. Hospeda más de un millar de especies botánicas superiores y 334 de animales vertebrados. El listado incluye animales en peligro de extinción, como el huemul y el huillín, y rarezas como el monito del monte -un marsupial de hábitos nocturnos- y el pudú, considerado el ciervo mas pequeño del planeta. Nahuel Huapi, además, es el único lugar donde se puede encontrar la rana del Challhuaco y el tuco tuco colonial. A este preciado patrimonio natural se suma una fantástica diversidad cultural. En la región conviven comunidades mapuches, criollas y europeas.

ID3 es un estándar de facto para incluir metadatos (etiquetas) en un archivo contenedor audiovisual, tales como álbum, título o artista.

ID3 es un estándar de facto para incluir metadatos (etiquetas) en un archivo contenedor audiovisual, tales como álbum, título o artista. Se utiliza principalmente en ficheros sonoros como MP3.

Las etiquetas ID3 surgen con posterioridad al estándar MP3. Como existía la necesidad de catalogar los ficheros de sonido con información textual básica de su procedencia: autor, título, etc., Eric Kemp (alias NamkraD), con el desarrollo del programa “Studio3″, introdujo una solución a este problema en 1996.

Así, sugirió la posibilidad de incluir dichos metadatos al final de cada fichero MP3. Finalmente, esta idea fue implementada con gran éxito entre los usuarios, naciendo la primera versión de ID3. Posteriormente, Michael Mutschler, creador de MP3ext, sugirió la versión 1.1 de ID3. A pesar de su éxito, existían quejas sobre algunas limitaciones técnicas del formato de las etiquetas. Por ello, se elaboró la versión 2 de este estándar informal.

El etiquetado de ficheros audiovisuales es imprescindible para su catalogación. La clasificación mediante carpetas y nombres de fichero es insuficiente para grandes colecciones ya que solamente facilita un único criterio de búsqueda.

Mediante el etiquetado es posible organizar una colección mediante múltiples criterios. Permite una búsqueda más rápida y sencilla de aquellos archivos que se desean.

Las especificaciones de ID3 son aplicables a cualquier fichero o contenedor audiovisual. No obstante, se suele aplicar principalmente a contenedores de audio. Existen tres versiones de la especificación que son compatibles entre sí. Por ejemplo, un fichero puede contener simultáneamente etiquetas de la versión 1.1 y de la versión 2.0. En este caso, el reproductor multimedia debe decidir cuales son relevantes.

ID3 versión 1

Esta primera especificación es muy simple. Consiste en adjuntar un bloque de tamaño fijo de 128 bytes al final del fichero en cuestión. Este bloque contiene las siguientes etiquetas:

Una cabecera que identifica la presencia del bloque ID3 y su versión. En concreto, dicha cabecera consta de los caracteres TAG.
Título: 30 caracteres.
Artista: 30 caracteres.
Álbum: 30 caracteres.
Año: 4 caracteres.
Un comentario: 30 caracteres.
Género (musical): un carácter.

Todas las etiquetas usan caracteres ASCII, excepto el género, que es un número entero almacenado en un único byte. El género musical asociado a cada byte está predefinido en el estándar e incluye definiciones de 80 géneros, numerados del 0 al 79. Determinados programas de reproducción han ampliado por su cuenta los géneros definidos (a partir del número 80).
ID3 versión 1.1

Un inconveniente de la versión anterior es que no es posible indicar el número de pista correspondiente al álbum al que pertenece la grabación. La versión 1.1 simplemente “resta” los dos últimos caracteres de la etiqueta comentario para este propósito. Para distinguir esta versión de la anterior, el carácter nº 29 debe ser obligatoriamente un carácter nulo, seguido de un número entero en formato byte que almacena el número de canción en el álbum. Si el carácter nº 30 es nulo o si el nº 29 no lo es, el número de canción se presupone no especificado.

Se trata de una solución sencilla y compatible con la versión anterior. Esto incluye la compatibilidad del software.

ID3 versión 2.0

Aunque ID3 versión 1.x es suficiente en muchos casos, presenta algunos problemas serios:

  • La longitud de las etiquetas es insuficiente para algunas grabaciones.
  • El uso de caracteres ASCII impide su uso con lenguas no occidentales.
  • El conjunto de etiquetas es insuficiente. Por ejemplo, en algunas grabaciones es necesario distinguir el autor del intérprete; tampoco existe una etiqueta “obra” para identificar una pieza con varias pistas que puede estar junto con otras obras en un mismo álbum, por ejemplo en álbumes de música culta que contienen varias obras cada una con sus pistas independientes.
  • No es posible incluir nuevas etiquetas no predefinidas, en función de las necesidades de cada usuario. Por ejemplo, las preferencias de ecualización.

Por este motivo surge la versión 2 de ID3. Los detalles técnicos son más complejos que en las versiones anteriores. Las diferencias más significativas son las siguientes:

  • Utiliza caracteres Unicode, por lo que está abierto a cualquier lengua.
  • Las etiquetas se sitúan al principio del fichero, no al final. Esto facilita la difusión por Internet mediante streaming, ya que no hay que esperar a que se descargue todo el fichero para conocer las etiquetas.
  • Las etiquetas pueden tener mayor o menor longitud. No hay restricciones.
  • Es posible incluir imágenes, no sólo texto. Por ejemplo, la carátula del álbum.
  • Admite etiquetas definidas por el usuario.
  • Se han predefinido más de 35 etiquetas estándar.
  • La letra de la canción se puede almacenar bajo el frame Lyrics3 en la TagID3, al igual que la portada del álbum.
  • Las etiquetas pueden ser cifradas.