Catecismo

Extracto de la entrevista realizada a William Faulkner por Jean Stein vanden Heuvel para The Paris Review (Nueva York, 1956).

“Si yo no hubiera existido, otra persona habría escrito mi obra. (…) El artista no tiene importancia. Sólo importa lo que crea, dado que no hay nada nuevo que decir.”

“Si pudiera volver a escribir toda mi obra, estoy convencido de que lo haría mejor, y ése es el mejor estado en que puede hallarse un artista. Por eso continúa trabajando, intentándolo; cada vez cree que lo logrará, que lo conseguirá. Claro que no será así, por eso se trata de un estado recomendable.”

Para ser un buen novelita se necesita: “Un noventa y nueve por ciento de talento… Un noventa y nueve por ciento de disciplina… y un noventa y nueve por ciento de trabajo. Nunca debe sentirse satisfecho con lo que hace. Nunca es tan bueno como puede serlo. Sueña siempre y apunta más alto de lo que sabes que puedes hacer. No te limites a ser mejor que tus contemporáneos o tus predecesores. Intenta ser mejor que tú mismo. El artista es una criatura movida por los demonios. No sabe por qué lo eligen y suele estar demasiado ocupado para preguntárselo. Escompletamente amoral en el sentido de que roba, toma prestado o pide de todos y de cualquiera para conseguir hacer su trabajo”.

“La única responsabilidad del escritor es con su arte. Si es bueno será completamente despiadado. (…) Hay que descharlo todo: el honor, el orgullo, la decencia, la seguridad, la felicidad, todo, para conseguir escribir el libro”.

“El único entorno que necesita el artista es la paz, la soledad, el placer que pueda conseguir a un coste que no resulte demasiado elevado. El entorno equivocado sólo servirá para que le suba la tensión, y pasará más tiempo frustrado o indignado. Mi propia experiencia me ha enseñado que las herramientas que necesito para mi oficio son papel, tabaco, comida y un poco de whisky

“El escritor no necesita libertad económica. Sólo necesita lápiz y un poco de papel. Nunca he visto ningún escritor bueno que procesa de haber aceptado dinero regalado. Un buen escritor nunca presenta una solicitud a una fundación. Está demasiado ocupado escribiendo algo. Si no es de primera, se engaña diciendo que no tiene tiempo o libertad económica. (…) Los buenos escritores no tienen tiempo para preocuparse por el éxito o por enriquecerse.”

  • Comentarios
  • 1 voto

Escribí tu comentario

, , lsd dijo

“La única responsabilidad del escritor es con su arte. Si es bueno será completamente despiadado. (…) Hay que desecharlo todo: el honor, el orgullo, la decencia, la seguridad, la felicidad, todo, para conseguir escribir el libro”.

Hace rato que deseché esas estupideces…

, , Juan Carlos dijo

Bueno, ADELANTE Y SUERTE !. Ojalá tengas siempre, además de lápiz, papel, tabaco (debiera ser lo menos posible, como el wisky) y comida (en forma metódica), la BUENA INSPIRACION. De todos modos, creo que la FELICIDAD debe estar siempre presente por lo menos como intención. Confío en vos y obviamente en tu entorno, que es muy importante. Lo que vos hacés se lleva en el alma como lo que yo hago. Siempre nos dará plenitud de alma en algún momento, pero debemos ser medidos y cautos con lo que debemos resignar. Te quiero mucho. Besos.