El Cuaderno de Benjamín

21 de septiembre de 2008
00:00 a.m.

¿Por qué el cuaderno de Benjamín? El título hace referencia a Benjamin Franklin, personaje del cual no conozco más que, como muchas personas y a través de dibujos animados, la historia del barrilete y el rayo. Confieso que este personaje no ocuparía en modo alguno mi interés, de no ser por el siguiente episodio, sea verídico o no.
Cuentan que siendo chico, Ben o Benji -tal el apócope con que sus catorce hermanos (todos ellos mayores, por supuesto) lo llamaban a los gritos para hacerse oír en las ventosas tardes de Boston- sentía la insastisfacción propia de quien pretende abrazar cuantas maravillas tiene el mundo. Tómese como botón de muestra de tal ambición, la multiplicidad de oficios que se dice que aprendió y cuyo ejercicio la discreción omite: marino, carpintero, albañil, tornero, peón, poeta y periodista, entre otros.
Cierto día en que fuera al almacén por un pote de cola adhesiva -siempre siguiendo su romboidal sino-, compró además un cuaderno rojo. No hay registros de si tal adquisición correspondió a un nuevo y abrupto cambio en la dirección del viento hacia su repentina vocación literaria, o si las habilidades del almacenero lo disuadieron para que aceptase aquellos pliegos en lugar del vuelto, que en todo tiempo y sitio han existido y existen comerciantes que ejerzan sobre los menores esta clase de presiones. Como fuera, aquella misma mañana, Ben se encerró en su cuarto con la firme determinación de dejar de ser una veleta, poner punto final a la inconstancia y firmes puntos de apoyo a “su nueva vida”.
Durante todo aquel día, sólo interrumpió el aislamiento en dos oportunidades, y estas, a regañadientes: para almorzar y para cenar, y mucho debieron de quejarse los hermanos cuando, avanzada la noche, la bujía del pequeño Benji todavía permanecía encendida.
Aquel sería una especie de cuaderno de disciplina, un diario en el que tendría minuciosamente apuntadas cada una de las actividades que debía llevar a cabo desde que se levantaba, hasta que volvía a su lecho. Las horas de estudio y las de recreación, las de lectura con las correspondientes obras, el tiempo dedicado al cuidado personal y las comidas, todo, absolutamente todo y más, estaba consignado en el cuaderno rojo de Ben, formando un plano con exactísimas coordenadas acerca de los pasos a dar, día tras día, para alcanzar una formación integral.
En efecto, como bien lo indicaba la primera línea de la segunda página -sin dudas dejó una guarda, y la fecha en el ángulo superior derecho, y sangrías al inicio de cada párrafo, y una inspiración plena en el pecho, y tanto cuidado al trazar la primera palabra, la primera palabra determina el resto, habrá pensado- podía leerse “Levantarme antes del alba”, y así lo llevó a cabo, como cumplió también con los cinco minutos predestinados a la higiene y los veinte reservados para desayunar… De tal modo, en todo momento guiado por su cuaderno, con una firmeza jesuítica, dedicó a cada actividad, el tiempo y la seriedad que requiriera.
Benjamin Franklin cumplió con el cronograma estipulado en el diario durante todo un día. Al día siguiente, el viento sopló en otra dirección.
Algunos cómplices-y-testigos (imprescindible raza) podrán dar cuenta de la innumerable cantidad de cuadernos de benjamín que abandoné casi antes de comenzar. El abandono del enamorado, la culpa del pecador, la soledad del agnóstico o sencillamente, como ahora, la lucha entre escribir y no, son potenciales orígenes de un Cuaderno de Benjamín.

  • Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , Paz dijo

Hola Fer!! Yo no soy muy ducha para las palabras (escritas, para las orales todo lo contrario, je), así que solamente quería dejarte un abrazo inmenso, recordarte lo mucho que te quiero, e informarte que me parece que fui una de tus primeras lectoras!!! allá cuando por 1995, en pleno 3º año del secundario, leía de contrabando en las clases de contabilidad que tanto odiaba, los primeros esbozos de tu gran obra, que en ese momento estaban en manos del Pato Butiérrez, jaja! Se me viene a la memoria un cuento de unas baldozas, un hombre que creo que se llamaba Fonseca o algo así… Puede ser? Dios mío, tenía 15 años asi que mi memoria (como diria tu sam) “puede fallar!!!”.
Metele pa’ delante nomás chamigo!!!
Otro abrazo.
Paz Corsiglia

, , Juan Carlos dijo

Creo que tenés que seguir ESCRIBIENDO. Es lo que te dice el corazón, lo que sentís, lo que te puede. Sabés hacerlo, tenés pasta para eso. Sos MUY BUENO EN ESO y tenés que valorarlo siempre. Paciencia, sacrificio. Poco a poco tomará forma el “Cuaderno de Fer”. Si creés que algo lo vá a ayudar, hacelo. Ponele los condimentos que creas que necesite o que se te ocurran. JAMAS ABANDONES ESTO. Uno debe hacer lo que siente. Siempre voy a apoyarte, no lo olvides. Te quiero con toda mi alma.

, , Sandra dijo

Creo que sos una gran persona, sobre todas las cosas. Uno en en la vida se impones metas, algunas mas dificiles que otras, pero ninguna imposible de lograr.Tenes un gran talento y solo hay que esperar que llegue la oportunidad (siempre llega ), mientras tanto estudia, escribi,trabaja,disfruta de lavida al ladode quien elegiste para eso,y como dice el email que te mandé ( si no lo borraste sin leerlo )” NO EXISTE PIEDRA EN TU CAMINO QUE NO PUEDAS APROVECHAR PARA TU PROPIO CRECIMIENTO “.
Estoy a tu lado para lo que necesistes te deseo SUERTE en TODOlo que emprendas TE QUIERO MUCHO !!!!!!! mamá

, , Pachu dijo

Cuanto te quiero!
Gracias por compartirnos tu magia en la escritura… Sabes muy bien que los dos perseguimos un GRAN SUEÑO, que, aunque sean distintos, compartimos el camino con sus desafios para llegar a ellos. Se que vamos logrando que empiecen a ser realidad!
ANIMO! Yo tambien creo en que todo nos va a llegar…
FELICIDADES!

, , María Soledad Méndez dijo

Dice una maestra para mi, cuyo nombre es María Eva Duarte (no la de Perón, sino mi profe de danza que tubo la “suerte” de llamarse así) que artista es aquel que produce algo capaz de conmoverte, de movilizarte, de dejarte distinto a como estabas antes… La verdad, no es muy revelador ni novedoso el comentario, pero lo creo tremendamente cierto.
Como cada vez que te leo, Fer, ya no estoy igual. Me veo transportada a esos mundos remotos y a la vez tan próximos, como son los que se recorren con el alma.
Hoy la web también se ha visto transformada. Yo lo sentí. Ya no es la misma desde que la habita esta nueva creación tuya.
Todo me indica que sos un gran artista. Y qué bueno que existis!!
Sole
PD: ¿Qué tengo que poner donde me pide el “URL”?

, , L'Nita dijo

Hola Fer!! .. che, yo no soy de la raza de “cómplices-y-testigos” pero te he visto dejar muchos libros de Benjamín atrás.. y sabés que? es mejor, porque cambiamos con el tiempo y vamos redireccionando nuestro camino a cada paso. Menos mal, por otro lado, porque sino seríamos aburridísimos!!
Te quiero mucho y quiero que sepas que siempre te llevo en mi pensamiento.
Te quiero mucho.
Anita

, , Dana dijo

Fer la verdad es que todavia no lei lo que escribiste, pero me conmovieron los testimonios anteriores!!! Prometo leer lo que escribiste. Besos

, , María Soledad Méndez dijo

Dice una maestra para mi, cuyo nombre es María Eva Duarte (no la de Perón, sino mi profe de danza que tuvo la “suerte” de llamarse así) que artista es aquel que produce algo capaz de conmoverte, de movilizarte, de dejarte distinto a como estabas antes… La verdad, no es muy revelador ni novedoso el comentario, pero lo creo tremendamente cierto.
Como cada vez que te leo, Fer, ya no estoy igual. Me veo transportada a esos mundos remotos y a la vez tan próximos, como son los que se recorren con el alma.
Hoy la web también se ha visto transformada. Yo lo sentí. Ya no es la misma desde que la habita esta nueva creación tuya.
Todo me indica que sos un gran artista. Y qué bueno que existis!!
Sole
PD: ¿Qué tengo que poner donde me pide el “URL”?

, , Lau Sabio dijo

Fer, gracias por hacerme parte, “testigo y cómplice” de tu gran don y sueño, ese horizonte, ¿te acordás? el que nos anima a seguir caminando con la vista puesta en él, sostenidos en ese “guerrero interior” que no abandona la lucha. Animo y para adelante, apoyo y apuesto por muchos cuadernos de Benjamín, que abandonados o no, seguramente van marcando etapas y haciendo historia, y como bien sabés que arriesgo para ganar, te regalo estas frases, parte de canciones, que tanto me están diciendo e invitando a arriesgar en este tiempo CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR!!! Y otra de Pato Sosa SEGUIRE, HASTA DONDE DIOS ME QUIERA LLEVAR!! Te quiero y seguimos, cada uno a su manera, pero escribiendo juntos. Besote y abrazo!!

, , Enrique dijo

Hola Fernando!
Me alegra saber de tu blog. Me gustó este texto inaugural, que ojalá sea el anticipo de una fecunda producción. Volveré seguido a leerte.
Voy a poner el enlace en mi blog.
Te mando un afectuoso abrazo
Enrique

, , Sonia dijo

Hola Fer. Me encanta este texto, estoy conmovida. Esta bueno replantearse como seguir adelante, no sería normal si uno no dudara, sino pensara más de una vez que hacer, si se está o no en el camino correcto. Tenés que hacer lo que te haga feliz nada más fácil ni más dificil que eso. Hacer lo que a uno le gusta sin límites, sin esperar nada a cambio, todo llega y el recorrido hay que sobrellevarlo lo mejor posible, no es lineal hay altibajos como en todo. Hace lo que te haga FELIZ sea lo que sea. Estamos con vos siempre, todos nosotros te queremos muchisimo. FUERZA!! BESOTES!!

, , nicoo dijo

sabes fer que la verdad yo creo que tenes que hacer lo que creas que es mejor para vos,lo que creas y sientas que realmente queres,es decir tenes que guiarte con lo que realmente te gusta y por lo que sientas que es correcto para vos,tal vez yo no pueda decirte mucho con mis 15 años pero es lo que sinceramente pienso,y que me parecia que queria compartirlo,la decision es tuya,asique nada sabes que podes contar conmigo,y que vas a tener mi apoyo incondicional,besoo y suerte