Posts etiquetados como ‘tierra’

MINIMAL

 

Hoy, cinco aguiluchos sobrevolaron mi jardín.

Cato y yo, mudos y extasiados, los vimos ir y venir.

Los vimos aparcar en el tanque vecino, sentimos el roce de sus miradas.

Los vimos desplegar sus alas enormes,

Escuchamos sus chillidos superiores.

Sus picos brillaban, dorados por ese sol.

Marcaron un antes y un después en la tarde atardeciendo.

Iluminaron el aire con su sombra colorida.

En este pedazo de cielo les dimos la bienvenida, como una señal.

Acto seguido moví plantas, corrí piedras, saqué maderas, tiré hojas,

Separé malvones para regalar (demasiados me deprimen).

Cambié aloes de lugar. Despejé sectores oscuros, para que surja lo que deba.

Fue la coronación de un domingo de arreglo y limpieza de cajones olvidados.

Día de deshacerse de objetos caducos, innecesarios, en una especie de ataque minimalista.

Yo soy mujer de aire.

Pero no puedo volar con ellos, aún.

Al menos hasta que aprenda a caminar por esta tierra sin arrepentimientos.

.

aguiluch

Cla9

18.9.11

.

UN MÍNIMO ACUERDO

volcán Eyjafjallajökull

Destellos eléctricos.

Locas chispas invisibles rebotan y chillan alrededor de las cabezas.

Orejas sensibles que esperan.

Palabras incoherentes y lava salen como vómitos de las bocas.

Pieles brotadas.

Frases cortadas, bosques talados, ideas a medias, defendiéndose de sus miedos.

Gestos disecados.

Todos encerrados en sus órbitas, creyéndose universales.

Manos que callan.

Un mínimo grado de compromiso, pequeño, conciso.

Ojos abiertos que ven sin mirar.

Un mínimo grado de compromiso es lo que flota en el aire, como deseo sin pedir.

Miradas furtivas.

Un ponerse de acuerdo en cazar sólo las propias debilidades.

Ideas blindadas.

Algo tan simple como una disculpa. Algo tan grande como un abrazo reparador.

Ceños adustos.

Solamente relajar las garras bajo el cielo, sólo calzar un poco sus zapatos.

Corazones rotos.

Una simple respuesta aliviadora. Un acuerdo tácito.

Planeta ultrajado.

Un mínimo grado de compromiso para que la oportunidad retorne, y se quede por un rato.

volcán katla

Cla9

5/9/10

(foto de Sigurour Stefnisson)