Posts etiquetados como ‘dolor’

TE ACUSAN DE BRUJERÍA…

 

“…The blizzard, the blizzard of the world
has crossed the threshold
and it has overturned
the order of the soul ♫♪”

.

L. Cohen – The Future

.

Las cosas son como son.

Pero pueden cambiar. Todo depende de una Idea.

Una i.d.e.a. diferente.

Y la pregunta base era ¿cómo algo tan insignificante puede modificar todo un universo en sistemática expansión?

Y la respuesta obvia era Magia. Brujería.

En cuanto se percató de esa inconspicua verdad, ella decidió usarla.

La entropía dominante es el acto de fe por defecto.

Buscó pleitos, desechó sanidad. Destapó obsesivamente sus oídos para afilarse en el decir.

Recopiló siglos de emociones puras, formando una gama infinita de piezas únicas, tan inconscientes como maleables.

Su tiempo mutó en un laboratorio de almas en pena, o ciegas, o verborrágicas. Enfermas de incertidumbre.

Incomprensiblemente su claridad aumentaba paralelamente a su asombro.

¿Es que no se dan cuenta? ¿Es que no la ven? Está por todos lados, acechándonos, observándonos. Disfrutando de nuestras torpezas y esperando su momento de actuar.

¿Cómo no hacerse amiga? ¿Cómo no aceptar a la Muerte como la implacable compañera de este camino?

.

La tormenta de nieve, la ventisca del mundo

ha cruzado el umbral

y se ha anulado

el orden del alma.

.

Tanta ingenuidad circundante la debilitaba por momentos al punto de rasgar sus entrañas y endurecer sus coyunturas.

Dolor, dolor y más dolor. Momentos eternos, casi segundos, casi meses.

Volver al laboratorio era el tan esperado oasis que le daba sentido a todo.

Y a levantarse sola. Y a cambiar mundos.

“…me acusan de brujería

y el mundo acusa sin pensar ♫♪”

.

L. Downs

.

DSCN0210

Cla9

II.11.11

 

(la foto que ilustra pertenece a la instalación de Manuel Quiroga “corner”, que se exhibe en el Museo Caraffa de la ciudad de Córdoba del 15.9.11 al 24.11.11)

.

Vete a la mierda!

Vete a la mierda!! gritó ella al mismo tiempo que se ataba el pelo en una coleta y cogía su bolso de un manotazo. Cruzó la cocina dando largos pasos y levantando a su vera una brisa fresca mezclada con perfume y mucha adrenalina. Mi pecho se encogió de culpa, de pena, de miedo, de amor. El mal se hacía presente. Yo sabía bien que no había palabras para curar tanta ira. Tenía ante mi una catástrofe en vivo. Un antes y un después de mi vida, proyectándose sobre mi jeta. El trágico libro que comenzó con dulce prólogo pero justito detrás, cerró con un escupitajo como epílogo. Espectacular avant premiere con un solo espectador: yo mismo. Un cachetazo de realismo ante tanta estupidez. Un portazo merecido por tanta desidia por tanto descuido me dejaba sin “la mujer de mi vida” (¿a cuantas le dije lo mismo?). De un plumazo el dominó del destino se derrumbaba llevándose ante mi lo que pudo ser y destruí, otra vez.

Autor: gloria llopiz

Serie El amor es absolutely blink, joder!