Posts etiquetados como ‘cla9’

CONFESIONES (partida limitada)

 

foto trabajo

El trabajo es salud.

A pesar de la resistencia a la veracidad del epígrafe, y más allá de su cualidad de frase hecha, confieso que empiezo a entenderla. Lo cual automáticamente le quita el calibre de hecha, de frase, de una.

En esta vida hay de todo. Gente que trabaja mucho, poco, gente que no necesita, que no puede. Otros que no quieren o que preferirían no hacerlo.

Qué es el trabajo? Ganarse la vida? Ganarse una buena vida? Ganarse sobrevivir?

Hay ganas de ganarse todo eso? O es inevitablemente lo que nos toca?

El emblema de esta vida es el trabajo.

Hay que trabajar para comer, para amar, para ser amados, para entendernos.

Cuesta trabajo armonizar, limpiar, crear una obra de arte o un ambiente habitable.

Trabajoso es levantarse con buen talante y demostrarlo.

Trabajoso es pensar en el sentido de la vida. Ordenar un placard, limpiar un baño.

Mucho trabajo da cerrar un negocio, vender unos zapatos, confiar en alguien.

Hay trabajos recompensados con dinero y trabajos recompensados con gratitud. También hay de los ignorados, de los devaluados, de los criticados y de los innombrables.

Y miles más (Una lista interminable…)

Y la mayoría nos quitan salud.

Nos llevan años. Se llevan nuestra inocencia y nuestra calma, aunque nunca la hayamos tenido.

Por lo tanto, más que salud, el trabajo primordial es la vida.

Y el que se siga resistiendo, se resiste a vivir.

Y, en definitiva, si se vive, es porque algo de salud hay…

 

3

.

Cla9

11.4.12

.

QUITAR LO REPETIDO

-Mañana me despierta Pirulo- murmuró ella, sirviéndose media copa más de vino.

-Las horas pasan tan rápido frente a esta pantalla… Reunir palabras con ideas es casi tan excitante como mezclar pinturas y colores…-pensó ella, apurando el repiqueteo de sus dedos.

Unos… minutos (?) después se acercó él a prenderse un cigarrillo.

Ahí fue cuando las pieles se rozaron y remontaron vuelo hacia el origen de todo, deslizándose por los poros encendidos como faros, ciegos de estupor. La excitación rebotaba en las paredes, y el tiempo continuó su carrera hasta desaparecer.

Recuerdos typeados con coraje acompañaron el paso de una luna creciente, casi sin testigos.

Luces nuevas, nuevos toques. El toque de quitar lo repetido. Eso que ya no suma, solo resta en la contabilidad de lo vivido.

-Mañana la despierto con amor- se dijo él. Pensando en sus brebajes preferidos.

Café, crema, naranjas. Ese mañana ya era hoy.

Y la noche se hizo añicos.

DSCN4824

.

Cla9

16.2.12

EL LOBO ESTEPARIO (Hermann Hesse)

De la serie “Qué se lee en la Madriguera”, por Cla9

……………………………………………………………………………………………………………………………

LOS INMORTALES

Hasta nosotros sube de los confines del mundo

el

anhelo febril de la vida:

con el

lujo, la miseria confundida.



Vaho sangriento de mil fúnebres festines,


espasmos de deleite, afanes, espantos,

manos de criminales, de

usureros, de santos.

La humanidad con sus

ansias y temores,

a la vez que sus

cálidos y pútridos olores,


transpira
santidades y pasiones groseras.

Se devora ella misma y devuelve después lo tragado.


Incuba nobles artes y bélicas quimeras,

y adorna de ilusión la casa en llamas del pecado;


se retuerce
y consume y degrada
en los goces de feria en su mundo infantil.

A todos les resurge radiante y renovada,


y al final se les
trueca en
polvo vil.


los inmortales

Nosotros, en cambio,

vivimos las frías
mansiones del éter
,

cuajado de mil claridades,


sin horas, ni días,


sin sexos, ni edades.


Y vuestros pecados y vuestras pasiones,

y hasta vuestros

crímenes nos son distracciones,


como que el desfile de tantas estrellas
por el firmamento.

Infinito y único es para nosotros el menor momento.

Viendo silenciosos vuestras pobres vidas inquietas,
mirando en
silencio
girar los planetas,


gozamos del
gélido invierno espacial.

Al dragón celeste nos une amistad perdurable;

es nuestra existencia serena, inmutable;

nuestra

eterna risa, serena y astral.

…………………………………………………………………………


(Uno de los poemas que está en el libro “Der Steppenwolf”, de HERMANN HESSE)

Leí esta Novela hace mucho tiempo.

Impactó tan profundo en mi vida que sus letras siguen vibrando, como una campana eterna que repica lento, abriendo su resonancia a millones de colores que nunca creí que existían.

Este poema me marcó. Lo pinté.

La aparición de Armanda, personaje mágico, me hizo volar.

Definitivamente es sólo para locos.

Todo lo demás, por demás interesante de su vida y de su obra se puede leer ACÁ, y en muchas otras atinadas reseñas.

(gracias Hermann Hesse por hacer que empiece a entenderme…)

CLA9

29.2.12

 

AÑOS DE GLORIA

 

DSCN1294

Sonia sueña con años de antaño.

No mira adelante. No sabe del hoy.

Relee poemas, novelas y cuentos,

como eternos estrenos en su interior.

Remarcando párrafos

bordea sus días.

Subraya esas frases con otro color.

No nota los cambios en la superficie.

Evita el temor; combate el dolor.

Inocentemente reformula todo.

No nota el temblor,

ni la desazón.

Como autómata del hoy revive sus asombros.

Reduce el pavor

con la repetición.

Y su vida sigue intacta desde eones,

No cambia esa flor.

Extraña a su amor…

Quién se atreve a juzgar esa vida?

Yo no. Seguro que no.

Y la vida avanza tornándose historia.

Y es personal.

Es tan personal…

Sonia sueña con años de gloria.

Y nada más.

Y no desea nada más.

.

Cla9

7|2|12

.

(aliteración? onomatopeya? paronomasia? no sé…..! help!)

.

DE HAMBRE Y DE GLORIA (reloaded)

 

PUPILA

Te reconozco. Nada te alcanza.

Recuerdo esa pupila de otras épocas, impregnada de sangre.

Cómo olvidar esa mente afilada, siempre lista para disfrazar cualquier gesto o palabra en una provocación.

Pareciera que nada te detiene, que todo forma parte del trampolín del que estás dispuesto a saltar.

Hambre.

Tanto hambre padeciste que se te grabó en las células la marca de tus ansias, como tatuajes definitivos.

Hambre. Tanto verborrágico deseo te cauterizó la aorta con lacre infernal.

Un tremor caliente anuncia tu presencia, y el solo ver el paso del niño al monstruo resulta inconcebiblemente atemporal.

Hambre de todo y de nada, de carne y de vida, de ideas y de pánico.

¿Es que nunca se llena ese espacio tan vacío de tu cuerpo, donde había un corazón gigante?

¿Es que nunca se llena el hueco que dejó tu alma, con al menos residuos de compasión?

Agradezco a los dioses el poder reconocerte. Y cruzarme en tu camino por propia decisión, para que mi fuego se avive y arda como debe.

Nada en este mundo lo logra totalmente. Nada como enfrentarte le da sentido a todo.

Como en toda batalla corre sangre y se pierden cosas. Pero lo que queda lo vale.

Es la Gloria.

.

CLA9

14.1.12

.

DESEO EN ESPIRAL

 

cadera sepia2

 

Si yo fuera ese grano en tu cadera me quedaría ahí, para siempre – me dijo así, naturalmente, cuando le conté mi preocupación por unas ronchas que no se iban. Me quedé regulando, entre el baño y la biblioteca; entre el caladryl y el maquillaje. Inconscientemente comenzaron a desplegarse mecanismos (impensados por mi mente tan mental) que recorrían con mi totalidad la superficie de ese cuerpo enorme, querido y deseado, que alberga una energía que se hace notar al simple contacto con mi piel. Y se abrieron mundos inesperados, bien de esta tierra, de esta realidad. Ese ser tan distinto, que siempre me mantuvo alerta, es también parte de mi ser. Lentamente descubrí que la magia está en el aire, en el tiempo, en el instante menos esperado. Y gocé de haber llegado hasta acá, con la cara limpia de tanto lavarla, con el alma repleta de historias inconclusas, con miles de preguntas sin respuestas y miles de placeres recibidos y dados. Y me di cuenta que todo, todo está en su lugar. Y que ese orden tan deseado es sólo una estrategia más. Entonces me serené. Y disfruté de las incógnitas harto conocidas, mientras sentía crecer las enredaderas como su amor dentro de mis entrañas. Así es que desde entonces prendo varios espirales todas las noches, para que lo único que me pique sea su envolvente pasión. Y que sólo me rasque para despertar del sueño entre sus brazos.

.

Cla9

24/12/11

.

RETIRO

.

Inquietud. Se instala fácilmente con un gesto o una palabra. A veces una escena.

Resulta ser algo breve, desdibujado, confuso, con cierta desprolijidad penetrante, borrosa. Y hace metástasis inmediatamente en los estratos más profundos del cuerpo.

Justo cuando decido retirarme, aparece tu sonrisa a desnudar mi inquietud. La acompaña esa mirada, que ve más allá de mis huesos.

Justo cuando decido no esperarte más, veo tus manos allá abajo, deseosas de tocarme, de manotearme un taco y arrastrarme hasta tu cuerpo.

Tratando de no tambalear seguí como si nada, sintiéndome penetrada por cada poro.

Y me sentí sola. Inmensa, en esa oscuridad siniestra, y espantosamente sola.

Con ganas de que ese foco me absorba hasta tragarme completa. Y desaparecer.

Con ganas de vestirme para siempre. De volverme sorda para esas músicas nocturnas. Avergonzada y expuesta. Atrapada.

Cómo mantener la decisión cuando la inquietud empieza a llamar al miedo para hacerle compañía?

Cómo deshacerme de esta sensación de oquedad en el alma?

Tengo que retirarme. Retirarme de esperar. Retirarme de la angustia, del vacío, de la opresión.

Retirarme del ruido, de las expectativas. De la violencia que te permito a veces sólo por amarte.

Esto de vivir es tan raro. Es tan mágico y tan miserable a la vez… Tanta cosa, y tan poco…

Hay una mota brillante de polvo suspendida en el aire oscuro del escenario. La veo y la abrazo con mis ojos, vibrando del placer de saber que éste único momento es el último.

Nunca más.

.

RETIRO

.

Cla9

17/03/10

.

MINIMAL

 

Hoy, cinco aguiluchos sobrevolaron mi jardín.

Cato y yo, mudos y extasiados, los vimos ir y venir.

Los vimos aparcar en el tanque vecino, sentimos el roce de sus miradas.

Los vimos desplegar sus alas enormes,

Escuchamos sus chillidos superiores.

Sus picos brillaban, dorados por ese sol.

Marcaron un antes y un después en la tarde atardeciendo.

Iluminaron el aire con su sombra colorida.

En este pedazo de cielo les dimos la bienvenida, como una señal.

Acto seguido moví plantas, corrí piedras, saqué maderas, tiré hojas,

Separé malvones para regalar (demasiados me deprimen).

Cambié aloes de lugar. Despejé sectores oscuros, para que surja lo que deba.

Fue la coronación de un domingo de arreglo y limpieza de cajones olvidados.

Día de deshacerse de objetos caducos, innecesarios, en una especie de ataque minimalista.

Yo soy mujer de aire.

Pero no puedo volar con ellos, aún.

Al menos hasta que aprenda a caminar por esta tierra sin arrepentimientos.

.

aguiluch

Cla9

18.9.11

.

ALBA EN EL BORDE | El Cadáver Exquisito por Cla9

Jamás pudo decir perdón. Pero claro, como iba a decirlo si jamás pudo sentir que algo que hubiera hecho estaba mal. Y Alba sólo esperaba eso. Verdades y perdones pedidos a tiempo. Que ironía…

Su entorno solía responderle con silencios. Silencios absolutos que no daban cuenta de nada. Que la incomodaban, la bajaban a una realidad que se negaba a ver, hasta que le resultó insoportable.

Y entonces, con la impunidad que la ceguera otorga a quien la porta, armó guión y escenario de un fin casi cantado…

Atenta día y noche a ciertas miradas, ciertos gestos, creía todo lo que decían de su Slavo, pero a la vez no confiaba en nada ni en nadie.

El papel de víctima le sentaba de lujo. Pero sufría de verdad.

Fantaseaba.

Fantaseaba con una mano gentil que la sacara de sus tribulaciones y enredos mentales, implacables y constantes.

Deseaba.

Deseaba tanto el abrazo mágico de su amado que la volviera a esa realidad tan soñada como inalcanzable…

Sin duda vivía otra vida. Una vida programada al mínimo, que dejó el campo libre para que la locura la invada sin pedir permiso ni perdón.

alba

Cla9

24|7|11