Archivo para la categoría ‘gloria llopiz’

Dios me lo debe…

1441

Yo soy esta que se sienta al sol y piensa en moda, en la guerra y la paz, en los delfines. La misma que se mantendrá firme en sus trece y que no pedirá ni perdón, ni permiso.

Nadie podrá decir que me senté en su silla pero, desde ahora, yo ocupo la mía. El cielo es enorme y la tierra también, todos tenemos un sitio.

Algún día moriré, como todos. Pero, hoy, escribiré mi prosa, encenderé mis velas, cortaré mis rosas y dormiré profundamente, abrazada a mis gatos.

Mañana, seguramente  será mejor, Dios me lo debe…

Autor: Gloria Llopiz

  • Comentarios
  • 2 votos

Confesiones de invierno.

Pedro:
te escribo desde el tren, con algo de prisa, se cierran mis ojos de cansancio y de pena. Ya sé que hubiera sido oportuno ese café que intentaste y esquivé antes de partir. Los tiempos que corrían no eran tiempos para detener mi andar, tú sabrás entender. Sólo te diré que seré tan fuerte como pueda pero fuerte de verdad.

Mi viaje es mucho más que un recorrido entre Bruselas y Rotterdam, es la continuación de un periplo que aún no tiene destino final. Estoy viajando por rincones encantados y descubro que hoy la guerra está en todos lados.

Debí abrazarte en la Gare de Bruxelles, pues siento que esta ha sido nuestra última vez pero guardo tanto pesar en mis huesos y en la calle hacía tanto frío que me impedía llorar. Quise decirte que mi partida era lo correcto, tú lo podrás entender, yo sé, un día de estos.

Debiste darte cuenta que esta mujer con quien te despertabas era otra, muy distinta, desde hace meses. Yo he intentado controlarme, pero de la naturaleza, del instinto y de la puta suerte, uno no puede escapar. Rara vez se zafa, ellos siempre te “pillan”. Poco a poco creció una mujer dentro de mi, que se fue quedando con mis ganas y mi voluntad.

Hice cosas, Pedro, cosas que tú odiarías…cosas que… por ello es que es mejor decir chau, te aseguro que es la mejor decisión. Tú, ve y busca ese sol del que te jactas y busca y lucha por esos sueños tuyos, los tendrás, todo será tuyo, cariño. Lucha entre esa maraña de edificios y ponle garra en el directorio, tú sabes que eres el mejor, el más listo, tú ya lo tienes ahí, a pasitos.

Debo confesarte que si “ella” no me hubiese “invadido”, yo te hubiera dado la vida entera y, hasta, un hijo. Debo confesarte que eres el único hombre a quien amé sin tener miedo de quedarme sola y desnuda.

Tengo ganas de estar libre de mi, de mis miedos tan dormidos y de mis ojos sorprendidos. De mi cuerpo quieto y vestido. Podría haberme quedado inmóvil hasta enloquecer o “volar” así, sintiendo este dolor perfecto. Es mejor así.

Pues, es todo, mi querido.

Carmen


  • Comentarios
  • Sin votos

“Soy una mariposa tallada en fierro”, Raquel Jodorowsky.

De la serie Qué se lee en la Madriguera por Glo Llopiz

Me encontré con este poema de Raquel el día en que me enteré de su muerte y me conmoví doblemente. Ella tenía un modo de decir muy propio, apasionado y certero, poético y fervoroso. Esta mujer, artista maravillosa, revolucionaria de todos los tiempo, innovadora y valiente ha dejado una obra digna de “ventilar”. A quienes no la conocen, los invito a descubrir a la “mariposa tallada en fierro”:

Poema El Hombre Es Un Animal… de Raquel Jodorowsky

El hombre es un animal que ríe
o es un animal que llora
pero ¿cuándo es
un hombre que piensa?
Pues así como vamos
harán de este mundo
la arquitectura del fin.
Los partidos políticos
que levantan pedestales
de un movimiento sí y de otro no.
¡Poetas tuertos!
Lo importante es abarcar el mundo
de esta parte y de la otra
de la ira y del amor
y tragarse la verdad de sus mentiras
y las mentiras de su verdad.
No la vida dividida
a la derecha y a la izquierda
sino la totalidad del sudor
la unidad del esfuerzo
Reunido.
Déjennos al menos un tiempo
hombrecitos rabiosos
jefes de las banderas
sentar sobre sus cerebros marchitos
nuestros sexos bellos
déjennos romper las riendas de los pueblos
para que se desboquen
como caballos felices por la tierra.

“Nació Raquel Jodorowsky Prullansky en una mina de cobre en el norte de Chile. Descendiente de judíos, su familia viajó hace casi cien años desde Ucrania hasta el desierto de Atacama, huyendo de la bestialidad de los cosacos y la persecución de los zares. Al Perú llegó muy joven para estudiar arqueología, enamorarse, ser madre, escribir, pintar y salir adelante sola, con ingenio, humildad y agallas” dice un reportaje que le hicieron en 1999 y que pueden leer completo aquí.

Raquel le puso puño, letra y voz al alma femenina. Raquel supo hacer arte de una vida de pasiones, desapegos, ausencias y viajes con adioses para siempre.

Imagen de previsualización de YouTube

@gloriallopiz

  • Comentarios
  • 2 votos

Carta abierta a mi primer amor.

Carta abierta a mi primer amor

carta

Con un par de esquíes, tal vez, llegue a tu corazón.

Yo no quiero flores todos los días, solo alguna tarde en la que me sienta cansada de sostener los planos de mis sueños.

Quiero ventanas, eso sí, grandes ventanas que dejen pasar toda la luz para ver tu figura sin fruncir el seño.

Quiero que me traigas todas tus ganas, cuando me cueste ganar en el frente.

También quiero montones de abrazos para que, cuando esté sola, el frío no me haga llorar.

Quiero hacer contigo un viaje de poco tiempo por un mar que, estando juntos, será diferente.

Quiero cielo, mucho cielo y mucho tiempo.

Quiero que me cuides de los temblores.

Quiero que traigas  tu espada y saques a patadas a este ejército de miedos que ha invadido mi sala, hasta arrinconarme entre los pinceles y una mano inerte.

Recurso fónico: Paronomasia

autor: Gloria Llopiz

  • Comentarios
  • 1 voto

Moldes. Autor: Gloria Llopiz.

crecer 1

La radio suena con una canción que también resuena en mi cabeza. Mi cabeza va más allá de tanto esquema y atraviesa los pasillos de una mujer que desconozco.

Me gusta verme correr por la ciudad, los edificios y yo nos parecemos, a pesar del rouge y de las medias de seda.

Me rio pensando en los años que pasaron tan cerca de mí, tan rugosos, tan contundentes. Hoy puedo creer que estoy más grande y mejor.

Cuánto más  enorme y liviana al mismo tiempo.

Cuánto más sensible y concreta a la vez.

Real hasta lo irreal.

Soy un fantasma de aquella adolescente temerosa y loca.

Soy más libre y más…”juiciosa”?

Hoy puedo reírme de vos y también de mí hasta salir de todos los moldes.

¿Esto será crecer?

autor: gloria llopiz

  • Comentarios
  • 2 votos

Serie El deseo de una Marmota: Deseos perros por Gloria Llopiz.

Deseos perros por gloria llopiz.

Deseo que te sientas constipado, complicado, fastidiado,

aturdido, confundido, resfriado y estreñido.

Muy, muy mal.

Deseo que no puedas ni gozar un gol,  ni sudar al sol, ni sufrir un penal, ni chupar un chupa-chup,

ni reír viendo 2 &Half Man, ni soñar, ni dormir, ni cantar, ni fingir que todo está bien si no estoy junto a ti.

Deseo que te mueras de frío, de miedo, de hambre, de ganas, de rabia, de celos, de pena, de amor si no estás junto a mí.

He dicho.

autor: @gloriallopiz

limon

“El deseo nos saca de nosotros mismos, nos desubica, nos dispara y proyecta, nos vuelve excesivos, hace que vivamos en la improvisación, el desorden y el capricho, máximas expresiones de la libertad llevada al paroxismo. El deseo reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad.Unos planifican su vida, mientras que otros la viven al ritmo que les marca el deseo. El deseo de vivir y de hacerlo a su manera. Por eso sus autobiografías son más descriptivas que explicativas, pues sus vidas no tanto se deben a los resultados u objetivos cumplidos, sino al sentido inherente al mismo proceso de vivir. Y este proceso, de uno u otro modo, lo establece siempre el deseo.
Si bien el deseo rebosa incertidumbre acerca del itinerario, a muchas personas les garantiza la seguridad en cuanto a los pasos dados. Bien entendido el deseo no es una voz oscura, confusa y estúpida, sino que – en una persona madura – es luminosa, clara e inteligente. Las emociones están en la base de los deseos y de la inteligencia se dice que es emocional. Visto de este modo, el deseo se convierte en el portavoz de uno mismo.”
de El Alma está en el Cerebro de Eduard Punset
  • Comentarios
  • 3 votos

Llegó la hora, llegó ya compañero…

La vida está cubierta de señales, mis ojos siguen enormes e intactos.

Me desnudo y me imagino entre los barcos. Desgarro mis silencios y ato mis brazos.

Hay una calle que me devora de a poco, hay un hombre que recuerdo con alegría, hay un bar  que me transporta a una noche donde todo fue ternura.

Te miro y no me imagino que estés pensando, yo ya estoy muy lejos de aquí y los jazmines son el mejor testigo.

Tu poema, en cambio, está sobre mi almohada y me dio horrorosas ganas de vivir:

“Vendrá la guerra, amor, y en el combate, no habrá tregua ni freno para el canto.

Sino poesía naciendo incontenible, del cañón, de fusiles libertarios.

¡No pasarán! Los venceremos, amor, ¡no pasarán! Si mañana que irrumpa el nuevo día.

Con su fiesta de pájaros y niños, aunque no estemos juntos te lo juro,

no  pasarán los venceremos amor… Luchamos para vencer!”

autor: gloria llopiz

Imagen de previsualización de YouTube

  • Comentarios
  • 2 votos

Linda y su conjuro. Brujas.

autor: gloria llopiz

Linda regresó a casa triste y furiosa, a la vez. Salir a la calle se había vuelto una tortura. No había uno que no se diera vuelta para mirarla con asombro. Subir a un bus era una experiencia tremenda cada mañana, caminar entre la gente y presenciar sus miradas de sorpresa y desagrado. Ni hablar de tomar un taxi y soportar el choque de sus ojos con los del conductor en el espejito retrovisor. En los últimos meses intentaba hacer los recorridos caminando para evitar cercanía con los otros. En la acera ella podía controlar la distancia y ese sombrero de ala ancha más las gafas de sol la ayudaban.

Linda siempre fue muy, muy fea, desde pequeña, pero su madre y su abuela habían creado un microclima a su alrededor para que la niña no lo notase. Maestra particular y cura confesor a domicilio palearon el encuentro con la gente que vivía puertas afuera de su cálido hogar. Los paseos al aire libre que todo niño necesita se hacían en el campo familiar y con la peonada bien lejos de la pequeña. 20 años de una vida entre algodones bajo la mirada de esas dos mujeres que la amaban. Bien sabemos que la mirada del otro es la que nos hace ser antes que la nuestra propia. 20 años de ser una joven llamada Linda amada, protegida y homenajeada como a la más linda. ¿Cómo se le podía ocurrir que ella no fuese linda?

La sorpresiva muerte de su madre y abuela juntas en un accidente aéreo puso a la joven frente a frente con el abogado de la familia primero y después con todas las personas a quien tuvo que contratar para el funeral, con los vecinos y parientes que vinieron a saludarla y con el resto del planeta. Fueron encuentros fatales. La gente no podía dejar de mirarla con espanto y luego le quitaba la vista con asco y culpa. Linda pasó meses horribles hasta que encontró un libro antiguo de brujería en una librería inglesa y comenzó a devorarlo. El libro tenía recetas y conjuros de todo tipo. Para traer el amor de vuelta al hogar, para embarazarse aunque tuvieran el vientre seco, para enriquecerse de la noche a la mañana, para bajar de peso y PARA VOLVERSE BELLA. Linda no lo pensó, esperó la noche de luna y siguió paso a paso la receta y el conjuro

Una tacita de bicarbonato y dos gotas de agua de azahar, mezclar muy bien con un batidor pequeño. Cuando los componentes estén integrados, agregar 10 grs de hojas de eucaliptus fresco, previo paso de las hojas por el mortero. Por último agregar dos gotas de sangre del dedo índice derecho de la interesada. Dejar descansar toda a una noche de luna llena a la intemperie. Depositar el recipiente sobre suelo de tierra, al apoyarlo repetir 3 veces: “Pedes in terra ad sidera visus”.

Siguió paso a paso la “receta” con cuidado, presa de una desesperación esperanzada, era su última chance antes de partir de este mundo que la rechazaba.

Se tiró sobre la cama cansada, se entregó al sueño. A las 9 de la mañana la despertó el timbre. Se levantó medio aturdida, corrió escaleras abajo y antes de abrir la puerta se miró al espejo de la sala para recogerse el pelo. Frente a ella encontró la imagen de Marilyn Monroe despeinada. Se hizo la coleta feliz y sonriendo abrió la puerta. El conjuro había hecho efecto.

Marilyn-Monroe-pic

  • Comentarios
  • 5 votos

La figura retórica en “tempo” de Twitter II

“Gozo”

Gloria Llopiz entre la anáfora y la sinestesia


200602_202610773097733_100000464357502_785540_1859487_n

Gozo con tu aliento Gozo con el sabor de tu silencio

Gozo con el perfume de tu voz Gozo con los frutos de tu tierra

Gozo con nuestro gozo

  • Comentarios
  • 2 votos

Hombre “trabajando”

Él apareció de la nada

Como quien no quiere la cosa

Tocó timbre con cara de boludo

Sonrió sugerente

Y volvió al día siguiente

Hizo un par de vueltas carnero

Desplegó un par de chistes

Y volvió al día siguiente

Y al siguiente

Y al siguiente…

Al quinto día ella mostró cierto interés

Entonces

Como quien no quiere la cosa

Él le zampó un te quiero

Salió corriendo

Volvió al día siguiente

Y al siguiente

Y al siguiente…

Ella mostró más interés

Y como quien no quiere la cosa

Él desapareció en la nada para siempre.

P.D: Dicen que se desnucó dando una vuelta carnero  en otro portal.

Autor: gloria llopiz

hombres_trabajando

  • Comentarios
  • 3 votos