Carilda Oliver, poeta cubana.

De la serie Qué se lee en la Madriguera por Ricardo desde Brasil

“Creo que debemos ver a Carilda …como una dádiva generosa de la Naturaleza.
Tiene que ver con la explosión de un volcán en cuya ladera al mismo tiempo…desabrocha una flor.

Estudia y llega a profesora, Bellas Artes , pintura y escultura; mas es con su poesía que gana fama internacional.
Vastamente laureada, marcó huella profunda  por la sinceridad y la calidez con que exponía sus temas amorosos sin esquivar la sensualidad caribeña a la que sabe dar dimensión oceánica.

Sus textos son como ramas cargadas que al sabor del viento …desparraman sublimación lírica de flores o frutos de profundo erotismo caribeño .

Su espíritu transgresor escandalizó la época, por la elaboración de explosiones intimistas que se elevaban en giros libertarios.

Fue imposible que no fuera una figura sobresaliente en la poesía latinoamericana.

Protagonista de una vida intensa, que supo retratar  sin pre-juicios ni temores en su fina literatura…nos dejó  la imagen de una naturaleza sensitiva y sensual, personal y única…que nos saluda sonriente  mientras nada graciosamente por el Mar de las Antillas .

Carilda Oliver

Carilda Oliver

“¿A quién le doy tantas caricias que sobraron,

aquellas que olvidé ponerte sobre el pecho?”

Reseña biográfica

Poeta cubana nacida en Matanzas en 1924.
Estudió Derecho en la Universidad de La Habana ejerciendo la profesión en su ciudad natal, donde además
dictó cursos de dibujo, pintura y escultura.
Es una de las más sobresalientes poetisas de hispanoamérica, ganadora de importantes premios literarios: 
Premio Nacional de Poesía
en 1950, Primer Premio y Flor natural en el Certamen Nacional, ganadora delCertamen
Hispanoamericano
organizado por el Ateneo Americano de Washington para conmemorar el tricentenario del
nacimiento de Sor Juana Inés de la Cruz, Premio Nacional de Literatura en 1997 y Premio Internacional José de
Vasconcelos
en el año 2002.
Entre sus obras se destacan: «Al sur de mi garganta» en 1949,  «Memoria de la fiebre» en 1958, «Versos de amor»
en 1963, «La ceiba me dijo tú» en 1979,  «Desaparece el polvo» en 1983, «Calzada de Tirry 81» en 1987, «Se me ha
perdido un hombre» en 1993 y «Libreta de la recién casada» en 1998. ©

Adiós

Adiós, locura de mis treinta años,
besado en julio bajo la luna llena
al tiempo de la herida y la azucena.
Adiós, mi venda de taparme daños.

Adiós, mi excusa, mi desorden bello,
mi alarma tierna, mi ignorante fruta:
estrella transitoria que se enluta,
esperanza de todo por mi cuello.

Adiós, muchacho de la cita corta;
adiós, pequeña ayuda de mi aorta,
tristísimo juguete violentado.

Adiós, verde placer, falso delito;
adiós, sin una queja, sin un grito.
Adiós, mi sueño nunca abandonado.

Carilda

Traigo el cabello rubio; de noche se me riza.
Beso la sed del agua, pinto el temblor del loto.
Guardo una cinta inútil y un abanico roto.
Encuentro ángeles sucios saliendo en la ceniza.

Cualquier música sube de pronto a mi garganta.
Soy casi una burguesa con un poco de suerte:
mirando para arriba el sol se me convierte
en una luz redonda y celestial que canta…

Uso la frente recta, color de leche pura,
y una esperanza grande, y un lápiz que me dura;
y tengo un novio triste, lejano como el mar.

En esta casa hay flores, y pájaros, y huevos,
y hasta una enciclopedia y dos vestidos nuevos;
y sin embargo, a veces… ¡qué ganas de llorar!

Me desordeno, amor, me desordeno…

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada;
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada;
me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno.

_____________

Muchacho Muchacho loco: cuando me miras
solemnemente de arriba abajo
siento que arrancas tiras y tiras
de mi refajo.

Muchacho cuerdo: cuando me tocas
como al descuido la mano, a veces,
siento que creces
y que en la carne te sobran bocas.

Y yo: tan seria, tan formalita,
tan buena joven, tan señorita,
para ocultarte también mi sed

te hablo de libros que no leemos,
de cosas tristes, del mar con remos;
te digo, usted…

  • Comentarios
  • 2 votos

Escribí tu comentario

, , Anila-rindlisbacher dijo

Ser poeta en Cuba no ha de ser tarea fácil!
encantadora la presentación que hizo de esta poeta Ricardo!
y hermosos los poemas ! me gustó el del muchacho loco, porque se parece un poco a Ud. ( de leerlo en otros textos!)
Un beso !

, , ricardodesdebrasil dijo

Sí Anila…yo soy el muchacho loco
y vos me hablas de libros
y me tratás de usted…!

beso
ricardo

, , cla9 dijo

hermosa mujer.
porqué nadando ahora por el mar de las antillas?
gracias r.

, , ricardodesdebrasil dijo

Querida Cla 9 :
La puse a Carilda en el mar antillano, que es el que rodea Cuba, la mayor isla antillana, por ser ella nacida allí…y por que el mar está presente en buena parte de su obra, a veces como escenario y testigo de sus amores.
Te muestro aqui un ejemplo claro :

El mar
Como en un lecho me tendí en el mar.
Hechizada por musgos y por linos
tuve acoso de brazos peregrinos
que me echaban las ondas al pasar.

Contra mi carne se batió el azar.
El agua -furia, vértigos y vinos-
se entretenía con los bordes finos
de mis caderas, blancas de esperar.

Entonces: grave, pálido, insereno,
llegaste como llega siempre el mar
y tu mirada me rompió este seno.

Ni Dios mismo nos pudo separar:
cuando una ola te volvía ajeno
entrabas en mis piernas con el mar.

Un beso Cla 9 , y gracias por visitar y comentarme .
ricardo

, , gloria Llopiz dijo

Ricardo: las poetizas me generan un cariño y una admiración especial. Las mujeres venimos “guerreando” desde hace siglos para encontrar un lugar y un reconocimiento; en cualquiera de los rubros, se hace duro. Me hace ilusión descubrir mujeres desarrollando su tarea sin perder su esencia. “Tu” Carilda es una de ellas.
un abrazo, querido Ricardo


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog