Posts etiquetados como ‘comunidad’

Mesa Redonda en Garín

Garín, Pcia. de Bs.As. En conmemoración al Día Internacional de Lucha contra la Droga se realizó el sábado 26 en el Salón Olimpo una Mesa Redonda organizada por el Voluntariado de Garín y la Fundación de Prevención Social. Participaron la Sra. María Amani del Voluntariado de Garín, la Sra. Patricia Vega del Foro de Seguridad de Garín, el Sr. Alejandro Rodríguez del Área de Adicciones de la Municipalidad de Escobar, la Sra. Silvia Martínez asesora del Senado Nacional y la Senadora Hilda G. de Duhlade. Coordinó la Mesa el Dr. Wilbur Ricardo Grimson presidente de la Fundación de Prevención Social. Estuvo presente también el flamante Comisario de Garín Capitán Jorge De Negri.

Unidad y solidaridad fueron el común denominador en las palabras de los disertantes y trabajar en la prevención y no esperar a que un chico llegue al hospital. Se destacó la importancia de la espiritualidad en una sociedad dominada por el consumo que establece qué hay que consumir para ser feliz. Nuestros jóvenes son hábiles en técnica, electrónica pero inhábiles en lo espiritual lo que demuestra que el problema es mucho más profundo. Se recordó al Dr. Ramón Carrillo y la Medicina Asistencial y Social que salía al encuentro de la comunidad. El Estado debe replantearse el modelo de personas que quiere para el país y entonces a qué se le va a dar importancia en la Argentina: salud, educación, trabajo y la distribución adecuada de los recursos. Mientras SEDRONAR recibe 48 millones se invierten 600 millones en publicidad.
También se reflexionó sobre la necesidad de que cada ciudadano se involucre no solo el que sufre o padece porque la sociedad es cada vez más individualista y reacciona solo cuando le toca.
Luego de las disertaciones el concurrido auditorio realizó preguntas a los participantes de la Mesa.

Vecinos de Garín y localidades cercanas colmaron el Salón Olimpo

Vecinos de Garín y localidades cercanas colmaron el Salón Olimpo

La Senadora Hilda G. de Duhalde

La Senadora Hilda G. de Duhalde

Fotos: Prensa Fundación de Prevención Social

Adicciones: Otro Año Sin Respuestas

Estamos en vísperas de la clausura de las Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional, etapa que determina apuros, y en el cual las buenas intenciones suelen colisionar con los buenos proyectos. Es que las realidades de campos como la Salud Mental y las Adicciones, cada cual por su lado, no pueden abarcarse con medidas correctas si no se las enlaza con gestiones permanentes en los respectivos campos.

La improvisación no parece ser una buena asesora. Y no otra cosa promete el desmadre que en el campo de las Adicciones a drogas está causando la mezcla de improvisación y verdad revelada que anuncia la Dra. Mónica Cuñarro, incorporada al campo hace pocos meses y que ha realizado algunos descubrimientos llamativos. No se cansa de llamar a la coordinación entre reparticiones del Estado, sin saber que esta metodología se agotó en el país en la década del 70 cuando demostró ser ineficaz para generar soluciones. Es que los Ministerios y otras dependencias no pueden generar políticas intersectoriales, apenas si lo hacen en sus campos específicos. Este descubrimiento ha avanzado en el mundo entero, alcanzándose un consenso que hoy se extiende a todos los países. Los mismos proponen, en cada uno de ellos, una Oficina Nacional de Drogas. Nosotros generamos esta propuesta como país en 1989 en momentos en que se generó un amplio debate de ambas Cámaras, cosa que ahora no ocurre, que está registrado y merece ser leído y releído con provecho. De ahí derivo la creación de la SEDRONAR que es al mismo tiempo criticada y desconocida en su funcionamiento. Cuando se termina de definir las funciones que se deben realizar, se termina hablando de lo que ya tenemos. No es cosa de inventar la pólvora. Ni de llorar después por haber destruido lo que no supimos cuidar.

Lo que puede no haberse hecho desde la SEDRONAR no es el resultado de su diseño institucional, sino de la pasividad o incompetencia de algunos de los responsables de los programas, que no supieron o no quisieron avanzar por los carriles de una gestión eficaz y permanente. Los que si lo hicieron y son tan diversos como Julio César Araoz, Eduardo Amadeo y Cortese, vieron resultados reconocidos en el país y en el extranjero a políticas como la capacitación de los equipos, el control de los precursores químicos, el lavado de dinero y sobre todo la conceptualización activa para la sociedad que hoy está prácticamente abandonada.

Si un organismo actúa bien, incide en la imagen pública que la sociedad y su cultura tienen del tema. Se trata de entender la gravedad de lo que nos ocurre, de lo que los curas villeros denuncian y el Cardenal no deja de puntualizar, de lo que las Escuelas nos muestran en su desorden, su violencia y su desjerarquización del conocimiento.

Por su parte el GCBA continúa sin desarrollar el tema. Y sin encontrar la autoridad de aplicación que prevé la Ley del 2007 sobre Prevención y Tratamiento de las Adicciones, virtualmente olvidada. En una reciente respuesta escrita a la Fundación de Prevención Social, dada por el Ministerio de Salud, se me proporcionan direcciones de lugares a consultar. No se enuncia la carencia de camas, ni la descoordinación con el CENARESO que existe en el ámbito de la Ciudad con una sorprendente e inexplicable autonomía. Ni la suspensión de los cursos de capacitación creados por Ricardo Soriano. Ni la ausencia de funcionarios del área de Salud a cargo del tema. Ni el hecho de que cuando se instaló un servicio de respuesta y orientación telefónica desde la Dirección de Salud Mental, no se lo supo mantener, siendo seriamente criticado su presupuestación por la Comisión de Salud.

Hasta ahora no se puede encontrar la categoría bajo la cual se puede habilitar en la CABA una Comunidad Terapéutica para adictos, a pesar de que se lo solicitó varias veces en los últimos 15 Años.

A mayor abundamiento: el tema de las adicciones en su dimensión dramática y dolorosa, preocupa más a los sacerdotes que conviven con los problemas y a los familiares de las víctimas, que a los funcionarios. No se conocen conceptualizaciones ni tomas de posición respecto al tema de la despenalización, y la instalación de controles va y viene sin efectivizarse, porque no se termina de entender que se necesita brújula y conducción. Gestión y compromiso.

Wilbur Ricardo Grimson