NUESTRO VINO ARGENTINO

.
.
si el vino viene, viene la vida…

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta tarde el acto por el cual se designó al vino argentino como Bebida Nacional. Nuestro país no solo es productor de vinos, sino que por su tradición y cultura es uno de los mayores consumidores a nivel mundial.
Para la jefa de Estado, la producción vitivinícola no sólo es una actividad económica, sino que “tiene que ver profundamente con la cultura y la identidad del pueblo”, y recordó que en cantidades apropiadas “es totalmente saludable”.

Por otra parte, Cristina Fernández sostuvo que en la actividad vitivinícola “hemos logrado articular todo el esfuerzo y la inversión privada con políticas del Estado muy fuertes, y esa es una de las claves del desarrollo de todas las actividades económicas”. Y también remarcó el crecimiento de la distribución geográfica de las empresas productoras.

En otro orden, La Mandataria instruyó al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para que declare al mate como la Infusión Nacional.

Finalmente, convocó a todos “a los argentinos a trabajar con mucha fuerza y esperanza para cumplir con los sueños de todos”

Palabras de la Presidenta en el acto de declaración del vino argentino como bebida nacional
miércoles, 24 de noviembre de 2010
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN LA PRESENTACIÓN DEL DECRETO QUE DESIGNA AL VINO ARGENTINO COMO BEBIDA NACIONAL, EN EL CENTRO CULTURAL DEL BICENTENARIO, CIUDAD AUTÒNOMA DE BUENOS AIRES.

Gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor presidente de COVIAR; señores Gobernadores; señores y señoras productores y productoras: bueno me encanta este clima de alegría y eso que todavía no hemos tomado vino, así que cómo será después que pasen por acá atrás, que hay cosas preparadas o no sé dónde para que tomen vino. (APLAUSOS).

La verdad que es maravilloso porque podría creerse que esta es una actividad de carácter puramente económico, pero yo creo que tiene que ver profundamente con la cultura y la identidad de un pueblo: el vino. Por eso no es no es que la Presidenta decidió promover una actividad económica, sino una actividad de identidad y de cultura nacional. (APLAUSOS).

En nombre de todos los argentinos es la firma de ese decreto declarando Bebida Nacional a nuestro vino. Además, si uno mira la historia en realidad tiene origen santo porque los primeros cultivos tuvieron que ver con las misiones jesuíticas para celebrar la Santa Misa. Así que no quiero ninguna crítica, el día de mañana, respecto de esta declaración porque tiene origen santo, se celebra la Santa Misa también con el vino, que además está recomendado – en cantidades apropiadas, como todo, los excesos hacen mal – porque es absolutamente saludable y hace bien a la salud. Así que estamos también promoviendo una actividad que tienen que ver con el bienestar de la persona humana y con la salud. Y la verdad que además una actividad que ha adquirido una volumetría, un volumen y una densidad geográfica porque cuando yo era chica – y contaba el presidente de COVIAR, que dicho sea de paso lo sabía experto en enología, ahora con la filosofía, Sartori y Feinmann me mató; la verdad esperaba escuchar a Feinmann y a Sartori en cualquier otra disertación, menos en el día de la declaración del vino, pero está bueno eso. Él se acordaba cuando yo decía que era chica y es cierto, tomábamos en todas las casas vino con soda, que es una cosa muy común.

Así que bueno, estamos todos muy contentos porque además hemos logrado una cosa muy importante: articular todo el esfuerzo y la inversión privada con políticas activas muy fuertes, que yo creo es la clave de todo, del desarrollo de todas las industrias y de todas las actividades que tienen que ver con la economía. Y acá hemos hecho una muy buena articulación entre el Gobierno Nacional, los gobiernos provinciales y también, obviamente, los productores. Pero decía que primero era San Juan y Mendoza, digamos, los que históricamente, desde chicos, identificábamos con la actividad, pero hoy tenemos a Salta, con su torrontes, a La Rioja también.

Recién Beder me decía: “esa hoja que te regalaron es de torrontes, de La Rioja, sí me dijo eso. (APLAUSOS). También está Catamarca, inclusive vinos patagónicos, he visto en hoteles, en Calafate que, por ejemplo, tienen una bodega en donde tienen geográficamente ubicados los vinos: los de Cuyo, los del norte – como llaman argentinos – y la variedad también de vinos patagónicos con la incorporación de las provincias de Río Negro y de Neuquén también como muy buenas productoras de muy buena calidad de vinos. (APLAUSOS). Así que, el consumo interno también es muy fuerte, somos el quinto productor pero somos el noveno exportador porque realmente tenemos un mercado interno muy poderoso, 77, 78 por ciento, o sea, que los argentinos toman vino.

Así que, tenemos que producir más para poder tener también más saldo exportable y seguir conquistando mercados y, en este sentido, quiero comprometerme, como siempre lo he hecho, con esta política de seguir promoviendo las exportaciones, promoviendo la exportación, el valor agregado, las bodegas que realmente…

Una cuando era chica veía también esas bodegas que eran gigantescas y eran un poco como fábricas y si uno va, las ve parecida a lo que se llaman bodegas boutiques.

Estuve hace muy poco en Mendoza y en San Juan también, cuando estuvimos por el tema del MERCOSUR festejando en una bodega preciosa que, inclusive, tenía como unas grietas que quedaban del terremoto de San Juan y que estaban estratégicamente mantenidas formando parte de un escenario que la verdad fue maravilloso.

Así que, me siento muy contenta hoy porque creo que estamos tomando una decisión que es muy importante y que va a ser muy importante para seguir profundizando la actividad.

Quiero también, ya que estamos en este Año del Bicentenario, darle instrucciones al señor Ministro de Agricultura y Ganadería para que comience a trabajar también en la declaración de otra cosa, que ya no tiene que ver con estas provincias y con esta actividad, pero que tiene que ver también con la cultura y la identidad: declarar la yerba mate como infusión nacional. Si los ingleses tienen el “tea party”, por qué no podemos tener el “mate party” nosotros. Creo que lo vamos a hacer porque tan identitario como el vino es el mate para los argentinos y vaya para misioneros y correntinos fundamentalmente el tema de la yerba mate, vamos a trabajar fuertemente en eso.

Yo quiero, finalmente, agradecer la presencia de todos los hombres y mujeres del país profundo que produce, que sigue apostando, que sigue creyendo en su país y en este Año del Bicentenario, que tiene sus claroscuros por lo menos para mí, que ha sido mágico para todos los argentinos…

Pero bueno, Dios dispone y, bueno, todos tenemos que seguir trabajando con mucha fuerza, con mucha esperanza para cumplir los sueños de todos, de los seres que queremos, de nuestros compatriotas y también las ilusiones de nuestros hijos.

Muchas gracias y felicitaciones a todos y a todas por este día tan lindo.

Muchas gracias. (APLAUSOS)

data: Presidencia

Federic