Posts etiquetados como ‘testimonios sobre vih’

“YNISIQUIERALLORE”

Trozos de testimonios de niñas que viven con VIH/Sida del libro “ynisiquierallore”


“Me siento feliz cuando estoy con mis amigos, en esos momentos ni recuerdo que tengo la infección”, dijo a IPS Keren, una hondureña de 11 años quien testimonió el impacto ignorado de la epidemia de VIH/Sida en niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe.

Keren estuvo en Buenos Aires junto a la uruguaya Victoria, de 13 años y también portadora de virus de inmunodeficiencia humana causante de la enfermedad, en el IV Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH-Sida e ITS (infecciones de transmisión sexual).

Victoria y Keren –sus apellidos se preservan—fueron protagonistas de la presentación de “Ynisiquieralloré”, un libro que recoge experiencias de niñas y adolescentes infectadas, publicado por la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH-Sida (ICW-Latina) con apoyo de Unicef.

“Decidimos abrir este espacio para que las niñas sean visibilizadas y para que a través de sus maravillosas experiencias nos muestren cómo llevan su diagnóstico, que lo hacen mucho mejor que los adultos, y cómo pueden ser capaces de darnos una lección de vida”, remarcó Rosa Dunaway, del capítulo ICW-Honduras.

Las preadolescentes nacieron con el virus del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Victoria pasó sus primeros cinco años de vida en una cárcel de mujeres junto a su madre. Allí recibía “buenos

cuidados”, pero cuando le tocó ingresar a la educación preescolar debió soportar el rechazo inicial, hasta encontrar una escuela que la aceptó, según su relato.

A Keren también le costó acceder a la educación. “Ingresé porque mi papá los amenazó, pero fui aceptada con la condición de que me quedara en un rincón, sola y sin jugar, hasta que me cambiaron” de escuela. En la nueva institución, cuando tenía siete años algunos niños la llamaron “sidosa”.

Luego vino una mejor integración. “Ya no me discriminan. Tengo muchos amigos, me siento normal, como cualquier niña. La infección la tengo adentro, no afuera”, subrayó Keren,

También Victoria lleva una vida “normal”, afirmó. “No hay que asustarse. Actúo como si no tuviera nada, sólo que cada día tomo la medicación que me da mi abuela y voy al médico. Algunas de mis amigas lo saben, otras no, con las amigas del policlínico estamos tratando de armar una revista”, relató.