Regalo terminado

3calas

Y el cuadro que ha pintado mi marido para mí ya está listo, encuadrado y colgado por él en un buen sitio como yo le pedí. Ahora estamos en dudas porque, aunque la pared elegida es la más adecuada, no tiene la luz que le corresponde. Vamos a ver.

Precioso regalo

calas

 

Tarde de domingo, en casa, cada uno en lo suyo luego de haber compartido el almuerzo.

Mi hijo menor estudiando en el altillo, mi marido había subido con él.

Yo había terminado de limpiar la cocina y leía los artículos publicados en el diario a propósito de la muerte de Sábato mientras esperaba que se cocine el bizcochuelo que crecía dentro del horno.

-Subí que estoy haciendo algo para vos- dijo mi marido.

Lo hice de manera inmediata, claro. ¿Qué podría estar haciendo? No lo hubiera imaginado.

Había armado el atril y estaba pintando unas calas.

Él sabe cuánto me gustan esas flores.

La foto se la debo a Maxi, a quien ccomprometo desde ya para que me haga otra cuando la obra esté terminada. El cuadro estará en un lugar privilegiado de nuestra casa y la fotografía servirá para ilustrar un cuento de este blog.

Estoy feliz.