Reflexión de domingo

Ayer me decidí a contar que estaba escribiendo un blog. Comencé por allí y luego di algunos detalles. Luego de alguna sonrisa tuve que explicar que no lo hago porque no tengo nada que hacer, muy por el contrario: debo hacerme el tiempo para lograrlo, organizarme. ¡Pero vale la pena! ¡Además me encanta! Y tiene una ventaja adicional: los cuentos son poderosos. La escritura en sí misma, ordena el pensamiento y alivia. No trae las soluciones a los problemas pero aclara bastante.
Prueben, por ejemplo, narrar por escrito alguna situación que les duele. Después hagan una relectura, le encontrarán otros matices a la realidad y se les encenderán algunas luces.
Prueben también relatar hechos lejanos, ficciones, algo que no los toque (siempre los tocará un poco, claro) y verán el modo en que le quitan la máscara a muchos fantasmas.

No olvido a la rubia que está en el armario.


Escribí tu comentario

, , arriero dijo

me gustó mucho la reflexion…. me parece un buen ejercicio.

, , marka dijo

Es un ejercicio que hice desde muy chica, es más…me levantaba en la noche para escribir, y después de haber escrito me podía dormir, lo que uno por circunstancias de la vida calla con la boca, lo habla a través de la escritura.
Muy buena reflexión.

, , Cristina dijo

Hola, tu escrito es una bonita reflexión de domingo y coincido en que escribiendo es una forma de sacar lo que se trae dentro, luego al tiempo lo relees y todo cambia. Vas eliminando como dices los fantasmas, que eso son en realidad, recuerdos que solo hacen daño.
Felicidades!!