Reflexión de domingo

Ayer me decidí a contar que estaba escribiendo un blog. Comencé por allí y luego di algunos detalles. Luego de alguna sonrisa tuve que explicar que no lo hago porque no tengo nada que hacer, muy por el contrario: debo hacerme el tiempo para lograrlo, organizarme. ¡Pero vale la pena! ¡Además me encanta! Y tiene una ventaja adicional: los cuentos son poderosos. La escritura en sí misma, ordena el pensamiento y alivia. No trae las soluciones a los problemas pero aclara bastante.
Prueben, por ejemplo, narrar por escrito alguna situación que les duele. Después hagan una relectura, le encontrarán otros matices a la realidad y se les encenderán algunas luces.
Prueben también relatar hechos lejanos, ficciones, algo que no los toque (siempre los tocará un poco, claro) y verán el modo en que le quitan la máscara a muchos fantasmas.

No olvido a la rubia que está en el armario.

  • Comentarios
  • 3 votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog