Escribí tu comentario

, , Antonio dijo

No es discriminatoria, indica cómo está hecha la naturaleza humana como creación de Dios, cómo los sexos masculino y femenino se atraen, y con mucha fuerza, y que no está de acuerdo a la naturaleza la atracción sexual entre personas del mismo sexo. Esto, que siempre fue evidente, parece que hoy hay que demostrarlo.