Como curar una embrujadura

En muchas ocasiones entran a nuestro hogar personas que no nos quieren bien o que nos envidian aquello que tenemos.
Esas personas dejan a su paso estelas de malas ondas (aun sin intención) que impregnan toda la casa generando vibraciones negativas para quienes habitan en ella.

En la antigüedad ya se sabía de las ondas negativas y, aunque cueste creerlo, se han encontrado viejos libros religiosos que contienen varias fórmulas y rituales tendentes a contrarrestar este mal.

Eligiendo los materiales

Si bien la harina es uno de los ingredientes más comunes en estos hechizos, hay que preferir aquella más pura, que es la que lleva el nombre de “0000” en la etiqueta. Una vez adquirida, se deberá tamizar siete veces seguidas, a fin de quitarle todo tipo de impurezas. En cuanto al agua que se utilizará, conviene emplear, si es posible, agua de vertiente o mineral y prescindir de la que sale por la canilla, pues tiene elementos químicos que la hacen impura.
La mezcla de los ingredientes constituye el verdadero toque mágico.

Aliados para invocar

Para que nos acompañen en la tarea y aumenten la fuerza y el poder mágico de nuestros hechizos, tendremos que convocar a nuestros aliados personales. Además de espíritus a los que hemos convocado en la primera y segunda clase, cuando se trata del hogar, tendremos que rodearnos de seres luminosos (ángeles, santos, la Virgen).

En este caso particular, podemos recurrir a:

San Pantaleón: en caso de tener que desterrar vicios como el alcohol, el cigarrillo o las drogas.

Santa María Magdalena: si hay problemas en la pareja.

Divino Niño Jesús de Praga: si hay criaturas enfermas.

Virgen del Rosario: en caso de que algún adolescente presente problemas de conducta.

San Cayetano: si falta trabajo o dinero en el hogar.

La forma más sencilla de convocar a cada ser de luz es pedir su presencia a travéz de una oración simple y sentida pero firme, para que realmente nos escuche.

Hechizos para quitar todo mal

Éste es uno de los hechizos antiquísimo y poderoso, que se realiza con un ritual de magia blanca que se practicaba durante la época del Imperio Romano.

Para realizarlo, se necesita:

- Agua bendita
- Sal
- Harina
- 1 huevo

Un viernes por la noche, hay que pararse frente a la entrada de la casa, del lado de afuera, y colocar el huevo en el suelo. A continuación, se echa un puñado de sal, uno de harina y unas gotas de agua bendita, mientras se pronuncia la siguiente oración:

“Adelante y atrás libra esta casa de todo mal por el rito del Salpás.
Que ni el ángel exterminador ni el demonio del Averno puedan entrar jamás”.

Una vez recitada la oración para este tipo de hechizos, hay que partir el huevo, mezclar el contenido con los otros ingredientes y hacer una masa, a la que luego se dejará endurecer para guardarla.

Objetos que cuidan el hogar

Hay un variedad de objetos que, en diferentes culturas, se emplean para proteger la casa y la familia. Cada uno responde a las creencias de los diferentes pueblos que los utilizaban, aunque muchos son símbolos universales con un mismo valor mágico para los hechizos protección, a pesar de usarse en latitudes distintas entre sí. A continuación, encontrará algunos de ellos, pero la lista podría ser casi infinita e incluiría, entre otros: Herraduras, hierbas como la albahaca y la ruda, espejos mágicos como el Pa-Kua chino, distinto tipo de animales que actúan como amuletos protectores, etc.

Hechizos para proteger los dormitorios

Los magos negros trabajan después de la medianoche, cuando el alma vaga fuera del cuerpo, dado que la persona está durmiendo y en ese momento es más vulnerable a la acción de los maleficios.
Una manera de proteger nuestro dormitorio es aplicar el siguiente hechizo.

Se necesita:

- 1 vela blanca
- 1 cuenco con agua
- Harina
- 7 clavos de olor
- 1 cucharadita de canela
- 1 cuarzo cristiano

Procedimiento:

Se coloca el cuarzo dentro del cuenco con agua y se deja toda una noche al sereno, durante luna nueva.
A la mañana, se retira el cuarzo y se añaden al agua los siete clavos de olor. Al arrojar cada clavo, en estos hechizos en necesario que diga lo siguiente:

(1) “Por las siete colinas,
(2) los siete planetas
(3) y los siete ángeles custodios.
(4) Por las siete heridas,
(5) las siete medidas
(6) y las siete promesas
(7) y por la Luz y hechizos que remueve la oscuridad, yo te impongo el don de protección de mi cabezal”.

Una vez dicho esto, se agrega la canela y la harina suficientes como para formar una masa compacta y, luego, se hacen con ella, 21 bolitas. Una vez amasadas, se toma un escarbadientes, se les hace un agujero en el centro y se dejan secar hasta que queden firmes. Ya secas, se ensartan en el hilo y se cuelgan, a modo de rosario mágico, sobre la cabecera de la cama.

Hechizos contra la envidia

Por humildes que seamos, siempre hay alguien que envidia algo de lo que tenemos. Una costumbre campesina antigua era preparar un pan con harina, agua, sal y un poco de levadura, que se dejaba junto a unas espigas en la cocina, para asegurarse de que no faltasen los alimentos.
Por otro lado, si el ama de casa sospechaba que su hogar era víctima de la envidia, lo que hacia era abrir el pan y le colocaba dentro una llave vieja y una cinta roja, para que se cerrasen todos los caminos de aquellos que les deseaban el mal.
Para hacer este hechizo hoy, no es necesario amasar el pan, aunque pude hacerlo si lo desea. Bastará con comprar uno de abundante miga y lo más casero posible.

Hechizos para atraer la prosperidad

Este hechizo sirve para atraer prosperidad económica y conseguir trabajo. ES muy fácil de realizar y lo ideal es colocarlo sobre la heladera (nevera) de la cocina para que su poder resulte más efectivo. El ritual debe de hacerse un día martes, en lo posible, antes que caiga el sol.

• 1 ramito de ruda macho
• 1 vaso de agua
• 7 monedas doradas
• 1 cuenco con harina
• 7 granos de café

En estos hechizos se coloca la harina en el cuenco y se entierran en ella los 7 granos de café . Aparte, se colocan las monedas y la hoja de ruda ( indispensable en los hechizos de prosperidad), en el vaso con agua. Cada semana, se cambiará el agua y la ruda y se dejarán en el vaso sólo las monedas. En cuanto a la harina , una vez que pasó un mes, se retiran los granos de café, se ponen en una bolsita amarilla de tela y se llevan en la billetera de aquel que trae el sustento principal a la casa.

Hechizos Mal de ojo, ¡cuidado con el!

Los hechizos Mal de ojo es una fuerza negativa capaz de causar enfermedades y desgracias. Se trata de una antigua práctica en la cual muchos creen y que otros niegan. Lo cierto es que todas las emociones humanas son expresadas por la mirada y, por la razón, se considera a los ojos las ventanas del espíritu, dotados de una energía especial.
Una mirada de odio y rencor puede cargar negativamente un ambiente. Es entonces cuando ocurren sucesos que no podemos explicar. Las plantas se secan, los animales se enferman y las personas experimentan cansancio, falta de energía o nerviosismo. Los chicos son mucho más propensos que los adultos a ser víctimas del temible Mal de ojo son:

-Falta de vitalidad.
-Decaimiento general.
-Ojos tristes y llorosos.
-Apatía, desgano, desanimo, tristeza.
-En algunos casos, fiebre inexplicable.
-Bostezos durante todo el día.
-Mal humor.
-Dolor de cabeza.
-Falta de apetito.
-Falta de claridad para pensar.

La persona que “ojea” a otra pude ser una buena persona que lo hace sin intención, pero cuya mirada es demasiado fuerte. También puede ser una persona de mirada común, con una fuerte personalidad y sentimientos de envidia o rencor. La cura tradicional para el Mal de ojo es transmitida en forma oral durante la víspera de Navidad. Sin embargo, existen hechizos para curar, que se realizan escribiendo en un papel el siguiente párrafo: “Para que mis enemigos visibles o invisibles, se olviden de mi y de mi persona”. Luego, colocar el papel en un vaso de agua hasta que lo cubra e introducirlo en el fondo del congelador. Cuando el contenido se haga hielo, darle la vuelta al vaso dejándolo en el mismo sitio. El Mal de ojo cesará.

Hechizos contra trabas económicas

Para que salgan de su escondite y se retiren todos los enemigos físicos o mágicos que traban nuestra economía.

Se necesita:

- Canela
- Ruda
- Vinagre de alcohol
- 7 crayones de cera de diferentes colores
- 7 cuadrados de papel vegetal
- 3 hojas de muérdago
- 1 cordón negro con 7 nudos
- 1 bolsita de tela blanca
- 1 vela blanca

Un día martes, encienda la vela sobre un altar casero y, luego, distribuya todos los ingredientes (menos el vinagre) sobre el altar.

Coloque, uno por uno, los elementos en la bolsita para los hechizos.

Cada vez que vaya colocando una debe escribir con un crayón de color diferente, sobre uno de los cuadrados de papel, una palabra que signifique para usted un exorcismo de rechazo (por ejemplo: “vade retro”, “atrás malos espíritus” o “fuera malas energías”). Enrolle el papel y póngalo en la bolsita junto con el objeto. Una vez que todos los objetos y palabras de contrahechizo estén en la bolsa, átela con el cordón y haga 7 nudos, rocíela con el vinagre y tírela a la basura. Es uno de los mejores hechizos para mejorar su economía.

Hechizos del dinero rápido

Ingredientes:

- 1 fresco de aceite base
- 7 gotas de aceite esencial de albahaca
- 7 gotas de aceite esencial de limón
- 3 gotas de aceite esencial de mirra
- 3 gotas de aceite esencial de romero

Modo de uso

Este y otros hechizos necesitan que se concentre en su objetivo, mientras mezcla todos los ingredientes con un palillo de madera. Luego guárdelo y aspire el perfume del aceite cada vez que usted necesite conseguir dinero de forma rápida.


Escribí tu comentario