¿QUE COSA ES EL CUERPO? Prof. Cristian de los Rios

 

 

 

  corredores amphora re

Para responder a esta pregunta debemos primero responder o al menos tratar de comprender si el cuerpo es una cosa.

Quizás, algunos se molesten por el solo planteo, porque pensaran que estoy separando cuerpo de persona, o, de ciudadano, o, de ser, y estoy remitiéndome a una actitud dualista que se pretende superada a esta altura. Pero mencionar al cuerpo como perteneciente al mundo real, material, y tomar al cuerpo como cosa no es de ninguna manera desvalorizar al ser pues inmediatamente podemos afirmar que el ser no seria tal si esa cosa llamada cuerpo no estuviera presente. Observando la ilustración del ánfora del siglo VI a C. ¿que es lo que vemos?: cuerpos de personas corriendo. Podríamos hacer además otra pregunta: ¿quienes corren, las personas o sus cuerpos?

 Que pensaríamos si propusiera que los hechos sociales son cosas, es mas, hasta las instituciones como la familia, el estado, etc. son cosas también. Parecería que cosa  remite a objeto con propiedades sensibles, y claro que lo perteneciente al mundo sensible son cosas pero las anteriores también lo son. Citando a E. Durkheim, “En pocas palabras, no decimos que los hechos sociales son cosas materiales, sino que son cosas como las cosas materiales, aunque de distinto modo” y agrega: “¿Qué es una cosa? La cosa se opone a la idea como lo que se conoce desde fuera se opone a lo que conocemos desde dentro. Llamamos cosa a todo objeto de conocimiento que no se compenetra con la inteligencia de manera natural, todo aquello de lo que no podemos formarnos una idea adecuada mediante un simple procedimiento de análisis mental (…). En efecto, el  cuerpo puede tratarse como una cosa que se convierte  para nosotros los Profesores en  un “objeto de ciencia”  lo que reafirma su condición de cosa, citando nuevamente a E. Durkheim,: “Efectivamente, en este sentido puede decirse que todo objeto de ciencia es una cosa”

 Ciertamente el cuerpo es una cosa, basta en principio tocar cualquier parte de nuestro cuerpo, o de uno ajeno, para sentir su pertenencia al mundo de lo sensible, a la realidad.

 En efecto: el cuerpo no solo es una cosa sino que es, además, una cosa bien real.

 Para nosotros, los Profesores en Educación Física, el cuerpo es nuestro “objeto de ciencia”  sobre esa cosa operamos. No me quedan dudas que trabajamos sobre el cuerpo, esa cosa tan real que nos entrega el Estado o las Instituciones privadas como los clubes o gimnasios para que a través de un legitimo y legitimado trabajo sobre el cuerpo podamos modificar la realidad del mismo.

Si fuéramos carpinteros nuestro “objeto de ciencia”, nuestra cosa, seria la madera. Naturalmente se espera del carpintero que opere sobre esta cosa transformándola, es decir, que trabaje sobre la cosa dada hecho que lo justifica como carpintero. Somos propietarios de esa cosa que llamamos cuerpo, somos conscientes de que tenemos cuerpo y que ese cuerpo es una cosa y esa cosa es nuestro “objeto de ciencia” es la materia que nos ocupa y nos da y exige trabajo y ese trabajo es realizado sobre el cuerpo, el cual posee una característica propia de los seres vivos: se mueve. El movimiento que tiene nuestro cuerpo es diferente, no solamente de los demás seres animados sino, de los inanimados que también  se mueven, como la lava de los volcanes, o los planetas.

Ese movimiento que se produce y a la vez que produce esa cosa que llamamos cuerpo podemos comprenderla mejor si tomamos el concepto que K. Meinel nos hace del mismo, veámosla: “Movimiento, comprendido aquí como movimiento humano y a menudo como específicamente deportivo, es el componente externo, ambiental, de la actividad humana, el cual se expresa en los cambios de posición del cuerpo humano o de sus partes, y en la interacción de fuerzas mecanicas entre el organismo y el medio ambiente”.

gala re

Si observamos la primera imagen de los atletas griegos pintada sobre un ánfora del siglo VI a.C. podemos encontrar en la misma el concepto de movimiento antes citado. Pero ¿que y como se produce?, ¿como lograron correr esos atletas y como lo logramos hoy nosotros? Si observamos la segunda imagen, la Gala de Dalí, notaremos que ella esta quieta, sentada sobre un pedestal, sin movimiento, aunque esto es solo apariencia. En efecto, Meinel agrega a su concepto de movimiento en el espacio otro tipo de movimiento que es a su vez razón y causa del mencionado, y lo nombra como: “Motricidad, comprendida aquí como la motricidad humana, abarca, por el contrario, la totalidad de los procesos y funciones del organismo y la regulación psíquica”.

Así, tenemos por un lado un cuerpo humano y un humano con cuerpo, con la característica observable y mensurable de que se mueve, “movimiento”, de dos maneras: uno sobre si mismo sin recorrido espacial, por ejemplo flexión del codo, y otra de translación con las relaciones de espacio-tiempo.

Como ambos tipos de movimientos son posibles de ser modificados mediante un proceso que llamamos genéricamente Educación Física, este se convierte en el objeto de trabajo del Docente pues no se concibe una clase de Educación Física donde los cuerpos no se muevan y si estos se mueven es porque metabolizan y si metabolizan es porque se mueven, y precisamente este movimiento del cuerpo es lo que nos distingue como docentes en el ámbito educativo, es lo que nos da nuestra identidad profesional docente frente a otros colegas como, por ejemplo, la Profesora de Historia. No se niega el hecho de que en la clase de historia el alumno participa con su cuerpo de la misma, pero convengamos que en grado mínimo, tan mínimo que por ejemplo su frecuencia cardiaca y metabolismo se mantienen dentro de los parametros de la homeostasis. Cualquiera que sea la clase de Educación Física que se observe, el alumno realiza un gran  despliegue orgánico funcional y motor ya sea que el contenido tratado sea el atletismo, el deporte o un juego cualquiera que sea. Sin importar el paradigma  con que el Docente justifique su clase a esta pertenecen: el cuerpo humano, el movimiento humano y la motricidad humana. Con estos tres elementos trabajamos, es mas, nuestro trabajo consiste en abordar esta triada como FINES ESPECIFICOS de nuestra especialidad docente, lo demás son CONTENIDOS GENERALES que se aplican para desarrollar los mencionados  fines específicos, y son llamados Generales o de primer orden, pues son tributarios a los Fines específicos de la Educación Física y para diferenciarlos de los contenidos específicos o de segundo orden. Así, el contenido general deportes abarca a todos los contenidos específicos como el fútbol, balonmano, atletismo, natación, etc. En efecto, el movimiento puede ser trabajado con el contenido general Deportes y dentro de este con el contenido de segundo orden fútbol, el cual posee como todos los demás deportes su identidad motora especifica que lo caracteriza, dándole su pertenencia motora única en comparación con los demás deportes.

Veamos este punto: el balonmano y el fútbol poseen dentro de su identidad motora el pase, pero este es bien diferente en uno o en otro, ya que todos nos remitimos al  contenido balonmano cuando observamos a alguien realizar un pase de pecho e identificamos inmediatamente que se trata de  un movimiento específico del básquet. Los contenidos deportes, poseen movimientos que se expresan en actos motores que los caracterizan como tales de manera que forman una arquitectura singular, las que agrupadas le dan al deporte su rostro único y por lo tanto su nombre. Así, encontramos el ladrillo como elemento constitutivo de la estructura de diferentes edificios públicos pero, aunque todos pudieran estar construidos con ladrillos cada uno de ellos posen un lenguaje visual que los caracteriza, así se puede identificar una escuela de ladrillos o una comisaría de ladrillos, pero ambos son singulares aunque el material con el que están construidos sea el mismo. El pase, la recepción, la conducción, el amague y muchos otros movimientos se encuentran en innumerables deportes, pero cada uno de ellos posee su propia variante motora con que se identifica al deporte en cuestión.

 La Educación Física tiene como finalidad dentro del campo docente, y únicamente entre los demás docentes, desarrollar sus fines específicos a través del cuerpo, el movimiento y la motricidad, utilizando para ello el desarrollo de los contenidos generales o de primer orden apoyados por los contenidos específicos o de segundo orden estos últimos son propietarios, a su vez, de una arquitectura motora que les es propia a cada uno y razón del diseño de la actividades, primer eslabón del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ahora bien, donde quedo la motricidad, es decir, el conjunto de mecanismos orgánicos funcionales que se activan en una clase de educación física y dentro del cuerpo del alumno, a no ser que por la aplicación de algún paradigma tan oscuro como laberíntico y tomado de ciencias foráneas a la Educación Física nuestro alumno, en nuestra clase, permanezca sentado durante los catorce años que dura su paso por la escuela. ¡Pero no!, el alumno mueve su cuerpo en la clase de Educación Física y por lo tanto activa sus funciones orgánicas en complejos procesos llamados metabólicos para producir la energía necesaria para, precisamente, poder moverse. El diseño de clase debe atender a esto en el nivel de las actividades desarrolladas a los fines de la búsqueda de la mejor adaptación funcional de esos procesos que, por su complejidad, no serán explicados en esta nota. Sin embargo, dije que las actividades son el primer eslabón para que nuestro ciudadano, poseedor de un derecho a la salud sea beneficiado en su derecho por la idoneidad y responsabilidad en la autoridad legitima del Profesor en Educación Física en el espacio que el Estado le brinda a través de la clase de Educación Física.

En efecto, no basta con planificar una clase de fútbol, o de cualquier otro contenido, no importa solamente que el alumno adquiera ciertas destrezas especificas del deporte, se debe estar atento, al desarrollo de las llamadas cualidades condicionales, por ejemplo: si se plantea una actividad como conducción hay que planificar la intensidad y la duración de la misma pues esta está directamente relacionada con la capacidad condicional resistencia y, por ende, con la salud cardiovascular además de mejorar su capacidad de respuesta funcional para el contenido especifico, en nuestro caso fútbol, pero podría ser cualquier otro.

 Como trabajadores del cuerpo en movimiento con impacto en la motricidad no estamos solos y como ocurre en otra artes y ciencias otras saberes vienen en nuestra ayuda sin que esto signifique vasallaje, porque en realidad se presentan como tributarias nuestras. En efecto, las ciencias medicas nos aportan muchísimo con la fisiología, la anatomía, la pediatría, la higiene, etc., la Sociología nos aporta muchísimo a la hora de entender las instituciones donde nos movemos la cultura en la que nos desarrollamos, las Ciencias de la Educación nos aportan la Pedagogía y la Didáctica etc., la Psicología las teorías del aprendizaje, las teoría evolutivas, etc. Estos son aportes, son aliados del Docente en Educación Física en el patio, la cancha o el gimnasio, durante el mágico momento de realizar su trabajo: dar clase a ciudadanos y ciudadanas impactando en ellos/ellas a través del cuerpo el movimiento y la motricidad con sus múltiples y maravillosos contenidos: el deporte, el juego, la danza, la gimnasia, el atletismo, la natación,  la vida al aire libre y otras.

 Se conforma así un todo formado por tres elementos: la estructura, el campo y el sistema. La estructura se configura con los tres elementos estructurales mencionados: cuerpo, movimiento y motricidad. El campo y el sistema serán para otro artículo.

ACERCA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO- Primera Parte

ACERCA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Primera parte
Profesor Cristian de los Rios



El Entrenamiento Deportivo (ED) debe ser mirado como una forma de capital el cual refuerza a su vez uno de los quizás más valiosos patrimonios culturales y simbólicos: el DEPORTE.
Esta forma de capital se manifiesta en tres dimensiones: biológico, táctico-estratégico y social.

El impacto, capitalización, del entrenamiento deportivo en el jugador es: el acrecentamiento de sus tres dimensiones de las cuales una de ellas, la biológica, es quizás fundamento de las otras dos y como tal prioritaria. La distribución equitativa del mismo entre todos los miembros del equipo y la apropiación por parte de los deportistas de un bien que les es propio es la tarea del entrenador que comprende al jugador-jugadora, o entrenado-entrenada, como sujeto activo en el proceso de produccion de estas tres variables con miras al exito deportivo.

El capital biológico que se acrecienta, apropia, y distribuye en razón del entrenamiento deportivo, debe llegar a un grado de acumulación máxima en esta dimensión porque estamos hablando de conductas motoras deportivas, las cuales se asientan fundamentalmente en la condición física de quien las realiza, es decir, depende del balance en que se encuentra su “cuenta biológica”, de la cantidad y calidad de capital biológico acumulado tanto de el/ella como de sus compañeros/compañeras de equipo.
En el caso del ejecutivo de una empresa, este también debe acrecentar su capital de entrenamiento, por ejemplo, en tácticas de venta y estrategias de mercadeo, no siendo tan necesario en el alcanzar los cincuenta metros en determinado tiempo, o realizar determinadas rutinas de ejercicios con carga, etc. No significa esto, que un ejecutivo no debe entrenarse físicamente acrecentando la variable biológica de su propio capital, pero convengamos que no trabaja con su cuerpo, y esta es la gran diferencia con un deportista. Es mas, si lo pensamos en el nivel del súper-profesionalismo, o elite, el/la jugador/jugadora es un ejecutivo del cuerpo en una empresa corporal, como por ejemplo un club de fútbol. La renta, en estas instituciones, en este nivel, es el resultado del trabajo corporal de sus miembros, su utilidad es a la postre el fruto del trabajo corporal.
Por lo tanto, en nuestro caso, el del entrenamiento deportivo, sabemos muy bien que las técnicas deportivas, o “habilidades motoras deportivas”, aprendidas en la infancia tienen muy poco impacto a la hora de la competencia si estas no están reforzadas por el incremento de las tres dimensiones de capital y en especial del capital biológico.

En efecto, podemos contar en nuestras filas con el/la mas habilidoso/habilidosa técnicamente, quizás hasta en grado superlativo, un virtuoso o virtuosa, pero que a poco de comenzado el encuentro agota rápidamente las reservas energéticas, o no puede sostener la carga, stress de la confrontación, en consecuencia su técnica, su “capacidad técnica”, se desvanece en imprecisiones, en errores de tiempo, espacio, ritmo, decisión, lectura de juego, etc. Y cuando cae el/ella tambien caen sus socios/socias en la proporción de su aporte individual al capital colectivo.

El jugador, como sujeto de una organización de producción colectiva, al caer o disminuir su aporte al capital social, resiente la actuación grupal y esta se vuelve deficitaria, y si no se toman medidas urgentes (convengamos que todo esto pasa en una hora o menos a diferencia de, por ejemplo, una empresa donde los procesos de respuestas no son tan urgentes) el camino al éxito se diluye o al menos se pone en peligro.

Ahora bien, que pasa con las otras dos dimensiones de esta forma de capital, la táctica- estratégica y la social. Estas siguen los mismos principios de acumulación, distribución y apropiación que la forma biológica.
Ciertamente, la complejidad que significa esta conducta colectiva que llamamos deporte debe ser comprendida en razón de su fin, es, si se quiere, una actividad “finalista”, existe por su fin y este no es otro que la superación del adversario.

Para alcanzar este “fin” sus miembros se organizan colectivamente, se distribuyen roles, se asignan tareas, se estudian formas de ataque y defensa, se estudia al rival, se establecen formas de control social de sus miembros como la abstinencia de alcohol, fidelidad a dietas y horarios, y otras tantas. Se estudian las reglas, se invierte en tecnologías de estudio como los videos y otros, se planifican programas de entrenamiento, se realizan estudios de salud, etc. y todo esto se hace con la intención de salir victoriosos en los encuentros regulados por reglas aceptadas internacionalmente.
Aunque se juegue en la primera de un club de nivel nacional, como en un club de barrio, todos aceptan las mismas reglas y esta notable conducta social inscribe al deporte en un hecho cultural protegido por la legislacion y que lo caracteriza y enaltece como valor social y porl o cual tanto interés despierta a nivel personal y estatal.

 

Para alcanzar su “fin”, ganar, no basta el desarrollo de una sola de las dimensiones mencionadas, pensemos en nuestro país, para mejorar económicamente no basta que la producción agrícola ganadera sea rentable, necesitamos del desarrollo industrial, del tecnológico, de la investigación, inversión en obras de infraestructura, etc., no se puede vivir con el desarrollo de un solo factor.
Así, en el deporte, necesitamos que nuestros jugadores conozcan las diferentes formas tácticas y estratégicas aplicadas en la competencia y que además sepan como utilizarlas según cambian las situaciones de juego, es decir, que no solo deben “saber” sino que deben “saber que hacer con sus saberes” en el campo de juego en el breve tiempo dado de un encuentro.

En ese tiempo del encuentro que llamo tiempo instantáneo, el/la, los/las, jugadores/jugadoras, deben resolver complejas situaciones, veamos algunas de ellas: (leanse como preguntas)

Que pasa que no pasamos de mitad de campo, porque vamos perdiendo, porque los ataques comienzan por el lateral, como detenemos los ataques, que le pasa a mi defensa que no funciona, que nos pasa que llegamos al area contraria pero no convertimos, porque hicimos el ultimo tanto, que esta ocurriendo que todo funciona según lo planeado, porque no funciona lo planeado y como lo resuelvo/resolvemos, que pasa que no me puedo comunicar con mis compañeros/compañeras, siempre estamos atacando de la misma manera y no podemos pasar y, además, no encontramos la salida, ese ataque estuvo bien casi convertimos como lo corregimos, etc.
Todas estas situaciones a modo de ejemplo -y sabemos que son muchas mas- ocurren en el aquí y ahora del encuentro y, a diferencia, de otras actividades humanas no se puede dejar la respuesta para otro día, no es como en las empresas que se puede detener o postergar la resolución de los asuntos porque llega el fin de semana. En efecto, el partido dura una hora, es finito, lo que no consigamos ahora se pierde, no es postergable, no es prorrogable, no esta sujeto a futuras negociaciones o discusiones de puntos de vista, “es ahora o nunca”.

Todo esto ocurre y mucho mas, en acciones colectivas e individuales, con y sin la posesión de la pelota, y debemos responder a todas estas demandas que, para colmo, cambian todo el tiempo. En los deportes colectivos -a diferencia de otros deportes como el atletismo, la natación, etc. donde las situaciones de competencia se caracterizan por realizarse en un contexto “cerrado”: el atleta, el nadador, no esta sometido a los cambios constantes de los deportes de equipo o de campo- las situaciones de juego se consideran “abiertas” pues estas se modifican continuamente según diferentes variables que entran en juego, en razón de que la competencia implica una oposición que tiende a superar las acciones realizadas por los adversarios, es esta “lucha” el motor del deporte, la que genera la energía que despierta tantos sentimientos y desvelos.

Conocer las reglas que regulan estas oposiciones, su arquitectura basada en el profundo juego dialéctico de dominador/dominado y poder operar estas variables en el campo, manejarlas in situ, es parte del entrenamiento deportivo y concomitante con el aumento del capital táctico-estratégico del jugador o jugadora. Esta dimensión es entrenable con ejercicios específicos en la sesión de entrenamiento donde se busca el pensar-en-movimiento y el pensar-con-el-cuerpo, para lo cual existe un menú variado de ejercicios que desarrollan esta capacidad que responde a la realidad de pensar en acción.

Cristian de los Rios

 

Fin de la Primera Parte

ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE REALIZAR EJERCICIOS FISICOS

Debemos considerar cual es nuestra situacion actual, hablando de ejercicio fisico podemos establecer tres categorias adulto, jovenes y niños y dentro de estas existen subcategorias.

Hoy voy a dar unos consejos para adultos que desean comenzar la actividad fisica y hace tiempo que no entrenan:

Debo consultar a mi medico para ver cual es mi estado de salud y cuales son las posibilidades de los esfuerzos que puedo realizar, se incluye aqui tambien las mujeres que estan en cinta o han dado a luz, tambien las personas que saben que padecen diabetes o hipertension,por ejemplo, que aun sabiendo esto deben ir a la consulta a charlar con su medico acerca de su intencion de comenzar un plan de ejercicios.

Una vez realizado el punto anterior conectarse con un idoneo en ejercicio y movimiento que en nuestro medio son los Profesores en Educacion Fisica y seguir sus recomendaciones.

No realizar ejercicios por cuenta propia sin asesoramiento, o siguiendo los consejos de un amigo o rutinas preestablecidas. Ud es un ser unico y su cuerpo tambien lo es, su historia clinica y su historia de actividades deportivas tambien es unica.

Si va a un gimnasio sin que previamente se le realice una entrevista desconfie de los resutados que puede obtener y tenga en cuenta los riesgos…a veces muy serios.

No es recomendable clases colectivas donde se sigue a modelos que hace mucho estan en actividad, comience sin imitar a nadie, avise a su profesor o profesora que ud hace años no realiza actividad fisica.

Antes de comenzar cualquier actividad piense en sostenerla por un tiempo, este convencido de que esto es importante para ud como dormir o alimentarse. Habra un espacio en su agenda y cumplala, al principio cuesta, pero luego, como dicen los alumnos: “cuando falto a clase el cuerpo me lo pide”.

Comprese la ropa adecuada a la actividad elegida. Por ejemplo: si va a caminar en escenarios urbanos no compre zapatillas de treking.

Si esta al aire libre use crema bloquearoras de los rayos UV aun en invierno, y lleve siempre gorro.

Siempre lleve agua consigo y nunca realice actividad fisica en ayunas ni despues de haber comido abundantemente.

Aprenda a sentir su cuerpo. Si se siente agotada despues de la clase baje la intensidad, un plan de ejercicios fisicos adecuado debe brindar felicidad al cuerpo sin agotarlo. Si por las mañanas luego de haber cenado bien y descansado por la noche se levanta cansada consulte a su medico.

NO TRATE DE ALCANZAR NINGUNA MARCA O TIEMPO DEL TIPO DISTANCIA CONTRA RELOJ O CANTIDAD DE KILOS ETC, ud. como adulto de vida urbana entrena para la salud, no para batir ninguna marca. Es bien diferente en los deportes competitivos, pero ese es otro tema.

Realice ejercicios variados en general recomiendo de tres tipos: aerobicos, de flexibilidad y de fuerza. Utilice tambien escenarios variados si donde ud. vive lo permite. Otra idea que les aconsejo es que se realicen ejercicios estacionales, por ejemplo, en verano pileta o caminar por el agua en la playa y en invierno gimnasio, etc.

Para mejores logros es recomendable cuando se pasa del sedentarismo a la actividad cambiar de dieta y de habitos de vida.

Para despedirme, un consejo mas: que la actividad sea placentera, no permita que su trabajo u otras cuestiones de la vida le priven de este momento. Las cosas van bien cuando ud en su trabajo esta esperando el momento de ir a entrenar, aqui en Mar del Plata los surfistas tienen un lema muy apropiado:”el peor dia de surf es mejor que el mejor dia de trabajo”.

Otro buen consejo que da mucho resultado es que realice actividad fisica con un amigo o amiga, siendo dos se crea un compromiso mas fuerte con la actividad.

Hasta la proxima

“QUE HACEMOS CON NUESTROS CUERPOS” Una mirada del cuerpo y el movimiento del adulto urbano, 2ra parte.

Amanece en la ciudad, el escenario urbano se va poblando de a poco con cientos de nuevos atletas ciudadanos, los observamos por la ventanilla del auto en plazas, calles y otros muchos sitios.

En general son adultos y adultos mayores que han decidido realizar actividad fisica, los vemos “estirando”, corriendo o caminando. Algunos realizan yoga o tai chi.

Se los observa sin temores, sin pudor. Estos atletas posmodernos hacen gala de sus habilidades y parecen decirnos: ” ¡si!, yo tengo tiempo y me animo ”

Y mientras seguimos viendolos pensamos ” y…si comienzo tambien a hacer algo…”

Pero la primera pregunta que deberiamos hacernos es: ¿pero que hago, cual actividad elijo?
En la enorme oferta de actividades que se ofrecen en el “mercado del cuerpo”: ¿cual de todas es para mi?.

Veamos este punto primero porque es el mas importante. Tenemos que pensar que la actividad fisica es similar al vestido: hay que elegir el adecuado, porque de alguna manera nos lo vamos a poner.

La respuesta es simple: hago lo que puedo pero que me de placer, que me resulte una actividad placentera.

Alejado de TODO CONCEPTO DE EXIGENCIA O MARCA, actividades simples, sencillas, progresivas, y ,si es posible, al aire libre.

Una forma de autoevaluar si comenzamos bien, y si vamos bien, es que no nos debe costar ir a nuestra “sesion de actividad vital” (esta denominacion es mia y la resumo en la sigla SAV de la que hablare en otros articulos) sino todo lo contrario: estamos esperando durante todo el dia que llegue ese momento magico (el tiempo de YO-MI CUERPO) para cambiarnos y salir.

Al contrario, si antes de iniciar nuestra actividad fisica, estamos pensando “tengo que ir y no tengo nada de ganas”, deberemos plantearnos si la actividad que hemos elegido es realmente placentera y, por lo tanto, saludable para nosostros.

¡Porque para el adulto urbano sometido a estres constante es dificil que aquella actividad que no es placentera sea saludable!

Otra forma de evaluar si vamos bien es si al finalizar la actividad elegida no volvemos demasiado cansados, y mucho menos agotados, sino, al contrario, renovados y alegres con mas ganas de seguir con nuestras actividades ordinarias, volviendo a ellas oxigenados y vitales.

La actividad que realicemos debe inscribirse dentro del principio del placer debe ser moderada y continuada durante todo el año.

En cuanto a que hacer en una SAV, cuanto ejercicio hacer, que tipo de ejercicio, su intensidad, calidad, utilidad, diversidad, progresion, y mutacion hablaremos en otros articulos.

“QUE HACEMOS CON NUESTROS CUERPOS” Una mirada del cuerpo y el movimiento del adulto urbano, 1ra parte.

Actualmente, las ciudades estan siendo utilizadas como escenarios para la actividad fisica por adultos que han despertado, a la conciencia de que la vida urbana plantea situaciones a las que hay que responder desde el punto de vista de la salud a traves del cuerpo y el movimiento.

Muchas personas desean conocer muchos aspectos en referencia a su cuerpo y movimiento, desean saber que tipo cantidad y calidad de movimiento deben o deberian hacer. Como este universo es tan vasto voy ante todo a limitar el “campo”.

En principio hablamos de adultos sanos en una franja que va de los 30 a 60 años que preocupados por su salud y viviendo una vida urbana, se ocupan y preocupan por su cuerpo, en la medida que entienden que segun lo que hagan con EL se acercan o alejan de la salud.

Y no hablo solo de la salud del cuerpo, recuerden que me dirijo a personas sanas, sino a aspectos tales como el humor, la autoestima, la autovaloracion, la sesacion positiva de: yo puedo, de: me siento bien y vital, de: a pesar del paso del tiempo sostengo mi respuesta fisica, de: me va mejor desde que comenze un plan, de lo que yo llamo, “gimnasia urbana”.

El encontrar un espacio tiempo propio, que no es la familia, el trabajo, los amigos de siempre, sino mi espacio-tiempo con MI cuerpo y mis movimientos, transpaso un umbral entrando a un sitio nuevo que no es el del entrenamiento clasico de los deportes, no es tampoco lo que hicimos siendo jovenes, es otro lugar y es a ese lugar al que nosotros los Profesores en Educacion Fisica debemos dar respuesta para toda esta inmensa masa de atletas urbanos que invaden plazas, calles y cuanto lugar encuentran al paso de sus cuerpos que piden ser atendidos con esta actividad vital; el ejercicio fisico de igual valor que alimentarse, dormir o evacuar.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog