Posts etiquetados como ‘kirchner’

Sofismas II: Hoy, Mariano Grondona.

El recurso de citar bibliografia autorizada, tal y como vimos en la primer entrega de “Sofismas”, no siempre es correcto o pertinente: Si la cita esta mal aplicada, presenta tergiversado su contenido, o versa sobre supuestos para los cuales sus ideas no fueron concebidas, lo mas probable es que, si la importacion no se explica, fundamenta, y justifica con rigurosidad, las conclusiones a las que se arriben sean sofisteriles.

Vamos con el caso de Mariano Grondona, hombre afecto a las citas autorizadas.

Resulta sumamente interesante un fragmento que hace parte de su editorial publicado el Domingo 1 de marzo de 2009 (http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1104318) cuyo titulo reza (es de justicia reconocer que el hombre nos avisa lo que se viene):”La madre de todas las batallas es ideológica”

Una aclaracion: El recorte de citas esta hecho para facilitar el analisis, pero el fragmento no esta editado, vale decir: Leer solamente los fragmentos en verde, de corrido, es sinonimo de leer el fragmento completo.

Vamos con los pasajes en cuestion (en verde, las delicias del Doctor, en negro, mi comentario):


“El búnker

Cuando Marx propuso su versión de la palabra ideología , la definió como un esquema mental que, ofreciendo una explicación aparentemente científica de la realidad, apunta a convencer a propios y extraños de la razón que asistiría a quien la emite. Más que una verdadera descripción neutral de los hechos, pues, la ideología según Marx sería un sofisticado intento de manipulación al servicio de sus promotores.”

Vamos por partes.

La “ideologia”, segun Marx, mas que un esquema (en todo caso, hace parte de un esquema) es una instancia que esta determinada por la estructura (dentro de la cual se registran las relaciones de produccion, vale decir, la apropiacion de los medios de produccion, la cual Grondona jamas menciona): La instancia “ideologia” (mas tarde sustituida -o superada- por otros autores, por la instancia “Poder hegemonico”, dentro del esquema de Marx -Gramsci, Althusser, por ejemplo-) no es una instancia individual (tal y como sentencia Grondona al hablar de una suerte de “sofisticado intento de manipulación al servicio de sus promotores”, y tal y como mas adelante sentenciara Grondona al atribuir a Nestor Kirchner y su sequito el control consciente de la instancia mencionada), sino que seria el resultado social del modo de produccion cuyo albergue (el de este ultimo) es la estructura, haciendo parte aquella instancia de la superestructura: La manipulacion (en realidad, Marx hablo de mixtificacion de la realidad), lejos de tener nombre y apellido individual, seria social y de clase (las clases dominantes que nada pueden tener que ver -o si- con un gobierno en particular), mas alla de que podamos reconocer algunas caras visibles que, noticia; tambien compran para si mismos sus prejuicios de clase.

Segun el doctor Grondona, y como veremos mas adelante, tenemos que:

La ideologia, en lugar de ser producto de las relaciones de produccion (y cuya existencia serviria -en tanto poder hegemonico- para obtener consenso ante la totalidad social), puede ser controlada por un individuo o un pequeno grupo a discrecion y a conciencia no siendo una instancia superestructural determinada por el modo de produccion de la estructura.

Sigamos con el Doctor…

“El peligro de las ideologías es que al fin atrapan a sus propios autores”

Al parecer, aqui Grondona esta cometiendo el clasico error que bien senalara (entre otros) Eliseo Veron, de creer en la existencia de discursos “a-ideologicos”, pretendiendo que el discurso nace del sujeto y haciendo una lectura binaria de la relacion objeto-discurso. En realidad; la lectura es triadica (discurso-objeto-condiciones de produccion*) y todo discurso, en virtud de sus condiciones productivas (otros discursos), presenta una dimension “ideologica”: El de Grondona, el de Kirchner o el de quien les habla.

En todo caso, si a Grondona lo asistiera la razon, todos (incluso el mismo) estariamos “atrapados” (en el sentido mas negativo del termino) por la ideologia, aunque, es evidente que al estar formulando una dura critica a quienes quedan “atrapados por la ideologia”, el Doctor pareceria considerar que esta fuera de esta caprichosa categoria, negando asi, la dimension ideologica presente en su propio discurso.

*Otros discursos producidos con anterioridad presentes en el discurso analizado.

Sigamos…

“Sin pretender que han alcanzado la sofisticación de Marx, ¿podría sugerirse entonces que los Kirchner estarían sufriendo ahora los efectos de su propia aventura ideológica? Porque tanto las decisiones de él como las explicaciones de él que ofrece ella provienen de una misma fuente ideológica: lo que ellos llaman el modelo, una concepción del país y del Estado en virtud de la cual el gobierno tiende a quedarse con el sobrante o plusvalía de lo que producen los argentinos para acumular su propia riqueza y su propio poder detrás de una explicación tan incierta como repetida: que lo hacen para beneficiar a los pobres y para disciplinar a los ricos. Más allá de las mentiras estadísticas, esto es doblemente cuestionable porque en su gestión hay cada vez más pobres y sólo se disciplina a los ricos que no son sus amigos.”

Aqui, el Doctor Grondona, ha decidido renunciar momentaneamente a los eufemismos, incluso se podria decir que ha degradado el nivel retorico renunciando, ademas, a la construccion de sofismas (cosa muy frecuente en sus textos: primero suele esgrimir un marco teorico de dudoso rigor academico/cientifico, con importante presencia de sofismas, para luego apelar, con la fortaleza retorica inercial que le brinda esa base, a sentencias caprichosas despojadas de todo tipo de fundamentacion e, incluso, despojadas de conexion con el pseudo marco anteriormente mencionado) : Segun el, y sin fundamentar con base en evidencia tangible y verificable, el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner es:

-Una cara femenina que repite ideas de su esposo (”tanto las decisiones de él como las explicaciones de él que ofrece ella “).

-Un gobierno dentro del cual el fruto de los impuestos sobre la renta excedente (retenciones, etc) es acumulado para la propia riqueza y poder de los Kirchner.

-Un gobierno que postula, entre otras cosas, “el disciplinamiento de los ricos” (me pregunto que sera el “disciplinamiento de los ricos”)

-Un gobierno en el cual ha aumentado la pobreza (cosa bastante discutible, teniendo en cuenta la pobreza estructural instalada en el pais fruto de anios de la aplicacion de recetas neoliberales)

Sigamos…

“El populismo que ellos comparten con Chávez, Morales y Correa procura crear un esquema económico y social que, perjudicando a los neutrales, sean ricos o pobres, sólo privilegia a los favoritos del régimen si son ricos y apenas alivia, entre los pobres, a aquellos que acepten someterse a la humillante red del clientelismo”

En este caso, el Doctor Grondona pareceria seguir empecinado en el relajo del propio nivel retorico; Ademas de calificar de “populismo” (no es un dato menor, teniendo en cuenta que dicha palabra tiene una connotacion negativa en un amplio sector de la sociedad) a los procesos vigentes en Venezuela, Ecuador, Bolivia, y Argentina (en una suerte de alarde de un reduccionismo que asusta, por cierto, teniendo en cuenta que los cuatro procesos mencionados son bien diferentes entre si), Grondona sentencia, sin esgrimir fundamento basado en evidencia empiricamente constatable, que:

- En los procesos que se estan dando en los cuatro paises citados mas arriba, se perjudican los “neutrales” (parece que el hombre se ha “olvidado” de definir ciertas cuestiones basicas: ¿Quienes son los “los neutrales”? ¿Acaso no ser “neutral” es sinonimo de ser “favorito del regimen”? ¿Por que se perjudican?)

- En los cuatro casos se privilegia a los “favoritos del regimen” (la palabra “regimen”, constituye, no esta de mas aclararlo, otro adjetivo calificativo con connotacion negativa mas), beneficiando a los ricos, y destinando migajas para los pobres.

Sigamos…

“Lo peor de este sistema, sin embargo, no es tanto que sea falso sino que, una vez que se lo ha enunciado imperiosamente desde el poder, encierra a sus autores en el hermetismo, y crea como consecuencia un verdadero búnker político al que no pueden llegar ni siquiera los más subalternos. Y ésta es quizá la verdadera razón por la que tantos kirchneristas se están alejando cada día más de la pareja presidencial: que el aire del “búnker” de Olivos, donde ella habita cada vez más aislada de la realidad, se les está volviendo irrespirable.”

Al decir “lo peor de”, esta, implicitamente, diciendo que el sistema es “malo”; Para que haya “peor” debe, primero, existir algo “malo” (en este caso, “falso”).

Por otra parte, el doctor sigue con las sentencias caprichosas despojadas de todo vestigio de fundamentacion.

Segun Grondona, el sistema es “falso” y se lo ha anunciado “imperiosamente” desde el poder, “encerrando” a sus autores en el “hemetismo”

De mas esta decir que esta sentencia tiene identico valor de verdad (por la ausencia de fundamentos basados en evidencia empiricamente constatable) que la siguiente expresion:

“el sistema no es falso y no se lo ha anunciado imperiosamente desde el poder, encerrando a sus autores en el hemetismo”

Recapitulando:


La praxis discursiva de grondona, en este caso, pareceria ser la siguiente (cosa que se puede verificar, el lector inquieto, en http://www.lanacion.com.ar/diario-de-hoy/opinion/columnistas-notas-anteriores.asp?categorias_ids=609):

-Echar mano de bibliografia academica (autorizada) citando erroneamente conceptos de autores, para armar un marco teorico despojado de rigor por lo falaz y sofisteril (teniendo en cuenta la supuesta competencia cultural del Doctor, resulta dificil pensar que “entendio mal a Marx”; Mas bien, su competencia cultural nos inclina a pensar que lo entiende perfectamente y lo cita mal de manera intencional: Por eso hablos de “sofismas” y no de “paralogismos”).

-Una vez instaurado dicho marco (o, mas bien, pseudo marco en virtud de las praxis sofisteriles presentes en el mismo), despacharse, basandose en la fortaleza retorica inercial del “marco teorico” que supo construir, a gusto con reduccionismos improcedentes, falacias “ad hominem” (la puesta en marcha de calificativos con connotacion negativa que apuntan a descalificar a los interlocutores para asi descalificar sus discursos / praxis), resultados estadisticos de los cuales jamas presenta evidencia, y el achaque (al gobierno, en este caso) de conductas reprobables que, hasta tanto no se puedan corroborar por la empiria, tienen origen (muchas de ellas) en las fantasias y creencias que tienen al Doctor Grondona, en este caso, como receptor y reproductor de cierto tipo de discurso.

Si bien las praxis discursivas descritas mas arriba, son bastante frecuentes en la comunicacion coloquial, el peligro, aqui, estriba en que el doctor Grondona esta volcando dichas falacias en un medio masivo de comunicacion.

Tal vez el Gobierno Nacional sea todo (o mas aun) lo que Grondona dice que es. Por el contrario, tal vez no se acerque ni un poco a lo que Grondona sentencia.
Lo que queda claro, es que no es mediante praxis discursivas sofisteriles la manera de probar una cosa u otra.

La pregunta que cabe aqui es:

¿Cuantas personas compraran el falaz discurso de Grondona?
¿Que incidencia (y en que medida) tendra en las conductas de estas personas (sea como potenciales votantes, sea como posibles artifices de algo no tan democratico como, por ejemplo, el corte de una ruta en pos de la defensa del acceso al despilfarro)?


Nota: Este, como todos mis posts, esta sujeto a resignificacion constante. Puede que vean algunas modificaciones en los mismos fruto de la re-lectura y el intercambio de ideas, con la consecuente correccion y/o modificacion de posibles errores.

  • Comentarios
  • 10 votos