Posts etiquetados como ‘herencia’

Herencia

HERENCIA

¿Que es la herencia?
Mas alla de las definiciones de diccionario, podriamos mencionar varios tipos de herencia; genetica, cultural, material, etc.
Con respecto a la herencia genetica, esta, como han comprobado los expertos en la materia, en reiteradas oportunidades, no tiene incidencia destacable sobre los comportamientos humanos en sociedad, salvo alguna patologia puntual.

En los otros casos (herencia cultural, material, etc), no estariamos en presencia de ningun tipo de determinismo natural.

Hechas estas aclaraciones, pasemos directamente a lo que interesa de este articulo: La herencia de bienes materiales.

MERITOS

¿Que meritos hizo una persona para heredar bienes materiales?

Mas alla de los deseos de los padres, tutores, encargados, benefactores, o los Estados mismos, lo cierto es que cuando una persona muere, ya no puede decidir sobre el destino de sus bienes. La unica manera de tomar dicha decision es completamente artificial y anterior: Dejando asentado el deseo en algun tipo de soporte fisico (cuando las leyes no lo hacen por ella), vale decir, de una manera para nada “natural”; ni la tinta manufacturada existe en la naturaleza, ni el papel existe en la naturaleza, ni la escritura existe en la naturaleza, ni la transmision de informacion de una generacion a otra existe en la naturaleza.

¿Tiene algo de malo lo “no natural”?

En realidad, lo “no natural” no es ni malo ni bueno (o, al menos, poco podemos decir sobre este tipo de valoracion); Lo “no natural” es lo humano.

Sucede lo siguiente: Muchos miembros de la sociedad estan a favor de la herencia de bienes materiales, algo que como hemos visto, no existe en la naturaleza siendo una practica fruto de la cultura, ergo, humana.

¿Cual es el probllema, entonces?

Lo interesante del caso es que, al mismo tiempo, con el objeto de justificar las desigualdades (desigualdad producto, en gran medida, de esa herencia de bienes materiales) existentes entre los seres humanos (o entre culturas / sociedades), estas mismas personas apelan al “naturalismo” importando ideas y conceptos de las ciencias naturales (”supervivencia del mas apto”, “ley de la selva”, etc)

¿No constituye esto una cotradiccion flagrante?
¿O, acaso, se apela lo “natural” solo cuando conviene a los propios intererses?

Hasta aqui habiamos dicho que, exista o no la herencia de bienes materiales, en cualquiera de los dos casos estariamos en presencia de una praxis cultural y no “natural”.

Ciertos miembros de la sociedad no informan, palabras mas, palabras menos, que el “mas eficiente” es quien debe ocupar los lugares mas altos de la piramide social, en tanto que el “menos eficiente” debe conformarse con quedar relegado a ocupar las posiciones subalternas.
Para dar mayor “fundamento” a sus palabras, muchos de estos ideologos nos dicen que el ideal, dentro del esquema mencionado, es que haya igualdad de oportunidades.
Curiosamente, estas personas pocas veces ponen en tela de juicio la herencia de bienes materiales, concepto consagrador de las desigualdades por excelencia.

¿IGUALDAD DE OPORTUNIDADES?

A esta altura, las preguntas imploran por encontrar respuestas concretas:

¿Podemos hablar de “igualdad de oportunidades” cuando un grupo de seres humanos nace en un ambito plagado de privilegios materiales y necesidades basicas cubiertas por demas?

¿Podemos hablar de “igualdad de oportunidades” cuando un grupo de seres humanos (mas numeroso que el anterior, por cierto), por el contrario, nace en ambitos carentes de oportunidades, siquiera para satisfacer necesidades basicas asociadas a la supervivencia?

En este punto comienzan a hacer su aparicion los clasicos latiguillos neoliberales (disfrazados de “a-politicos”, “a-ideologicos” y otras yerbas por el estilo), a saber:

“Para estudiar existen becas”

“El que quiere puede”

“Hay que ensenar a pescar y no regalar el pescado”

“Fulanita vivio en una villa miseria y hoy, luego de romperse el lomo trabajando, dirige su propia empresa”


y otras maravillas literarias por el estilo, todas muy faciles de decir cuando se tuvo todo servido en bandeja o cuando alguna situacion puntual externa (no aplicable para versar sobre tendencias generalizadas) catapulto al “orador” de estas delicias del pensamiento, desde la base de la piramide social hasta los lugares medios y altos de la misma.
Como todos sabemos y como he repetido hasta el cansancio, para estudiar o capacitarse no resulta suficiente que la educacion sea gratuita: Una mala alimentacion en los primeros cuatro anios de vida (por solo senalar una variable entre muchas ya explicitadas en http://blogsdelagente.com/cosmocosmecensuradoenlanaciononline/2008/8/13/las-derechas-y-sus-argumentos-i-esta-entrega-), segun los expertos, tiene terribles repercusiones (muchas veces irreversibles) sobre el funcionamiento del cerebro y la capacidades cognitivas, carencia que seria decisiva, evidentemente, a la hora de, por ejemplo, conseguir una beca, en un futuro posible.

De todas maneras, no es necesario echar mano de un ejemplo tan extremo para dar cuenta de la injusticia que constituye la herencia de bienes materiales. Quiero decir (pido sinceridad -aunque se que en muchos casos, es mucho pedir- a los lectores que esten a favor de la herencia de bienes materiales, a la hora de elaborar las posibles respuestas a la siguiente pregunta)

¿Tiene las mismas chances de ocupar los lugares mas altos de la piramide social una persona de clase media , media / baja, con problemas de vivienda (sin haber heredado casa propia), quien debe trabajar (al ser estudiante, lo mas probable, un trabajo “no calificado” ergo mal remunerado) para mantenerse y estudiar (recordemos que el hecho de no recibirse en tiempo y forma, o hacerlo con calificaciones mediocres, fruto de una dedicacion parcial -todo lo contrario a lo que puede hacer un estudiante mantenido por los padres, tutores, o encargados-, impacta notable y negativamente sobre la calidad de los futuros puestos laborales), que una persona que tiene resuelto el problema del alimento, la vivienda, y es mantenida por los padres hasta el momento de recibirse?

Por supuesto que no tienen las mismas chances (lamento el aparente relajo retorico, pero algunos interlocutores exigen que se materialicen este tipo de respuestas obvias): De hecho, las chances ni siquiera se acercan.

Al parecer, muchos ideologos neoliberales valoran en extremo el “esfuerzo” individual de un ser humano que quiere progresar en la “carrera” de la vida, una valoracion muy pertinente y logica, al menos en apariencia….

Lamentablemente, muchos de ellos, parecerian olvidarse de mencionar que:

1) Los pocos casos que existen de personas con pocos recursos que han llegado a ocupar los lugares mas altos de la piramide social, son solo eso: Casos particulares que no solo no sirven para explicar una tendencia generalizada, sino que, indagando un poco en cada uno de ellos, se llega a averiguar que, como minimo, existio algun evento (una “mano amiga” cuya ayuda fue decisiva, estar en el momento oportuno, en el lugar adecuado, un golpe de fortuna, etc) determinante, abonando la idea de que dichos casos particulares, tambien tienen explicaciones particulares.

2) En el grueso de los casos, quien llega ocupar los lugares mas altos de la piramide social, es aquel que tuvo, desde el momento del nacimiento, mejor alimentacion, abrigo, vivienda, ropa, contencion, acceso a educacion de calidad, afecto, espacios para el ocio y el descanso (vacaciones, entretenimiento, etc) etc.

¿No seria mas honesto por parte de estos “admiradores del esfuerzo individual” proponer que los bienes materiales (o una parte importante de ellos) que genero una persona en vida pasen a formar parte de un fondo comun, bien administrado, con el objeto puro y exclusivo de consagrar la igualdad de oportunidades (ya que tanto parece interesarles), luego de su muerte?

¿Por que razon (o razones) una persona cuyo unico “merito” fue nacer en el lugar / momento adecuado tiene derecho a ser beneficiario de bienes que no genero?

¿Que derecho tiene una persona de disponer de sus bienes cuando ya no son mas de el porque ha dejado de existir?

¿Acaso Jhon Lennon prohibe a la gente silbar alguna de sus melodias? Sencillamente, no puede hacerlo. Eso si: Otros se siguen beneficiando con sus canciones por leyes que les permiten disfrutar de los beneficios economicos de algo por lo cual no han movido un solo dedo.

¿Es eso justo?

Ante esta ultima pregunta muchos neoliberales suelen echar mano de otros conocidos latiguillos, a saber:

“El mundo es injusto, es la vida”

“La cebra no pidio venir al mundo para ser devorada por el leon y sin embargo sucede: la ley de la vida es asi”

“El mundo es asi, el bicho grande se come al chico; Esto no lo vamos a cambiar ni vos ni yo”.

Con respecto a las primeras dos expresiones, quienes las espetan, vuelven a caer en un error (y en una contradiccion) mencionado mas arriba; La importacion de teorias de las ciencias naturales al dominio de lo social – cultural, y la contradiccion por no decir tambien, hipocresia) que rezuma el hecho de recurrir a la naturaleza cuando conviene, y al mismo tiempo defender algo tan poco natural como la herencia de bienes materiales.

Con respecto a la ultima expresion, ¿Que deberiamos decir de la gente que en tiempos de la esclavitud pudo haber dicho (recordemos que la esclavitud, en algunas epocas, estaba tan naturalizada como hoy lo esta, por ejemplo, la herencia de bienes materiales)”El mundo es asi, no lo vamos a cambiar ni vos ni yo”?

¿Que hubiese sucedido con la esclavitud de no existir polos de rebeldia que la combatieron casi permanentemente, hasta lograr su abolicion?

EL PROBLEMA

El problema aqui no radica en el hecho de que la herencia no sea “algo natural”. El problema aqui estriba en el hecho de que la herencia de bienes materiales es (por los fundamentos citados con anterioridad) injusta y, como toda acumulacion de capital en manos privadas, solo tiende a producir violencia; Violencia de los acumuladores, y violencia (defensiva) de los despojados.
La revolucion francesa termino con los injustos privilegios de nacimiento que ostentaba la nobleza (algo completamente naturalizado -ergo indiscutible- en la epoca)…


¿No sera hora de comenzar a desnaturalizar naturalizaciones que nada tienen de naturales?

¿No sera hora de construir una sociedad mas justa?

La Revolucion francesa no escucho a las voces que quisieron mantener los privilegios de la nobleza, privilegios asociados a prerrogativas de nacimiento.
Esas “voces reproductoras de la naturalizacion” tampoco dieron demasiada importancia a las otras, las de la incipiente revolucion…

¿No sera hora de accionar sin escuchar las voces de quienes quieren mantener privilegios por los cuales no han sudado una sola gota?