Verdades mentirosas: El “Contraperiodismo”

Ya lo hemos mencionado en el pasado: Resulta interesante por demás advertir que a la hora de instalar en la opinión pública  propias (y ajenas) concepciones del mundo como verdades absolutas no escasean los comunicadores que no trepidan en echar mano de una variada gama de sofismas.

El caso que nos convoca hoy es asaz interesante:

fontevecchia

Más allá de la profusión de sofismas (un verdadero record respecto de la relación  “mayor cantidad de falacias / menor cantidad de palabras”), cuyo tratamiento extendería este post más de lo planificado por este servidor, invito al lector a centrarse en la falacia principal que subyace a la digresión del mandamás (o “CEO”, para quienes prefieran estas siglejas de moda) de Editorial Perfil.

Según Fontevecchia, desde el gobierno nacional se ejerce el “Contraperiodismo” ya que se utilizan dineros  públicos para defender las propias posiciones y atacar a las voces críticas, realidad que constituye sólo una parte de la verdad…

¿Cuál es el timo que vela semejante razonamiento?

Muy sencillo.  El razonamiento de Fontevecchia, cuya fuerza y raigambre se asientan –como todo buen sofisma que se precie de tal- en una construcción discursiva guisada con algún ingrediente de verdad (léase: Desde medios estatales se defiende al gobierno y se critica a los monopolios),  elimina, de un plumazo, toda posibilidad de existencia de voces afines al gobierno, o consonantes  con algunas de las políticas implementadas por el mismo, y/o críticas de  los medios de comunicación concentrados,  que no encuentran otros canales de expresión de sus convicciones y opiniones sin posibilidad de censura alguna, más que los medios de comunicación estatales, y quienes no necesariamente son parte del “staff” gubernamental..

Lejos de contemplar la posibilidad de esta opción, el  razonamiento de Fontevecchia engloba a toda voz crítica de los medios monopólicos privados de comunicación en un todo concebido desde el gobierno para utilizar los medios de comunicación estatales a fin de “elogiarse a sí mismo y atacar adversarios”.

La lógica utilizada por Fontevecchia, además de falaz y poco democrática, es insultante y ofensiva para con estos profesionales de la palabra, ya que al no concebir siquiera su existencia los mete dentro de la bolsa de  voces “costeadas” con el objeto de apoyar al gobierno,  les quita la entidad de “periodistas” y, para colmo del ninguneo, los define como brazo ejecutor de una praxis tan vaga, imprecisa, y tornadiza, como el  “Contraperiodismo”

De esta sencilla pero eficaz manera, renombrados periodistas como Eduardo Alivertti (Jefe de una Cátedra de la UBA, por si alguien desconocía el dato), Pedro Brieger, o Victor Hugo Morales (por sólo mencionar algunos ejemplos de una extensa lista), además de perder la condición de “periodistas”, pasan a engrosar automáticamente las filas de los “rentados por el gobierno” para ejercer el “Contraperiodismo”.

Según sugiere don Jorge, entonces, el esquema comunicacional argentino actual se cristalizaría en la siguiente ecuación:

fnotevecchia 2

Algunas  preguntas:

¿No puede concebir, el amigo Fontevecchia, la existencia de personas que,  críticas de los medios de comunicación monopólicos por pura convicción, no  pretendan dinero o prebendas a cambio de negociar sus palabras?

¿No consigue admitir Fontevecchia, la existencia de personas que  sin pretender peculios o sinecuras a cambio apoyan  muchas de las políticas implementadas por el gobierno de Kirchner, sólo por pura persuasión personal?

¿No se puso a pensar Fontevecchia que, tal vez, muchas de estas gentes, profesionales de la palabra (tan profesionales como él y muchos otros) sólo encontraron canales reales para ejercer su derecho a la libre expresión dentro de los medios financiados por el Estado?

¿Dónde pretende Fontevecchia que estas personas ejerzan su derecho a la libertad de expresión?

¿En su casa?

¿En un blog?

¿En el bodegón de la esquina?

Y ya que a este cabecilla del periodismo independiente le preocupa tanto el destino de los dineros públicos, se me ocurren otras preguntillas:

¿Estaría dispuesto, don Fontevecchia (extiéndase como destinatario de la pregunta a todo directivo de medio de comunicación monopólico), a contratar periodistas que hablen del caso Noble Herrera, que elogien la nueva Ley de Medios, que tengan una mirada encomiástica  respecto de traspaso de los fondos de las AFJP al Estado,  que opinen sobre su pasado entroncado a la dictadura, y que, en definitiva, puedan constituirse como voces claramente (y no aparentemente) disonantes dentro de la consonante armonía del periodismo independiente con equivalente periodicidad con la que sus actuales empleados critican casi todo lo que hace o deja de hacer el gobierno de Kirchner?

¿Qué sería del tratamiento de estos temas si no existiera Canal 7, o algunos de los medios que tanto lo crispan al inefable Fontevecchia, pequeñas gotas de agua en medio de un desierto con pocos dueños?

Por poner algunos ejemplos:

¿Se hubiesen enterado, miles de personas, de los vehementes elogios que el relator para la libertad de expresión de la ONU, Frank La Rue, expresó el año pasado en referencia a la nueva ley de medios?

¿Se hubiesen puesto al corriente, estas personas, de que la SIP, presentada por el periodismo independiente como un organismo defensor de la libre expresión con imperio cuasi equivalente al de la ONU, es en realidad un apiñado de empresas privadas de comunicación que defienden, ante todo, el derecho de sus empresas a hacer negocios, “organismo” que, dicho sea de paso, calló (entre muchos otros criminales silencios) respecto de los ocho periodistas asesinados en Honduras desde que Zelaya fue derrocado a la fecha?

¿Se hubiesen anoticiado, algunos miembros parte del público,  de los pormenores del caso Noble Herrera ocultados sistemáticamente por los medios monopólicos de comunicación?

¿Por qué no apoya, este buen hombre, ya que el preocupa tanto el actual uso que hace el gobierno de los medios de comunicación públicos,  la efectiva aplicación de la Ley de Medios, ley que regula y restringe también a la actividad mediática estatal y abre la posibilidad de existencia de medios en los cuáles podrían trabajar, sin necesidad de ser financiados por el Estado, periodistas que hoy no tienen cabida en medios como los que el regentea?

Y la última y en mi opinión más preocupante cuestión…

¿Cuántas personas se habrán tragado este sapo urdido por don Jorge Fonteveccia?


Escribí tu comentario

, , Dino dijo

Después vengo con tiempo a leer el comentario.
Le tengo tanto asco a Fuentevieja que no puedo todo así de una.
Un apologista de la dictadura que armó un autosecuestro para dar vuelta su opinión cuando los milicos empezaban a caerse.
Si ya de joven era un bruto cretino, imaginense ahora.

, , Dino dijo

“profusión de sofismas (un verdadero record respecto de la relación “mayor cantidad de falacias / menor cantidad de palabras”

No pudiste caracterizar mejor el artículo de este “profesional de la mentira” como diría Valeria Lynch.

Las “algunas preguntas” sobre Fontevecchia puede extenderse hasta los bloggers mismos, encasillados en esa extrema versión (no se si por necedad o para sustentarte en ese “mar de falacias” como bien caracterizas).

Me puedo poner a mi mismo de ejemplo:
- Reniego de la falta de libertad de acción para los sindicatos que pretenden independizarse de la burocracia sindical, protegida por el Ministerio de Trabajo.
- De anuncios que luego el gobierno no cumple.
- De haber manipulado la llamada “reforma política” para llevar a los que se inclinarían por sectores minoritarios a su cauce.
- De haber cometido actos de corrupción via funcionarios sin poder transparentarse la trama que los sostenía.
Y puedo seguir la lista.
Pero como apoyo prosiga el gobierno en tanto se presenta como la única garantía real de que pueda profundizarse un modelo de inclusión y discusión de la renta hacia una lucha a condiciones de igualdad, dentro de un esquema acotado donde el capitalismo sigue sopesando su poderío.
Soy un “K”. Y punto.
Y viendo que la derecha mas fuertemente aún procurando un bruto mazazo proximamente.
Esto de: “Hay que bajar este gobierno y después vemos”, ya pasó en nuestra historia, con Perón, y así nos fue.
El purista Alfredo Palacios terminó de embajador de la Fusiladora.
Entonces, que desde Proyecto Sur, Alicia Argumedo haya “anunciado” que Cristina se iba a ir en helicóptero, que confianza me da?

Quienes dividen la cosa? Cómo se van a hacer los distraidos (una vez mas) cuando la reacción agarre la manija?

Finalmente, en un bloger puede triunfar su entripado, hasta sus buenas intenciones. Pero en tipos como Fontevecchia, que arrastran gente común, solo puede privar lo peor, hablando de intenciones.

Ellos dicen; “cuando el gobierno era amigo de los medios”.
Desde esa perspectiva, yo puedo decir: “cuando algunos medios eran amigos del gobierno”…
Y así siguiendo.

La realidad es que a todos nos convenía que se acumulara, porque en el vacío (absoluto vacío, no solo de guita) que dejaron; que mierda ibamos a poder hacer?
Pero cuando llega el momento de “discutir la renta”, que curioso?: se pudre todo.

Volviendo al personaje. No es más que un periodista mercenario y bastante berreta en contenidos su pasquín.
Después se enojan cuando le dicen: “golpista”. Que otro calificativo le cabe a este sujeto?

, , cosmocosme dijo

“Ellos dicen; “cuando el gobierno era amigo de los medios”.
Desde esa perspectiva, yo puedo decir: “cuando algunos medios eran amigos del gobierno”…”

Captaste perfectamente el meollo del post, Dino.
Además de la cantidad de falacias, Fontevecchia & resto están dando vuelta las significaciones a su antojo.

El razonamiento “El gobierno utiliza los medios del estado para el autobombo y para la crítica a la disidencia”

Puerde tranquilamente contrarrestarse con el razonamiento:

“Muchos periodistas censurados en los medios monopólicos sólo pueden decir lo que piensan en los medios del estado”

Y eso no quita las críticas que uno pueda tener, como por ejemplo respecto de la cuestión de la minería a cielo abierto o de la tibieza de algunas de las medidas inclusivas.

Creo que fué Perón el que dijo. “No es que yo sea bueno, lo que pasa es que los otros son peores”
Cierto profesor de historia que tuve, muy crítico de Perón, admitía que fue un tuerto en un país de ciegos.

, , Dino dijo

En este caso, Cosme:
Los otros son muy peores. Tanto que, mediocres como Fontevecchia les tienen que escribir el libreto.

, , cosmocosme dijo

Ni hablar Dino. Dentro de los peores, los hay “peores” y “PEORES”. Especialmente en lo que respecta a las formas.
De hecho, me indigna sobremanera comprobar que gozan de prestigio (y les sobra trabajo) tipos que -ideas políticas aparte- escriben lisa y llanamente mal mientras que otras plumas talentosísimas deben mendigar empleos.
El legajo escrito por Majul, “El Dueño”, es un ejemplo claro de esto que señalo; De hecho, te puedo nombrar, por lo menos, a diez bloggers (no periodistas conocidos: simplemente bloggers) que escriben mucho mejor que Luis Majul, cosa que no es para nada difícil, justo es mencionar.

, , Dino dijo

Esto es Grecia hoy, Cosme -te suenan los “piqueteros encapuchados” que tanto asustan a nuestra buena gente:
http://www.pts.org.ar/IMG/jpg/2008-12-09_215701.jpg

“Que barbaridad che; los pobres hoy no se quieren cagar de hambre con la cara al descubierto. Qué barbarie, esta gente, che”.

, , JASON MATT DAMON BOURNE dijo

1.
Observamos la asombrosa mutación de este blog. Pasamos del “caza racistas” al “media-traker”. Sin dudas una importante, aunque insuficiente, contribución al llamado del matrimonio Kirchner para dar batalla al “monopolio”. La adhesión total y final a la consigna de Nestor Kirchner impregna este blog de la misma manera que impregna las decenas de espacios k en internet.

Lo extraordinario es que los ejercicios de semiótica periodística esbozada por Cosmocosme aparecen sospechosamente tarde. ¿Porqué? Pues porque evidentemente no se le ocurrió nunca hacer esta tarea cuasi cotidiana (el numero de posts se ha incrementado notablemente, a razón de casi una cada dos o tres dias) cuando la prensa nacional era neutra o favorable al gobierno del matrimonio.

Cuando Clarin era socio del gobierno (2003-2007) y no publicó siquiera una tapa negativa a Cosmocosme no le preocupaba la semiología de medios. Tampoco cuando La Nación presentaba notas anodinas y neutras sobre las intenciones del matrimonio, o cuando Morales Solá le daba a sus lectores una luz de esperanza con su creencia (equivocada) de una Cristina más republicana y menos autoritaria que su marido.

Durante cinco largos años no hubo voces en contra. LA prensa era “amiga” y “socia”. Entonces “decían la verdad”, contaban el “verdadero relato”.

Hoy en cambio el monopolio ya no es amigo. Sigue siendo un monopolio. Solo que antes el monopolio decia “la verdad” y hoy dice “mentiras”. Nadie pensaba en “desmonopolizar” cuando el monopolio sacaba tapas favorables al matrimonio. Pero hoy que saca tapas en contra es urgente hacerlo.

El ataque semiológico de Cosmocosme viene en linea con programas como 678 y otros intentos mas humildes de escrutar casi enfermizamente la prensa para detectar como se “confunde y miente” a la población, que sin duda es inocente e ignorante.

Para desburrarlaa, tenemos a esta élite de sabios que, salidos de la Caverna de Platón, están en condiciones de ver la verdad del “relato” de la Señora. No es que la gente (un heterogéneo 70%) tenga conciencia propia de los errores del gobierno. Es que la prensa maldita los ha engañado. La dificil elección K en junio de 2009 tiene que ver con la “tergiversación del relato” más que con la realidad del país.

Cuando las cosas en el país iban sobre rieles, la prensa decía la verdad. No había necesidad de programas pagados por los impuestos públicos para defender la gestión K. Cosmocosme se dedicaba a cazar racistas mientras leía impávido los diarios, que ensalzaban el 8% de crecimiento anual. Pero de golpe todo cambia. Mucha gente se da cuenta que este gobierno es autoritario, confrontativo, divisionista, corrupto. La prensa lo empieza a reflejar. El público por primera vez empieza a desconfiar y a cansarse de tanta agresividad política. Y los viejos socios (K y Magnetto) se peleas quizás por razones inconfesables.

Y Nestor se convierte, de repente, en el paladín del antimonopolio y pretende desmonopolizar al principal agente mediático que tanto lo ayudó en su gestión. Business are business.

Lo sorprendente es que el matrimonio, quizás desde su alcoba, decide atacar a los medios. Porque como todos los autoritarios del mundo, saben que la prensa crítica es un peligro para el control social que pretenden. Entonces dan una o dos instrucciones, mueven los hilos, quizás sin levantarse de la cama. Quizás lo hacen mientras cuentan un dinero de alguna inversión inmobiliaria de retorno ilimitado. Del otro lado, una tropa de muchachitos muy bien predispuestos hacen de las ordenes del matrimonio una acción revolucionaria. De repente tienen un sentido para sus actividades. SE crean programas pagos con dineros públicos para hacer propaganda gubernamental. Se destinan millones en publicidad oficial para contar el “verdadero relato”. SE crea una nube de blogs, a los que Anibal Fernandez no duda en afirmar que el gobierno ayudará financieramente (¿de quién es la plata? ¿del matrimonio o de la gente?). Hay una legión de jóvenes dispuestos a llevar la orden del matrimonio enfurecido hasta las últimas consecuencias.

Cosmocosme decide finalmente que es un soldado en la cruzada contra la prensa “mentirosa”. Dedica parte de su tiempo a escudriñar esas portadas engañosas sin siquiera preguntarse si Telam, Pagina 12, El Argentino, Canal 7, Revista 23, Revista Debate, Canal Encuentro, no incurren en prácticas similares. Por supuesto, estos medios dicen “la verdad”, por lo que no hay que preocuparse. Tampoco le interesa indagar como el gobierno reparte la publicidad oficial o presiona a privados para que no publiquen en medios críticos. Algo que ya puede verse, en sus resultados, en el diario Crítica de la Argentina.
De alguna manera, Cosmocosme ha ingresado a un tipo de “guerrilla comunicacional” vernácula inspirada por el mismo gobierno. Claro que nadie podrá darle ese nombre porque esto no es Venezuela y terminaría espantando aún más a la clase media tan detestada. Pero las guerrillas se han hecho, la mayoría de las veces, por causas nobles, abiertas y populares. Hacer una guerrilla contra el monopolio Clarin sólo porque el Líder Nestor ahora lo ve como enemigo es patético. Implica la guerra personal de un señor medieval apoyado por una legión de esclavos morales que le hacen la cohorte. Muchos de ellos niegan su afiliación partidaria o ideológica con el Lider (se escudan en el cliché “es menos malo que la oposición”, como si eso fuera un argumento para defender el autoritarismo). Lo hacen por amor a la “verdad”. Una verdad que nos hacía felices cuando nadie criticaba nada y el país iba sobre ruedas, cuando el monopolio era amigo y los pocos que osaban denunciar al gobierno eran tildados de locos, solitarios o recalcitrantes.

El autoritarismo, cuando empieza a ceder, cree ver los males que lo cercan en la prensa. Tienen la visión elitista de los que creen que la gente es estúpida y hay un grupo selecto que pueden leer bajo el agua. Una pequeña pero resistente agrupación de sabios y elegidos que sabrán distinguir la prensa “mala” de la “buena”. La que dice “mentiras” y la que dice “verdades”. La que está con el “pueblo” y la que está contra éste.

El capricho de un lider, su ofuscación con sectores de la sociedad que no lo votaron o que sospechan de su “proyecto”. El capricho que encuentra eco favorable en sus seguidores más fanáticos. Fanáticos que hubo y habrá siempre como mano de obra de estos “esclarecidos” que “interpretan la voluntad del pueblo”, que “hablan por el”. No dudan en descalificar, alcahuetear, perseguir, demonizar y aislar a toda voz que consideren contraria al “proyecto”. Se crean tribunales simbólicos de ética y personas allegadas al poder pretenden dar lecciones de civismo. Se inflaman discursos donde la división de clases, la estupidez de la clase media, la sabiduría de los “humildes”, la verdad del proyecto nacional y popular son los ejes centrales. Se ataca a los periodistas que hasta hace pocos eran “amigos” y no se perdona la menor desviación de los camaradas. Surge la paranoia de la traición a cada paso. Y todos se radicalizan, se fanatizan para demostrar la fidelidad. Incluso de aquellos que juran (como si hiciera falta) que no son kirchneristas.

Y así transcurre la vida política de estas personas. Porque desde su puesto, como Cosmocosme, hacen política. Hacen su aporte a la pequeña revolución que les ha encomendado el líder. Un líder que está para otras cosas por supuesto. Un líder que de revoluciones sabe poco y nada. Ya se sabe que las revoluciones no hacen mas que molestar a los usureros, que necesitan de la estabilidad como el hombre necesita el agua.

, , cosmocosme dijo

Similares tecnócratas, mismas ideas, parecidas políticas pero, hay que decirlo, peor descalabro; Grecia, por ser miembro parte de la Unión Europea, no puede devaluar para salir de la crisis.

¿Qué van a hacer los pobres griegos con esta bomba que ya estalló?

No se sabe a ciencia cierta las proporciones que puede llegar a adquirir esta catástrofe.

Realmente; Sigo sin entender de dónde sacan el caradurismo para seguir proponiendo las mismas recetas Hayekianas y Milton Friedmanísticas, brebajes cicutescos que terminan ahorcando a los países que no tienen el suficiente resto para plantarse a negociar.

No puedo entenderlo.

P.D: El amigo Jason Bourne está que trina ya que según él, lo censuré (sólo por pedirle -varias veces- que no entorpezca la comunicación posteando con varios nicks), y está repartiendo insultos para todos lados, misivas que conservo en la bandeja de “spam” dentro del panel de control de mi blog y que te tienen a vos también, Dino, como destinatario.
Predecible el muchacho.
Yo no sé por qué no se abre un blog y escupe a sus anchas todo su odio.
Digno de un personaje del programa “Hasta Cuando”, de Capussotto, que chapurrea casí como un lorito:

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡K, K, montoneross K, KKK ,K KKK ,K Kaka, KKK, KKKKK, KAKISTA MONTONERO, K, K ,K K,K,K, KAKA MONTONERO, KAKISTA”, montoneross K, KKK ,K KKK ,K Kaka, KKK, KKKKK, KAKISTA MONTONERO, K, K ,K K,K,K, KAKA MONTONERO, montoneross K, KKK ,K KKK ,K Kaka, KKK, KKKKK, KAKISTA MONTONERO, K, K ,K K,K,K, KAKA MONTONERO RENUNCIE!!!!!”

, , Dino dijo

Arriba te lo dije Cosme:

“Me puedo poner a mi mismo de ejemplo:
- Reniego de la falta de libertad de acción para los sindicatos que pretenden independizarse de la burocracia sindical, protegida por el Ministerio de Trabajo.
- De anuncios que luego el gobierno no cumple.
- De haber manipulado la llamada “reforma política” para llevar a los que se inclinarían por sectores minoritarios a su cauce.
- De haber cometido actos de corrupción via funcionarios sin poder transparentarse la trama que los sostenía.
Y puedo seguir la lista.
Pero como apoyo prosiga el gobierno en tanto se presenta como la única garantía real de que pueda profundizarse un modelo de inclusión y discusión de la renta hacia una lucha a condiciones de igualdad, dentro de un esquema acotado donde el capitalismo sigue sopesando su poderío”.

Todo eso no importa.
UNO ES UN “K”.

Para que matarte explicando entonces?
A ellos les viene bien encasillarte ahí? qué me importa! Desde cuando me importa esta gente que lo único que hicieron siempre fue hundir a los trabajadores.
Lo de estos tipos es puro resentimiento. Cuando gobiernan están a sus anchas, destrozan todo y si sobreviene un gobierno; poco o mucho “populista”, se las dan de: “cristalinos republicanos salvadores de la Patria”.

Como toda mi vida para estos tipos fui un “zurdo de mierda”; te digo que esto del “consenso” con ellos sí que es un verso viejo.

, , cosmocosme dijo

Jason Bourne:

Veo que recapacitaste.
Así me gusta.
Aprendiendo a convivir y a respetar la comunicación del resto.

Por eso, publico el post que escribiste con el nick “JASON MATT DAMON BOURNE” ya que el mismo, pese a que no es idéntico a “Jason Bourne” te identifica claramente.

¿Te das cuenta que así se ordena el debate?

¿Te das cuenta que ayuda a la fluidez de la comunicación saber quien dijo tal o cuál cosa?

¿Te das cuenta que no estoy censurando contenidos sino que simplemente elimino los comentarios de quienes, posteando con diferentes nicks, interfieren con la libertad de expresión del resto?

Ahora, por ejemplo, podemos saber que es Jason Bourne quien está escribiendo agravios, peticiones de principio, y falacias ad hominem a granel.

Espero que la “buena letra” te dure, aunque sea, para seguir posteando agravios y falacias hasta el hartazgo, por más que tus sofismas no tengan el nivel de complejidad que los escritos, por ejemplo, por Jorge Fontevechia, por cierto.

, , cosmocosme dijo


Una sola cosilla…

Ehh… Ejem, ejem…

Difícilmente Cosmocosme podría haber hablado por estos espacios virtuales antes del 2007 ya que el creador (o sea, Yo) se desayunó de la posibilidad de participar en los mismos durante ese año y no antes.
Para ser más preciso, la primera incursión de Cosmocosme en los medios virtuales fue en La Nación, el 30-06-2007, a las 12:43 (comentario 272 de la página) cosa que se puede verificar clickeando acá, momento que recuerdo con la facilidad y la intensidad con las que, por lo general, se recuerdan todas las primeras veces que uno hace algo.
A quien encuentre un posteo de Cosmocosme anterior a esa fecha, le doy un premio.

Pero bueno…

Agraviar, mentir, e insultar anónimamente aparentemente es gratis y Jason Bourne parece un especialista en este tipo de métodos que parecen tener un sólo objetivo: La falacia ad hominem. Vale decir, esa praxis discursiva que consiste en descalificar al expositor (en este caso, Yo) para que dicha descalificación tiña y deslegitime las ideas que expone, ideas que resultan imposibles de rebatir al practicante de dicho sofisma.

Truco viejo, y tan usado.

Por este motivo, dejaré de hablar de “Cosmocosme” en este preciso instante ya que hacerlo significaría entrar a jugar en una cancha sofisteril trazada por este tipo de gente (cosa que hice conscienemente en el pasado, por pura diversión, nomás); Personas que se encuentran impotentes a la hora de intercambiar y debatir ideas.

Vamos a hacer una cosa, Jason Bourne.
¿Querés saber si soy un ciber ñoqui K?
Bueno.
Tenés razón; Soy un ciber rentado K que cobra u$s300 la hora para ejercer, desde este blog que es visitado por millones de personas a diario, el terrorismo comunicacional con el fin de hacer lobby para instalar en el país una dictadura nazi-maoisto-hegeliano- bolivariana.

¿Contento?

Listo. Ahora que ya sabés la oscura verdad oculta detrás del infantil avatar de Cosmocosme, ponete a discutir ideas.

¿Podés?

P.D: Aprovechá que dentro de poco, muy poco tiempo, voy a abandonar nuevamente el blog; Aníbal está haciendo algunos recortes…
Eso sí… No se de que voy a vivir; ¡300 dólares la hora a cambio de un post diario y algunos comentarios aquí y allí! ¿Dónde voy a conseguir retribución similar?

P.D2: Si sabés de algún postor (de derecha o izquierda, no importa) que necesite de mi esgrima discursiva y pague más o menos esa cifra, chiflá. Una mano lava a la otra., y las dos lavan la cara, reza el viejo proverbio…

, , Martín dijo

Coma va eso Cosme? Hace bastante que no paso por acá y por lo visto todo sigue igual…..
Siguen defendiendo lo indefendible, siguen insultando, siguen desviando el foco hacia tu oersona, discusión que que a nadie le importa, siguen intentando descalificarte para descalificar lo que decís por propiedad transitiva.
Nunca una idea.
Siempre la descalificación y el insulto.
Como si lo que vos fueras o dejes de ser invalidara las ideas que expones.
Creo que te lo había dicho pero lo reitero. Hiciste muy pero muy bien en poner un límite, aunque sea mínimo, a esta gente.
Postear con diferentes nicks no tiene otra explicación que pretender confundir los tantos.
Te mando un abrazo Cosme.

, , Rocco dijo

Cosme, dos preguntas: ¿Por qué Bourne extraña tanto tu función de “caza racistas”?
¿Por qué no me invitaste a la guerrilla comunicacional de la que formás parte? Batime la precisa.
Saludos,
Rocco (no Siffredi)

, , cosmocosme dijo

Martín: Una suerte de deja-vú ad infinitum, los muchachos (”él” muchacho, para ser más exacto)…

Un abrazo.

Rocco (menos mal que no es Sifreddi; Ya me estaba asustando…):

1) Buena pregunta aunque, en realidad, las funciones “caza-racistas” y “desenmasacara-periodistas independientes” están mucho más ligadas y tienen mucho más que ver entre sí de lo que el amigo Bourne supone…

2) No Rocco. No obstante la estima que le tengo, debo decirle que laburo es laburo y yo trato de acaparar todo.
Ya ve… Dentro de poco Anibal dejará de pagarme los trescientos dólares la hora que me viene girando y deberé abandonar nuevamente el blog…

, , Rocco dijo

Dejando de lado la aclaración gramsciana que te hice en otra oportunidad,cambiamos en el discurso de Fontevecchia la palabra periodismo por la palabra hegemonía, y está todo dicho respecto del estado de la situación en la que estamos. De todos modos que este hombre pretenda definir lo que es periodismo y lo que no, es por lo menos un colmo, excede toda previsión, diría Roland.

Frente a tus respuestas Cosme, veo que no pego una. Una vez que encuentro a uno que tiene acceso a la torta no quiere repartirla. Lo de Anibal es inadmisible, tenía razón Amalia Granata. Igual no está mal lo que cobrás para ser free lance.
Hablando en serio, otra cosa. Debido a este inconveniente que tengo con esta página, he estado circulando por otras redes. El nivel de racismo y nazi-fascismo que hay es realmente abrumador, lo que me genera una profunda apatía para ingresar en cualquier debate sobre cuestiones político-sociales, y más aún para retomar mi actividad blogueril si es que en algún momento la tuve.
De manera que te sigo leyendo en la medida que pueda y hasta que abandones el terrorismo comunicacional.
No le temas a Siffredi porque tanto él como quien te escribe somos cosmonianos de la primera hora, y fieles seguidores. Espero la suma de dinero que me corresponde por esto.
Saludos!

, , cosmocosme dijo

Jajajaa!!! No es que le tema a Sifreddi pero, ¿qué quiere que le diga? De estar el hombre merodeando, tenga por seguro que no me agacharía a buscar las llaves…

Volviendo a asuntos más serios, Rocco. Si.
Tiene Ud. razón.
El nivel que Ud. menciona es tal y como lo describe. Y lamentablemente esa apatía es inevitable.

Dentro de poquito deberé abandonar el blog una vez más, por cuestiones asociadas a mis múltiples obligaciones, pero… Sinceramente, más allá de mis deberes, cada vez que vuelvo tengo menos ganas de intervenir y más ganas de desentenderme completamente de este asunto.

Nazis por doquier, es verdad, pero también tilingos “de centro”, caza-zonzos dispuestos a no dejar pasar una (de esos que, al decir de Dolina, “quieren tocar todas las pelotas, las que les pasan, y las que no les pasan”) y hacen de todo una charada, no siempre de buena calidad y, por lo general, a expensas del prójimo, nadies que hablan de nadas, mediocres amanuenses con ínfulas de grandes escritores, cierta izquierda “cool” y ningunera que nunca falta, otra izquierda “aséptica” y cómoda, otra “izquierda” más también (duele pero así es) bastante tilinga, y otros especímenes por el estilo, vienen socavando, poco a poco, mi ánimo bloguerístico cada vez más raleado…

Creo que de mi paso por estos parajes, me puedo llevar tres o cuatro blogs que valen la pena. No más que eso.
Cinco, con furia y mucho viento de cola.
Ni hablar del socialdawiniano que tiene el tupé de tildar de fascista a los demás mientras apoya la racista idea de que la biología determina el lugar que ocupará un ser humano en la pirámide social.
Ese ya no tiene remedio.
Que se yo..
Estoy de mal humor.

Le mando un abrazo!