Posts etiquetados como ‘poemas marta juarez’

Corazon de Chaguar, análisis de Maria Cristina Moyano

por María Cristina Moyano

Marta Juarez en su libro de poemas Corazón de Chaguar, nos expone un cosmo tan nuestro, sin embargo, tan ignorado. el yo creador observa, siente y percibe en sus venas las vivencias de su tierra y la realidad circundante de sus habitantes y  sus secuelas. Corazón de Chaguar, nombre del libro hace referencia a la planta, salvaje, autóctona del chaco salteño, dura planta con su verde y espinoso cuerpo, nos cuenta orgullosa de su valor e importancia para el hombre: “La chaguar, planta salvaje soy,- montaraz, mujer del mataco…” no sufre los golpes que recibe para ser hábilmente trabajada. Digna representante de su zona que cuenta ya, con múltiples cicatrices.

Tapa del libro Corazón de Chaguar de Marta JuarezTapa del libro Corazón de Chaguar de Marta Juarez

Dividida en cuatro partes una más rica que otra, ésta antología nos impregna verso a verso, estrofa a estrofa, a través, de una libertad métrica y singular personificación de los sentires del hombre y la naturaleza, nos llegan voces fuertemente sonoras, nos habla la vegetación: “ …Soy el tártago del alma que canta- el canto sideral de las culturas/ forjadas a la luz de las gargantas/ criolla y nativa de la Madre Natura…/”. Presente están el Algarrobo, el Yuchán y el árbol mismo con su canto y  la indiscutible importancia de su existir, víctima de la desenfrenada ambición del hombre, nos habla el río bueno y su horroroso destino.
Gran servidora de la antropología, Marta Juárez nos conduce a la profunda voz del aborigen, raza pura, fuerte, tenaz, centinela de su tierra, tantas veces usurpada: Ava Guaraníes, Wichís- Matacos, Chaguancos, Chané, hacen sentir el acelerado tronar de su corazones, repercuten no en son de guerra, sino, en el ancestral grito de Libertad, en este lugar nos encontraron, y aquí permaneceremos eternamente. Himnos, oraciones, coplas se elevan en un solo clamor al alimento: “…Maíz, tú eres el firme fundamento / de la cultura de los Guaraní. /Del sol tomaste el mandamiento para servir…”,a la Chicha o Kanguí: “…Masca que masca tu boca chichera / Tritura tristezas, maíz machacado, / Ollas, dolor chasmuscado…/”. No están ausentes la manos laboriosas y sufridas de las alfareras Chané, los personajes mitológicos : “ Tokwaj inventor travieso,/ mitad dios, mitad hombre y bestia…/ …Y taimado Tokwaj muy apurado/ a hombres y mujeres dones repartía…/…Pillo Tokwaj, / ¿No sabías al final acaso?…¿ O pícaro preferiste callar la profecía, / que un día hombres de la mar vendrían / y convertirían tu obra en fracaso?…”; la Pachamama, se presenta venerada, adorada: “…¡ Santa Madre Tierra,/ bendita Pachamama…/”.
Comprometida con su pueblo,  y con “su patria célebre de Tartagal,” Marta nos ofrece un libro rico en ilustraciones que reflejan y completan el mensaje que nos dejan diversos tropos, y un constante fluir de mágicas y bellas metáforas pero, no por ello menos crueles; nos duele la finitud del hombre ornamentada con la indiferencia ante circunstancias terribles que vivieron los hermanos Tartagalenses y que vive la sociedad toda. Gran observadora,  sus variadas estrofas, envueltas algunas con agudo tono irónico nos dice: en Argentina Bicentenaria :”…¿Dónde perdió su trono la noble igualdad?/¿Por qué no se oye ruido de rotas cadenas,/ ni el antiguo fervor patrio en las venas?…/ “ …Vi sobre tu cuerpo de vaca flaca/ insectos roer tus huesos, Patria tu entraña / y un festín de cuervos carroñeros /  degustando su atracón con champaña…/”. No esta ausente aquel gris y oscuro período de Dictadura Militar, superando todas las mal olientes miserias humanas, reduciendo nuestro ser hasta hacerlo desaparecer.
Finalmente el corazón de Chaguar se despoja de sus espinas, y nos brinda un corazón sumamente sensible y con las puertas abiertas al Amor, se derrumba la coraza y aparece la niña que tan celosamente guardaba, permitiéndole que ella juegue con sus retoños, y tiempo más tarde con los retoños de sus retoños. Luego, ya mujer le canta al Amor, en su mágica y sublime expresión como lo es el amor en memoria de su Madre, en “ Música de tus manos”: “!Madre,/ ¿ Qué son las cosas sin tus manos? / ¡Vida dan tus manos cuando / se posan mariposas en las cosas¡…”/;  ante la partida de un amigo nos dice: “…Dime donde pongo tu recuerdo/ que su llama en la llaga no arda tanto/”.Le escribe al amor en si, al amor eterno,  al amigo, al  Hijo, a la Espera, al Dolor. La naturaleza toda esta presente en las letras de Marta Juarez.  “ Corazón de Chaguar “ es la plena manifestación de la chispa que despertó en ella Pablo Neruda para culminar en un volcán en erosión a través de los tiempos con Walt Whitman.

MARIA CRISTINA MOYANO